Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Tu sesión deportiva: ¿con o sin equipamiento?

Por Coral, publicado el 27/06/2017 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > ¿Un Entrenador Personal Tiene que Utilizar Aparatos?

Sabes cómo funciona el gimnasio en general…

Toda esa testosterona, el ruido de los aparatos, pero:

  • ¿Es obligatorio ir a la sala de fitness?
  • ¿Son necesarios todos esos aparatos para mantenerse en forma?

Superprof ha decidido responder a esta última pregunta, para saber si es posible muscularse sin tener que recurrir a todos esos aparatos…

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Un entrenador personal enseña a prescindir de los aparatos?

Sí y no…

Sabe enseñar los movimientos, con y sin la utilización de aparatos. ¡Sabe adaptarse a su entorno!

Existen varias formaciones para ejercer como entrenador personal, mediante módulos de grado medio o superior o realizando estudios universitarios.

Estudios en deporte. Hay varias opciones para formarse como entrenador personal. En el programa hay mucha teoría, pero también práctica, por supuesto.

Tras la obtención de un grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, por ejemplo, el estudiante puede ejercer como:

  • Animador deportivo,
  • Preparador físico,
  • Profesor de musculación en una sala de fitness.

Esta formación confiere un cierto número de competencias al futuro educador:

  • Dirección de un grupo,
  • Gestión de ejercicios (clases de gimnasia, glúteos y abdominales, clases de fitness, tonificación muscular, pilates…),
  • Gestión del material (máquinas de musculación y de cardio como la elíptica, la bici…).

El futuro entrenador personal va a aprender a concebir una sesión de entrenamiento, animarla (conducir la sesión) y a enseñarte los movimientos correctos, con el fin de que no te lesiones.

Para eso, es obligatorio formarse con las máquinas. Los ejercicios de entrenamiento personal más frecuentes tanto en el gimnasio como con un entrenador a domicilio, son los siguientes:

  • Trabajar abdominales y glúteos,
  • Sentadillas (refuerzo muscular de piernas y glúteos),
  • Cardio-training (en el exterior en bici o haciendo jogging o en el interior con una bici estática o en la cinta),
  • Preparación física general: refuerzo muscular, etc.

Si necesitas utilizar pesas para trabajar los bíceps, tríceps y los deltoides o un banco de musculación con una barra y pesas para desarrollar los pectorales, el entrenador sabrá indicarte el material indicado (marcas y productos de referencia) y te indicará cuáles son los movimientos correctos, con el fin de progresar y esculpir tu cuerpo sin lesionarte.

Entrenamiento personal a domicilio versus fitness en la sala del gimnasio

El trabajo de entrenador personal va viento en popa.

Nuestra época, en la que la apariencia física es de gran importancia, lleva a muchos a querer adelgazar y perder peso, para parecerse a los cánones de la moda.

Hay un aspecto mucho más positivo del entrenamiento físico.

La expansión de la puesta en forma, las ofertas en clubes de fitness, permiten potenciar la actividad física, lo que resulta excelente para las personas sedentarias y los más mayores,  sobre todo, porque un entrenamiento deportivo, incluso si se limita a andar, hacer aquagym o una gimnasia suave, contribuye a reducir las enfermedades cardiovasculares y disminuye también los riesgos de depresión al tiempo que reduce los niveles de ansiedad.

Beneficios del deporte para tu salud. Una actividad física regular te hará dormir mejor y sentirte mejor.

Volviendo al tema que nos ocupa, las diferencias entre un entrenador personal a domicilio y un entrenador personal en el gimnasio se encuentran a nivel del equipamiento que pueden proponerte.

Un entrenador personal dispone de un número limitado de aparatos, dado que no puede transportar 40 kg de pesas a cada sesión, el remo ni la bici estática, aparatos de los que puede disponer en su casa, pero que son difícilmente transportables a tu estudio en un quinto sin ascensor.

Ningún problema, un entrenador personal te hará invertir en un mínimo de material:

  • Una buena esterilla y una ropa de calidad, para hacer deporte cómodamente,
  • Elásticos para trabajar movimientos articulares concretos,
  • Algunas pesas.

¿Muscularse con el peso corporal?

Recuerda que el método Lafay propone 110 ejercicios que permiten muscularse en cualquier lugar y momento, sin ningún material de musculación.

Solo con el peso de tu cuerpo y los objetos presentes (mesa, silla, cama…) conseguirás trabajar tu musculatura, además de ganar elasticidad y resistencia gracias a programas específicos.

Tu entrenador personal conoce seguramente este método y podrá proponerte o inspirarse de ciertos ejercicios.

En el gimnasio dispondrás de un gran número de aparatos:

  • Musculación: banco de abdominales…
  • Cardio-training: remos, elípticas, cintas, bicis, sala de spinning,
  • Equipamiento para clases en grupo: zumba, body pump, boxing…

Todas estas máquinas requieren un mínimo de conocimientos (zona anatómica trabajada, ajustes…) que un entrenador puede explicarte. Te desaconsejamos que empieces un entrenamiento físico con estos aparatos sin los consejos de un entrenador de la sala.

Esto no concierne a los deportistas de alto nivel que hacen deporte de forma intensiva y que a menudo tienen entrenadores personales.

El entrenamiento personal, significa adaptarse a los elementos y a los clientes

Un buen entrenador posee una gran capacidad de adaptación.

En efecto, lo que constituye la gran riqueza del trabajo de entrenador personal o coach de fitness es que no existen 2 clientes iguales:

  • Un deportista que acude porque ha decidido hacer su primer triatlón con 30 años,
  • Un recién jubilado que solicita ayuda para volver a hacer deporte después de 10 años de vida sedentaria,
  • Una mujer que solicita sus servicios para reafirmar abdominales y glúteos, afinar su silueta y perder peso.

Entrenar a todo tipo de público. Las mujeres solicitan a menudo cosas diferentes que los hombres en lo referente al entrenamiento físico.

Cada cliente es único, por lo que cada programa de entrenamiento también lo es. Esto constituye la riqueza del trabajo, un buen entrenador no se aburre nunca.

Tendrá que adaptarse a su cliente:

  • ¿Cuál es el nivel deportivo? ¿La condición física? ¿Acaba de empezar a hacer deporte?
  • ¿Posee equipamiento deportivo en su casa? ¿Va al gimnasio? ¿Está abierto al entrenamiento deportivo en línea?
  • ¿Qué frecuencia de entrenamiento requiere? ¿Cuál es su objetivo? (relajación, salud, muscularse, adelgazar, preparar una competición…)
  • ¿Cuál es el presupuesto que puede consagrar a su programa deportivo?

En función de todas estas respuestas, el entrenador podrá establecer un acompañamiento personalizado para su cliente.

¿Qué aparatos son indispensables para entrenar?

Si tuviéramos que citar algunos aparatos indispensables para entrenarse, conviene distinguir en primer lugar el objetivo:

  1. Tonificación muscular
  2. Desarrollo cardiovascular.

En el primer caso, las pesas parecen indispensables para tonificar y muscular eficazmente la parte superior del cuerpo y los abdominales. Piensa en invertir en un aparato de abdominales para trabajar toda esta cadena muscular evitando lesiones y sobre todo dolores dorsales, frecuentes en este tipo de ejercicios. También puedes invertir en un aparato o bando de abdominales para trabajar los oblicuos y tonificar los músculos profundos.

Entrenamiento deportivo. Para muscular hombros, pecho, brazos y espalda, las pesas son tu mejor aliado.

En la segunda alternativa, habrá que privilegiar los aparatos de cardio-training como la bici, la cinta, la elíptica o el remo. Este último es genial porque permite trabajar a la vez los bíceps, tríceps, pectorales, abdominales y cuádriceps, subiendo las pulsaciones y trabajando así el cardio.

Cuidado, tendrás que definir la intensidad con tu entrenador (frecuencia cardíaca, potencia, rapidez) en función de tu pasado deportivo.

Es inútil que vayas más allá del trabajo que te recomienda tu entrenador, dado que este ha sido definido en función de tu objetivo.

La idea es que aprendas bien los movimientos desde el principio, para tu seguridad y la de los demás usuarios, en caso de que estés en un gimnasio. Un entrenador tiene que saber demostrar cómo se hace el ejercicio, la postura adecuada y los principales aspectos que hay que abordar en cuestión de seguridad.

Si haces deporte en un gimnasio o en casa sin entrenador, lleva cuidado con no cometer estos 10 errores que ha observado César Teixeira, entrenador personal de la revista L’Equipe:

  1. Lanzarte solo a la sala de musculación, sin un programa adaptado a tus capacidades.
  2. Buscar un programa de entrenamiento en internet, lo mejor será preguntar a un entrenador para que te haga un programa personalizado.
  3. No calentar, hay que hacer entre 5 y 10 minutos de calentamiento.
  4. Enlazar las clases: una sesión no debe superar una hora y cuarto.
  5. No hacer estiramientos, tan importantes como el calentamiento.
  6. No beber agua: antes, durante y después de la sesión.
  7. Hacer siempre lo mismo: hay que cambiar de entrenamiento cada 2 0 3 semanas.
  8. Ir al gimnasio con la tripa llena: la digestión necesita energía, hay que esperar al menos dos horas para una sesión eficaz.
  9. Pasarse: hacer demasiado, por un exceso de motivación. Puedes terminar por lesionarte.
  10. Estar mal equipado: llevar ropa y calzado adecuado.

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *