Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
4

¿Cuáles son las técnicas para componer una pieza para piano?

Por Marisol, publicado el 20/07/2016 Blog > Música > Piano > Cómo Componer una Pieza para Piano

Tocar el piano no es fácil al principio.

Lo más común es tocar piezas imaginadas y compuestas por otros músicos. Se descifran y se aprenden antes de repetir lo más fielmente posible la pieza original.

Pero cuando alcances un nivel suficientemente alto, podrás añadir otra habilidad a tu repertorio musical, componiendo piezas tú mismo. Evidentemente, esto requiere habilidades técnicas y una mente muy creativa para poder imaginar y componer una canción.

No obstante, hay técnicas que puedes poner en práctica para llegar a crear tú mismo unas bellas canciones para piano.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Qué habilidades hay que tener antes de empezar a componer?

Una pieza de música, y más siendo para piano, no se compone en un abrir y cerrar de ojos, eso es obvio. Hay etapas de creación y producción que hay que respetar.

Y lo más importante es que tienes que tener en cuenta que ya existen un sinnúmero de canciones y de compositores de música para piano. Por tanto, hay que tener cuidado de no copiar, o incluso de plagiar otras canciones. Siendo ya consciente de esto, podemos empezar.

Tener referencias musicales y controlarlas lo suficiente para usarlas

Por lo general, cuando se empieza a tocar el piano, se tiene un gusto pronunciado por la música, y en consecuencia, se posee una cultura musical muy amplia y variada.

En primer lugar, esta cultura permite detectar las estructuras de una pieza y entender cómo se articula. Cuando uno entiende que la mayoría de las canciones se construyen de la misma manera, es más fácil componer.

Componer piano Cómo componer tu propia música

En segundo lugar, se comprende y se crea una sensibilidad musical que hace imaginar mucho más fácilmente el estilo de música que se quiere componer.

Tener unas bases sólidas en la práctica del piano

Esto parece lógico y obvio, pero un pianista que está todavía aprendiendo a tocar el piano no tiene suficientes bases ni práctica para poder componer una pieza estructurada como Dios manda.

Antes de pretender ser capaz de escribir música, es importante dominar todos los estilos de acordes, de partituras. Hay que saber tocar de todo y no tener ningún problema en leer y tocar piezas de música.

Desde nuestro punto de vista, hacen falta varios años de práctica y descubrir los diferentes estilos musicales antes de empezar a componer tus propias canciones.

¿Cuáles son los pasos para componer una pieza para piano?

Una vez que se cumple todo esto y que el pianista tiene todas las habilidades necesarias para componer, se deben respetar ciertos pasos para crear piezas para piano. También hay que conocer algunos consejos y dominar algunas técnicas.

De lo contrario, darás palos de ciego y la pieza no saldrá a buen puerto, lo cual sería una pena.

¿La letra antes de la música o al revés?

La mayoría de los compositores te dirá que lo mejor es componer la música después de haber escrito la letra. Las razones son simples.

Es más fácil definir la música cuando la letra ya está escrita y la canción ya está estructurada (estrofas-estribillo, semántica, longitud de los versos, etc.). Entonces podemos pensar en un tempo y en la tonalidad musical de la pieza.

Sin embargo, se puede perfectamente componer la música antes de escribir la letra. Si uno es muy imaginativo melódicamente, puede ser incluso una ventaja. Teniendo ya el tempo y la tonalidad, se puede encontrar más fácilmente el sentido en las rimas.

¿Cómo elegir los principales acordes?

Lo primero que hay que hacer al empezar a componer una canción es definir un cuarteto de acordes principales. Me explico: el 90% de las canciones están construidas alrededor de estos cuatro acordes.

Elegirlos bien e imaginar la melodía que le queremos dar a la canción es probablemente el paso más importante.

Componer piano Música – letra: el equilibrio que hay que encontrar.

Primero, hay que elegir entre los acordes menores y los acordes mayores.

Ten en cuenta también que los acordes que más se utilizan actualmente son los acordes de do, sol y si bemol. Por tanto, puedes utilizar estos sabiendo que están de moda o innovar sabiendo que puedes cambiar la tonalidad de cualquier canción.

¿Cómo estructurar la melodía en torno a estos acordes principales?

El cuarteto de acordes principales constituye las bases en lo que respecta a la mano izquierda. Y a partir de estas bases, vamos a trabajar la melodía para la mano derecha. Hay dos opciones:

  • Trabajar con acordes: componer una pieza basada únicamente en acordes (tanto para la mano izquierda como para la derecha) le da un aspecto dinámico y rítmico a la canción. Si el compositor opta por una pieza de este estilo, tiene que anticiparse a los cambios de ritmo y de efectos de estilo para dar originalidad a la canción. Y cuando se aprende piano, esto se convierte en un obstáculo a la hora de componer.
  • Trabajar con arpegios: los arpegios se utilizan para hacer fluir la melodía. Ejecutamos los acordes para dar fluidez y armonía a la canción. Por ejemplo: en lugar de tocar a un acorde do-mi-sol, tocamos el do, luego el mi y luego el sol y así sucesivamente para que el sonido y la melodía sean permanentes.

Sea cual sea el método que elijas, hay ventajas e inconvenientes. Pero es el credo de los mejores compositores de música del mundo.

¿Qué papel tiene la improvisación?

El último componente que hay que tener en cuenta en el proceso de composición es la improvisación. En esta parte, el pianista expresa su imaginación y su virtuosismo y puede desplegar sus habilidades y su destreza al piano.

Componer piano Hoy en día, componer es más fácil gracias a las nuevas tecnologías.

Te aconsejamos que te grabes siempre que improvises, ya que si tocas algo interesante, es probable que no puedas hacerlo de nuevo más tarde. Así que grabarte con un micrófono o incluso con un dictáfono es un truco que puede darte grandes resultados en caso de que toques algo bueno.

Escribir y grabarse

La escritura musical: la penúltima etapa de la composición

Después de haber probado y comprobado las melodías, los ritmos y los acordes, hay que poner los resultados sobre el papel, para lo cual es casi imprescindible saber solfeo y dominar la escritura musical.

La escritura permite perfeccionar la lógica y el equilibrio de la pieza, y tal vez incluso añadir efectos (terceras, etc.) para que la pieza sea más completa.

Durante la escritura, se combina también la música con la letra, de modo que la pieza tenga una lógica y un sentido rítmico y melódico.

Componer piano Ya no te hace falta un estudio de grabación; puedes tenerlo todo en casa.

Por tanto, la escritura musical es un paso muy importante. Es la huella que deja el músico.

Hoy en día, hay programas que facilitan el trabajo de la escritura, pero hay que dominar la escritura básica. No obstante, el papel y el lápiz siguen siendo las herramientas más fiables.

¿Grabar la pieza para uno mismo?

Esta es la última etapa, una vez que la canción está terminada. Obviamente, se necesita un equipo de grabación para conseguir algo decente: uno o incluso dos micrófonos de calidad y también un programa de grabación.

La grabación requiere paciencia. Ten en cuenta que no se conseguirá a la primera y que hay que prestar atención al detalle y al trabajo bien hecho, ya que las prisas dan lugar a errores que pueden destrozar la canción. Y eso sería una lástima.

Grabar la canción, y luego publicarla y difundirla es perder totalmente su propiedad. Los grandes compositores de piano consideran que, una vez que sus piezas se difunden, son una propiedad pública.

Convertirse en compositor de piano

Componer una canción, tras tocar el piano durante varios años, es uno de los retos más apasionantes que se pueden superar, ya que requiere grandes cualidades técnicas y organizativas en la vida cotidiana.

Componer piano El reto de convertirse en compositor de piano.

También permite trabajar la imaginación e incluso descubrir un talento desconocido hasta entonces.

La forma de practicar el piano suele ser un fiel reflejo de nuestra personalidad. Y lograr llevar a cabo tal proyecto artístico hasta el final es una manera de ganar confianza en sí mismo, algo muy útil a la hora de aprender piano.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *