El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Cómo puede optimizar sus clases un profesor de francés?

Por Coral el 30/09/2016 Blog > Idiomas > Francés > ¿Cómo Organizar una Clase de Francés?
Índice

Se calcula que hay 274 millones de francófonos en el mundo. El francés es la segunda lengua en las relaciones internacionales por el número de países que la emplean como lengua oficial y, o, de comunicación.

Aprenderás más rápido francés que inglés o alemán, aunque claro está que es importante contar con un buen método de aprendizaje que permita una mejor asimilación.

Pero aunque sea más fácil aprender francés, no hay que darlo por hecho.

Aprender francés significa estudiar, como con todas las lenguas vivas, el vocabulario, la gramática, la conjugación, la expresión oral, la pronunciación o la comprensión escrita.

Pero, cuando somos profesores, ¿por dónde empezar?

¿Cómo ser claro, conciso y buen pedagogo?

Aquí tienes algunos consejos para ser un profesor de idiomas sin igual.

Ser organizado

Para dar un clase de lengua rica y clara, la primera regla esencial es ser organizado.

Tendrás que prepararte con antelación y estructurar tus clases.

Estructura tu clase

  • Haz una lista de los objetivos.
  • Presenta bajo cada objetivo las lecciones necesarias.
  • Prepara los soportes de aprendizaje.
  • Busca ejercicios adecuados para practicar.
  • Prepara un planning claro que darás a tu alumno (ejemplo: lunes estudio de las reglas gramaticales, martes comprensión escrita de un texto…).

Organiza bien tus clases particulares. Sé organizado para ayudar a tu alumno a aprender rápidamente francés.

La lengua francesa debe estudiarse en su conjunto, varía los temas y las lecciones con el fin de que tu estudiante no se aburra.

Tienes que cuestionarte

Ser profesor de francés, es también cuestionarse para mejorar y mejorar por consiguiente las competencias lingüísticas de los alumnos.

Tienes que hacer todo lo posible para progresar como  profesor.

  • Para perfeccionarte como profesor, no dudes en optar por una estancia lingüística en Francia para una inmersión total en la cultura francófona. ¿Por qué no ir a Toulouse a pasar algún tiempo?
¿El francés es tu lengua materna? Tu cultura francófona podría ser muy enriquecedora para tu alumno, no dudes en compartirla con él.
Igualmente, si has viajado a Suiza, Bélgica o Quebec, puedes hablar sobre tu experiencia personal.
¡Puedes enriquecer la cultura de tus alumnos además de enseñarles el idioma!
  • Busca siempre nuevos soportes.
Elige ejercicios interactivos.
En la era numérica, sería una pena no utilizar las numerosas posibilidades a tu alcance.
Está comprobado que un alumno aprende tres veces más rápido si se divierte a la vez que estudia… ¡Así que muéstrate imaginativo!

Aprender de forma lúdica es infalible. Aprender divirtiéndose permite progresar más rápido.

Adaptarse a las expectativas del alumno

Un buen profesor sabe escuchar.

Presta atención durante la primera clase para entender bien las expectativas de tu alumno.

¿Quiere tener una conversación para su estancia en Lyon? ¿Reforzar su francés profesional para hacerse entender por clientes internacionales en el trabajo? ¿O desea solo reforzar su comprensión global de la lengua?

Hay decenas de maneras de estudiar francés, respecta claramente la elección de tu alumno antes de lanzarte a dar clase.

¿Por qué no proponer una clase de francés gratuita para comprobar que la química es buena entre tu alumno y tú?

El aprendizaje del francés debe ser personalizado para cada uno.

  • Hay que privilegiar la expresión oral para un alumno que busca simplemente poderse comunicar en el extranjero. Tu alumno tiene que tener la impresión de aprender francés en Francia. Habla constantemente en el idioma extranjero y prohíbe el español.
  • Para alumnos que deseen ponerse a nivel o poner todo de su parte para aprobar la PAU, ayúdales con exámenes corregidos de años precedentes.
  • La puesta en práctica será primordial para aquellos que quieren pasar un examen como el TOEFL o el PET.
  • La edad de tu alumno tendrá igualmente un papel importante en la personalización de tu clase. Para los mas jóvenes hay que privilegiar los ejercicios educativos lúdicos, sobre todo en lo que concierne el aprendizaje de lenguas vivas.
  • Si tu alumno debe presentarse a un examen y sacar buena nota, ¡tienes que motivarlo! El francés es una lengua internacional primordial. Motiva a tu alumno haciéndole tomar consciencia de lo que está en juego y de las numerosas posibilidades que tendrá si consigue alcanzar un buen nivel del idioma.
  • Registra los progresos de tu alumnos en cada sesión y hazle saber cuando mejora.
Saber adaptarse forma parte de las competencias de un profesor de francés.

Administrar el tiempo durante la clase

El tiempo puede convertirse en tu peor enemigo si no llevas cuidado.

Propón un ritmo de aprendizaje que te parezca correcto: ¿una clase por semana durante el año o clases intensivas durante las vacaciones escolares?

Ya seas profesor en una academia, en la enseñanza superior o que des clases particulares de apoyo escolar, tienes que respetar un planning.

Debes ser capaz de estimar la duración de cada clase: la lección, la comprensión del alumno y la práctica.

Es importante administrar bien el tiempo en clase de idiomas. Vigila la hora durante las clases de francés.

El alumno tiene que haber terminado cada lección al final de la clase. Continuarla la semana siguiente podría incrementar la dificultad de asimilación.

Aquí tienes algunos consejos para no dejarse desbordar:

  • Propón una clase intensiva si el alumno lleva retraso o si una lección particularmente difícil lo necesita.
  • Cronometra tu clase: 30 minutos para el aprendizaje de la lección, 30 minutos para practicar, 30 minutos para las preguntas y para insistir en las dificultades del o de los alumnos.
  • Si das clases particulares, no dudes en proponer un ritmo que juzgas conveniente para el estudiante en cuestión.
  • Aprovecha los numerosos soportes en línea para ganar tiempo: preparación de las clases en internet, ejercicios en línea, vídeos compartidos…
El francés en línea es abundante: hay clases de lengua francesa con numerosos ejercicios de todos los niveles, gratuitos y prácticos, te resultarán de gran ayuda.
  • Manda deberes a tu alumno: ganarás tiempo si tu alumno prepara antes cada clase. Aprender un idioma requiere trabajo diario para progresar y esperar, por qué no, ser bilingüe.
  • Hablar francés es necesario durante la clase: explica en francés, haz que tu alumno utilice la lengua de Molière. Sin darte cuenta multiplicarás por dos la eficacia.

Anticipar la preparación de las clases

Tienes que preparar todas tus clases de francés con anterioridad. Una buena organización te permitirá siempre encontrar alumnos para tus clases de francés, con el boca a boca sobre todo. Tienes que enfocarte a largo plazo, no puedes dar clases de francés sin preparación.

Una vez que conozcas los puntos que tiene que trabajar tu alumno, realiza un programa a medida para responder lo mejor posible a sus expectativas.

Tienes que ser imaginativo y multiplicar los ejercicios diferentes: vídeos, audios, fotos, juegos…

Aquí tienes algunos consejos para preparar tus clases:

  • Si el alumno necesita mejorar su oral, favorece los ejercicios de expresión y comprensión oral. Elige en internet, numerosos sitios proponen soportes gratuitos, como YouTube.
  • Si quieres hacerle progresar rápidamente, elige soportes interesantes y adaptados.
  • La formación para adultos y jóvenes es por supuesto diferente. Además, ¿cómo fijar el precio de una clase de francés para adultos con respecto a una para jóvenes?
Para los alumnos que deseen pasar la PAU u obtener su diploma con sobresaliente gracias al francés, opta por clases académicas. Clases de gramática, de conjugación, listas de vocabulario, reglas concretas… El alumno tiene que dominar la lengua en su conjunto, tanto al escrito como al oral. Para los adultos, eres más libre, adáptate más a lo que les apetece.
  • Tu metodología es importante, el alumno tiene que sentirse cómodo, intenta no cambiar de sistema cada semana.
  • Si el alumno es principiante, conviene que se familiarice con el idioma poco a poco. No hables demasiado en francés, explica la lección en español.
  • Encuentra explicaciones concisas y fáciles que pondrás por escrito y prepara ejemplos para cada regla que le enseñes.
  • Utiliza colores para las cosas más importantes que hay que recordar de la lección. Por ejemplo: escribe en rojo las reglas que tiene que saberse de memoria y en verde lo secundario.
  • Prepara fichas: palabras, léxico, expresiones, frases frecuentes…

Organiza tu curso de idiomas y prepara las lecciones. Prepara fichas de vocabulario antes de tu clase de francés.

  • No olvides preparar un examen regularmente para evaluar a tu alumno.
Tienes que pensar bien qué soportes vas a utilizar antes de decidirte.
  • No lo olvides: tu clase tiene que ser divertida. Utiliza ejercicios interactivos.
  • Comprueba que tu alumno tiene el nivel necesario para cada ejercicio.
  • Sería igualmente razonable adaptar tus ejercicios. ¿Por qué no trabajar un texto que hable de la pasión de tu alumno? A un fan de la literatura le puedes proponer Relaciones peligrosas.
Tienes que dar una clase moderna, proponer una fórmula adaptada, desarrollar la confianza de tu alumno y todo en un ambiente distendido.
No hay recetas milagrosas para ser un buen profesor, trata de ser pedagógico, empático y creativo.

 

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Coral
Soy traductora de textos y audiovisual de inglés y francés. Subtitulo series, películas y documentales para Netflix y en mi (poco) tiempo libre me encanta viajar y disfrutar de mi familia y amigos.