Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Aprender rápido francés, ¡es fácil!

Por Coral, publicado el 21/09/2016 Blog > Idiomas > Francés > 15 Consejos para Mejorar Rápidamente en Francés

Las formas de mejorar tu francés en el día a día son numerosas. Si lo piensas bien, tú mismo encontrarás un gran número.

Pero puede que no todas sean igual de eficaces.

Aprender rápidamente francés cuando no es tu lengua materna no es nunca algo fácil.

Eso requiere ciertas competencias lingüísticas. Por ejemplo hay que conocer el alfabeto francés, la gramática y haber ido a algunas clases de lengua francesa.

La lengua oficial de Francia es una lengua romana. Tiene por tanto numerosas similitudes con el español. Además, existen numerosos intercambios universitarios entre España y Francia.

Comienza fácilmente con el francés siguiendo nuestros consejos. ¡Ves paso a paso! No empieces por un aprendizaje intensivo de francés el primer día. A lo largo de las semanas, te sentirás más cómodo con la lengua francesa.

Después, tras varios meses de trabajo, podrás lanzarte a la lectura de Madame Bovary para mejorar tu léxico.

Para ayudarte a mejorar en francés, aquí tienes 15 consejos: de la lectura a la conversación, pasando por la escucha o el viaje…

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Leer en francés

1. Leer los periódicos galos

Tu plan de batalla comienza por tanto por la lectura de los periódicos franceses. No es fácil, dirán algunos. Y además tendrán razón. ¿Pero quién ha dicho que el aprendizaje del francés sea fácil?

Los encontrarás en los kioscos y por qué no en versión PDF en las páginas web. Para los deportistas, ¿por qué no comenzar con una lectura deportiva más accesible? Si te tienta, puedes leer los más conocidos: L’Équipe y France Football. Dos títulos que son además auténticas referencias europeas en materia de tratamiento de la actualidad futbolística.

Para los que quieran probar con otras lecturas, más orientadas a la actualidad francesa, internacional, la política, la economía… podéis leer:

  • Le Monde,
  • Libération,
  • Le Figaro,
Si ojeas regularmente estos periódicos, te verás rápidamente confrontado a un francés más bien culto, a una escritura periodística en consonancia con tus ganas de progresar en francés hacia un nivel excelente. Si al principio te parece duro, el progreso en la comprensión escrita se produce con bastante rapidez.
No dudes en unirlo a la comprensión oral viendo vídeos en francés en YouTube.

2. Leer en francés en la web

No todo el mundo puede leer los periódicos franceses cada día. Para eso tienes que poder ir al kiosco a comprar el periódico cada día. Nada evidente.

Además, eso supone un gasto diario. Un pequeño presupuesto.

Así, para reducir tus gastos, pero continuar a mejorar tu francés rápidamente, opta por las páginas web par aprender francés gratuitamente. Encontrarás los mismos artículos, así como otros más orientados a una escritura web. Nos referimos a los artículos más cortos y visuales: foto y vídeo reportajes.

Tu lectura será por lo tanto más fluida y tu progreso lineal. En nuestra opinión, el mejor modo para leer cada día artículos en francés en Internet es que te abones a los medios de comunicación en Facebook. Así, sus noticias aparecerán varias veces al día en tu muro.

3. Volver a leer tus novelas preferidas en francés

Si quieres mejorar tu nivel, seguramente sea porque no te permite hoy en día emprender la lectura de una nueva novela con su escritura literaria. Si tienes la capacidad, entonces no lo dudes. Pero puede que no comprendas gran cosa y abandones rápidamente.

Vuelve a sumergirte en tus clásicos, versión francesa: "Harry Potter y la piedra filosofal", "Harry potter y el prisionero ... Vuelve a sumergirte en tus clásicos, versión francesa: “Harry Potter à l’école des sorciers”, “La chambre des secrets”…

El truco es buscar y encontrar tus libros preferidos en versión francesa. Te los sabes de memoria. No tendrás problemas con los diálogos. Así podrás probar a leer en la lengua de Molière.

Al conocer la trama de memoria, te ahorrarás la frustración de no entender gran cosa de la historia. Podrás así concentrarte en la traducción, la sintaxis y el vocabulario francés.

Escribir en francés

4. Practicar escribiendo para uno mismo

En paralelo a las lecturas de periódicos, páginas web y novelas, sería interesante ponerte también con la escritura. Escribir te permitirá acumular un máximo de vocabulario y de nuevas fórmulas sintácticas.

La etapa siguiente es por lo tanto conseguir activar todos esos conocimientos para verterlos sobre una página en blanco, todo, en un francés correcto. La escritura te obligará a pensar totalmente en francés. Olvida la gramática española para sumergirte 100% en la francesa.

5. Chatea en francés

Antes, cuando íbamos a la escuela primaria, nuestros profesores nos encontraban contactos. La mayor parte del tiempo, se trataba de otros jóvenes alumnos españoles.

Para los más afortunados, al otro lado se encontraba un inglés, un francés, italiano o alemán. Con toda seguridad, no te van a pedir, en 2016, que encuentres un contacto francófono para enviarle cartas…

Chatear con francófonos es ideal para aprender el idioma. Truco del día: “Salut, ça va?” es siempre un buen comienzo.

Sin embargo, Internet y sus posibilidades infinitas te permitirán encontrar un contacto con quien hablar. Gracias a sitios especializados en el intercambio cultural y lingüístico. O en los fórums, etc.

Porque gracias a hablar francés de forma regular en Skype por ejemplo, harás grandes progresos. Sobre todo en un francés que calificaremos “de todos los días” o de coloquial. Un francés más próximo de la realidad de la calle en el día a día. Con todas las expresiones y el vocabulario que eso conlleva. Una solución por tanto muy práctica.

Hablar francés regularmente

6. Encontrar un contacto en Skype

Lo has entendido, con este punto 6 seguimos con la misma idea que en el punto 5. A diferencia de que aquí, pasamos a una nueva etapa de tu programa: hablar francés.

Porque después de la lectura y la escritura, muy importantes, se trata de confrontar ahora la parte oral del idioma: hablar, comprender y dialogar. Es evidentemente el umbral más difícil de franquear. Pero también es inevitable para conseguir tu objetivo.

Muchos estudiantes españoles se ven por desgracia inmersos en una enseñanza poco proclive a la práctica de la lengua oral durante su escolaridad. De golpe, una vez en Francia o en Quebec, llega la sorpresa. La incomprensión cara a esa lengua que creíamos conocer. ¡Así que lánzate al ruedo y no dudes en hablar directamente con tu contacto!

7. Encontrar un establecimiento francés cerca de ti

Bar de vinos, restaurante o terraza regentada por francófonos, se les reconoce por lo general de lejos.

No están presentes en todas las ciudades, pero se puede decir que son numerosos. Busca algún sitio de copas francófono. Seguro que ya lo sabes: la fiesta, la música y la bebida son a menudo una excelente manera de entablar diálogo. Aprovecha la clientela francófona local para practicar francés.

Salir de fiesta como deberes, hay consejos peores…

8. Hablar francés con un estudiante francófono

Para aquellos que viven en ciudades universitarias, hay que aprovechar. Las universidades acogen estudiantes de todo el mundo durante el año, gracias a programas de intercambio internacionales o europeos, como el Erasmus.

Así que es muy frecuente encontrar en las universidades españolas jóvenes francófonos.

Estos, además, no dudan en compartir sus conocimientos de la lengua de Molière para financiar sus estudios o simplemente para aprender español.

El trato es sencillo: a cambio de conversaciones en francés, se paga o se proponen conversaciones en español. Una oferta muy práctica para mejorar tu francés, que encontrarás en el tablón de anuncios de las universidades.

Escuchar español para entender mejor

9. Ver la tele

Es hora de hacer oído. De mejorar tu comprensión oral en suma.

Porque hablar francés es una cosa, pero llegar a entender lo que te responden en una conversación, es otra. Es indispensable ejercer tu comprensión del español oral.

Existen para eso varios métodos, comenzando por la televisión. En las cadenas o en Internet, te aconsejamos mirar:

  • Arte,
  • TF1,
  • France 2,
  • France 5.
También existen numerosas cadenas regionales.

10. El poder de transmisión de la música

Antes que intentar descifrar un francés ultra rápido en las ondas, inténtalo más bien con la música. Es además lo que proponen a menudo los profesores en la escuela para aprender francés.

La música francesa es muy variada, a menudo melódica, comprometida o romántica. Tendrás que encontrar los artistas que te gustan para cantar y aprender de memoria las letras.

11. Ver películas subtituladas

Si hay una gran variedad de música francesa, ¿qué decir de su cine y de sus películas más representativas?

De Juliette Binoche a Jean Dujardin, pasando por Audrey Tatou, Jamel Debbouze, Luc Besson, Jean Reno, Marion Cotillard, Omar Sy, François Cluzet, Isabelle Hupert, Isabelle Adjani, Gérard Depardieu, Sophie Marceau, Vincent Cassel… Puede que ya conozcas muchos de estos nombres célebres.

A veces político, otras veces cómico, poético o absurdo, el cine francés puede contribuir a mejorar tu francés.

Seguir clases de francés

12. Hablar con tu profesor de francés

Otra forma de conversar regularmente en francés: seguir clases particulares de francés.

En toda España, podrás encontrar multitud de profesores de francés dispuestos a desplazarse hasta tu domicilio para enseñar el idioma. Profesores nativos o bilingües, a veces incluso especializados en la expresión oral.

Para mejorar tu francés rápidamente, no tienes más que encontrar un profesor que esté cerca y establecer un programa regular. Expresión y comprensión oral… Las clases particulares de francés son la manera de progresar rápidamente.

13. Aprender francés en su globalidad

Si por el contrario, no solo quieres hablar y escuchar hablar, sino revisar francés en su totalidad, hay que hacerlo saber.

Ciertos profesores no pueden asumir semejante misión. Revisar la gramática, la conjugación o la traducción puede ser a veces demasiado complicado para algunos de ellos. ¡Hay que encontrar por tanto a la persona adecuada!

Visitar un país francófono

14. Ir a Francia

Evidentemente, para trabajar tu francés en profundidad: ¿qué mejor que la inmersión? Ir a Paris o a Niza por ejemplo.

El hecho de sumergirse en un ambiente lingüístico 100% extranjero al tuyo estimulará todos tus sentidos y capacidades.

Si quieres estudiar francés en Francia, no olvides el instinto de supervivencia in situ. ¡Tendrás que hacerte con esta nueva sociedad para poder quedarte y avanzar hacia el bilingüismo en francés!

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *