Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Superprof, una comunidad de
1.421.871
profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Superprof, una comunidad de profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Se puede ser bilingüe en 90 días?

Por Raquel, publicado el 30/05/2017 Blog > Idiomas > Inglés > Cómo Aprender una Lengua en Tres Meses

Aprender un idioma es una necesidad fundamental.

Inglés, francés, árabe, chino, alemán, etc. Dominar varios idiomas siempre es una ventaja importantísima para vuestra carrera profesional y para mejorar vuestra percepción cultural. El inglés cuenta con 1 400 millones de hablantes en todo el mundo y es la lingua franca a nivel internacional. Sin embargo, para ser bilingüe en inglés o en cualquier otra lengua, no hay ningún secreto: hay que tener paciencia y trabajar a fondo.

Eso sí, ¿quién no ha soñado con dominar el vocabulario y la gramática en unas semanas? Aquí podréis aprender técnicas y motivaciones que os permitirán aprender inglés o cualquier otro idioma rápidamente.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

El sistema de la repetición espaciada logra una memorización más rápida y eficaz

La memorización es uno de los elementos fundamentales en todo aprendizaje de un idioma extranjero. Nuestro cerebro no está preparado para retener fácilmente un montón de información. Por eso, lo mejor es que optimicéis la tarea con técnicas que funcionen y estén avaladas científicamente, como la repetición espaciada.

La repetición espaciada forma parte de esas técnicas indispensables para conseguir una memorización rápida, y resulta especialmente útil para aprender vocabulario en tiempo récord. Este concepto surge del inglés Spaced Repetition System (SRS) y se basa en hacer revisiones a intervalos regulares.

No obstante, los orígenes de esta técnica se remontan al siglo XIX. Por aquel entonces, H. Ebbinghaus, psicólogo alemán, creó una lista de sílabas totalmente aleatorias (Daus, gim, dor, ke4k, etc.) y las memorizó todos los días durante un año. A lo largo del año, fue anotando minuciosamente los métodos de aprendizaje utilizados y el progreso que iba teniendo.

¿Qué tal se os da memorizar? ¿En qué estado está vuestra memoria? ¿Podéis contar únicamente con vuestra capacidad de memorización o necesitáis decenas de notas?

No obstante, para verificar sus resultados, volvió a hacer el mismo experimento tres años después. Y los resultados le permitieron definir la curva de olvido (sin revisión ni repetición, nuestro cerebro puede olvidarlo todo en solo unos días) y el espacio de la repetición.

Luchar contra la curva del olvido

Esta curva del olvido, surgida de los experimentos de Ebbinghaus, representa la velocidad a la que nos olvidamos de todo aquello que aprendemos. Nuestro cerebro está constantemente olvidando información, ya sea por recibirla mal o porque la juzga como poco importante.

Así pues, ¿queréis aprender inglés?

Para empezar vuestro aprendizaje, tendréis que concentraros en el vocabulario inglés. Sin embargo, tenéis que saber que tras aprender una lista entera de vocabulario, olvidaréis la mayor parte de los términos en solo unas horas, hasta que os olvidéis de todo en unos días. A menos que llevéis a cabo una revisión.

Lógicamente, podemos hacer que nuestro cerebro entienda que las nociones aprendidas son muy importantes y que tiene que retenerlas a toda costa. Para ello, el psicólogo alemán recomendó revisar regularmente y de forma espaciada en el tiempo. Esta técnica evitará que lo olvidemos y el cerebro comprenderá que tiene que memorizar este nuevo conocimiento.

Las tarjetas de memoria de Leitner

Sebastian Leitner, periodista y escritor austríaco, es el autor del libro Así se aprende. Psicología aplicada del aprender – camino al éxito, un libro que pega muy bien con la temática de este artículo, ¿no creéis? Su sistema de memorización se basa en el empleo de tarjetas de memoria.

Esta técnica es ideal cuando se siguen cursos de idioma. Para ello, en pequeñas fichas, escribid una palabra en español por un lado de la ficha y otra en inglés por el otro (en el caso del inglés). La traducción os permitirá adquirir rápidamente palabras y expresiones inglesas para enriquecer vuestro vocabulario.

Con el sistema Leitner, las tarjetas deben estar colocadas en 3 o 5 cajas distintas y clasificadas por orden de conocimiento. La primera contendrá palabras desconocidas y la última lo que ya sabemos. Si los combinamos, al usar el método de repetición espaciada de Ebbinghaus, habrá que revisar frecuentemente el contenido de la primera caja, un poco menos el contenido de la segunda y así sucesivamente.

Cuando ya os sepáis una tarjeta de la caja 1, colocadla en la caja 2 y así con todas las demás.

Sistema de Leitner. Esquematización del sistema de memorización de Leitner.

El objetivo: que las tarjetas acaben en la última caja, de forma que ya las sepamos de memoria. En la actualidad, el método de repetición espaciada es muy complejo, sobre todo si no lo hacéis con programas informáticos que definan con precisión los intervalos de revisión. Crear las tarjetas de memoria es un trabajo fastidioso y que consume mucho tiempo. Así que, para automatizarlo todo, podéis usar programas informáticos como SuperMemo.

Por ello, Paul Pimsleur, lingüista americano, ha establecido una escala de revisión media mucho más simple, que os ayudará a aprender inglés rápidamente:

  • 5 segundos.
  • 25 segundos.
  • 2 minutos.
  • 10 minutos.
  • 1 hora.
  • 5 horas.
  • 1 día.
  • 5 días.
  • 25 días.
  • 4 meses.
  • 2 años.

Eso sí, vosotros tenéis la última palabra y podéis adaptar la escala de tiempo de revisión en función de la cantidad de información que tengáis que aprender.

La técnica de la asociación para aprender un idioma más rápidamente

Mejorar vuestro nivel de inglés es posible gracias al poder de la asociación.

Tomemos otro ejemplo:

  • ¿Sabéis lo que es el agua?
  • Me imagino que conoceréis la fórmula química del H2O
  • ¿Habéis oído hablar del hidrógeno, del oxígeno y de las moléculas?

El agua está compuesta de átomos, moléculas, oxígeno, etc. Pues bien, eso es lo que llamamos asociación de elementos. A partir de una idea principal (por ejemplo, el agua), el concepto se puede ir descomponiendo en muchos otros elementos. El cerebro humano funciona esencialmente a partir de asociaciones y de conceptos lógicos que se relacionan entre ellos.

Podemos distinguir dos tipos de asociaciones:

  1. La primera es la asociación visual. Nuestro cerebro memoriza mejor si asocia la información a algo en concreto. Si tenemos algún ejemplo visual, el mensaje que se transporta al cerebro es más sencillo y significativo, de forma que se memorizará más rápidamente. Esta técnica de asociaciones se usa a menudo con los niños a través de elementos lúdicos y pedagógicos.
  2. El segundo es la asociación sensorial. Por extraño que parezca, cuanto más estimulados estén vuestros sentidos a la hora de memorizar, mejor retendréis todo a largo plazo. Al escuchar música, oler un aroma o tocar algo, nuestro cerebro recuerda cosas y eso es información que retenemos.

¿No os ha pasado que oléis una colonia y os recuerda a algo concreto?

Si queréis explotar a tope la capacidad de asociación en vuestras clases de inglés, echad un poco de perfume en la habitación o poneos alguna canción de fondo, para asociar los recuerdos. Cuando volváis a estimular esos receptores, vuestro cerebro hará resurgir la información relativa a esas sensaciones.

Las asociaciones os facilitan el aprendizaje. Memorizad más rápido gracias a las asociaciones.

De hecho, si echáis un poco del mismo perfume en vuestra almohada, revisaréis inconscientemente esas informaciones por la noche y memorizaréis mucho. Pensad que la información olfativa viaja mucho más rápido al cerebro que el resto de indicadores sensoriales.

El concepto del «aporte masivo» para aprender inglés con mayor rapidez

¿Qué trucos podemos utilizar para aprender inglés con mayor facilidad?

La técnica del «aporte masivo» es un concepto que consiste en sumergirse al 100% en la lingüística y la cultura inglesa, si estudiáis la lengua de Shakespeare. El objetivo de la técnica es concentrarse únicamente en practicar el idioma.

Por lo general, el aprendizaje del inglés pasa por listas de vocabulario, de gramática, de verbos irregulares, etc.

Pero eso desmotiva un poco, ¿no?

Si no tenéis la posibilidad de realizar una estancia lingüística en un país anglófono, seguramente podáis practicar el idioma en donde vivís. Buscad clases y gente que quiera conversar en inglés. El objetivo principal es expresarse, comunicarse, pensar y escribir en inglés. Olvidad los ejercicios y las listas.

Seguramente cometeréis errores, ¡pero eso no es malo! Lo importante es superar esos obstáculos para progresar rápidamente tanto en la expresión oral como en la escrita.

Aprovechad al máximo vuestro día para aprender. Variad los recursos de aprendizaje para vivir el inglés al máximo.

¿Cómo aprender inglés con el «aporte masivo»?

Tendréis que utilizar varios tipos de material que os resulten de interés:

  • Ver la televisión en inglés.
  • Leer en inglés.
  • Escuchar música en inglés.
  • Leer periódicos en inglés.
  • Cambiar el idioma de los aparatos electrónicos, etc.

Incluso podéis hacer amigos anglófonos en Internet para chatear y hablar con ellos en la lengua de los Beatles.

Hablar inglés en 3 meses: ¿sueño o realidad?

Por desgracia, no hay método ni milagro para hablar un idioma extranjero automáticamente. Sin embargo, ser bilingüe en solo 3 meses es posible, siempre que le dediquéis mucho tiempo y mucha energía, y especialmente si podéis viajar al país en cuestión.

Eso sí, desconfiad en todo momento de todos esos anuncios que campan por Internet con títulos como: «aprende inglés gratis», «cursos de inglés gratis», «aprenda inglés en 3 dias», etc. A la hora de aprender, cada uno tiene su ritmo, incluso aunque sigamos al pie de la letra todos los consejos anteriores. Cada uno tiene su capacidad de memorización, así que no os paséis, avanzad a vuestro ritmo.

Aun así, el «aporte masivo» sigue siendo un método fantástico para aprender una lengua extranjera rápidamente. Introducir el idioma extranjero en nuestra rutina diaria es la mejor técnica para progresar, siempre con el objetivo de practicar lo máximo posible.

Just do it! Haced caso a Shia LaBeouf: Just do it! Si os lo proponéis, lo conseguiréis.

¿Sabíais que, en inglés por ejemplo, solo hay que saber 1000 palabras de vocabulario para poder mantener y entender una conversación con un nativo?

Es cierto que no seréis bilingües con 1000 palabras, pero podréis comunicaros fácilmente en un país anglófono. Como todo en esta vida, poquito a poco iréis ampliando vuestro vocabulario hasta que, por fin, podáis aplicarlo también a vuestra vida profesional.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz