El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

Clases particulares para profesores de la Educación Pública

Por Raquel el 13/06/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Puede un Profesor Funcionario Dar Clases Particulares?
Índice

Si sois profesores funcionarios y queréis dar clases particulares para complementar vuestro empleo principal, estáis en todo vuestro derecho.

Ya sea para completar vuestros ingresos o simplemente para compartir vuestros saberes, tenéis la posibilidad de abriros paso en este mundo.

Dar clases particulares: combinar un trabajo público con otro privado

Vamos a hacer lo posible para explicar bien los pasos que hay que seguir para dar clases particulares.

La legislación española contempla una cierta compatibilidad laboral

Según la Ley de Incompatibilidades, todo profesor que ejerza en un centro de enseñanza público puede dar clases particulares a título privado si así lo desea, siempre y cuando no descuide su trabajo principal como funcionario del Estado. Dentro del concepto de “descuidar”, debemos matizar que la Ley considera incompatible que en la actividad privada en cuestión estén involucradas personas relacionadas con la labor principal del funcionario. En otras palabras: un profesor funcionario no puede dar clases particulares a alumnos de su centro de trabajo.

Entonces, un profesor puede incluso dar clases particulares de una asignatura aunque esta no sea exactamente la misma que imparte en su centro de trabajo como empleo principal. Por ejemplo, un ingeniero reconvertido a profesor de matemáticas podría dar también clases particulares de física.

Profesores funcionarios que dan clases particulares Los profesores funcionarios están en su derecho de dar clase en el ámbito privado.

Ahora que ya habéis entendido que existe una compatibilidad entre ambos empleos, vamos a ver qué pasos hay que seguir para combinar los trabajos.

Pasos que los profesores funcionarios tienen que seguir para dar clases particulares

En la práctica, un gran número de profesores ejerce su actividad particular sin seguir estos pasos, que, legalmente, son obligatorios:

  • En primer lugar, debemos conseguir que la Administración Educativa reconozca nuestra compatibilidad laboral. La resolución de compatibilidad (o incompatibilidad) la dictará, en el plazo de dos meses, el Ministerio de la Presidencia, el órgano competente de la Comunidad Autónoma o el Pleno de la Corporación Local.
  • En el supuesto de que estemos autorizados a desempeñar dos cargos públicos, sólo podremos ejercer en el ámbito privado si la suma de las jornadas laborales de ambos puestos no supera la máxima establecida para las Administraciones Públicas (37 horas y media semanales, 1642 horas anuales). Por otra parte, en este caso, deberíamos conseguir el reconocimiento de compatibilidad con ambos trabajos públicos.

Puede parecer un procedimiento un tanto arduo, pero lo cierto es que es más rápido de lo que parece. Una vez terminado el proceso, ya podéis ejercer como profesores particulares con total transparencia. Así, obtendréis un gran número de beneficios y no tendréis que vivir con un miedo eterno a Hacienda.

Enseñanza pública y privada Hay muchos profesores que combinan la enseñanza pública con la privada

Compartir saberes y obtener un sueldo complementario

Para un profesor funcionario, dar clases particulares supone salir de la esfera pública. La esfera privada ofrece otras muchas ventajas:

Los alumnos quieren avanzar, por lo que en muchos casos se apuntan a las clases particulares voluntariamente o con el apoyo de sus padres.

La pasión por la enseñanza recae en la diseminación de conocimientos, que aquí también se manifiesta en la creación de un vínculo más personal con el alumno.

En la mayoría de las plataformas de clases particulares, los profesores pueden crear un anuncio de forma gratuita y fijar sus propias tarifas. Además, más adelante pueden adaptarlas al mercado, a su nivel de estudios y a su experiencia.

Existe un rango muy amplio, ya que el precio de una hora de clase puede ir de los 10 a los 50 euros. Por otro lado, la gestión de los pagos se realiza entre profesor y alumno sin que intervengan terceros.

Otra de las ventajas de usar SuperProf es que se trata de un circuito corto de intermediarios. Los organismos privados de clases particulares retienen una parte considerable de la tarifa facturada al alumno (¡hasta un 50%!), pero ese no es el caso en SuperProf.

Además, los profesores son los que organizan las horas de clase en función de su disponibilidad. En resumen, la gran ventaja de las clases particulares es la libertad.

Los profesores se organizan a su gusto Los profesores particulares se encargan de organizar su propio tiempo

Ahora que ya sabéis todo lo que hay que saber sobre la compatibilidad de empleos… ¡lo único que tenéis que hacer es lanzaros a la aventura!

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...
Raquel
Traductora de inglés, francés y español. Profesora entusiasta, devoradora compulsiva de series de televisión y apasionada del mundo Disney. "Aprende a enseñar y enseñando aprenderás".