Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
3

Trucos para ser bilingüe en alemán

Por Marisol, publicado el 16/06/2016 Blog > Idiomas > Alemán > Cómo Llegar a Ser Bilingüe en Alemán

Hoy en día, hablar una segunda lengua se ha convertido en algo imprescindible, sobre todo en el ámbito profesional.

Las lenguas extranjeras son unas auténticas herramientas de comunicación que te serán de utilidad en todos los aspectos de tu vida.

Así, no dejan de surgir cursos de formación para aprender rápidamente idiomas como el alemán; cada vez se ofrecen en este sentido más clases particulares y aplicaciones que se descargan todos los días. Puede que tengas entusiasmo por aprender alemán, pero ¿es suficiente para ser bilingüe?

¿Qué trucos hay para conseguirlo?

¿Qué significa ser bilingüe en alemán?

Ser bilingüe es poder comunicarse en los dos idiomas: hablar y comprender el español y el alemán. Es totalmente factible y no requiere ninguna predisposición en particular.

El único factor que entra en juego (y que puede jugar en tu contra a veces) es el tiempo.

Bilingue aleman ¿Sabías que Leonardo DiCaprio habla alemán? Gracias a su madre, que le aconsejó aprenderlo.

Por lo demás, basta con estar motivado para prolongar al máximo la duración de tu aprendizaje y que te acompañe un profesional competente que sepa enseñarte alemán como Dios manda, teniendo en cuenta tus necesidades, tu nivel de alemán, tus expectativas y elaborando un programa personalizado para que aprendas a hablar alemán con fluidez.

10 trucos esenciales para ser bilingüe

Aunque recibas clases particulares de alemán, veas vídeos y otros tutoriales en YouTube, vayas a la universidad o practiques con aplicaciones para aprender idiomas, eso no significa que vayas a conseguir ser bilingüe en alemán.

Estar motivado

Es evidente que para aprender y dominar una lengua extranjera como el alemán, que resulta bastante difícil de aprender, hace falta mucha motivación.

Bilingue aleman ¿Cómo puedes motivarte para ser bilingüe en alemán?

Como pasa cuando se aprende cualquier cosa, pasados los primeros momentos de emoción por descubrir un idioma nuevo, es muy probable que tengas momentos de desánimo y de altibajos en los que te preguntes si merece realmente la pena.

En conveniente que te hagas estas preguntas: ¿Por qué quieres aprender alemán? ¿En qué te va a ayudar saber comunicarte en alemán? ¿Quieres aprenderlo rápidamente? ¿Estás dispuesto a invertir tu tiempo y tu esfuerzo?

Querer impresionar a tus amigos o a tus compañeros de trabajo no es razón suficiente, pero querer comunicarse o trabajar en una empresa alemana es un excelente motivo.

En realidad, poco importa la razón por la que quieras aprender alemán; lo importante es que desde el momento que decidas aprenderlo, tendrás que esforzarte y no abandonar.

Hacer una inmersión total

El alemán no tiene nada que ver con el español, al menos en su estructura. El español tiene como base las raíces latinas, al igual que el francés o el italiano, mientras que el alemán tiene otros orígenes.

Para dominar este idioma, tienes que lanzarte de cabeza en su aprendizaje.

Bilingue aleman Utiliza todas las herramientas tecnológicas para ser bilingüe en alemán

¿Qué se puede hacer? Tienes que sumergirte por completo en todo lo que tenga que ver con el alemán:

  • Leer libros en versión original, ver películas alemanas en VO (o VOSE).
  • Escuchar podcasts o emisiones en alemán
  • Recibir clases de alemán, naturalmente: clases en la universidad, clases nocturnas para adultos, clases particulares, formación en lenguas extranjeras en tu empresa.
  • Hacer, si es posible, un curso en Alemania para descubrir el estilo de vida alemán, su forma de pensar y de trabajar y también para hacer amigos locales y hablar con ellos.
  • Suscribirte a foros de discusión para charlar y encontrar a alemanes nativos y estudiantes como tú.
  • Viajar a países germanohablantes como Suiza, Alemania, Bélgica, etc.

Estos son solo algunos consejos, pero hay muchas más opciones. Lo importante es utilizar el alemán como una herramienta para construir tu propio universo lingüístico.

Practicar con un compañero

Aprender una lengua extranjera como el alemán puede resultar difícil, sobre todo si estás tú solo delante de tu hoja de ejercicios o de la pantalla del ordenador o la tableta para hacer un curso en línea.

Idealmente, sobre todo para mejorar en la expresión oral, es conveniente encontrar a un compañero que esté en la misma situación que tú.

El hecho de tener a alguien a tu lado creará una situación de competición entre ambos: os motivaréis mutuamente y os animaréis a hacer siempre un poco más, y si uno se da cuenta de que en un momento dado el otro es mejor que él, se esforzará para superarle.

Aprender alemán implica practicar la lengua y comunicarse, así que intenta buscarte a alguien con quien hablar alemán de forma fluida.

Ser constante

Aprender una lengua extranjera como el alemán no se consigue en un día o en una semana; se consigue paso a paso.

Tienes que dedicarle tiempo y energía. ¿Cómo? ¿Por qué no haces más llevadero tu aprendizaje con pequeñas sesiones de 30 minutos o una hora al día o cada dos días?

Es mucho más preferible trabajar y aprender un poco cada día que estudiar durante un montón de tiempo una vez a la semana, ya que de esta forma no se conseguirán unos resultados muy satisfactorios. Esto se debe a que el cerebro necesita recibir información de forma continuada para asimilarla, para que el proceso se convierta en un reflejo.

Por tanto, entrénalo diariamente sin forzarlo y te sorprenderás de la cantidad de información que puedes asimilar.

No subestimar tus capacidades

Mientras que solo algunos tienen oído y son capaces de reproducir cualquier pieza de música tras escucharla solo una vez, todo el mundo es capaz de aprender una lengua extranjera.

No importa la edad que tengas para aprender alemán hasta ser bilingüe. Lo importante es tu motivación y tu voluntad para conseguirlo.

Piensa en los niños que aprenden de forma natural a hablar en su lengua materna: quieren tanto comprender y que les comprendan que se convierte en una necesidad vital. Y cada día lo intentan, se equivocan, se corrigen y empiezan de nuevo.

No te subestimes, tú también serás capaz de conseguirlo. Si eres constante, podrás llegar a ser bilingüe en alemán.

Navegar por Internet

¿Cómo vas a aprender una lengua extranjera como el alemán y no utilizar los nuevos métodos y las nuevas tecnologías que tenemos a nuestra disposición?

Bilingue aleman Aprender alemán para trabajar en una empresa alemana

En Internet hay muchas opciones para familiarizarte con la lengua de Goethe: vídeos, tutoriales, ejercicios y cursos online, aplicaciones para practicar con el móvil o con la tableta, foros de discusión…

Para mejorar en el aspecto práctico, tanto en la escritura como en la lectura, la gramática, la ortografía y la sintaxis alemana, Internet es un complemento excelente para tu formación que te ayudará a ser completamente bilingüe.

Hacer que el aprendizaje sea útil

Aprender alemán solo para ser bilingüe no es algo muy interesante en sí y finalmente no llegarás muy lejos.

Márcate unos objetivos concretos y charla con otros amantes del alemán como tú para que vuestro interés por este idioma no decaiga. Así aprenderás alemán desde un enfoque comunicativo y no solo para tu saber personal.

Márcate objetivos como viajar a un país germanohablante, hacer un curso en una prestigiosa universidad alemana o incluso trabajar en una empresa internacional con base en Alemania.

Salir de tu zona de confort

Hablar en alemán, ser completamente bilingüe, es saber comunicarse, pensar, reflexionar e incluso reír en alemán, podríamos decir. Para ello, tienes que salir de tu zona de confort, ponerte en peligro de alguna forma.

Es evidente que cometes y cometerás errores al hablar en alemán porque no es tu lengua materna, pero los errores forman parte del aprendizaje. Si no cometes errores, ¿cómo vas a aprender de ellos y a mejorar?

Sea cual sea el número de horas que hayas pasado estudiando alemán, tienes que practicarlo, así que no dudes en hablar en alemán, leer en alemán, etc.

Si vas a Austria, Suiza o Alemania, todas las ocasiones son buenas para hablar y poner en práctica la guía de supervivencia de cualquier idioma: preguntar el camino, preguntar la hora, reservar una habitación de hotel, pedir un menú en un restaurante o contar un chiste a tus amigos alemanes.

Poco a poco, desaparecerán los bloqueos y te darás cuenta de que has adquirido cierta fluidez en tu expresión oral, que has aprendido expresiones típicas y que entiendes todo perfectamente.

Saber escuchar

Saber hablar alemán también es saber escuchar. Aprende a familiarizarte con los sonidos alemanes y con los diferentes tonos y acentos.

Bilingue aleman ¡Habla en alemán con tus amigos!

Si te encuentras con una palabra que no conoces, analízala: analiza su estructura, divídela en trozos y apréndela diciéndola lentamente y luego más rápido.

Si estás en un país germanohablante con amigos, escúchales, observa cómo se acentúan las palabras y cómo se estructuran las frases, aprende a distinguir el argot del lenguaje familiar, etc.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz