Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ver películas en inglés es de gran ayuda para aprender el idioma

Por Ana, publicado el 28/05/2016 Blog > Idiomas > Inglés > Aprender Inglés Viendo Películas en Versión Original

¿Os gusta ver películas? ¿A quién no, verdad?

Pues bien, aquí os va un truco que podría interesaros: ¿qué os parece aprender y desarrollar vuestras competencias lingüísticas en inglés con la ayuda del cine? Es cierto que lo del cine en versión original se las trae, pero tenéis suerte: vale poner subtítulos al principio.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Por qué aprender inglés con películas?

Es una herramienta increíble para mejorar vuestro nivel de inglés, sobre todo en lo que se refiere a vuestra capacidad de comprensión y expresión orales. Si estáis cansados de aprenderos listas de vocabulario y de estudiar gramática con los libros, haced una pequeña pausa en vuestras tradicionales clases y revisiones de inglés: lo mejor es veros un buen clásico de Hollywood.

Evidentemente, al mismo tiempo tendréis que preparaos para sacar provecho a esta especie de clase de inglés.

Ver una película en inglés en nuestros ratos de descanso. Podemos encontrar una larga lista de películas disponibles en Internet.

Aquí tenemos unos cuantos motivos por los que ver películas en inglés (o simplemente en versión original) es una muy buena idea:

  • Las películas en general no están pensadas para los estudiantes de un idioma, sino principalmente para los hablantes nativos de una lengua; así que todo lo que oigáis existe en realidad, tanto la entonación y el acento de los personajes, como su velocidad a la hora de hablar.
  • Las películas en inglés contienen muchísimas expresiones idiomáticas, así que son una opción excelente para ampliar vuestro vocabulario (tanto en el ámbito formal como en el informal).
  • Las películas son una forma de entretenimiento inmejorable: son la mejor forma de aprender inglés sin prácticamente darse cuenta.
  • Ver películas en inglés os va a dar una idea bastante buena del contexto cultural del inglés en Reino Unido, Estados Unidos, Irlanda, Escocia o Gales. Además, vais a aprender un montón de historia.
  • Por útlimo, a la vez que escucháis los diálogos, vais a poder escuchar la pronunciación y la entonación del inglés, así que estaréis mejorando vuestra propia pronunciación.

¿Os he convencido? ¿Todavía no? Pues esperad a descubrir todas las ventajas de aprender inglés viendo películas.

¿Qué pelis en inglés debería ver?

Escoger una película que se adapte a vuestro nivel de inglés no es nada fácil. Si es un poquito bajo, elegid una que ya hayáis visto en español e, incluso, una para niños, dado que el lenguaje es más sencillo (una película de Pixar es muy adecuada para estos casos). Si tenéis un nivel más alto, sin embargo, podéis poneros a prueba y ver pelis con un nivel de inglés más exigente.

En ambos casos, intentad verlas con subtítulos en inglés primero; de esta forma, podréis leer y escuchar el idioma al mismo tiempo, así que reconoceréis los sonidos, las palabras, las expresiones idiomáticas… Pero si veis que es demasiado difícil, vedla en VO con subtítulos en español. Una vez que conozcáis bien la película, podréis cambiar el idioma de los subtítulos. No os cortéis en ver la misma película o la misma escena varias veces si no entendéis algo; incluso, poned subtítulos en alguna parte que sea especialmente difícil, aunque el resto lo veais sin ninguna ayuda.

Cuatro películas para mejorar vuestro inglés

  • The Social Network: ¿queréis conocer la historia que se esconde tras la invención de Facebook? Esta película nos cuenta la historia de un estudiante friki de Harvard, Mark Zuckerberg, que va a revolucionar, literalmente, nuestra forma de comunicarnos.

Escena de la película The Social Network. Y ya que estamos, ¿por qué no pones tu Facebook en inglés?

¿Por qué verla? El guion es de Aaron Sorkin, conocido por su naturalidad a la hora de escribir diálogos. Todo el mundo entiende de lo que va la película y vais a poder aprender un montón de vocabulario específico relacionado con el mundo de la informática, las nuevas tecnologías y las redes sociales.

  • Very Bad Trip: es la historia de cuatro amigos que se van de despedida de soltero a Las Vegas tan solo un par de días antes de la boda de uno de ellos. En la peli, vemos sus aventuras y cómo se meten en más de un lío.

Escena de la película Very bad trip. Cuatro amigos en Las Vegas, ¿qué puede salir mal?

¿Por qué verla? Por una parte, es muy divertida y, además, es una comedia que os permitirá comprender los diálogos fácilmente, ya que los personajes utilizan el inglés de todos los días. Así que vais a aprender un montón de vocabulario y argot sin tener que hacer ningún curso ni viajar al extranjero.

  • Toy Story: esta película de animación infantil es muy conveniente para todo aquel que esté aprendiendo inglés. La historia narra las aventuras de un niño llamado Andy, al que le encanta jugar, especialmente con su muñeco Woody. Cuando Andy no está en la habitación, sus juguetes cobran vida. Un día, la madre de Andy le regala un juguete nuevo por su cumpleaños: Buzz Lightyear, que se convierte en el favorito de Andy, para desgracia de Woody.

Escena de la película Toy Story. ¡Woody y Buzz te sacarán más de una sonrisa!

¿Por qué verla? Es una película muy guay, pensada para el público joven: de hecho, la historia y el vocabulario son muy fáciles y podréis encontrar algunos golpes de humor especialmente dedicados a los adultos.

  • Pulp Fiction: en esta película, seguiréis las aventuras de dos asesinos a sueldo de Los Ángeles, todo ello entre humor, gore y frases cultas.

Did I break your concentration? Samuel L. Jackson, ‘Jules Winnfield’ en Pulp Fiction.

¿Por qué verla? Para familiarizaros con los diálogos cotidianos, el acento americano de la costa oeste, el humor de Tarantino, y el ritmo y las frases de los actores.

Los trucos para aprender inglés con películas

Elegid una peli que ya hayáis visto

Si sois principiantes o tenéis un nivel bajito, elegid una película que ya hayáis visto en español. ¿Por qué? Porque ya conocéis la historia, lo que os permitirá concentraros en el idioma y los diálogos, en lugar de en tratar de seguir una historia nueva.

Utilizad subtítulos

Utilizar subtítulos no significa hacer trampas a la hora de aprender inglés, porque seguís escuchando el audio en este idioma. Si tenéis un nivel bajo, ponedlos en español hasta que os sintáis cómodos con lo que escucháis. En cuanto tengáis un nivel más alto (o si ya lo tenéis), salid de vuestra zona de confort y utilizad los subtítulos en inglés: no hace falta que leáis cada palabra, porque así solo os cansaréis, pero utilizadlos para haceros una idea de lo que ocurre cuando los diálogos son largos, rápidos o utilizan expresiones demasiado coloquiales.

Comenzad poco a poco

¿No sabéis si vais a poder entender y aguantar una peli de 2 o 3 horas en inglés? ¡No la veáis! Escoged una más corta para empezar, o una con un nivel de lenguaje que se adapte más al vuestro. Si os empeñáis en ver una película demasiado complicada o demasiado larga, no podréis concentraros en el idioma tanto como quisierais. Así que tomáoslo con calma: poco a poco se avanza más rápido, aunque no os lo creáis.

Id por partes

Si ver la película del tirón os cansa, ¿por qué no ir parándola cada media hora? Una vez que hayáis terminado la primera parte, hacéis una pausa, coméis algo, miráis el correo… Esto os ayudará a concentraros mejor y a prepararos para la segunda parte (y siguientes) de la película.

Escuchad y repetid

La ventaja de ver una película en inglés es que podéis hacer pausas para buscar en el diccionario una palabra que ha aparecido o una expresión que no acabáis de entender. También os encontraréis con nuevas estructuras sintácticas o participios pasados de verbos irregulares que no conocíais.

No dudéis en parar la película para comprender mejor algunos pasajes y repetid en voz alta los diálogos, primero con subtítulos y después sin ellos. Si repetís en voz alta los sonidos propios del inglés, vais a mejorar vuestra pronunciación y vuestro acento. Es lo mismo que hacéis (o hacíais) en algunos ejercicios en clase, salvo que más divertido y sin la presión que supone hacerlo delante de toda la clase.

Ved películas que os gusten

Es una obviedad para muchos, pero vais a aprender más y mejor si veis películas que os encantan. Escoged el género que más os guste: de amor, miedo, aventuras, drama…

Ved las pelis con amigos anglófonos

Si tenéis amigos nativos de la lengua de Shakespeare, pedidles que vean una peli con vosotros. Si en determinado momento hay algo que no entendéis, podrán seros de una ayuda inimaginable y vosotros podréis aprender inglés en un ambiente distendido.

Poned vuestro saber en práctica

Poner vuestro saber en práctica. Normalmente, en clase aprendéis un montón de vocabulario y gramática, pero no tenéis la oportunidad de utilizarlos en vuestro día a día. Si veis películas en inglés, vais a poder utilizar todos vuestros conocimientos en las situaciones cotidianas más comunes y, sobre todo, demostrar lo que sabéis. Además, podréis hablar con vuestros amigos sobre las películas que veis, compartir vuestras impresiones y opiniones sobre lo que habéis visto.

Hacer del inglés una lengua con la que nos sentimos a gusto. Compartid vuestras impresiones sobre la película con vuestros amigos.

Si tuviéramos que elaborar una guía para aprender inglés, ver películas o series en versión original estaría definitivamente incluido en la lista.

Si seguís estos consejos, vais a adquirir vocabulario nuevo, descubrir expresiones típicas inglesas (o americanas, o irlandesas, o escocesas…), familiarizaros con los diferentes acentos en inglés, poder practicar en voz alta… Cuanto más realicéis este divertido entrenamiento, menos querréis volver a ver películas dobladas; por muy buen trabajo que se haya hecho con el doblaje, no hay nada como escuchar las voces originales de los actores y disfrutar de los juegos de palabras de la versión original. Además, veréis que habréis mejorado vuestra comprensión en inglés sin siquiera haberos dado cuenta.

¡Encuentra tus géneros favoritos!

Como en casi todo en esta vida, ¡para gustos, los colores! Los géneros cinematográficos que podéis encontrar son numerosos y muy diferentes, aquí os mencionamos unos pocos:

  • comedia dramática,
  • películas de miedo o de terror,
  • películas históricas,
  • comedias,
  • películas de ciencia ficción,
  • películas de fantasía,
  • dramas,
  • comedias sentimentales,
  • y un largo etcétera.

Desde Kubrick hasta Steven Spielberg, las posibilidades son infinitas. En conclusión, podemos afirmar que es un método genial para aprender inglés. Es ameno y, en menos de lo que pensáis, os veréis capaces de practicar vuestro inglés y de incluir cientos de expresiones nuevas. Todo ello gracias a vuestras horas y horas escuchando los diálogos y el vocabulario de vuestros personajes favoritos.

Una técnica de estudio inmejorable, ¿a que sí? Así que sacad las palomitas ¡y a practicar delante de la tele o el ordenador!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *