Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
14

Mejora tu alemán en casa en 6 pasos

Por Marisol, publicado el 13/06/2016 Blog > Idiomas > Alemán > Cómo Aprender Alemán en Casa

Querer aprender alemán no solo implica hacer frente a sonidos inusuales y a una gramática compleja, sino también enfrentarse a un pedazo de historia, ya que el alemán como tal es una lengua cuyo origen surge en la alta Edad Media.

Se estima que hoy en día hay cerca de 120 millones de germanohablantes en todo el mundo, repartidos en 34 países, consecuencia del gusto de los alemanes por viajar.

¡Tú decides si quieres unirte al club hoy mismo!

¿Clases de alemán? No son lo tuyo. Tu vida cotidiana es muy ajetreada y no tienes mucho tiempo para unirte a un programa lingüístico. Pero si tienes muchas ganas de aprender alemán, puedes intentar aprenderlo en casa. ¿Por qué no?

Aquí tienes 6 consejos y trucos que esperamos que te ayuden a mejorar tu nivel de alemán.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

1. Aprende alemán en casa, sí, ¡pero con buenos libros!

Si no quieres recibir clases de alemán porque consideras que son demasiado caras, ¿por qué no lo aprendes por tu cuenta? Eso sí, tendrás que hacerte con bastantes libros dedicados al aprendizaje del alemán.

Aprender alemán en casa El número aproximado de libros que tendrás que comprar: prepara la tarjeta de crédito

Hay muchos libros para todos los niveles, que te ayudarán a aprender alemán paso a paso.

Si tienes hijos que están estudiando alemán, es más fácil: solo tienes que utilizar sus libros y aprender alemán a la vez que ellos. Si no es tu caso, te aconsejamos que vayas a tu librería favorita o que explores en tus páginas web preferidas de ventas online para encontrar los mejores libros.

No dudes en preguntar a tus conocidos o por Internet para comprar el libro de alemán que más te convenga para progresar fácilmente y a tu ritmo. Por ejemplo, en los foros que traten el tema, puedes pedir la opinión de la gente que esté estudiando alemán por su cuenta o pedirle consejo a tu librero.

Evidentemente, en función de tus necesidades y de tu nivel, tendrás que elegir entre un libro para principiantes, uno de nivel intermedio, etc.

Un consejo: si quieres ahorrar dinero, puedes comprar libros de alemán de segunda mano, que incluso tú mismo podrás revender cuando termines con ellos.

2. Cursos de alemán en línea, vídeos, aplicaciones: ¡utiliza Internet!

En Internet hay muchos cursos excelentes de alemán. Hoy en día tenemos la suerte de tener acceso a un gran número de aplicaciones y webs, tanto gratuitas como de pago. En función de tu presupuesto y de tu nivel, puedes elegir con unos pocos clics el programa o la aplicación que más encajen contigo.

Nosotros te recomendamos que optes por una aplicación de pago, para motivarte a seguir con el aprendizaje, incluso cuando estés cansado o no tengas ganas de ponerte a ello. Así, si es de pago, tendrás una razón más para motivarte a seguir aprendiendo.

Aprender alemán en casa Hay muchas aplicaciones para mejorar tu alemán

YouTube ofrece un montón de vídeos de clases de alemán, pero también puedes mejorar viendo películas y series e incluso escuchando podcasts.

Sea cual sea tu nivel de alemán, puedes empezar viendo vídeos fáciles de entender, como dibujos animados, por ejemplo; seguir con cortometrajes o series cortas en alemán y acabar viendo largometrajes, documentales o vídeos con un vocabulario más formal.

No dudes tampoco en escuchar música en alemán: será una buena oportunidad para comprobar tu comprensión oral. Si eres principiante, no pongas Rammstein en YouTube si no quieres asustarte.

3. Escríbete y habla con un nativo

Cuando estás aprendiendo una lengua, lo importante es comunicarse con los demás. Constituye la mayor parte del trabajo. El problema es que si aprendes en casa, normalmente estarás solo o con gente que no habla alemán.

Si conoces a algún germanohablante, pídele que te ayude y busca momentos para hablar con él exclusivamente en alemán. El español está prohibido. Oblígate a hablar en alemán.

Si no conoces a nadie que hable alemán, busca en Internet anuncios para encontrar a un nativo que quiera hablar y escribirse contigo. Puede ser un alemán que quiera aprender español, en cuyo caso cada uno hablaría el idioma del otro, una persona bilingüe español-alemán o incluso un alemán que no hable ni una palabra de español.

En cualquier caso, podrás practicar tu alemán escrito y hablado.

Puedes empezar escribiéndote con él emails o cartas. Después, una vez que ya estés más a gusto, puedes usar el teléfono o Skype para hablar con él y así practicar el oral.

Es un paso imprescindible para aprender alemán.

4. Mejora tu alemán en casa: ¡trabaja poco, pero bien!

Para mejorar tu alemán de forma eficaz, tienes que evitar los métodos intensivos. Este tipo de aprendizaje te liará más que otra cosa. Está comprobado que podemos mantener nuestra concentración durante 20 minutos seguidos; después de eso, se pierde concentración y no se puede asimilar gran cosa.

Aprender alemán en casa Está bien querer aprender alemán en casa, pero no hay que acabar así…

Por tanto, para aprender nuevas palabras, por ejemplo, opta por estudiar durante sesiones cortas para aprender 10 o 20 palabras en alemán al día. Si eres principiante, empieza por aprender el vocabulario básico:

  • Vocabulario para presentarte
  • Los números (separados por decenas)
  • Los colores
  • La ropa, etc.

Crea listas de diez palabras que incluyan sustantivos, adjetivos y verbos relacionados con el tema que estás estudiando. Apréndetelas de memoria y construye frases para ilustrarlas. Una vez que te hayas aprendido la lista, recítala al día siguiente. Durante el fin de semana, haz un pequeño examen con todo el vocabulario aprendido durante la semana. De esta manera, podrás entender mucho mejor las diferentes lecciones.

Y, sobre todo, es más fácil motivarte para estudiar alemán durante 10/15 minutos al día que una hora o dos a la semana. Se consigue el mismo resultado, pero aprenderás de una forma más fácil y más eficaz.

Te animamos a que pruebes los dos métodos. Verás la diferencia.

5. Piensa en alemán

Para hablar en alemán, hay que pensar en alemán. En otras palabras: sumergirte por completo en la lengua alemana. Evidentemente, el mejor método consiste en ir directamente a Alemania y residir allí durante algunos meses. Se progresa muy rápidamente al compartir piso con alemanes y encontrar un trabajo en el que solo se hable en alemán.

En tu caso, la pregunta que te tienes que hacer es la siguiente: ¿cómo se puede pensar en alemán estando en casa? Por ejemplo, puedes empezar a interesarte por películas y canciones alemanas.

Es un buen comienzo. Ponte vídeos en alemán con subtítulos (en la lengua de Goethe o en español si todavía eres principiante) y después, cuando te sientas preparado, pasa a ver películas y series en alemán sin subtítulos.

Aprender alemán en casa Aprende alemán con el inspector Derrick

Haz esto lo más regularmente posible. Si puedes, en vez de ver una peli en español, póntela en alemán. Haz lo mismo son las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram… Y ya que estamos, ¡haz lo mismo con tu móvil, tu tableta y tu ordenador.

6. Aprende alemán mientras te diviertes

Aprender alemán es una práctica apasionante que requiere una gran motivación día tras día. Sin duda, habrá altibajos durante tu aprendizaje, pero tendrás que esforzarte para progresar hasta estar cómodo con el alemán.

Por tanto, te aconsejamos que hagas todo lo posible por divertirte al máximo, es decir, haz que los ejercicios que te resulten aburridos y redundantes sean divertidos. Es evidente que si sois varios, esto se podrá conseguir más fácilmente que estando solo.

En todo caso, tendrás que marcarte unos objetivos que se puedan alcanzar de una forma fácil y rápida, pero que no sean demasiado fáciles para que sean un poco desafiantes.

Como habrás entendido, aprender alemán en casa requiere mucho trabajo y motivación en todo momento.

Como la mayoría del tiempo estarás solo, tendrás que compensar esa falta de comunicación con ejercicios de escucha y lectura. De todas formas, como hemos dicho, es aconsejable que encuentres a un nativo para practicar la conversación por teléfono o Skype.

Y si puedes sacar algo de tiempo, ¿por qué no recurres a un profesor particular? Así podrás practicar tus puntos débiles.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *