Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Empezar con el canto para llegar a lo más alto

Por Coral, publicado el 30/06/2017 Blog > Música > Canto > Aprender a Cantar para Ser Famoso

“Me gustaría más ser famoso por una canción que por una victoria”.

Alexander Smith, Dreamthorp (1863)

Estas últimas décadas, las emisiones consagradas a la música popular se han multiplicado, al igual que los programas cazatalentos.

La Voz y Star Academy son sin duda dos de los más conocidos en España: tienen una audiencia en prime time espectacular.

Lógicamente, no es raro encontrar en los recreos a niños y niñas que quieren ser cantantes profesionales.

Esta vocación, a veces muy precoz, la abandonan a menudo, pero se afirma en otros, haciéndose cada vez más seria e imperiosa.

¿Te has preguntado ya por qué se produce esta selección tan rápida?

Las principales razones son la falta de talento… y la falta de abnegación o de trabajo: una tendencia moderna es la de soñar con ser cantante sin hacer ningún tipo de esfuerzo por conseguirlo.

¡Habrá que aprender a cantar bien en algún momento!

Hacerse famoso lleva mucho trabajo además de talento. ¿Cómo convertirse en artista e intérprete?

Una estrella no nace, ¡se hace!

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Quién no ha soñado con ser cantante?

En el siglo XXI, al igual que en el siglo pasado, los jóvenes y adolescentes forjan su personalidad teniendo en cuenta referentes que juzgan dignos de imitar. En este sentido, los padres a menudo ceden su puesto a la pop star.

Pero para pretender igualar a su mentor, que enlaza un concierto tras otro, es necesario remangarse e hincar los codos para aprender a cantar y perfeccionarse en este arte.

La canción, es ante todo algo que tienes que disfrutar. Si te supone un esfuerzo, no vale la pena planteárselo como el núcleo de tu existencia: tienes que cambiar de vocación.

Aprender a cantar y a moverte en un escenario. Los gestos corporales del cantante son primordiales.

Una inclinación por el canto debe madurarse, y el largo trabajo que exige dicha maduración no está exento de penalidades. Tendrás que estar motivado, como demuestra la perseverancia de los candidatos a los diferentes concursos de canto.

Es casi imposible lanzarse solo directamente.

A menudo, más vale comenzar con una coral o, al menos, un grupo o un cuarteto, para dar tus primeros pasos y aprender de tus “colegas”.

Incluso si prefieres ciertos estilos musicales en particular, tienes que practicar y mejorar abarcando todos los géneros: gregoriano (o música sagrada en general), hip hop, soul, folk, pop rock, polifonía, etc. Además, hacer las cosas con buen humor te resultará imprescindible para lograr alcanzar tu ambición.

La especificidad de los cantantes de ópera

Los cantantes de música popular tienen mucho éxito.

Los cantautores, una gran tradición española, parecen estar de capa caída al lado de algunas celebridades multimillonarias.

Sea como sea, en lo que respecta al entrenamiento vocal, la sensibilidad y la técnica vocal, las clases de canto lírico son particularmente eficaces y aconsejables si esperas grabar un día con una casa de discos.

Dominar una partitura barroca de tenor o de soprano supone un dominio total de la respiración, del canto coral y de la vocalización, elementos que permiten que una cantante normal se desmarque del resto y pueda ampliar su repertorio artístico.

Además de ser una posibilidad de carrera, para lo que la tesitura y el timbre de voz deben ser de gran calidad, es también una excelente manera de aprender a cantar con un acompañamiento instrumental, a menudo complejo (sobre todo de Wagner).

El alto trabaja por ejemplo su dicción cantando en otro idioma, es impecable con el calentamiento de las cuerdas vocales, al tiempo que controla su estrés gracias a las partes a capella.

Las master class de barítono son perfectas para cantar con una interpretación escénica teatral orquestada por un director que ofrece consejos que podrían utilizar los Rolling Stones o Alejandro Sanz en un concierto menos convencional.

El universo de la comedia musical

Los musicales ocupan un puesto muy popular que no se pasa de moda.

La comedia musical multiplica las melodías agradables y las arias fáciles, con numerosos papeles.

Cats, El Fantasma de la Ópera, Los Miserables... Descubre el universo de los musicales.

Trabaja tu canto aprendiendo de memoria algunas partituras del género para progresar rápidamente.

Los musicales son una vía más. ¿Por qué no crear tú mismo tu personaje, mediante la improvisación, eventualmente entre varios?

Tener una voz bonita es evidentemente un requisito, pero si lo cumples, lo mejor es ser un actor o actriz para avanzar hacia el camino de la celebridad. ¡Más de una estrella ha comenzado así!

Perfeccionar tus conocimientos musicales con el canto

No hay ningún músico que no haya, a su manera, dominado el arte del canto.

Violín, órgano, flauta, violoncelo u otros instrumentos de cámara: un instrumentista digno de ese nombre debe tener oído para cantar sin desafinar, aunque no tenga una voz sinfónica -lo cual es perdonable.

El director de orquesta, para dirigir una orquesta filarmónica durante un recital lírico, tiene que tener experiencia en canto.

Es igual que los que quieren dedicarse al baile: el sentido del ritmo implica un perfecto dominio de sus cuerdas vocales.

Además, las estrellas más emblemáticas de la planeta no se limitan a sostener el micro.

No solo saben tocar por lo general un instrumento musical (a menudo varios) y moverse por el escenario como un bailarín (pensad en Michael Jackson), sino que además es importantísimo que puedan crear sus propias interpretaciones.

Escribir una canción es un gran orgullo y una enorme satisfacción. Supone participar en el poder de cooperación y creación del ser humano.

Messe de Bach, Requiem de Mozart, Mendelssohn, Monteverdi, Fauré, Schubert, Gounod, Berlioz, Haendel, Vivaldi, Beethoven, Brahms, Puccini y Bellini: el carisma propio de cada uno de estos compositores de renombre reposa en un conocimiento perfecto de la música, así como de los instrumentos y las voces.

El mundo de la música tiene un horizonte más amplio de lo que pueda parecer en un principio.

Los técnicos de sonido e iluminación, los decorados, por no hablar de los agentes artísticos, también artistas a su manera, que en su mayoría tienen una íntima relación con la canción.

Vice versa, un cantante que domina la música (no dudes en recurrir a un profesor para ir a clases de piano), de la composición y las artes escénicas tiene una enorme ventaja, que podrás aprender también en una buena escuela musical.

Inspirarse de la canción en otras disciplinas artísticas

Si bien una diva tiene todo interés en suscitar entusiasmo cuando canta una cantata, el canto es también una inspiración para todo tipo de artistas.

Por ejemplo, los poemas se sitúan entre la obra literaria y el estilo musical.

La literatura en general está cerca de la música, en la inspiración de algunas novelas -como el lugar de la liturgia en Allá Lejos, de Huysmans, o el ambiente de las obras de Julien Gracq.

La resonancia de la canción en las artes repercute hasta en la pintura. Los surrealistas de entre guerras pintaron algunas de sus obras en paralelo al hecho de escuchar a cantantes célebres.

¿Cómo aprender a cantar?

La paciencia es sin duda la palabra clave de la celebridad, otro requisito indispensable es tener un gran talento.

Lo primero es empezar por el conservatorio. O por una escuela de canto, que puede estar asociado con la facultad de musicología y cursos intensivos de canto para trabajar con más de un profesor.

Las asignaturas pueden asociarse a un seguimiento individual complementario mediante clases particulares a domicilio.

No hay nada como controlar perfectamente la voz y dominar los agudos para tener confianza en uno mismo.

La educación musical no se inventa: hay que ponerse en  manos de un buen profesor de música.

A menudo, es un buen profesor el que hace que un alumno sea un fuera de serie.

Para terminar, te damos una última astucia para aprender a cantar y hacerte famoso, ¡hacer deporte para controlar la respiración!

Además, hay que cuidar la puesta en escena para tener un aspecto digno o un estilo particular, una identidad a la moda, para hacerse hueco más fácilmente y, en caso de éxito, que los fans se identifiquen contigo.

La prudencia es siempre una apuesta segura en cualquier momento de una carrera, ya sea larga o corta, profesional o como aficionado: cuidado con los falsos amigos y las estafas, que por desgracia abundan, como en todas partes.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *