Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

La aventura de las clases particulares de guitarra

Por Ana, publicado el 11/05/2016 Blog > Música > Guitarra > Impartir y Recibir Clases de Guitarra

En el mundo de las clases de guitarra es posible de entregarte de lleno a tu pasión a la vez que impartes clases de calidad a alumnos deseosos de aprender.

Entre los métodos tradicionales e internet, existe un amplio campo de posibilidades para la enseñanza.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Tienes ganas de aprender a tocar la guitarra?

De repente, te levantas un día y te dices a ti mismo: “¿Y si me pusiera a tocar la guitarra?”.

En efecto, es una idea excelente, pero, ¿a quién acudir? ¿Cómo proceder?

Encontrar tu estilo

Lo primero que debes hacer es identificar tu estilo musical. En función de tu elección utilizarás una u otra guitarra. Existen cuatro tipos:

  • Guitarra eléctrica.
  • Guitarra acústica.
  • Guitarra electro-acústica.
  • Guitarra folk.

Cada una de estas guitarras te permite tocar un estilo de música concreto: la guitarra eléctrica para el rock, la clásica para el flamenco o la electro-acústica para el blues.

Aprender a tocar

Después, tendrás que aprender a tocar la guitarra, para lo que existen muchas posibilidades:

Empezar a tocar la guitarra. Los comienzos con la guitarra.

  • Clases en una escuela de música, en asociaciones o talleres.
  • Clases en conservatorios.
  • Clases particulares.
  • Internet: con buenas ayudas como tutoriales, vídeos y clases en línea.
  • Libros (o libros electrónicos) especializados.
  • Aprender guitarra sin solfeo, para los que se inician tarde.

¿Te gustaría dar clases de guitarra?

Enseñar guitarra supone transmitir una pasión, compartir una emoción, un sentimiento que se desprende de una determinada música.

El objetivo del profesor es el de infundir esta emoción y alimentar las ganas de aprender del alumno.

Pero entonces, ¿cómo dar clases de guitarra?

Impartir clases de guitarra. ¿Cómo lanzarse a la aventura de las clases de guitarra?

Una vez fijada la tarifa, cuando el profesor conoce el nivel del alumno y ha sabido comprender sus expectativas y necesidades, puede entonces comenzar el verdadero trabajo de enseñanza de guitarra.

Pero, más allá de la simple instrucción, el profesor (sobre todo cuando se trata de clases particulares a domicilio) se transforma en confidente, en mentor.

El alumno podrá aprender trucos para desarrollar sus habilidades, y podrá pedir al profesor que le muestre las distintas técnicas que quiere dominar.

Por su parte, el profesor podrá expandir el horizonte cultural de su alumno: le propondrá nuevos métodos de trabajo en los que no se había parado a pensar y le hará escuchar música diferente para comprender una determinada técnica.

Se trata de una verdadera relación de intercambio, de un enriquecimiento mutuo entre profesor y alumno.

Primera etapa: establecer el precio de las clases

Un profesor de música y de guitarra es, en este caso, un profesional cualificado, que ha seguido una larga formación musical.

Dar clases de guitarra exige una gran implicación personal y poseer numerosas cualidades. Por ello, la remuneración del profesor debe ser acorde a todo este trabajo y esfuerzo.

El precio de las clases. El precio de una clase de guitarra.

Es importante conocer también otros aspectos de esta profesión: el profesor de guitarra no siempre tiene vacaciones pagadas (muy a menudo da clases durante las vacaciones escolares); no tiene un contrato de por vida con sus alumnos y su situación es siempre más o menos precaria; debe asumir él mismo gastos profesionales, como los desplazamientos, la compra de partituras o tablaturas, el alquiler de un local si no acude a domicilio, y las cotizaciones sociales.

Todos estos puntos deben tenerse en cuenta para calcular las tarifas de una clase de guitarra.

El precio se calcula siempre con el IVA incluido y en vigor. De media, las tarifas oscilan entre 15 y 20 euros la hora. Depende, claro, de la región en la que vivas.

Segunda etapa: encontrar alumnos interesados

¿Cómo encontrar alumnos? Esta es una de las preguntas frecuentes cuando se es profesor de música.

En primer lugar, puedes hablar con la gente cercana a ti, con tus amigos: todo el mundo conoce a alguien que quiere (o cuyo hijo quiere) aprender a tocar la guitarra, ¿no?

Encontrar alumnos para las clases. Encuentra tu grupo de guitarristas.

Aquí tienes los distintos métodos para encontrar alumnos para tus clases de guitarra:

  • Coméntalo en tus círculos, juega con el boca a boca, haz pasar el mensaje a tu alrededor.
  • Las redes sociales: hoy es el canal más utilizado para encontrar alumnos en un tiempo récord.
  • Los anuncios en los medios e internet, los flyers. En las tiendas de música y también en las grandes superficies y en los comercios de tu zona.
  • Las plataformas de apoyo escolar: un método cada vez más utilizado por los profesionales de la música y por los alumnos.
  • Las escuelas de música, las asociaciones y los centros de animación.
  • Las clases particulares: fijas la tarifa y adaptas cada clase según el nivel de los alumnos.

Tercera etapa: impartir clases de guitarra por cámara web

Con internet y los vídeos, es posible impartir o recibir clases de guitarra mediante la cámara web de una manera más lúdica e interactiva.

Con la cámara web y algún programa para comunicarse (como Skype) el alumno podrá aprender a tocar, y el profesor podrá corregirle si es necesario, todo ello desde casa.

Clases mediante cámara web. Clases de guitarra en línea a domicilio.

Mediante solo unos cuantos clics, puedes reservar tus clases en línea, elegir a tu profesor en función de tu estilo de música y, sobre todo, de su disponibilidad.

Al profesor le evita tener que desplazarse y perder tiempo.

El único inconveniente es que el profesor no puede corregir al alumno físicamente, enseñándole como colocar su mano o sus dedos sobre el mástil.

Se necesita una excelente conexión a internet y una cámara web de calidad.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *