El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Cuál es el mejor momento para aprender a tocar la guitarra?

Por Coral el 01/07/2016 Blog > Música > Guitarra > Aprender a Tocar la Guitarra a Cualquier Edad: Es Posible
Índice

La guitarra es un instrumento extremadamente popular que tiene éxito entre todas las generaciones.

¿Pero cuándo empezar a tocar la guitarra?

Sea cual sea tu edad, tu actividad y tu condición social, la guitarra forma parte de la música que escuchas.

Aprender a tocar la guitarra está por tanto al alcance de todos.

El sonido de la guitarra nos acuna a todos desde nuestra más tierna infancia

Desde la infancia hasta la adolescencia, es una práctica musical que fascina, que hace que uno se interrogue y que da ganas: tenemos ganas de interpretar a nuestra manera nuestros temas favoritos, tenemos ganas de imitar a los mejores guitarristas como Jimmy Hendrix, Slash e los ex Guns’n’Roses o Mark Knopfler, Jimmy Page del grupo Led Zeppelin o David Gilmour de Pink Floyd.

Todos estos gigantes de la música nos han hecho soñar, nos han mostrado que cada uno es capaz de hacer prodigios con la guitarra, de transmitir emociones, de contar una historia.

Evidentemente, como un eco a su propia historia, nosotros tenemos ganas también de hacer lo mismo.

Pero ¿la guitarra está reservada a los niños y a los adolescentes? ¿A partir de qué edad podemos empezar a tocar la guitarra? ¿Hay que esperar a conocer las bases del solfeo? ¿Cuándo practicar? ¿Y cuándo podemos empezar las clases de guitarra?

La edad no tiene importancia para tocar la guitarra

La respuesta es clara: no hay edad para tocar la guitarra, ya sea como aficionado o con fines profesionales.

Si estás motivado, si tienes ganas y deseas tocar la guitarra, entonces es el buen momento.

A partir de ahora, nada te detendrá, nada se opondrá a tu motivación de tocar como tú quieres este instrumento.

Solo el tiempo de aprendizaje variará en función de tu motivación.

Nunca es tarde para aprender guitarra ¡No hay edad para empezar a tocar la guitarra!

Evidentemente, un niño o un adolescente tendrán más capacidad de memorización y les resultará mucho más fácil que a un adulto aprender una segunda lengua, como es el lenguaje musical.

Con las notas, el solfeo, los ritmos, su vocabulario específico, el universo de la música y en concreto el de la guitarra, es un nuevo mundo que aprender.

¿A qué edad pueden empezar los niños a tocar la guitarra?

Aunque no tengas que aprendértelo todo de memoria, existen dos funciones a tener en cuenta para tocar la guitarra, la realización y la coordinación de los principales acordes.

Hay que esperar por lo menos a la edad de 6 ó 7 años para poder posicionar los dedos correctamente en el mástil y enlazar los primeros acordes.

Después, hay que saber que aprender y tocar la guitarra lleva tiempo, nada se hace de un día para otro. Como para cualquier aprendizaje, hay que dedicarle tiempo, pasar horas a la guitarra para sacarle los sonidos que sueñas con escuchar.

Aprender a tocar la guitarra es una excelente actividad extra escolar

La guitarra es un excelente aprendizaje para los niños Los más jóvenes pueden comenzar muy pronto a tocar la guitarra.

Los pequeños músicos deben poder concentrarse un mínimo, unos 20 minutos al día; así, la madurez del niño tendrá un papel importante en su aprendizaje.

Partiendo de esta base, una parte del tiempo libre se consagrará a la práctica de la guitarra: si un niño no tiene suficiente libertad durante su tiempo libre para jugar, puede cerrarse en banda ante el aprendizaje de la guitarra y rechazar en bloque el instrumento si se siente forzado.

La guitarra se considera una excelente actividad extra escolar para los niños: permite liberar al niño de ciertas tensiones acumuladas en la escuela, le ofrece la oportunidad de intercambiar con otros niños distintos a los de su entorno habitual (escuela/familia/amigos).

La guitarra es un instrumento bastante fácil de practicar y los niños se sorprenden a menudo al descubrir que pueden interpretar sus primeras piezas muy rápidamente. Un profesor de guitarra está en medida de acompañar a los más jóvenes en su descubrimiento del instrumento y de las clases de guitarra.

Sea cual sea el estilo (rock, blues, country, jazz o clásica), el repertorio es variado y muy rico, lo que va a favorecer la apertura de miras en el niño, permitirle expandir su horizonte cultural y musical hacia sonidos que no habría imaginado descubrir.

Todo este descubrimiento solo es posible si el niño lo desea, evidentemente: aprender a tocar la guitarra corresponde a la voluntad del niño y no a la de los padres.

Para adolescentes y adultos

Mientras que es generalmente hacia la adolescencia que se decide aprender a tocar la guitarra -es por tanto un excelente medio de expresión, para transmitir lo que se siente-, no es raro ver a adultos e incluso a personas de avanzada edad con ganas de comenzar con la guitarra.

Las razones son múltiples: algunos no lo habían pensado, otros han soñado siempre con ponerse pero nunca han dado el paso y hay quienes tienen una vida profesional tan ocupada que no es hasta ahora que han decidido pensar un poco en ellos y darse un placer.

Sea cual sea la razón, la proporción de adultos que empiezan con la guitarra está en constante progresión.

Otras razones más técnicas explican también porqué los adolescentes y los adultos se lanzan a esta aventura musical: en efecto, incluso si los niños retienen más fácilmente las bases de la música, el lado técnico es más difícil para ellos.

Saber enlazar los acordes, conseguir separar los dedos sobre el diapasón, variar la rítmica con la mano izquierda, variar entre tocar con la púa y los dedos con la mano derecha, tantas cosas que pueden resultar difíciles para unas manos pequeñas.

Para los adultos, es más fácil, el esfuerzo físico es menor.

El despertar musical

Si deseas que tu hijo descubra la guitarra lo antes posible, ¿por qué no iniciarle al despertar musical?

Aprender a tocar la guitarra requiere mucha madurez, tanto en el plano fisiológico como mental, así como disciplina.

La música y la práctica de la guitarra deben ir siempre respaldadas por el placer.

Si el niño se bloquea, la experiencia se vuelve rápidamente negativa y hay pocas probabilidades de que vuelva a la guitarra más adelante.

El despertar musical es una excelente alternativa para ver si el niño está preparado: se empieza en casa, donde los padres adoptan el papel de iniciadores integrando ambientes musicales, haciéndole descubrir diferentes sonidos, diferentes universos musicales (músicas del mundo, canciones infantiles, música clásica, blues, etc.).

El niño puede probar después algunos instrumentos y el adulto podrá comprobar si el niño muestra interés por la música: ¿canta? ¿Baila? ¿Simula tocar un instrumento, la guitarra en este caso?

Algunas pistas que puede que le lleven a un auténtico aprendizaje de este instrumento.

Una guitarra para cada edad

A menudo, los profesionales de la guitarra, aquellos que enseñan en las escuelas de música, en las asociaciones, en los centros culturales o incluso los profesores independientes, escuchan la misma pregunta: ¿a qué edad comenzar la guitarra? ¿Mi hijo de 8 años puede empezar? ¿Debería esperar a ser adolescente?

Aunque niño de 7 años tenga la capacidad de aprender a tocar la guitarra, así como una formación musical (es en efecto en este periodo cuando se efectúa el aprendizaje de la lectura y la escritura), es un hecho que el instrumento requiere mucho esfuerzo.

Para arrancarle bellos sonidos, hay que saber manejar la guitarra.

Es un instrumento que requiero un mínimo de fuerza en los dedos para mantener la presión en las cuerdas al nivel de la mano izquierda y que requiere igualmente elasticidad para tocar los diferentes ritmos y notas con la mano derecha.

La edad es importante para la elección de la guitarra (talla y longitud de las cuerdas)

Para 4-6 años, se recomienda una guitarra ¼ con una longitud de cuerdas de 40 cm.

Para 7-8 años, una guitarra ½ (semi guitarra) con 48 cm de cuerdas es suficiente.

Para 8-10 años, la guitarra ¾ es perfecta.

Y para los más de 11 años, así como para los adolescentes y adultos, una guitarra entera (4/4) es ideal, la longitud de las cuerdas llega a los 65 cm.

Siempre es posible alquilar una guitarra si el niño no está seguro de su elección. El alquiler está en torno a los 15 € al mes con un depósito de 70 € de media.

Para aquellos que quieran comprar una, los precios más bajos rondan los 100 €, pero para tener una guitarra que resuene bien, que sea en madera maciza, hay que contar 200 € como mínimo y pueden llegar hasta los 500 €.

Más allá, son los conocedores y los apasionados a quienes concierne. Elegir la talla de tu guitarra es esencial.

En conclusión, no hay realmente una edad para aprender a tocar la guitarra

Ya lo vemos, no hay realmente una edad precisa para aprender a tocar la guitarra: si te han sensibilizado desde tu infancia, la música forma ya parte de tu universo y las soluciones para que los más pequeños comiencen existen.

Para los adolescentes y los adultos, no hay ninguna barrera a esta pasión: antes al contrario, si estás motivado, si eres riguroso, atento y disciplinado, no hay edad para aprender a tocar.

Para aquellos que quieren asegurarse de que están preparados a lanzarse a esta formidable aventura que es el aprendizaje de la guitarra, hay que saber que las escuelas musicales, las asociaciones y los centros culturales ofrecen regularmente sesiones informativas y de presentación de instrumentos como la guitarra, organizadas por los mismos alumnos.

Estas reuniones permiten aproximarse realmente a una guitarra, interrogar a los profesores particulares, ver y escuchar a otros aprendices de guitarra.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...
Coral
Soy traductora y profesora de idiomas. Me encanta viajar, leer, ver series y documentales.