Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte
Compartir

Aprender chino divirtiéndose

Por Raquel, publicado el 15/05/2017 Blog > Idiomas > Chino > Aprender Chino con Vídeos

Seguro que si a más de uno le dicen hace diez o veinte años que podría haber aprendido un idioma desde la comodidad de su cama, se lo habría tomado a broma. Sin embargo, los tutoriales y los recursos web nos permiten hoy en día hacer precisamente eso. Estupendo, ¿verdad?

La aparición de internet, las aplicaciones móviles, las herramientas digitales, así como el sistema de educación en general están evolucionando como si de un Pokémon se tratase.

Así, aunque no nos despidamos de los métodos más tradicionales, sabemos que tenemos la oportunidad de variar nuestros recursos y reforzar nuestro aprendizaje de chino con soportes como vídeos online.

Dejad de buscar en Google cosas como «aprender chino» y descubrid el maravilloso mundo del aprendizaje en vídeo.

Vídeos de YouTube y canales de aprendizaje de mandarín

«Conocer nuestra propia ignorancia es lo mejor de nuestro conocimiento», proverbio chino.

El número de caracteres de las palabras varía. Una palabra puede estar compuesta de uno o varios caracteres.

El aprendizaje de una lengua suele concebirse como un camino lleno de obstáculos, como la conjugación, la gramática, la pronunciación, etc. Por eso, tendemos a imaginar que un idioma tan alejado del nuestro como es el chino mandarín resultará mucho más difícil de aprender que otras lenguas más cercanas, como las romances. Por eso, nos desmotivamos en seguida. No obstante, cuando nos damos cuenta de que podemos aprender chino con una aplicación, un vídeo o una página web enseguida nos damos cuenta de que el proceso puede ser de lo más divertido e interesante.

Por eso, podemos decir que YouTube actúa en cierto modo como una versión moderna de los libros de texto de antaño, que todavía siguen siendo muy útiles. Hay muchísimos canales de aprendizaje de chino mandarín que responden directamente a las necesidades de los estudiantes, sedientos de conocimientos de la lengua de Sun Tzu. Desde clases de iniciación al aprendizaje de ideogramas y caracteres chinos, estos vídeos os permitirán formaros de manera gratuita a vuestro propio ritmo.

Para preparar un examen, perfeccionar vuestro nivel de comprensión oral o escrita o por simple curiosidad, podéis utilizar estos recursos de la manera que creáis más conveniente. Muchos de estos vídeos han sido diseñados por institutos de chino, escuelas de idiomas, grupos de e-learning (o «aprendizaje en línea»), por lo que son perfectos para aprender. Además, os brindan la posibilidad de interactuar con comentarios y así complementar vuestro aprendizaje.

Si queréis aprender chino con YouTube, echadle un vistazo a canales como el de Dani Wang, Time for Excellence o Dímelo en Chino.

Películas en VO o VOSE

Otra de las herramientas imprescindibles en el aprendizaje de un idoma extranjero son las películas en versión original (VO) o en versión original subtitulada al español (VOSE): un elemento clave en vuestro camino hacia el perfeccionamiento del chino mandarín.

Del mismo modo que leer un libro os puede permitir mejorar vuestra ortografía, vuestra sintaxis o vuestro estilo de escritura, las películas en chino (a poder ser con subtítulos en mandarín estándar) os beneficiarán enormemente en:

  • la comprensión oral,
  • la pronunciación
  • y el vuestro dominio del idioma en general (uso de expresiones, vocabulario, gramática…).

Las películas os permiten estar concentrados durante unas dos horas, aproximadamente, en escuchar los distintos tonos, las palabras y las frases para entender el argumento general y seguir el hilo del largometraje.

El HSK es parecido al IELTS. ¿El HSK equivale al IELTS?

Eso sí, tened en cuenta que apresuraros hacia las plataformas de streaming puede resultar abrumador si todavía no tenéis un dominio básico del idioma. Pensad bien si este método os va a ayudar o va a servir, por el contrario, para desanimaros por completo.

Hong-Kong es una de las mayores plataformas de producción cinematográfica de China y, en esta ciudad (dominada antiguamente por los ingleses) se suele hablar cantonés. Así, puede ser que os encontréis que la mayoría de películas chinas conocidas estén en cantonés, lo que no os servirá si lo que queréis es aprender mandarín. Así que tened cuidado con vuestras búsquedas.

Pero no os preocupéis: cada vez son más los largometrajes grabados por completo en mandarín, hasta tal punto que parece que ni la Gran Muralla será capaz de frenar su internacionalización.

Los realizadores y guionistas chinos tienen mucha creatividad y ofrecen una gran variedad de temas que debería satisfacer a los aficionados de todos los géneros cinematográficos.

Algunos ejemplos clásicos de la gran pantalla:

  • El último lobo 图腾 (2015): basada en una novela de la literatura china, esta película franco-china aborda la historia de un hombre en contacto con la naturaleza; es como una epopeya histórica.
  • Dragon (Wu Xia): esta película con fondo histórico narra la historia de unos guerreros que se enfrentan y luchan. Ideal para potenciar la motivación.
  • Lost In Thailand: una película al más estilo Resacón en las Vegas al estilo chino. Los diálogos en mandarín son muy acelerados, así que ya podéis os servirá para poner a prueba vuestro nivel de comprensión.

Dibujos animados en chino

Cada generación crece acompañada de unos dibujos animados. Ya sea un sábado por la mañana, en redifusión en una cadena por cable, a la hora de la merienda o en el cine, cada dibujo animado ha marcado una época. Nos han hecho llorar y reír y nos traen recuerdos de nuestra más tierna infancia.

¿Hay páginas web completamente gratuitas? ¿Hay que pagar para acceder a los recursos completos de las páginas web?

Aunque en occidente hemos crecido con muchos dibujos animados de Japón, en China también se han hecho dibujos animados de gran calidad que no tienen nada que envidiar a los Caballeros del Zodiaco o Nicky Larson.

No importa si el mandarín utilizado en los dibujos animados para niños responde al lenguaje estándar que usan los adultos en China. Al fin y al cabo, los dibujos son un medio más bien lúdico y pedagógico que sirve para mejorar la pronunciación, la comprensión y el conocimiento de los caracteres chinos.

En China, la mayoría de los dibujos animados y las emisiones televisivas en general cuentan con subtítulos en mandarín estándar (el idioma oficial de China desde 1956) porque la población que vive en el país suele hablar otros idiomas y dialectos, como el cantonés.

El mandarín estándar, considerada la «lengua de la televisión», constituye la base común de una lengua escrita que en realidad solo hablan 800 millones de personas. ¡Y eso en China es poco!

Además, China, orgullosa de su cultura y sabiendo la influencia de los dibujos animados para las nuevas generaciones, ha prohibido más de 29 animes japoneses argumentando que son violentos, tienen un carácter sexual o incitan al terrorismo. Por eso en China hay un gran número de cadenas locales. Esa es la prioridad de las grandes producciones chinas.

Estos son algunos de los dibujos animados chinos de mayor éxito:

  • Viaje al oeste (西游): el clásico chino que inspiró Dragon Ball.
  • The King of Tibetan Antelope.
  • Tian Yan Chuan Qi.
  • Monkey King: Hero is Back.
  • Mr Black: Green Star.
  • Ling et Tao.
  • Sparkling Red Star (闪闪的红星 孩子的天空).

Nota: Los dibujos animados rusos como «Masha y Michka» también tienen mucha acogida en China. Aunque parezca que se debe únicamente al gran intercambio cultural entre los dos países comunistas, los expertos creen que se debe más bien al escenario político tan inestable de nuestros días.

Series de televisión chinas

En cuanto nos referimos a la influencia cultural de China o Japón sobre Occidente, los economistas utilizan el término «soft power», entendido como «poder ligero». Así, China, sin imponerla necesariamente, ha ido llevando su riqueza cultural milenaria a todo aquel que quiera verla o estudiarla.

Desde el punto de vista televisivo, China produce cada año miles de series (más de 30 000 episodios anuales, es decir, la mayor producción mundial) muy apreciadas por sus ciudadanos y sus vecinos de la región asiática, aunque no suscitan mucho el interés de Occidente.

Estas series de televisión y sagas producidas en China y completamente desconocidas en España generan una audiencia de decenas de millones de telespectadores.

El aprendizaje multimedia tiene muchos beneficios. El aprendizaje con recursos multimedia puede ser mucho más fructífero.

Abordan temáticas muy diversas, como epopeyas de valientes guerreros basadas en antiguas leyendas chinas (que forman parte de la cultura tradicional china) que datan de las dinastías Ming, Qin o la más conocida de todas: la dinastía Han.

También encontramos otras sagas más contemporáneas que abordan fenómenos sociales actuales en la República Popular de China.

Estas series no se parecen en nada a esas a las que estamos acostumbrados tanto de producción española como hollywoodiense. Carentes de estándares occidentales, las series chinas representan a la perfección su riqueza cultural. Así, además de ayudaros a mejorar vuestro nivel de chino, estas series os servirán para sumergiros en toda la cultura del gigante asiático.

Para citar un ejemplo: La leyenda de Bruce Lee, 李小龙  (Li Xiao-Long) será la favorita de los amantes de las artes marciales y la cultura popular china. Alejada de los clichés americanos sobre este personaje de la cultura popular internacional, esta serie trata la vida del conocido como el hombre más fuerte del mundo…

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz