Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las llaves maestras que dan acceso a estudios superiores alemanes

Por Coral, publicado el 02/05/2017 Blog > Idiomas > Alemán > Los Exámenes DAF y DSH para Hacer tus Estudios en Alemania

Wagner, Goethe, las Valquirias, las potentes berlinas, una economía fuerte y ciudades magníficas…

El norte de Europa atrae y fascina, con una civilización que data de siglos atrás y una rica cultura heredada del Sacro Imperio germánico.

Las motivaciones que pueden llevar a un estudiante a pasar una parte de su vida entre alemanes son numerosas: simple curiosidad, conocer las costumbres teutonas con vistas a una instalación a largo plazo, perfeccionamiento lingüístico, realización de unos estudios universitarios más cotizados…

Aunque el Rin es un río hermoso e imponente, es una frontera fácilmente franqueable, sobre todo en tiempos del espacio Schengen.

Las inscripciones en centros superiores alemanes se realizan siguiendo una serie de criterios. Con frecuencia se solicita un certificado de alemán, como el Test Deutsch als Fremdsprache ou le Deutsche Sprachprüfung für den Hochschulzugang.

Supondrá una seguridad para ti, ya que podrás confiar en tu facilidad para seguir unas clases no exentas de dificultades sin que te sientas perdido…

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Por qué estudiar en Alemania?

Todos intuimos que cada nación tiene un modo de vida propio. Es sobre todo el caso de los alemanes, hasta el punto de que caricaturizamos sus dialectos y algunas de sus especialidades…

Pero más allá de las películas y las viñetas, hay infinidad de tesoros y de maravillas que descubrir al otro lado del Rin.

Los pueblos alemanes presentan un centro auténtico y bien conservado. Los entramados, techos en punta, colores claros, casas estrechas o los campanarios góticos, son reclamos que seducen a los turistas… y atraen a los estudiantes españoles.

El encanto del clima continental, con nieve en invierno y agradables tardes soleadas en verano, se alía a las mil maravillas con el estilo urbano local y los campos de centeno bávaros.

Vivir en Alemania significa también descubrir las recetas de cocina típicas y las festividades características de los teutones: la fiesta de la cerveza, un ejemplo entre muchos otros, en este caso, mundialmente conocido. No es algo que pongas en tu CV, ¡pero aun así…!

Las particularidades locales son muy pronunciadas. Así que habrá que multiplicar los viajes de estudios y las estancias lingüísticas para recorrer todas las Lander… ¡Si fuera posible!

Hablar alemán perfecto. Heidelberg | Una de las ciudades universitarias alemanas | fuente: stocksnap.io

Con toda honestidad, incluso aunque el paisaje tenga su importancia y que las buenas condiciones de vida no disgusten a nadie, no es lo primero que vienen a buscar los jóvenes expatriados.

A menudo, el objetivo es dominar la lengua de Goethe, de la que se tienen bases previas para poder desenvolverse desde que se llega a Berlín, Dresde, Fráncfort, y regresar… ¡bilingüe!

Nada como una inmersión integral en la cultura de la lengua de acogida y obtener de paso un certificado de alemán para validar tu nivel.

Lo principal es que evites caer en la tentación de frecuentar otros estudiantes extranjeros, con los que tendrás la tentación de hablar en español o en inglés.

Hay que tener la voluntad de pasar días enteros, incluso semanas, sin hablar tu lengua materna. Gracias a estos esfuerzos, el cerebro asimilará mucho mejor el vocabulario, los giros gramaticales y la pronunciación.

Pasar uno o dos semestres en la capital tudesca parece aún más necesario para los alumnos de Estudios Alemanes o de Traducción e Interpretación con alemán como primera lengua extranjera y para aquellos que quieran ser profesores de alemán.

Universidades alemanas elitistas. El Deutsche Sprachprüfung für den Hochschulzugang (DSH) es un examen de lengua alemana que permite acceder a estudios superiores alemanes.

Otra razón importante de estudiar más allá del Rin es el elitismo de ciertas facultades teutónicas.

La Universidad es más selectiva en Alemania, dado que la obtención del Abitur es menos corriente que la del Bachiller.

Algunos ámbitos siguen siendo en Europa el coto privado de la Bundesrepublik Deutschland: es el caso en particular de la química, disciplina en la que han obtenido numerosos premios Nobel entre el Rin y el Óder.

El Test Deutsch als Fremdsprache

A lo mejor ya conoces las certificaciones del Goethe Institut, pero ¿conoces el resto?

El DAF o el TestDaF, es una de las joyas del célebre Goethe-Institut, institución que tiene como objeto obtener la difusión del alemán a través del planeta, mediante el TestDaf-Institut, sucursal de la Gesellschaft für Akademische Studienvorbereitung und Testentwicklung.

La Hochschulrektorenkonferenz y la Oficina alemana de Intercambios universitarios también forman parte de la elaboración de los exámenes.

Esta certificación dispone de una página internet y un nombre de dominio, además de una rúbrica en la página del instituto Goethe.

Este examen de alemán ha sido especialmente concebido para el mundo estudiantil, está dirigido a jóvenes de más de 16 años.

El nivel del Test Deutsch als Fremdsprache es alto, ya que este permite justificar un nivel B2-C1 (en función de los resultados obtenidos), utilizando la escala del MCER -Marco Común de Referencia Europeo para las lenguas.

Para superar sin dificultad las pruebas, el candidato debe comprender las informaciones esenciales de diversos soportes escritos, entender los detalles de documentos aparecidos en la prensa o en la literatura científica, conocer los reflejos lingüísticos vinculados a la vida cotidiana, tomar parte de forma espontánea de un debate, no perderse durante una conferencia, escribir un párrafo argumentado y coherente, describir una documentación, resumir ideas y sostener una argumentación oral.

Empollar antes de presentarte a exámenes importantes. Para un examen, hay que esforzarse | Sin revisar, es imposible sacar el DAF o el DSH | fuente: pixabay.com

El DAF comporta cuatro grandes partes:

  1. La comprensión escrita, que en la evaluación dura una hora, con el estudio de tres ejemplos de documentos: folletos relacionados con la enseñanza superior y la vida estudiantil; un artículo periodístico de unas 500 palabras y un fragmento de tipo científico, de más de 500 palabras.
  2. La comprensión oral, durante 40 minutos, se desarrolla en tres fases: escucha de una conversación banal; comprensión de un coloquio de investigadores y audición de una clase universitaria.
  3. La expresión escrita, de una hora de duración, con la escritura de un texto bien construido sobre un tema determinado. A continuación, habrá que tomar posición con respecto a una cuestión, empleando argumentos.
  4. El oral, con ordenador, de algo más de media hora (35 minutos a menudo): siete grabaciones relacionadas con situaciones de la vida cotidiana en un campus alemán; en el último ejercicio se trata de recabar informaciones en documentos para resumirlos, hacer comparaciones y conjeturas, para luego aportar un juicio.

Según las notas que se obtienen, el estudiante recibirá el nivel 3, 4 o 5. Para una inscripción en una facultad alemana, hay que tener un nivel 4 habiendo validado las cuatros pruebas descritas más arriba.

Por suerte, es posible presentarse a este diploma tantas veces como queramos (aunque los gastos de inscripción son de casi 175 €).

En qué consisten los exámenes de alemán. El TestDaF es un examen de alemán de nivel avanzado. Corresponde a los niveles B2 a C1 de la escala de seis niveles de competencias del Marco Europeo.

Para ahorrar y prepararte lo mejor posible repasando antes de presentarte, el Goethe-Institut ofrece de forma gratuita recursos en línea y propone la venta de manuales muy útiles.

El Deutsche Sprachprüfung für den Hochschulzugang

Sea cual sea el certificado de lengua extranjera al que aspiras, tendrás que practicar el máximo posible.

En la era numérica, no te faltarán las clases ni los ejercicios en línea, que además podrás completar recurriendo a clases particulares a domicilio.

Irse a vivir a Alemania y ser bilingüe alemán. Estancia en inmersión | Nada mejor que vivir la vida de un alemán para dominar la lengua | fuente: unplash.com

Si no te da tiempo a presentarte al DAF (Alemán Lengua Extranjera) en España antes de hacer la maleta, el DSH se hace directamente al llegar, en una escuela alemana, bajo convocatoria (pero con unos gastos de alrededor de 100 €).

Más cerrado, este examen solo se puede volver a pasar una sola vez. Un fracaso conlleva la suspensión de tu inscripción universitaria, y eso aunque ya estés instalado en Hamburgo, Núremberg o en otra ciudad…

Hay tres niveles, el más flojo es el 1 y el más elevado el 3.

Los niveles 2 y 3 los aceptan más o menos todos los centros, pero el primer nivel lo rechazan sistemáticamente, entre otras, la universidad de Sarre.

Sin sorpresa, hay una parte escrita (que corresponde al 70 % de la notal final) repartida en cuatro grandes temas de comprensión (2 horas y media y 50 % del resultado general) y de expresión (esta última, de una hora para entre 200 y 250 palabras, supone un 20 % del resultado final) y un oral de 20 minutos. Este último solo lo realizan los candidatos que hayan superado antes el escrito.

¿Hay otras posibilidades para realizar estudios en el extranjero?

Si el DAF y el DSH son normalmente obligatorios para poder acceder a estudios universitarios en lengua alemana, existen sin embargo otras caminos para efectuar una parte de tus estudios en tierras alemanas.

El primero, es optar por un grado hispano-alemán, como el grado de Estudios Hispano-Alemanes que se imparte en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad alemana de Ratisbona.

Solictar becas de estudios en el extranjero. El Goethe-Institut | Un lugar dedicado a la cultura y la lengua alemana | fuente: visualhunt.com

La segunda opción, es encontrar una facultad en la que las clases sean… ¡en inglés! Después de todo, gracias al programa Erasmus, los neófitos pueden ir a Estonia o a Grecia sin hablar ni una sola palabra de la lengua extranjera correspondiente.

Como última opción, si las universidades alemanas rechazan tu candidatura, puedes elegir otro destino. Para hablar alemán, Austria es un destino perfecto.

En su defecto, ¿qué dirías de aprender un nuevo idioma?

¡Descubre también qué es el BULATS alemán!

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *