Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo hacerse profesor particular de matemáticas?

Por Ana, publicado el 25/05/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > Pasos para Convertirte en Profesor de Matemáticas

Toda persona mayor de 14 años puede dar clases de matemáticas, aunque en general suelen ser profesores experimentados o estudiantes de esta materia los que ofrecen este servicio.

Dar clases de matemáticas puede convertirse en una experiencia muy enriquecedora, no solo para tu currículo o para ampliar tu enfoque en esta materia; también a nivel humano puede ser muy interesante.

Además, los horarios son flexibles y la remuneración, bastante atractiva

Entonces, ¿cómo dar clases particulares de mates?

Sin más dilación, descubre cómo transmitir tus conocimientos de manera pedagógica para que tus clases estén a la altura de una buena remuneración

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Convertirse en un profesor particular de matemáticas

A menudo se relacionan las clases de matemáticas con el estatus del profesor particular.

Este profesor puede ofrecer distintos tipos de clases, cada uno con exigencias y obligaciones diferentes.

Los diferentes tipos de clases de mates

Las tres principales opciones que se presentan ante el profesor particular son las siguientes:

  • El apoyo escolar: se trata de una ayuda personalizada y regulada que se le ofrece a los alumnos con dificultades puntuales en matemáticas.
  • Ayuda con los deberes: en este caso se trata más bien de comprobar que el alumno hace bien sus deberes y ayudarle cuando sea necesario.
  • Las clases particulares: es una ayuda constante que consiste en realizar un seguimiento del alumno con dificultades. Las clases particulares se pueden parecer a las de apoyo escolar, pero se distinguen en el contenido: en este caso las clases particulares aportan conocimientos complementarios al estudiante, que quizá no haya comprendido o asimilado del todo una determinada ideaen sus clases habituales.

Puedes dar clases particulares en el verano o mientras estudias, o puedes trabajar como profesor a tiempo completo.

Pasos a seguir para ser profesor particular. ¿Qué pasos debes seguir para ser profe particular?

Como profesional, debes plantearte las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué estatus jurídico elegir para dar las clases (autónomo, trabajador en una empresa)?
  • ¿Cuáles son tus habilidades pedagógicas?
  • ¿Qué tipo de clases puedes impartir?
  • ¿Puedes enseñar matemáticas a nivel universitario?
  • ¿Puedes dar clase a domicilio cada semana/mes?
  • ¿Cómo vas a organizar las clases para conseguir que tus alumnos progresen?

Las cualidades que se necesitan para dar clases de matemáticas

Aunque a primera vista parezca  que cualquier estudiante o profesor puede dar clases de matemáticas, existen algunas características que marcarán la diferencia entre el buen y el mal profesor.

Saber escuchar

Para poder dar clases de mates de manera eficaz y adecuada, hay que aprender a marcar la diferencia con el aprendizaje en las clases habituales del alumno; es decir, centrar toda nuestra atención en el alumno en particular.

Si un estudiante acude a un profesor particular es porque las clases normales no le bastan, o porque necesita un poco de ayuda para asimilar bien algún concepto.

La primera cualidad que se necesita entonces es la empatía y el saber escuchar: debes ponerte en el lugar del alumno y buscar soluciones adaptadas a su nivel y dificultades.

Ser paciente

Es probable que muy a menudo tengas que repetir una lección una y otra vez, o repasar algún ejercicio para que el alumno se entere bien.

Tú, como profesional hábil y experimentado, debes encontrar las palabras y la metodología adecuadas para que el alumno asimile cada ejercicio.

Este proceso de comprensión y de escucha requiere mucha paciencia.

Contar con algo de experiencia

El profesor de matemáticas debe ser un experto en la materia: puede parecer algo obvio, pero es sin duda una condición esencial.

Efectivamente, dar clases de matemáticas a un alumno significa poder responder a todas sus preguntas, hacer que comprenda la clase y guiarle a través de los diferentes ejercicios.

Pedagogía en las clases de mates. La pedagogía y la experiencia son necesarias para dar clases de mates.

Por ello, el hecho de que el profesor haya realizado el mismo itinerario de estudios que el alumno resulta muy recomendable. Y lo es aún más para todos aquellos que desean seguir estudiando matemáticas tras el bachillerato o los que pretenden entrar en escuelas de comercio.

Utilizar la pedagogía

Está claro que dar clases de matemáticas supone tener que aplicar una cierta pedagogía.

Un buen profe de mates debe mantener un seguimiento de su alumno, comprenderle y orientarle hacia un único objetivo: mejorar en esta asignatura.

Y es que la calidad del profesor se mide según los avances del alumno.

La pedagogía es algo que también se adquiere mediante la experiencia, al conocer a distintos tipos de alumnos. Se basa además en una idea primordial: la adaptación.

Tendrás que aprender a adaptar tus clases y metodología según tus alumnos. Deberás ser capaz de trabajar las matemáticas  en casa con alumnos con dificultades.

Adaptar las clases. Debes adaptar tus clases de matemáticas para los más pequeños.

Finalmente, con con el objetivo de que tus alumnos se enteren mejor de todo, será necesario que aprendas a resumir y a simplificar tus explicaciones mediante esquemas o con ejemplos de la vida diaria.

Respetar

Para dar clases de mates debe existir una relación de respeto mutuo entre el profesor y el alumno .

Sé siempre puntual en tus clases y avisa con tiempo si te surge algún imprevisto. Todos estos detalles ayudan a crear una relación de confianza entre el alumno y tú (y con los padres del estudiante, claro).

Ya tengas que enseñar matemáticas una vez a la semana o una o dos veces al mes, debes ser constante en tus clases: es importante mantener un seguimiento del alumno para saber si está progresando y comprendiendo todo lo que veis juntos.

Ya sean clases a corto o a medio plazo, ponte de acuerdo con el alumno y su familia para valorar el número necesario de sesiones.

Pasos para dar clases de matemáticas

Una inversión personal

Las clases de matemáticas no se pueden simplemente improvisar. Requieren organización y disciplina.

Debes preparar previamente cada clase, así que no dudes en releer y en dominar bien el tema que el alumno debe comprender. Igualmente puedes  prepararle fichas explicativas y rehacer juntos algún ejercicio.

No puedes echarle un ojo a la lección en cuestión el mismo día, ni improvisar.

Al final de cada clase, pregúntale si lo ha entendido todo bien y si hay puntos que le gustaría repasar.

Si el estudiante se está preparando un examen, proponle que practique con ejercicios de otros años y entrénale en las mismas condiciones que el día de la prueba.

Lo importante, recordémoslo, es ponerte en el lugar del alumno para comprender lo que ha asimiliado bien y determinar sus necesidades y expectativas.

Igualmente, no dudes en hacerle pequeñas pruebas para identificar sus puntos fuertes y débiles, sus lagunas y sus necesidades. De vez en cuando puedes hacer balance para observar sus progresos.

Un profesor particular de mates es una especie de mentor: debes comprometerte e investir en el éxito de tu alumno, por lo que no dudes en animarle y apoyarle.

No le regañes por sus fallos, es contraproducente y tampoco es tu deber.

Muéstrate positivo y anímale a que mejore la próxima vez.

Encontrar alumnos

Para dar clases de mates, evidentemente, es necesario tener alumnos.

Encontrar alumnos para tus cases de matemáticas. ¿Cómo encontrar alumnos para tus cases de matemáticas?

Existen distintos medios para ofrecer tus clases particulares y encontrar alumnos.

  • Los anuncios: una solución fácil y nada cara, aunque no siempre resulta eficaz debido al exceso de oferta.
  • El boca a boca: no se suele tener en cuenta demasiado a menudo, pero muchas veces la solución se encuentra justo a tu lado. Habla de tus clases a tu alrededor, a tus amigos, colegas, a sus hijos. Hazles saber que buscas nuevos estudiantes. Si tus alumnos quedan satisfechos, puedes estar seguro de que te recomendarán a otros compañeros, amigos o familiares.
  • Los organismos de apoyo escolar: reagrupados bajo la forma de plataforma escolar o de agencias, estos organismos te ponen en contacto ellos mismo con alumnos que están buscando profesores particulares.

La ventaja es que tú no tienes que buscar a los alumnos. Es una solución sencilla, aunque tu estatus no será el de simple profesor particular, ya que será la agencia quien te pague y no la familia. Tendrás que hacer cuentas con el organismo (evaluación del alumno, seguimiento de sus progresos, balance de las clases). En contrapartida, puede  que el alumno también te evalúe.

  • Las clases en línea: con o sin vídeo, en cada clase se explican contenidos diferentes. Si es con vídeo, contarás con más recursos y a veces podrás desviarte un poco del contexto puramente matemático para que el alumno comprenda una determinada idea.

La ventaja es que tanto el profesor como el alumno pueden trabajar a distancia, ya sea a través de un vídeo que el profesor haya colgado en alguna página especializada, o directamente en línea con algún programa tipo Skype.

Las tarifas de las clases de matemáticas

En lo que respecta a las tarifas de los profesores de matemáticas, tienes que saber que una clase particular varía en función de diferentes criterios: tu nivel de educación, el de tu alumno, la materia que enseñas, la ciudad donde resides, los posibles desplazamientos, etc.

Si pasas por un intermediario, como un organismo privado, suelen ser ellos mismo quienes fijan las tarifas horarias. La ventaja del organismo privado o de apoyo escolar es que se trata de una solución excelente para pagar las cotizaciones de la Seguridad Social sin preocuparte por ello. Efectivamente, se incluyen en la tarifa fijada por el organismo, por lo que no tienes que realizar ningún trámite administrativo en Internet sobre tu actividad profesional; disfrutarás así de cobertura social.

Es por ello que las tarifas de los organismos privados suelen ser más caras. Mientras que una clase habitual particular de matemáticas oscila entre 15 y 25 euros, en un organismo privado puede llegar a 30, e incluso 35 euros, aunque tú, como profesor, no percibas más de 10 o 15 euros.

Es una solución práctica: estás cubierto por la Seguridad Social y puedes disfrutar de la experiencia de unos profesionales que poseen una red de alumnos y de padres de alumnos. Y a veces, al pasar por un intermediario, la familia se beneficia de una reducción fiscal importante.

En fin, debes saber que el organismo privado vigila escrupulosamente la contratación de profesores. A veces solo podrás acceder a algunos mediante pruebas y entrevistas.

Pero, entonces, ¿cuál es el precio de una clase de matemáticas?

El precio depende de distintos parámetros, de si pasas por un intermediario (como un organismo privado), o no.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 2,50 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *