Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Apoyo escolar: consejos para ponerse en contacto con un profesor a domicilio

Por Raquel, publicado el 16/07/2017 Blog > Clases particulares > Recibir clases particulares > Cómo Solicitar Clases Particulares

¿Sois estudiantes y buscáis unas clases de apoyo escolar para repasar antes de un examen? ¿Estáis preparando las pruebas de acceso a la universidad y necesitáis un poco de ayuda? ¿Sois padres y veis que vuestros hijos necesitan un empujón? ¿Queréis poneros en contacto con un profesor particular a domicilio?

¿Qué podéis hacer para encontrar a esa persona perfecta que responda a vuestras expectativas y necesidades? Pues muy sencillo: no tenéis más que consultar (en Internet) los perfiles de los profesores que ofrecen servicios a domicilio y poneros en contacto con quien más os convenza para ver si está disponible.

¿No sabéis por dónde empezar a la hora de redactar una solicitud de clases particulares? No os preocupéis, en este artículo os daremos algún que otro consejo.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

La importancia de encontrar un profesor particular

Cuando decidimos invertir en unas clases particulares, esperamos dar con el profesor perfecto que nos ayude a progresar y aprender, que tenga en cuenta nuestras dificultades y nos ofrezca un seguimiento personalizado.

Si queréis evitar cualquier tipo de decepción y encontrar un profesor competente, debéis elegir con atención.

«Los profesores son irremplazables: os enseñan a aprender», Julien Green, escritor estadounidense.

¡Y con motivo hay que encontrar al mejor! Un profesor particular os puede enseñar mucho más que una asignatura. Puede ser toda una fuente de inspiración, como una revelación para el alumno.

Sin embargo, no siempre es fácil escoger entre miles de perfiles…

El gran problema está en que busquemos entre tantos anuncios de clases particulares sin tener muy claro qué es lo que buscamos. Las opiniones de los alumnos nos sirven para hacernos una idea, pero debemos tener en cuenta que cada situación es distinta.

Ya queramos consolidar nuestros conocimientos o recibir un curso intensivo, lo primero que debemos tener claro es qué buscamos conseguir con las clases particulares.

Antes de lanzaros a la piscina, debéis plantearos las preguntas adecuadas

Antes de enviar una solicitud de clases particulares al profesor cuyo perfil más os interese, debéis haceros una serie de preguntas. Tened bien claro qué es lo que buscáis. Para eso, lo básico es que conozcáis vuestras necesidades.

Sabed bien qué queréis de un profesor particular. Debéis tener muy claro lo que buscáis.

¿A qué preguntas debéis responder para tener claro lo que buscáis?

  • ¿Qué nivel tenéis?
  • ¿Qué es lo que más os cuesta?
  • ¿Cómo aprendéis mejor?
  • ¿Qué buscáis en un profesor particular?
  • ¿Cuándo estaríais disponibles para recibir clases particulares?
  • ¿De qué presupuesto disponéis para las clases?
  • ¿Preferís clases a domicilio o por web cam? ¿Queréis clases individuales o en grupo?
  • ¿Queréis unas clases puntuales o buscáis clases para uno o varios años académicos?

¡Y la lista podría ser muchísimo más larga! Cada alumno es único. Para encontrar al profesor que os ayude a avanzar de manera eficaz en vuestros estudios, es imprescindible que acotéis bien vuestros intereses, expectativas y objetivos.

Si buscáis un profesor particular para vuestros hijos, tomaos todo el tiempo que necesitéis para hablar con él y conocer sus expectativas. Es importante a qué tipo de dificultades se encuentra en el colegio.

¿Puede que le cueste aprobar una asignatura por la metodología del profesor? ¿Se debe más bien a una falta de interés? ¿Puede ser que no sepa organizarse o no tenga confianza en sí mismo? Y, sobre todo, ¿qué le parece la idea de recibir clases individualizadas a domicilio?

¿Necesita  apoyo escolar en una o varias materias? ¿Le vendría bien recibir ayuda con los deberes para aprender a organizarse y a asimilar una buena metodología de trabajo? ¿Necesita clases de lengua? ¿Clases de matemáticas? Dependiendo de vuestras respuestas a estas preguntas, os centraréis en buscar unos perfiles u otros. Lo que necesitáis es encontrar a alguien que se ajuste a sus necesidades y que garantice su progreso.

¡Todas estas preguntas os servirán para encontrar al profesor particular perfecto!

Seleccionar un profesor particular

Eso sí, no penséis que con responder a estas preguntas ya lo tenéis todo solucionado. Una vez que los criterios están marcados, hay que jerarquizarlos.

¿Qué criterios son excluyentes? ¿Qué puntos son los más relevantes?

Está claro que la perfección no existe, pero hay que marcar unas prioridades claras para seleccionar al profesor más indicado para vosotros.

Entonces, ¿qué aspectos no debéis menospreciar?

  • ¿El nivel de cualificación del profesor?
  • ¿El precio de las clases?
  • ¿Los horarios de las clases?
  • ¿La metodología utilizada por el docente?

Dependiendo de vuestras prioridades y objetivos, os centraréis en unos perfiles y otros a la hora de buscar al profesor ideal. Si tenéis bien claras las competencias que buscáis, encontraréis con mayor facilidad al docente más indicado para vuestras clases particulares.

Un alumno de sexto de primaria puede necesitar ayuda con los deberes para afrontar con más fuerza el paso a la ESO.

Un alumno de segundo de la ESO que tenga dificultades en matemáticas puede necesitar un profesor particular que le ayude a dominar las nociones más complicadas que se le escapan gracias a una metodología adaptada.

No siempre sabemos qué elegir. No siempre está claro el camino más adecuado.

¿Buscáis un profesor de guitarra, pero os da pánico tener que aprender a leer partituras? Seguro que encontráis a la persona perfecta que, con un método alternativo, os enseñe a tocar la guitarra de otra manera.

Saber qué tipo de clases buscáis os permitirá encontrar el profesor más indicado. Si necesitáis a alguien que os ayude con los deberes, un estudiante con uno o dos niveles superiores puede ser el apoyo ideal. Si tenéis un nivel más alto, lo mejor es que os pongáis en contacto con un profesor cualificado que prepare una metodología individualizada y diseñe unas clases eficaces y productivas.

Redactar una solicitud de clases particulares

¿Ya habéis hecho una selección de los perfiles que más os interesan y se ajustan a vuestras expectativas? Entonces, ha llegado el momento de pasar a la acción y ponerse en contacto con el profesor con una solicitud escrita.

Una solicitud de clases particulares debe ser precisa y mencionar:

  • Los motivos de vuestra solicitud.
  • El contenido de las clases (matemáticas, inglés, lengua española, francés, física, química, biología…).
  • El nivel del alumno (primaria, secundaria, bachillerato…).
  • El objetivo que se busca (subir de nivel, recibir ayuda con los deberes, etc.).
  • Vuestra disponibilidad (horarios en los que podríais recibir clases).
  • El tipo de clases que buscáis (a domicilio, por webcam…).
  • La duración de las clases (clases puntuales, curso exprés, clases a largo plazo…).

Cuando redactamos una solicitud, aunque el objetivo no es que contéis vuestra vida entera, es esencial que deis, en pocas palabras, la información necesaria sobre el contexto del alumno que permita al profesor entender su situación y saber si su perfil se corresponde con lo que buscáis.

Comenzad por presentaros. Dejad información sobre vosotros mismos: nivel, objetivos… Precisad los motivos que os llevan a solicitar las clases a domicilio, ya que la motivación de los alumnos es el primer paso para el éxito. Los profesores lo saben y les gusta trabajar con personas que tienen ganas de aprender.

Redactad un anuncio claro y preciso. Intentad que vuestro anuncio sea lo más preciso posible.

También podéis mencionarle al profesor al que os dirigís los motivos por los cuales os ha llamado la atención su perfil: su experiencia docente, su formación, su metodología de enseñanza, su forma de personalizar las clases… Seguro que hay más de un elemento en su anuncio que os ha llamado la atención y os ha animado a poneros en contacto con él en vez de con otra persona.

La solicitud también es la oportunidad perfecta para hacer alguna pregunta al profesor. Aunque su perfil sea muy completo, puede que tengáis alguna duda de carácter práctico sobre cómo se desarrollarían las clases, los recursos pedagógicos que suele utilizar, su metodología de trabajo, etc.

En definitiva, podéis acabar vuestra solicitud con algunas preguntas dirigidas al profesor para que él se ponga en contacto con vosotros con mayor facilidad. La segunda toma de contacto seguramente tenga lugar por teléfono. Una entrevista telefónica puede ser perfecta para conocerse un poco y elegir el horario que más os convenga a todos.

¿Y el precio?

Antes de solicitar los servicios de un profesor a domicilio, seguro que habéis calculado el presupuesto del que disponéis. Las clases particulares quizás os obligan a recortar ciertos gastos.

No es necesario que le preguntéis por el precio en vuestra primera toma de contacto. Es mucho más cómodo hablarlo por teléfono una vez que haya respondido a la solicitud.

En Superprof, muchos profesores ofrecen una primera clase gratuita, lo que resulta ideal para conocerse en persona.

Los profesores particulares pueden dar clase a varios niños (hermanos, primos, etc.). Los profesores particulares pueden dar clase a varios hermanos.

En esta primera sesión, no solo podéis ver si el profesor cumple con vuestras expectativas, sino que además os servirá para entender si las clases pueden ser fructíferas. La parte más esencial de las clases particulares se basa en la relación interpersonal que se establece entre el profesor y el alumno, así que una clase de toma de contacto os ayudará a sentir si esa relación fluye.

Por otra parte, algunos profesores adaptan sus tarifas dependiendo del tipo de clases que se busquen. Si queréis clases a largo plazo, quizás recibáis un descuento. Si tenéis varios hijos que necesitan clases, puede que el profesor os haga un descuento a la tarifa global.

Eso sí, no os centréis únicamente en el precio de las clases. El beneficio que obtendréis con un buen profesor no se puede medir con dinero. Es toda una inversión.

¡Solo tenéis que animaros y lanzaros a la aventura!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *