Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte
Compartir

Motivos para ser entrenador personal

Por Raquel, publicado el 08/01/2017 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > ¿Por qué Ser Entrenador Personal?

El interés por el «personal training» tiende a centrarse en los beneficios de las personas que reciben los entrenamientos, pero casi nunca se enfoca desde la perspectiva del entrenador.

El entrenamiento personal es, ante todo, una actividad en la que todos salen ganando, tanto los alumnos que buscan a alguien que les ayude a ponerse en forma y ganar nuevas cualidades físicas, como su «coach», que vive de su pasión y hace lo posible por que su alumno mejore, ya sea este principiante o un deportista de alto nivel.

En este artículo, hablaremos de la creatividad en los programas de entrenamiento, del desarrollo personal y de la complementación entre la forma física y la mental, que son temas imprescindibles para quien quiera hacerse entrenador personal o, de manera más general, trabajar en los servicios deportivos.

Hacerse entrenador personal para marcar la diferencia

Para marcar la diferencia en materia de entrenamiento personal, vuestra primera baza será diferenciar vuestra oferta de la de vuestra competencia. Así encontraréis clientes de una manera más eficaz, pero también más beneficiosa en términos de desarrollo personal. De hecho, es más enriquecedor desarrollar un programa deportivo propio que se corresponda con vuestra visión de la actividad física en general. Un buen entrenador personal o preparador físico es una persona que no se ciñe únicamente a lo que hacen otros «coaches».

Sed creativos y estad pendientes de las nuevas metodologías o los nuevos programas de entrenamiento personal. Por supuesto, podéis reutilizar ejercicios o incluso programas conocidos, como el método Pilates, pero es imprescindible que los hagáis vuestros y los adaptéis a vosotros.

Adaptad vuestros entrenamientos Para marcar la diferencia, no dudéis en personalizar cada entrenamiento que propongáis a vuestros alumnos.

Esta capacidad para diferenciarse está íntimamente relacionada con la parte del mercado hacia la que os gustaría dirigiros. Esta elección es muy importante y requerirá una profunda introspección y reflexión sobre vosotros mismos:

  • ¿Preferís ser entrenadores personales en un gimnasio o dar clases individuales de entrenamiento a domicilio?
  • ¿Queréis dirigiros hacia la puesta en forma con ejercicios centrados en la pérdida de peso o la tonificación muscular o convertiros en preparadores físicos de atletas de alto nivel?
  • ¿Queréis especializaros en un ámbito concreto y dar clases de gimnasia, de fitness, estiramientos, zumba o desarrollar programas más generalizados?
  • ¿Entrenamiento individual o colectivo?
  • ¿Creéis que es indispensable tener un diploma certificado para ganar más credibilidad como entrenador personal?

Todas estas preguntas, junto con otras muchas, os ayudarán y permitirán encontrar un posicionamiento claro en el mercado del entrenamiento personal. La única regla que os debéis marcar es la de favorecer los ámbitos que os gustan y en los que os sentís más competentes.

Incorporad a vuestra oferta de entrenamiento otros servicios complementarios, como consejo nutricional o dietético, que os puede ayudar a marcar la diferencia y enriquecer vuestra oferta y su atractivo. En definitiva, debéis saber que vuestros alumnos os juzgarán por vuestro rigor y vuestra disciplina. Apreciarán especialmente el hecho de que seáis atentos y que os podáis adaptar a vuestros programas función de sus necesidades específicas, pero también que toméis nota en cada sesión para enfocar las próximas hacia otros ejercicios complementarios.

Llevad un seguimiento de vuestros alumnos Ofreced un sistema de seguimiento a vuestros alumnos para que sean conscientes de sus progresos.

También os recomendamos que creéis un sistema de evaluación o de seguimiento para vuestros alumnos, lo que os permitirá tener un seguimiento concreto de los progresos de cada uno. Estos métodos que pueden parecer anodinos os resultarán beneficiosos porque:

  • Aumentarán vuestra credibilidad y vuestra seriedad para fidelizar a vuestros clientes.
  • Os servirán para acompañar mejor a vuestros alumnos y a permitirles progresar con mayor rapidez.

El entrenamiento personal como garantía de calidad de vida

Mantener un estilo de vida intachable os puede motivar y puede ser el origen de vuestra futura carrera como entrenadores personales. El hecho de convertiros en «personal trainer» os incitará a mantener una condición física óptima para ser creíbles frente a vuestros alumnos. ¿Qué legitimidad tendríais si dieseis clases de musculación sin ni siquiera estar en forma?

Ejercer como entrenador personal, sea cual sea vuestro ámbito preferido debe también permitiros reforzar vuestros conocimientos de alimentación y dar consejos a vuestros alumnos en función de sus problemas y sus expectativas.

¿Qué alimentos deben prohibir y a cuáles deberían dar preferencia según sus circunstancias? Estas competencias nutricionales os permitirán mantener la forma y ayudar a vuestros alumnos a que la mantengan.

Dad consejos nutricionales a vuestros alumnos Aprovechad para desarrollar vuestros conocimientos sobre alimentación y mostrárselos a vuestros alumnos.

El entrenamiento personal no se debe aprender únicamente desde la perspectiva física, sino que hay que tener también en cuenta que el aporte mental es un factor esencial en el bienestar de las personas. Sentirse cómodo con uno mismo es una herramienta magnífica de logro personal.

Cuando deis clases de entrenamiento, debéis dar lo mejor de vosotros y estar orgullosos de poder dar constancia de las mejoras y los cambios de estado emocionales de vuestros alumnos. Vuestros logros personales incluyen ayudar a vuestros clientes conseguir lo que se proponen.

Si el entrenamiento personal es vuestra terapia y decidís dar el paso, deberéis meter el gusanillo a vuestros alumnos, tanto en el plano físico como en el mental o psicológico. La calidad de vida, ya sea la vuestra o la suya, no es solo física. De hecho, la práctica deportiva es muy buena para mejorar la calidad del sueño, el humor o incluso el bienestar general.

Ser entrenador personal supone vivir en un círculo vicioso entre lo físico y lo psicológico. Cuanto más deporte hagáis, mejor condición física tendréis y más animados y confiados os sentiréis para poner a prueba vuestros límites en otros ámbitos.

Hacerse entrenador personal para vivir de su pasión

Si el deporte es para vosotros una terapia que os ayuda a sentiros mejor, haceros entrenadores personales puede ser el trabajo de vuestras vidas: podréis vivir de vuestra pasión y hacer de ella vuestra profesión. ¿No dicen que estamos de mejor humor y somos más eficaces cuando hacemos lo que nos gusta? Sin embargo, hay que mantener los pies sobre la tierra para no caer en la idealización de la profesión de entrenador personal y creer que con pasión basta. Si estáis convencidos de que queréis hacerlo, quizás deberíais tener en cuenta todos los factores que rodean a las profesiones independientes como esta.

Enfrentaos a vuestros miedos para vivir de lo que os gusta. Lanzarse a la piscina no siempre es fácil, pero debéis hacer frente a vuestros miedos para vivir de vuestro sueño.

El miedo a convertiros en vuestros propios jefes o a salir de vuestra zona de confort, así como el miedo a lo desconocido, son sentimientos completamente normales, sobre todo si no estáis acostumbrados a trabajar por cuenta propia. Para atravesar esta fase de dudas, tendréis que trabajar sobre vosotros mismos, reflexionar sobre las verdaderas causas de vuestros miedos y, sobre todo, hablar con un entrenador profesional que ya conozca esas fases y os pueda ayudar.

Basad una parte importante de vuestros programas en la comunicación y el intercambio con vuestros alumnos. No dudéis en contar con ellos para diseñar los ejercicios; así vuestros métodos serán más creativos y enriquecedores.

En resumen:

En definitiva, ¿qué hay de bueno en ser entrenador personal?

  • Para vosotros: Os permitirá desarrollaros y disfrutar de un ámbito que os gusta especialmente. Podréis mejorar con el tiempo vuestros métodos y vuestro enfoque hacia la práctica deportiva, con todo lo que eso conlleva (como los consejos nutricionales). Transmitir, acompañar, dialogar y ver progresar a vuestros alumnos os resultará de lo más gratificante y os dará una profunda sensación de bienestar.
  • Para vuestros alumnos:La mayoría de vuestros alumnos vendrán con una serie de objetivos iniciales (perder peso, conseguir recorrer una distancia determinada en un tiempo concreto, definir la figura, muscularse…) y la mayoría se centrarán únicamente en el plano físico. Vosotros debéis ser capaces de hacerles evolucionar y darles herramientas que les resulten beneficiosas en otros ámbitos y no solo en el deportivo.

Es una actividad en la que todos salís ganando y que os permitirá disfrutar de lo que de verdad os gusta. Una pasión convertida en profesión.

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz