Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¡Dibujar favorece el desarrollo de los más pequeños!

Por Lara, publicado el 15/01/2017 Blog > Arte y ocio > Dibujo > Los Beneficios que Aporta el Dibujo a los Niños

¡Desde los 18 meses, los bebés adoran hacer garabatos!

Poco a poco, sus dibujos van evolucionando. Esta entretenida actividad no es solo un juego. Es indispensable para el despertar y el desarrollo del niño.

En algunos años, el pequeño aprenderá a dibujar fácilmente y a dominar el uso del lápiz. El movimiento será más seguro.

Entonces, ¿cómo ayudar a los niños a progresar en dibujo?

¿Por qué es importante dejar que los niños dibujen?

Si los cuadernos para colorear son interesantes, nada mejor que una hoja en blanco y algunas pinturas para despertar los sentidos de los más pequeños.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

La evolución de los dibujos de un niño

Durante el primer mes de vida, el bebé se desarrolla muy rápidamente y sus progresos son sorprendentes:

  • mantener la cabeza erguida,
  • girarse,
  • mantenerse sentado,
  • gatear,
  • levantarse del suelo,
  • andar…

¡Con las manos ocurre lo mismo, el pequeño gana en precisión!

Dibujar a tu familia A los niños les gusta representar a sus familias, y poco a poco van añadiendo detalles

A su ritmo, aprende a agarrar objetos, moverlos, llevarlos a la boca…¡Hasta que tu artista principiante esté listo para sujetar un lápiz y hacer sus primeras obras de arte!

Esta etapa es esencial en el desarrollo de un niño.

Entre los 12 y los 18 meses, el bebé ya es capaz de coger un lápiz con la mano. Y de forma automática, comenzará a hacer garabatos en los soportes que caigan entre sus manos.

Esta actividad le va a permitir desarrollar sus capacidades motrices, y sobre todo, aprender a controlar gestos y coordinar movimientos. Va a explorar las materias y a experimentar nuevos descubrimientos sensoriales.

A partir de los 2 años, ¡se puede empezar a hablar realmente de dibujo!

El niño ya no hace garabatos en forma de espirales. Sus trazos se vuelven más precisos. Adquiere la costumbre natural de dibujar de izquierda a derecha.

Ha desarrollado los músculos y la visión. Es capaz de seguir los movimientos gracias a la vista y puede anticiparse.

Lo que al principio no parecía un dibujo, se convierte en ello a los 4 años. En este momento, el niño empieza a querer representar cosas que él conoce a través de sus dibujos. Entonces, dibuja formas y empieza a reproducir muñecos de nieve. De alguna manera, dibujará un rostro, un retrato: su autorretrato.

Durante los años de Educación Infantil Básica, se ve claramente cómo evolucionan sus dibujos. Paso a paso, el niño aprende a dibujar personas de manera más realista:

Al principio, el niño dibuja un muñeco de nieve. Le representa bajo la forma de un círculo y con trazos que representan las piernas y los brazos. Después, el niño añade un segundo círculo que simboliza el tronco y algunos detalles de la anatomía del cuerpo humano. Dibuja el cuello, el pelo, los ojos, la boca, los dedos, los pies, incluso el ombligo…Solo a los 6 años es cuando empezará a vestir a su muñeco de nieve dibujando ropa.

Estas etapas, comunes para la gran mayoría de los niños, muestran que al principio los niños no dibujan lo que ven, sino una representación de lo que conocen. Cuando crecen, es cuando aprenden a darse cuenta del espacio, especialmente, empiezan a hacer representaciones más realistas.

Antes de los 7 años, los elementos que componen el dibujo pueden parecer desproporcionados. El niño aún no conoce el concepto de perspectiva. De la misma manera, es frecuente que dibuje una casa y que se pueda ver en ella a sus ocupantes, como si las paredes fueran transparentes.

Las virtudes del dibujo de un niño

La concentración es fundamental para dibujar bien ¡Para saber dibujar, hay que saber concentrarse!

El dibujo forma parte de las actividades esenciales para el desarrollo de un niño. Sus virtudes son numerosas. Poner a disposición de tu hijo el material para dibujar y adaptado a su edad (lápices, pinturas, rotuladores, tizas…), le animará a perfeccionar muchas habilidades.

De esta manera, el dibujo es una actividad que favorece:

  • Desarrollo cognitivo: el niño recurre a sus conocimientos para realizar dibujos. Esta actividad hace que su cerebro trabaje y estimula su sentido de la observación.
  • Desarrollo de la coordinación de los movimientos: dibujando formas geométricas, el niño empieza a controlar sus movimientos. A partir de ese momento, consigue trazar líneas horizontales, verticales y parar cuando ha logrado el resultado deseado. Es imposible para los más pequeños, que dejan mover su mano sin control alguno y tampoco son capaces de respetar los límites de una hoja en blanco.
  • Mejora de la motricidad fina: a continuación, el niño aprende a dibujar elementos cada vez con más detalles y en superficies más limitadas. Ya ha terminado con los grandes dibujos, ahora el niño puede poner límites a una superficie más pequeña y realizar formas más complejas.
  • Autoafirmación de su carácter: el niño se expresa a través del dibujo. Se pone a prueba. A lo largo de sus creaciones, observarás muchas variaciones: trazos persistentes si está irritado o por el contrario, más ligeros. De la misma manera, aprenderá a ser paciente para realizar el dibujo que tiene en mente. A veces, tendrá que hacer un doble esfuerzo y concentrarse más para poder conseguirlo.
  • Desarrollo de su sentido artístico y de su creatividad: para dibujar, hay que dejar sitio a la imaginación. No solo para representar los personajes y los objetos de su elección, sino también para verbalizar lo que él realiza. Es decir, los dibujos de los niños son el soporte de historias increíblemente ricas. ¿Ya has preguntado a un niño qué significa lo que ha dibujado? En general, puede hablar sin parar sobre ese tema y un mismo dibujo podrá tener varias interpretaciones. De la misma manera, esta actividad desarrolla su lado creativo.
  • Expresión de sus emociones: el dibujo también permite al niño expresarse de forma diferente a como suele hacerlo mediante la palabra. Sus creaciones reflejan sus emociones y su estado de ánimo. Especialmente, la elección de los colores es un elemento revelador. El bebé ya es un artista que se expresa mientras crea. Si el dibujo es bueno para la salud de los niños, también es para los padres un buen medio de conocer mejor a su hijo. Además, permite ver de qué manera afirma, se muestra tímido, o con confianza en sí mismo….Y conocer mejor sus intereses.

¿Cómo favorecer el desarrollo del niño gracias al dibujo?

¿Has puesto al alcance de tu hijo los soportes y las herramientas que necesita para dibujar y por lo tanto, para estimular su creatividad?

¡Esto es algo muy bueno!

Es importante que pueda experimentar diferentes maneras de dibujar. El dibujo es, ante todo, un juego para el niño. Será más propenso a que le encante el dibujo si le propones múltiples herramientas para colorear.

¡Pinta con los dedos! Pintar con los dedos…¡Qué maravilloso descubrimiento!

En cambio, el dibujo tiene que seguir siendo un placer para él.

No hay que obligarle a dibujar si no le apetece. Generalmente, los niños no se cansan de dibujar, pero si es el caso, no es una razón por la que preocuparse.

Déjale escoger dibujar cuando a él le apetezca. De la misma manera, aquí tienes algunos errores que no hay que cometer. Evita ser demasiado mandón:

  • Deja que escoja lo que quiera dibujar,
  • Valórale y felicítale por el dibujo que ha hecho,
  • Escribe su nombre en los dibujos que realice,
  • Pregúntale que te explique lo que ha dibujado.

¡Rápidamente verás sus progresos y la evolución de sus dibujos! Pintar es una actividad complementaria, de la misma manera, indispensable. Verdaderos artistas pintores, los más pequeños adoran dibujar con pinceles. Les encanta aprender a pintar con las manos, con plantillas o incluso con herramientas como los tampones. El modelado también va a estimular su creatividad y le va a ayudar a desarrollar sus aptitudes artísticas. Lo has entendido bien, el dibujo y la pintura, y más en general todas las artes plásticas, van a ayudar a tu hijo a crecer bien.

Los inicios de la escritura

Diferentes soportes para que los niños se expresen y se sientan motivados En infantil, los soportes de expresión son variados para poder estimular a los niños

¡El dibujo es una etapa esencial para el futuro aprendizaje de la escritura!

En las clases de dibujo, desde infantil, los niños se inician en la caligrafía. Empiezan a reproducir trazos, puntos, curvas, ondas, bucles…Todos estos elementos le permitirán después formar letras.

Al empezar primaria, el niño aprende a reproducir letras en mayúsculas y a escribir su nombre.

Más tarde, empezará a familiarizarse con la escritura cursiva. Para poder profundizar en sus habilidades en la escritura.

Por lo tanto, es importante estar atento al progreso del niño y enseñarle a sujetar correctamente el lápiz. De esta manera, podrá adquirir los gestos adecuados y adoptar la postura correcta para formar sus primeras letras.

Antes de los 6 años, es inútil empujar al niño a que escriba. Solo a esta edad, podrá realmente agarrar un lápiz de forma correcta. Además, conviene respetar el deseo y las ganas del niño. Algunos serán más curiosos a la hora de aprender a escribir palabras simples como papá o mamá, pero antes de esta edad, el enfoque principal para conducirle de forma natural hacia el control de la escritura sigue siendo el dibujo.

Si con el aprendizaje de la lectura algunos niños abandonan el dibujo, otros manifiestan un interés real por este medio de expresión.

Así, perfeccionarán su técnica y empezarán a realizar obras mucho más complejas que llegarán a buen término.

¡Por lo tanto, las clases de dibujo y las de pintura pueden convertirse en una actividad extraescolar con las que se sientan realizados!

 

 

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *