El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

La pregunta que se repite sobre el número de clases de matemáticas

Por Eva el 17/03/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > ¿Cuánto Tiempo Hace Falta para Ser Bueno en Matemáticas?
Índice

Llegar a ser bueno en mates es el sueño y el objetivo de muchos alumnos, tanto los que se dirigen hacia el bachillerato de ciencias, como a la formación profesional de grado superior, o incluso los que desean continuar con un ciclo formativo de grado medio.

Sin embargo, hay que estar de acuerdo en un punto: no todos tenemos las mismas facilidades para las matemáticas.

Algunos se sienten más cómodos con el álgebra, otros con la geometría, otros con la probabilidad y otros no logran en absoluto subirse al tren.

Es innegable que cada uno cuenta con diferentes aptitudes para esta disciplina, pero las aptitudes no lo son todo, el método para aprender mates ayuda enormemente.

Una subjetiva cuestión de tiempo

Por ello, decidir el número de clases de mates es muy subjetivo: algunos necesitarán varias clases con el fin de reforzar sus conocimientos o para aprender puntos concretos, mientras que otros las necesitarán durante todo el curso escolar para llevar un seguimiento regular.

La cantidad de clases de matemáticas El tiempo: una cuestión subjetiva

Si estás escolarizado en un establecimiento (en educación primaria, secundaria, bachillerato, universidad, formación profesional, etc.), el número de clases de mates ya está fijado por el programa que vas a seguir.

Si deseas recibir clases particulares de mates, todo dependerá de tu nivel y de tus necesidades: el profesor particular se desplaza a tu domicilio y desde el primer encuentro evaluará tus lagunas temporales, tus necesidades y tus expectativas (¿Tienes que preparar un examen? ¿Profundizar en un tema de cara a un control? ¿Tienes conceptos que repasar de arriba a abajo?).

Es él, con el consentimiento de los padres del alumno, si éste es un menor, o con el alumno directamente, quien va a proponer el número ideal de clases a seguir dentro de un periodo establecido.

Una cosa es cierta, la regularidad es muy importante: para aprender bien y asimilar los diferentes conceptos de matemáticas, tu cerebro debe entrenarse todos los días, incluso cada dos días hay que leer, descifrar y retener.

Lo más importante, aprender la buena metodología

Llegar a ser bueno en mates no es necesariamente una cuestión de capacidades, lo hemos visto, es ante todo una manera de prepararse y de hacer frente a las matemáticas.

Qué metodología en clase de matemáticas El método: un factor importante de éxito

Si eres una persona desorganizada, tu forma de pensar también lo será y no llegarás a organizarte aunque tengas delante de ti las cifras y las fórmulas.

Aquí tienes algunos trucos y consejos para convertirte en un buen alumno en mates.

No hay que aprenderlo todo, sino entenderlo

Esto puede parecer pardójico, pero en matemáticas es inútil aprenderlo todo de memoria si no sabes el porqué de lo que retienes,  ni cómo utilizarlo.

Por más que aprendas decenas de fórmulas, si no sabes cómo utilizarlas, no te servirá de nada.

Tener éxito en mates, es ante todo ser capaz de explicar tu razonamiento.

Intenta entender de dónde viene el razonamiento, para qué sirve y cómo funciona.

Es, entonces, cuando descubrirás que es 10 veces más fácil encontrar los resultados cuando has entendido su utilidad, en vez de sólo resultados aprendidos de memoria.

Aprender y comprender las mates, es hacerse con ellas.

Por ello, cuando hagas ejercicios de mates, detente cuando ya no cometas errores y pienses que has asimilado todo.

Si cometes errores, revisa las clases, intenta comprender cómo se estructuran, haz otros ejercicios.

No mires la solución

Seguramente es muy tentador, pero es primordial no mirar nunca las soluciones de los ejercicios.

No mirar las soluciones en mates A veces, ¡la tentación es fuerte!

Atascarse con un ejercicio es una buena manera de retener y de comprender.

No pares de buscar la solución aunque no hayas dado con ese disparador, esa pequeña chispa que te permite resolver todos los problemas de mates.

Adquiere nuevos hábitos

Para llegar a ser bueno en mates, es importante que no te distraigas y que estés siempre centrado en lo que tienes que hacer.

Tu cerebro debe pensar «matemáticas» y solamente eso.

Surpime toda fuente de distracción como el teléfono móvil.

Después, tómate el tiempo necesario y el hábito de seguir tus clases de principio a fin, presta atención y ya habrás recorrido más de la mitad del camino para entender las mates.

Buenos hábitos en matemáticas ¡Entiende las mates de otra manera!

Coloca todo el material necesario cerca de ti: libros, cuadernos, regla, pinturas, calculadora.

Son ciertas reglas simples y fáciles de llevar a cabo, pero también son estrictas, es lo mínimo que hay que hacer para triunfar en matemáticas.

Práctica siempre que puedas

Como se ha dicho anteriormente, para llegar a ser bueno en mates tienes que trabajar una y otra vez hasta asimilar por completo la lección.

Asistir a clase no es suficiente cuando se es alumno de primaria, secundaria, bachillerao o universidad,  o cuando se es alumno de clases nocturnas o de clases de matemáticas para adultos. Es fundamental trabajar las mates en casa.

Nada mejor como la práctica, no hay otra manera de que alcances un nivel de perfecto dominio del tema.

Cuando estés en clase o con tu profesor particular, sigue bien la correcciones y no dudes en pedir explicaciones complementarias.

Pregunta siempre que lo necesites

En matemáticas, quizà más que en cualquier otra disciplina, tienes que mostrarte curioso.

A partir del momento en el que tengas una duda, una pregunta o encuentres una ambigüedad, haz hueco en tu mente y haz preguntas.

Es posible que la formulación de una persona sea más clara que la de otra.

Cuando sepas identificar los problemas, las fuentes de tus lagunas y cuando las respondas, llegarás a progresar en mates.

 Bastante a menudo, los enunciados en matemáticas contienen elementos de respuesta, por lo menos, elementos que te van a ayudar a estructurar tu forma de pensar de una manera lógica y constructiva.

Aprender a leer los enunciados en matemáticas

Primero, haz una lectura global de lo que se te pide, descubre el número de ejercicios que se desea, el tiempo estimado para cada uno de ellos y localliza aquellos ejercicios con los que te sientes más cómodo.

Leer bien los enunciados en matemáticas ¡Presta atención a cada palabra!

Algunos van a preferir los ejercicios más simples para comenzar, mientras que otros preferirán los más complejos, eres tú el que tiene que decidir la estrategia según el control de tu estrés.

Después, haz una lectura detallada y lee atentamente cada palabra del enunciado.

Esto va a permitir que entiendas el tema y que te impregnes de él para evitar cometer errores de comprensión y también para observar las diferentes partes del ejercicio.

Saber leer un enunciado no es como si leyeras un libro: sé metódico en tu lectura y marcarás la diferencia con los otros alumnos.

Hablamos de lectura activa del enunciado, es decir, que al mismo tiempo que lees, haces hincapié en los conocimientos y en las fórmulas relacionados con el enunciado.

Aprende a utilizar las herramientas adecuadas con tu profe de mates

Tu profe de mates está para guiarte en este proceso. Además de proporcionarte una verdadera pedagogía, te proporciona herramientas para superar los problemas que puedas tener con los ejercicios.

¿Aún dudas en lanzarte a recibir clases de mates? Vamos, echa un vistazo a nuestro artículo: 10 buenas razones por las que recibir clases de mates.

Clases particulares para mejorar en matemáticas Un profe de mates te ayudará con su pedagogía

Actualmente, existe una larga serie de herramientas y apoyos físicos y online para ayudarte en mates. No dudes en utilizarlos:

  • Los vídeos de mates diseñados por profesores preocupados en transmitir su pasión y en ayudarte.
  • Los ejercicios de mates en línea, los quiz, los cuestionarios.
  • Ejercicios de mates corregidos: desde los anales de la historia, existen ejercicios de gran calidad  para perfeccionar tus conocimientos y para ayudarte a trabajar y a adquirir un buen nivel.
  • La técnica de las fichas: imposible llegar a ser bueno en mates si no conoces todos los conceptos de la clase. Crea un sistema de fichas que resuma cada concepto, cada tema, con las líneas principales, las fórmulas, los teoremas correspondientes, así como uno o dos ejemplos. Estos recuerdos de las clases te ayudarán a retener más rápidamente y de manera más permanente todo lo que has aprendido en mates.

Aprende a evitar los errores habituales en mates

Para llegar a ser bueno en mates y triunfar, no siempre es suficiente recibir clases, también hay que estar pendiente de no cometer demasiados errores, tanto en el método, como en las actitudes a adoptar frente a un problema.

  • Pensar que con la inteligencia basta: por un lado, es presuntuoso y por  otro lado, tu cerebro necesita variedad de conocimientos.También necesitas adquirir métodos para tener todas las herramientas necesarias para razonar de forma eficaz.
  • Tómate tu tiempo en clase: las matemáticas requieren que sepas la clase de memoria pero también que la comprendas. No te saltes las clases de mates, son muy importantes y didácticas a lo largo de tu aprendizaje.Utiliza siempre tu clase como apoyo, una caja de herramientas para utilizar los diferentes teoremas que has aprendido.
  • Trabajar con ejercicios no corregidos: al contrario, opta por aquellos ejercicios con correcciones para que hagas un seguimiento de tu progreso, compruebes tus errores y los comprendas, pero también para que descubras qué método se ha utilizado para resolverlos.
  • Espera a que el profesor anuncie un control para prepararlo: el cerebro no tendrá nunca el tiempo suficiente para digerir todas las informaciones necesarias. Trabaja de forma regular y comienza por adquirir costumbres para ganar en rapidez.
  • Contar sólo con la calculadora para que lo haga todo por ti: la calculadora no es más que una herramienta, un apoyo a tus conocimientos. Los resultados que te dará dependen de la manera en la que introduzcas los datos. Por lo tanto, es preferible, dominar las reglas de cálculo básico.

El número de clases de mates en función de cada alumno

Todos los alumnos no tienen el ingenio de Albert Einstein, y cada uno tiene sus peculiaridades.

A partir de todos estos ejemplos, se entiende fácilmente que no haya un número específico de clases de mates a seguir; todo depende del alumno, de su nivel, de sus lagunas, pero también de su motivación y de sus ambiciones.

La importancia es la regularidad, la constancia en el trabajo, es este precio a pagar con el que llegarás a ser bueno en mates.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Eva
Intérprete y traductora, enamorada de los idiomas, de la escritura y de las historias ♥

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz