El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Cómo enseñar inglés a personas afectadas por la dislexia?

Por Coral el 22/08/2016 Blog > Idiomas > Inglés > ¿Cómo Enseñar a un Disléxico a Hablar Inglés?
Índice

Para las personas disléxicas aprender inglés puede ser un auténtico calvario.

Pero en realidad, incluso las personas que sufren de este hándicap pueden aprender a leer, escribir y hablar inglés.

La dislexia es un problema específico de la lectura y la escritura, la aptitudes literarias y cognitivas de la persona afectada se ven ralentizadas. Descubrir un retraso del lenguaje puede representar un traumatismo, sobre todo si tu hijo está mal acompañado para superar esta prueba. Los padres de un niño disléxico pueden tener inquietudes diversas:

¿Su dislexia es insuperable? ¿Va a cerrarle puertas a mi hijo?

¿Cómo podrá tener mi hijo disléxico una buena integración social?

¿Cómo enseñar inglés a niños disléxicos?

¿Qué medios pueden hacerlo progresar en inglés?

El resultado ortográfico lo atestigua, se ha confirmado que tu hijo es disléxico. Sin embargo, te gustaría que tuviese una escolaridad normal y que aprenda inglés al igual que todos sus camaradas. Porque aprender inglés hoy en día, es primordial para su futuro profesional.

Que no cunda el pánico, ¡nada es imposible! Con una reeducación progresiva del lenguaje, una terapia seguida por un profesional de la psicología cognitiva, existen numerosas posibilidades. Veamos en cuatro etapas cómo aprender inglés cuando se es disléxico.

Leer y escribir inglés con la dislexia: ¿un calvario?

Un niño disléxico puede verse rezagado rápidamente en el colegio y encontrarse en una situación de fracaso escolar. El profesor no dispondrá seguramente de tiempo para aportarle un apoyo personalizado al niño disléxico.

Este será objeto de burlas por parte de sus camaradas o recibirá malas notas.

En consecuencia, sus años de escolaridad pueden convertirse en una pesadilla.

Los problemas « dis » (dislexia, disortografía, dispraxia, etc.) afectan a entre el 6%  y el 8% de los niños.

¿Cómo superar un hándicap cognitivo para mejorar el nivel en lengua inglesa en esas condiciones?

Aprender idiomas con dislexia y disgrafía. La disortografía, enemigo de aquellos que aprenden una lengua viva.

La primera dificultad para un niño que sufre de una deficiencia cognitiva es que tiene que aprender una lengua de la que desconoce el oral. Debe transcribir los sonidos y las sílabas que escucha. Es pasando del lenguaje oral al escrito que su disortografía hace de las suyas: lentitud, pérdida de atención, desconcentración, desánimo, angustia…

Incluso para una persona perfectamente letrada, aprender una lengua requiere un esfuerzo: ante un nuevo alfabeto, un nuevo vocabulario y reglas gramaticales desconocidas, el aprendiz sale de su « zona de confort ».

Además, el niño disléxico carece de puntos de referencia fonéticos que le ayuden en la dificultad de diferenciación auditiva o visual en su aprendizaje del inglés, y a reconocer sonidos nuevos e inhabituales.

Debido a la pronunciación diferente, el aprendizaje de la gramática inglesa altera lo que había aprendido previamente: por ejemplo, la « u » se transforma en « iu » la « e » en « i », etc.

Además, algunas palabras en inglés tienen una misma sonoridad para un significado distinto, lo que puede prestarse a confusión para una persona disléxica y dificultar sus problemas de comprensión.

Por estas razones, aprender una lengua extranjera puede parecer una auténtica montaña a superar, aún más cuando los niveles de ortografía y gramática en español son ya precarios. Para aprender inglés con el hándicap de la dislexia, recurrir a clases particulares y a métodos adaptados de ortopedagogía, puede resultar beneficioso. Conviene también saber escuchar y  tener mucha paciencia para no fragilizar el proceso de adquisición y la confianza del alumno. Se recomienda optar por clases particulares de inglés. ¿Es el único modo? Además, hace falta adoptar un método que funcione…

¿Qué métodos hay para enseñar inglés a un alumno disléxico?

La ventaja de las clases particulares es disponer de tiempo para centrarse en los puntos de bloqueo. Así, las clases particulares son una forma excelente para luchar contra la dislexia.

En la clase particular de inglés: ser lúdico, paciente y saber escuchar

Recursos para la enseñanza y dislexia ¿Qué método adoptar en las clases particulares con alumnos disléxicos?

La primera cualidad de un buen profesor de apoyo escolar es sin duda saber escuchar. Es el alumno que sufre este hándicap el que es susceptible de impacientarse, ¡no tú!

El profesor debe armarse de paciencia y adaptarse al ritmo de su alumno. Para no desmotivar a su alumno, tendrá que realizar más esfuerzos que para una clase tradicional: una buena manera es el aprendizaje de forma lúdica.

Por ejemplo, el profesor de inglés inventa un diálogo que se leerá en voz alta varias veces. Mediante un juego de colores asociados a las palabras en inglés, el profesor hace trabajar la memoria del alumno disléxico. Cuando acabe la clase, tendrá un esquema, un patrón que asociar al color.

Para enseñar inglés a un niño disléxico, el profesor particular puede hacerle trabajar con ejercicios sencillos de reconocimiento visual de pequeños grafemas. Repitiéndolos, el proceso de memorización será más sencillo, siendo el objetivo « hacer oído ».

Adoptar medidas escolares adaptadas

Por suerte, los niños afectados por problemas de dislexia cuentan con el protocolo de detección y actuación PRODISLEX, dirigido tanto a los profesores como al entorno familiar. La aplicación de este protocolo proporciona la reeducación al lenguaje necesaria.

La función de los auxiliares en el entorno escolar, los ortofonistas, psicoterapeutas y ergoterapeutas, es acompañar a las personas afectadas por la dislexia.

Las herramientas para hacer progresar a tu hijo disléxico en inglés

El inglés puede aprenderse también fuera del entorno escolar. Para progresar en la lengua de Shakespeare, te proponemos 5 pasos.

Otras formas de aprender idiomas. Dislexia: aprende inglés fuera del entorno escolar.

Por ejemplo, se aprende mucho al ver películas anglófonas en versión original . Permite asociar el sonido una imagen en tiempo real, leyendo al mismo tiempo el diálogo.

Además. leer textos en inglés (la prensa en línea, por ejemplo) escuchando un sintetizador vocal en línea.

En tercer lugar, hablar inglés en familia o entre amigos permite revisar y aprender inglés de forma gratuita y sin tener la impresión de trabajar.

Repetir las palabras oralmente.

Por último, la reproducción de escritos o bien el dictado permiten trabajar la ortografía.

La primera propuesta permite progresar mediante la lectura de subtítulos, la segunda mejor la memoria visual, la tercera y la cuarta ayudarán a la memorización auditiva. Por último, la quinta permite practicar la gramática y la ortografía por medio de la escritura.

El objetivo de todo aprendizaje es mantener un nivel de motivación y perseverancia. Para esto, la persona disléxica ha de sentirse comprendida por sus profesores, sus padres y las personas de su entorno.

La dislexia puede representar una dificultad para la persona afectada hasta la edad adulta. Es la edad en la que el inglés constituye una mayor ventaja en el seno de la sociedad: comunicar con extranjeros permite aumentar los ingresos trabajando en sectores punteros en un medio internacional, vivir experiencias inolvidables, una acumulación de conocimiento para toda la vida.

Como puedes ver, ¡los beneficios del inglés para los niños son numerosos!

Viajar para aprender inglés y superar la dislexia

Los viajes forman a la juventud. Siempre es positivo viajar a cualquier edad, independientemente de que se sufra dislexia o no.

Además, gracias a la increíble explosión de la oferta turística y a la democratización de los viajes de los últimos años, ahora es mucho más fácil irse al extranjero.

Como puedes ver, la dislexia puede superarse y se puede enseñar inglés a los más jóvenes.

Realizar una inmersión para perfeccionar el nivel de inglés es sin duda la forma más eficaz. Tomar la decisión de irse a vivir al extranjero no es una decisión que se tome a la ligera, hay que organizarse, pero es por una (muy) buena causa. Para partir, hay diferentes posibilidades en distintos países.

  • El programa de estudios
  • El visado vacaciones-trabajo
  • El « Road-trip »
  • El voluntariado internacional
  • El turismo solidario o humanitario

Viajar al extranjero para aprender inglés. Hacer una inmersión para superar la dislexia.

Numerosos países ofrecen diversas posibilidades para una persona disléxica que desee aprender inglés o perfeccionar su nivel: Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Singapur, India, Hong Kong, etc. De hecho, todos los países de la Commonwealth, antiguas colonias inglesas.

Para aprender inglés, nada mejor que pasar un año de escolaridad en una ciudad anglófona. Por un lado, asistes a clases en inglés todos los días y estarás en inmersión a diario. ¡Así sabrás más cuando vuelvas que mucha gente sin hándicap! Podrás incluso pasar el TOEFL, examen que certifica el nivel de inglés cara a futuros empleos.

Si optas por el programa vacaciones-trabajo, es aún más fácil: hay que pagar un visado, un seguro y tener menos de treinta años. Este visado da la posibilidad de irse dos años (un año renovable otro) para trabajar, financiar tus viajes y conocer a viajeros de múltiples nacionalidades. Hablarás inglés todos los días: en el trabajo, de viaje en tus « road trips », en el albergue. Cuidado, evita elegir la facilidad y frecuentar solo a viajeros que hablan tu lengua materna.

Por último, para los menores de treinta años, el voluntariado internacional y el turismo solidario (la acción humanitaria) atrae a numerosas personas con conciencia social, ecológica o paramédica.

Una buena forma de aprender inglés antes de volver a pasar una oposición.

Otros prefieren participar en una obra solidaria a cambio de alojamiento y comida, en inmersión permanente con habitantes locales.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Coral
Soy traductora de textos y audiovisual de inglés y francés. Subtitulo series, películas y documentales para Netflix y en mi (poco) tiempo libre me encanta viajar y disfrutar de mi familia y amigos.

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz