Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuáles son los objetivos de una clase de guitarra?

Por Coral, publicado el 29/06/2016 Blog > Música > Guitarra > ¿Cómo Estructurar tu Progresión con la Guitarra?

A priori, ir a clases de guitarra y aprender a tocar la guitarra es para saber tocar este instrumento, ¿no?

Pero los objetivos de las clases de guitarra en sí mismos no están siempre del todo claros y varían de un alumno a otro.

En efecto, algunos van a preferir seguir una clase para aprender solo las bases del instrumento, mientras que otros tendrán por objetivo a medio o largo plazo convertirse en auténticos profesionales de la guitarra.

De la misma manera, un guitarrista esporádico no tendrá las mismas pretensiones, la misma disposición, los mismos objetivos que un guitarrista avezado o que un profesional: hay quien quiere aprender las bases de la guitarra y aprovechar para aprender solfeo, mientras que otros quieren tocar sus temas favoritos y otros pulir su estilo, abrirse a nuevos horizontes.

Los ejemplos son numerosos y podríamos citarlos por decenas.

Pero antes de conocer los diferentes y principales objetivos de las clases de guitarra, hay que saber que existen diferentes tipos de clases de guitarra.

Según las clases que te plantees, tu objetivo será diferente.

La diversidad de las clases de guitarra

Cada tipo de clase de guitarra propone un aprendizaje diferente, con una pedagogía y una metodología distintas, pero también con objetivos diversos.

Las escuelas de música para aprender guitarra

Si quieres ir a una escuela de música o a un conservatorio, las clases de guitarra siguen por lo general una metodología bastante rígida, en el sentido de que el profesor no va a adaptarse necesariamente a ti, a lo que tú esperas.

Este programa, muy encuadrado, varia a veces en función de la edad y del nivel de cada músico aprendiz.

objetivos-de-un-curso-de-guitarra

El inconveniente de estas clases es su lado escolar, sobre todo si decides ir a un conservatorio donde las clases se alargan durante años con un plan de estudios que incluye audiciones, exámenes, diplomas.

Las ventajas de este tipo de clases de música es la oportunidad de adquirir una visión general de la música y también de la guitarra, a veces en detrimento del lado placentero del instrumento.

Las asociaciones y centros culturales para aprender guitarra

Otros lugares como las asociaciones o los centros culturales disponen de mayor flexibilidad y de mayor amplitud para enseñar guitarra.

Estos lugares son por lo general menos estrictos, menos escolares y proponen un aprendizaje de la guitarra con una óptica más lúdica, más recreativa.

aprender-guitarra-en-una-asociacion

Una de las ventajas es que son auténticos profesionales de la guitarra, verdaderos apasionados que desean transmitir su pasión y que proponen cursos colectivos.

El inconveniente es que las tarifas de estos cursos son a menudo más caras que las de una escuela de música.

Las clases particulares para aprender a tocar la guitarra

Las clases particulares con un profesor independiente son otra alternativa: con este aprendizaje, vas a poder seguir objetivos variados según tu nivel y según la calificación de tu profesor.

como-preparar-las-claes-de-guitarra

Las clases particulares se dirigen a todos los guitarristas, ya seas principiante, domines la guitarra desde hace años o seas profesional.

La ventaja de estas clases de guitarra es poder instaurar una verdadera relación entre el profesor de guitarra y el alumno: no es simplemente un aprendizaje pedagógico de la música y la guitarra, sino que se produce un auténtico intercambio y se comparte una pasión común: la guitarra y la música.

Por lo tanto: según el tipo de clases de guitarra, según tu esfuerzo por aprender, vas a concentrarte o en la formación musical, o en el instrumento, o incluso en el aprendizaje de estilos musicales diversos.

Primeros objetivos complementarios de las clases de guitarra

Las clases de guitarra tienen objetivos diversos, y aunque algunos parecen oponerse, otros se completan.

Para empezar, las clases de guitarra tienen como principal objetivo adquirir las bases teóricas y prácticas en formación musical (solfeo) y en el instrumento que representa la guitarra.

Una vez que hayas aprendido los primeros fundamentos, una vez que conozcas tus primeros acordes mayores y menores, puedes estar seguro que los memorizarás para siempre, pero como en todas las prácticas, es necesario consolidar tus conocimientos, descubrir nuevas técnicas, ponerse al día, ampliar tu cultura musical.

Según tu tipo de aprendizaje, el profesor podrá aconsejarte u orientarte hacia un modo mejor para mejorar e impulsar tus clases de guitarra. Los objetivos pueden ser muy variados:

  • preparar la clase de guitarra
  • tocar la guitarra más rápido
  • aprender a improvisar con la guitarra
  • o simplemente: ¿cómo tocar la guitarra?

Desarrollar un conocimiento

El otro objetivo esencial es que vas a tener la oportunidad de desarrollar y mejorar ciertas técnicas: algunos guitarristas quieren aprender a tocar más rápido, otros quieren profundizar sus conocimientos en solfeo, probar la improvisación o intentar tocar temas más difíciles.

Las clases de guitarra son para eso: con la ayuda de un profesional, vas a poder desarrollar tus conocimientos sobre el universo de la guitarra y mejorar tu técnica.

La importancia de tener objetivos en guitarra

Lo adivinamos fácilmente, cada uno tiene objetivos diferentes en su aprendizaje de la guitarra, pero sea cuales sean, es importante poder definir los objetivos a alcanzar, los niveles a superar para seguir progresando.

Trabajar de forma estructurada

Solo fijándote objetivos a medio o largo plazo lograrás superar los posibles obstáculos, mejorar y progresar.

Hay quienes querrán aprender día a día intentando tocar un tema lo más rápido posible, pero hay muchas posibilidades de que les pasen desapercibidas ciertas técnicas, u otros conocimientos musicales.

Trabajar con una fecha límite, con un objetivo que lograr, va a motivarte, vas a trabajar de forma más constante, más estructurada.

Tener objetivos realistas y realizables

Para tener éxito en tu aprendizaje, para mejorar tus conocimientos, para avanzar paso a paso de manera eficaz, es esencial que te fijes objetivos realistas.

En efecto, si deseas convertirte en el nuevo Satriani o el Jimi Hendrix del siglo XXI en 6 meses, hay muchas posibilidades de que te desanimes y la consecuencia última será simple y llanamente que abandones la guitarra.

Comienza por estudiar lo que está a tu nivel: si eres principiantes, aprende las escalas, los principales acordes (mayores, menores, acordes de séptima, armónicos, etc.) y avanza de forma pausada pero segura.

Si tienes ya experiencia con la guitarra, tendrás que ver con un profesor cuál es tu nivel, pregúntale qué puedes aprender más y háblale de tus expectativas, de lo que te apetece, para que se adapte a tu nivel.

Los objetivos con la guitarra permiten estructurar tu progresión

Tener objetivos realistas te permite mantener los pies en la tierra y progresar de forma concreta y duradera.

Puedes, por ejemplo, fijarte como objetivo:

  • Poder tocar con un tempo más rápido, trabajar con ejercicios de rapidez
  • Conseguir hacer un solo tocándolo 3 veces sin equivocarte
  • Hacer un ejercicio de arpegio durante 5 minutos, una vez mirando la cuerdas, otra sin mirarlas
  • Conseguir una separación de varios trastes en el diapasón
  • Alternar varios acordes cruzados haciéndolos resonar durante 2 segundos cada uno.

Los ejemplos son infinitos, lo importante es comprender que hay que realizar cosas concretas y posibles.

Tener una pequeña libreta para las clases de guitarra

La idea es bastante sencilla, si anotas por escrito los objetivos que te fijas con las fechas correspondientes, ya sea en una pequeña libreta o en una hoja de Excel en el ordenador o la Tablet, vas a poder seguir tu progresión.

Si miras tus anotaciones cada semana, vas a poder ponerte al día poco a poco inscribiendo tus nuevos resultados.

La llave para progresar con la guitarra, es ser organizado, paciente, estar motivado. Si dispones de una buena estructura de supervisión, si eres organizado, vas a mejorar de forma significativa sin ni siquiera darte cuenta.

Fijarte objetivos con la guitarra, es un paso hacia el aprendizaje de nuevas técnicas y de nuevas obras que te parecían imposibles.

¡Cada uno con sus objetivos!

Existen diferentes maneras de enfocar las clases de guitarra en función de los objetivos que te fijes.

Algunos quieren tocar los temas de sus músicos preferidos, otros solo quieren aprender a tocar la guitarra, otros quieren aprender una técnica en particular y otros quieren simplemente relajarse tocando un instrumento que les inspira.

definir-los-objetivos-de-un-curso-de-guitarra

Las razones son múltiples porque los objetivos lo son igualmente: los objetivos varían en función de los gustos, de las ganas del momento y de las ambiciones de cada alumno.

En efecto, es él el que, en última instancia, elige lo que le conviene en función de lo que siente y lo que desea.

Sus elecciones va a condicionar su método de tocar y aprender guitarra porque la cantidad de trabajo no será la misma, el tiempo a consagrar al aprendizaje y la teoría tampoco.

Tocar la guitarra es una manera artística de expresarse, ya sea en grupo o solo: esto permite abrir tu horizonte artístico, ampliar tus conocimientos, « hablar » por medio de la música de lo que sentimos, atenuar las tensiones personales, en resumen, realizarse.

Lo esencial es que la práctica de la guitarra sea y siga siendo un placer para compartir: hay que ser consciente de esta noción esencial que te ayudará a superar los obstáculos inherentes a todos los aprendizajes.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz