Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Razones de validar el Proyecto Lengua Italiana Dante Alighieri

Por Coral, publicado el 21/04/2017 Blog > Idiomas > Italiano > Examen de Lengua Italiana: ¿Por qué Pasar el PLIDA?

Hay alrededor de 70 millones de hablantes de italiano como lengua materna en todo el mundo y 125 millones que hablan italiano como segunda lengua.

El PLIDA, de “Progetto Linguia Italiana Dante Alighieri” y traducido en español por “Proyecto Lengua Italiana Dante Alighieri”, es una certificación de lengua italiana que da fe de una competencia y del grado de dominio de la lengua italiana como idioma extranjero.

Esta certificación presenta grandes similitudes con el CILS o el CELI, sobre todo en lo que respecta a la segmentación de competencias por niveles (de A1 a C2). La diferencia notable es que no las expide el mismo organismo (la sociedad Dante Alighieri en el caso del PLIDA, la universidad de Siena el CILS y la universidad de Perusa el CELI).

¡Aquí puedes saber todo lo que necesitas antes de presentarte al PLIDA!

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Qué es el PLIDA?

El padre de la lengua italiana. Dante es para Italia lo que Cervantes para España. ¡Oímos hablar de él a menudo!

La certificación PLIDA es un diploma expedido por la sociedad Dante Alighieri, sociedad respaldada por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Además de por el Ministerio de Asuntos Exteriores, esta certificación está formalmente reconocida por numerosos organismos como el Ministerio de Trabajo o el Ministerio de Educación, de la Universidad y la Investigación en Italia.

Obtener el PLIDA equivale por tanto a asegurarse del valor de la certificación que pasamos y del reconocimiento de la misma por parte de las más altas instancias italianas.

Ya sea para un año de estudios universitarios, para trabajar en el seno de una empresa italiana o con importantes intereses económicos en Italia, el PLIDA es seguramente un punto de diferenciación y una ventaja en un currículum vitae.

Además, para las universidades italianas, la obtención de un certificado de nivel B2 o C1 (variable según las universidades), permite una inscripción sin tener que presentarse a los exámenes de lengua italiana, normalmente obligatorios para todos los estudiantes. Para los estudiantes ERASMUS, el nivel mínimo exigido es el B2.

Las diferentes declinaciones del PLIDA

Niveles de la lengua italiana. ¡Vuelta a la escuela para pasar el examen!

Al igual que el CILS, la certificación PLIDA se articula en torno a 6 niveles independientes que van del A1 para un nivel de lengua italiana elemental al C2 para aquellos que tienen un nivel fluido próximo al bilingüismo en el idioma italiano.

Estos niveles diferentes están establecidos por las listas del Marco Común de Referencia Europeo para las lenguas (MCER).

Es primordial elegir un nivel coherente con respecto a nuestros objetivos y nuestro nivel real en italiano. Es inútil que te presentes a un nivel más bajo que el que realmente tienes si es con el propósito de sacar mejor nota. Una nota excelente en un nivel B2 siempre estará menos reconocida que una buena nota en la certificación de nivel C1.

Las declinaciones del PLIDA no se restringen a los 6 niveles diferentes. Así, se podrán obtener otras dos certificaciones:

  • El PLIDA Juniores que se dirige a los adolescentes entre 13 y 18 años y que se apoya en una metodología propia a esta población (comunicación y puesta en situación familiar para un adolescente) con niveles que van del A1 al C1.
  • El PLIDA Comercial que se dirige a un público de profesionales de las finanzas, el comercio o la industria que quieran que se reconozcan sus competencias en italiano. También en este caso las modalidades y los objetivos son diferentes según el público al que se dirige. El PLIDA Comercial cuenta con 3 niveles: B1, B2 y C1, adaptados al entorno profesional.

Los criterios de evaluación del PLIDA

Aunque cada uno de los 6 niveles sea independiente, los criterios de evaluación son bastante similares y los componentes que se examinan se articulan siempre en torno a 4 grandes competencias:

  • Escuchar,
  • Escribir,
  • Leer,
  • Y hablar.

Los dos grandes ejes son aquellos sistemáticamente comunes al aprendizaje de un idioma extranjero: el dominio del escrito y del oral, la posibilidad de expresarse, comunicarse y comprender. Evidentemente, en función de los niveles, las expectativas se incrementan o disminuyen:

  • El nivel A1, igualmente denominado nivel elemental o descubrimiento, se dirige a un público totalmente novato en italiano. Este nivel de certificación valida competencias muy concretas, como la comprensión de enunciados simples, la posibilidad de responder con un nivel de lengua muy básico y con frases cortas (sujeto, verbo, complemento y a veces algún adverbio o adjetivo),
  • El nivel A2 (nivel intermedio o de supervivencia) valida competencias de base, en un contexto de evolución pero que se sitúa en plena fases de aprendizaje. Vocabulario italiano de base, gramática italiana común, dominio relativo de la pronunciación al oral serán elementos en los que habrá que profundizar para progresar.
  • El nivel B1 es el nivel umbral. La certificación valida la aptitud para comprender elementos claves de una conversación o de un diálogo sin por tanto dominar todos los matices del discurso. La capacidad para reconocer y comprender las expresiones italianas más frecuentes podrá ser examinada igualmente. Para terminar, hay que ser capaz de contar algo, expresar un sentimiento, más allá del simple hecho concreto,
  • El nivel B2, considerado como el nivel avanzado o independiente es un nivel de certificación que demuestra una capacidad de comprensión en un entorno menos llano (conversación oral con alguien que tenga un marcado acento, textos con un léxico más complejo…). Además habrá que ser apto para mantener una conversación espontánea con nativos sobre temas como la actualidad o temáticas más precisas como el deporte o la historia del arte.
  • El nivel C1 o nivel autónomo demuestra un dominio de la lengua italiana, pero también de otros conocimientos relacionados (históricos o culturales) sobre le país de la bota. El interlocutor deberá ser capaz de seguir y participar activamente en una conversación compleja, sin tener aspecto de pensar en sus siguientes palabras. La evaluación se realiza también sobre el dominio de otros elementos menos tangibles, como el domino de las tonalidades de un discurso o la seguridad en el lenguaje.
  • La certificación C2 (nivel dominio) demuestra un nivel cercano al de la lengua materna de un nativo italiano y la aptitud para comprender sin esfuerzo la tonalidad o la gran mayoría de informaciones tanto en el oral como por escrito. El locutor debe ser capaz igualmente de argumentar sobre temas complejos y de mostrar una progresión ante el hecho de captar sutiles matices acerca de una idea, una frase o un discurso.
Saber posicionarse con respecto a estos niveles es por tanto primordial para pasar la certificación más pertinente con respecto al nivel.

Presentarse a las pruebas de nivel en italiano. Te aconsejamos ir directamente al nivel B2 si puedes, sin validar los otros.

La duración de las pruebas es la siguiente:

ExamenComprensión oralComprensión escritaExpresión escritaExpresión oralTotal
A135 min30 min40 min10 min1h55
A225 min30 min40 min10 min1h45
B135 min30 min50 min10 min2h05
B235 min30 min50 min10 min2h05
C135 min45 min90 min15 min3h05
C240 min45 min135 min15 min3h55

Para obtener la certificación sea cual sea el nivel elegido, hay que tener una nota de 18/30 en las 4 competencias (escuchar, escribir, leer y hablar).

Al obtener un mínimo de 18/30 en 3 competencias con una nota inferior en la cuarta, las competencias por encima de 18/30 quedan validadas. Solo habrá que volver a examinarse posteriormente en la o las competencias en las que la nota ha sido inferior a 18/30.

¿Conoces también el DITALS?

¿Cómo preparar el PLIDA?

Al igual que para aprender español, japonés, inglés o chino, el aprendizaje de la lengua latina italiana requiere un tiempo de preparación. Antes de pasar el examen, será importante progresar con rapidez para aumentar las posibilidades de obtener el diploma. Para eso, existen varias soluciones.

La escuela Dante Alighieri propone una preparación al PLIDA de dos semanas de inmersión y un total de 30 clases de una duración de una hora (3 lecciones diarias de lunes a viernes).

La ventaja de esta solución es el número de participantes por sesión: de 1 a 5 personas máximo para progresar rápidamente y de forma óptima. El precio de las 2 semanas es de 750 €.

También se puede preparar en autoformación a través por ejemplo de aplicaciones en línea, clases de italiano gratuitas, clases de italiano en línea o clases particulares con un profesor titulado.

¿Dónde pasar el examen del PLIDA y a qué precio?

Certificados de italiano. ¿Una estancia en Roma para pasar el PLIDA y hacer turismo?

El único centro oficial reconocido para pasar el PLIDA es la dirección general de Roma de la Sociedad Dante Alighieri.

La sociedad Dante Alighieri está reconocida como la organizadora oficial de exámenes PLIDA, con el aval de la universidad de Roma “La Sapienza”, universidad que expide una aprobación científica a la certificación.

Es posible presentarse al examen en diferentes lugares designados y aprobados por la sociedad Dante Alighieri. Se puede pasar el examen en Florencia, Roma, Pisa, Turín o Milán en Italia.

En cuanto a las tarifas, cuesta 65 € para los niveles A1 y A2, 85 € el nivel B1, 95 € el nivel B2 y 135 € los niveles C1 y C2.

A este importe hay que añadir la cotización de adhesión de un año a la sociedad Dante Alighieri, que permite disfrutar de numerosas ventajas con las empresas asociadas. El total de esta cotización está fijado en 15 €.

En resumen:

  • Obtener el PLIDA significa tener la garantía de un reconocimiento del nivel de italiano por parte de las más altas autoridades del país. Equivale a asegurarse una plaza en las universidades del país o añadir competencias muy apreciadas a nuestro currículum vitae.
  • Antes que nada, es vital elegir un nivel de certificación adaptado a nuestras expectativas, necesidades y sobre todo a nuestras capacidades. Es la primera clave para lograr la certificación PLIDA: elegir un nivel ni demasiado sencillo ni demasiado complejo.
  • Antes de la fecha del examen, aconsejamos evidentemente una preparación adaptada a la presentación de la certificación para perfeccionarse. Las soluciones son múltiples, gratuitas o de pago. ¡Piensa en recurrir a nuestros superprofesores de italiano, disponibles en toda España!

¡Descubre también nuestro artículo sobre el certificado de italiano CIC!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

2 respuestas a “Examen de Lengua Italiana: ¿Por qué Pasar el PLIDA?”

  1. Pérez dice:

    Hola Coral. Estoy interesado en pasar un nivel B2 de italiano para poder realizar el año que viene mi estancia Erasmus. No tengo muy claro si alguno de los diferentes exámenes será más fácil que otro. Podrías indicarme si es así? Muchas gracias. Un saludo!!

    • Eva Eva dice:

      ¡Hola! Muchas gracias por tu comentario. Dado que los niveles se inscriben en el Marco de Referencia Europeo para las Lenguas, resulta complicado establecer qué examen es más o menos difícil. Lo que te aconsejamos es que evalúes tu nivel real antes de abonar las tasas de uno de ellos para estar seguro de que te presentas al más idóneo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *