Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué las matemáticas gustan a algunos y son odiosas para otros?

Por Eva, publicado el 31/03/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > ¿Por Qué Tengo Miedo a las Matemáticas?

Según Anne Siety, autora de ¿Quién tiene miedo a las matemáticas? el hecho de no ser bueno en matemáticas no significa que se tenga una inteligencia inferior con respecto a quienes las adoran. Buf, casi lo habríamos dudado.

Cuando no te gustan las matemáticas, te cuesta ponerte a trabajar, refunfuñas, tienes falta de motivación, etc.

A veces, incluso el dolor es mayor que la aversión hacia las matemáticas, la idea misma de un control provoca dolores de cabeza, vómitos y dolores abdominales espantosos.

Por el contrario, los amantes de los números, de las ecuaciones y de las figuras geométricas se alegran de tener nuevos ejercicios y de los desafíos que representan. Estos últimos se estimulan y prueban, incluso, el placer de enfrentarse a los problemas.

¿Por qué ciertas personas adoran las mates mientras que otros las detestan? Intentemos verlo de forma más clara…

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Aversión a las matemáticas: ¿culpa del colegio?

Los amantes de las matemáticas reconocen de buen grado que el sistema de aprendizaje escolar de las matemáticas no es muy atrayente.

En efecto, las clases de matemáticas tienen una base muy simple, basándose en el modelo de descubrimiento, de la exposición de la regla y de la práctica. La mayor parte del tiempo desconecta de lo real y no llega a captar la atención de los alumnos que necesitan otra aproximación, a la vez más concreta y viva.

A menudo, se llega a la conclusión de que las matemáticas son aburridas y que solamente consisten en acumular ejercicios procedentes de manuales, sin otro interés que el de pasar al tema siguiente para seguir el programa marcado por el Ministerio de Educación.

Aún en el colegio, es frecuente asociar el hecho de llegar a ser bueno en mates con la inteligencia. Y sí, las matemáticas eran consideradas (y todavía lo son…) como un criterio de selección.

La intocable delimitación entre los BUENOS y los MALOS. De esta manera, los alumnos rezagados sienten frustración, llegando a veces hasta sentir vergüenza, se creen menos inteligentes que los otros, incluso ignorados.

Odio a las matemáticas ¡Afronta tu miedo a las mates!

¿Quién de entre vosotros, queridos lectores, no ha sentido sudores fríos en el momento de salir a la pizarra para hacer un ejercicio delante de 28 pares de ojos?

Todo comienza demasiado pronto, las matemáticas son un saber acumulativo, es decir, cada tema es importante para entender y dominar el siguiente.

Hablando claro, suspendes la base y la torre no se puede construir. Por lo tanto, es importante reaccionar lo antes posible para evitar descolgarse y vivir un periodo escolar difícil que influirá hasta el punto de qué tipo de bachillerato y qué estudios superiores escoger.

¿Por qué las mates gustan a ciertas personas? ¿Es una cuestión de cerebro?

Siempre ha habido alumnos buenos y malos en matemáticas.

¿Cuál es, por lo tanto, ese extraordinario elemento que hace que ciertas personas parezcan tener increíbles facilidades para dialogar con Pitágoras y las funciones afines?

Los amantes de las incógnitas x e y declaran que nunca han encontrado dificultades en particular con las matemáticas y que sintieron la pasión por ellas muy pronto.

Por lo tanto, como prueba, Florian, doctor en matemáticas. Todo comenzó con los primeros enigmas matemáticos en primaria (“si Pedro tiene 10 billetes y pierde 3…”). En la universidad, encontró lo que él llama “objetos maravillosos”, las verdaderas demostraciones, los círculos, los cuerpos, etc.

Todavía hoy en día, continúa descubriendo las matemáticas con gusto y con felicidad. Pero, ¿qué tiene él de particular?

Para ser bueno en mates, hay que tener una buena mente analítica, cierta intuición, pero también un lado creativo (¡ah, vale!).

Aptitudes innatas para las matemáticas Las mates: una aptitud de nacimiento

Einstein, ¿no era un soñador?

Por lo tanto, no se puede resumir de manera binaria diciendo que los matemáticos utilizan más el « cerebro izquierdo », lugar de la razón y del análisis. Ellos trabajan igualmente el cerebro derecho, a menudo, descrito como el lugar de la creatividad y de las emociones.

En realidad, los dos hemisferios del cerebro funcionan en estrecha colaboración, si el lado izquierdo se ocupa de tratar los datos etapa por etapa, el lado derecho está más especializado en el tratamiento de la simultaneidad y de la visión de conjunto. Corre la voz, ¡utilizamos bien los dos lados, tanto los buenos como los malos en mates!

Centrarse en el don para las mates: se trata de una idea preconcebida.

El talento en matemáticas tal como Frantz Gall, célebre neurólogo alemán, lo ha definido, es tener una habilidad en el cerebro que implica facilidades para esta asignatura. No existe.

Actualmente, esta expresión ha perdido su sentido original y se utiliza más bien para caracterizar a alguien que se siente cómodo con esta disciplina.

¿Por qué a los niños que no les gustan las mates les duele algo?

Un estudio publicado por la universidad de Chicago en 2012 reveló que los dolores corporales son el resultado de una anticipación activa de un ejercicio. Dicho de otro modo, el simple hecho de pensar en la situación estresante, activa la zona cerebral asociada al dolor.

Constructivo, ¿no?

El miedo a las matemáticas se extrapola, de la misma manera, al terreno de las emociones.

Traumas con las mates ¡Las mates: preocupación para algunos!

De hecho, sin que se perciba, las matemáticas están conectadas con las emociones dolorosas pasadas que vuelven para paralizar al alumno y para hacerle impotente frente a la asignatura. Detrás de una raíz cuadrada se esconden preguntas sobre su lugar en la familia, detrás de las funciones, es lo implícito lo que juega al escondite.

Del mismo modo, un trauma vivido en clase puede dejar una huella imborrable, como por ejemplo una vergüenza que te paraliza en la pizarra en el momento de resolver una ecuación delante de todos tus compañeros, con la consiguiente humillación del profesor que no entiende cómo el alumno no puede resolver el problema.

De todo ello surge la aversión hacia las matemáticas, llevando al fracaso y a desconectar de la asignatura, con los síntomas y consecuencias que se conocen.

¿Por qué hay gente que odia las matemáticas?

Las matemáticas son una disciplina que requiere esfuerzos, un trabajo regular, práctica y memorización.

Ciertas personas, capaces de realizar este trabajo en otras asignaturas, se ven bloqueadas por causas personales, impidiendo el aprendizaje normal.

A menudo, los bloqueos cognitivos ligados a las matemáticas están relacionados con recuerdos dolorosos de profesores de matemáticas. Despreciativo, severo, poco sonriente, frío, tantos calificativos que vuelven a la memoria de forma regular en los testimonios de los alumnos afectados. Apostamos a que tienes a un determinado profesor/a en la cabeza…

Incluso, algunos grandes investigadores dicen que no había matemáticas sin lágrimas, tanto lágrimas de dificultad como de alegría por haber encontrado la solución, pero lágrimas, al fin y al cabo.

Dado que las matemáticas son una disciplina abstracta, personificada en el profesor, si nos bloqueamos con él, simplemente nos bloqueamos con las matemáticas.

Por lo tanto, es importante no dejar materializar el miedo o un problema relacional, los padres deben, simultáneamente, dedicar tiempo en hacer un seguimiento con el colegio y llevar a la práctica un protocolo de apoyo en casa y fuera de ella, con la ayuda de un psicopedagogo, si fuera necesario.

¿Cómo se puede ayudar a un niño que tiene miedo a las matemáticas?

A veces, las clases particulares no son la solución mágica para este bloqueo, es necesario hablar con un psicólogo de las preocupaciones. Además, Anne Siety ha propuesto una tipología de errores que dice mucho sobre la relación de los niños con las matemáticas:

Dificultades con las matemáticas ¿Cómo ayudar a los niños con las mates?

  1. Error simbólico, que tiene un vínculo con los cuestionamientos del niño y con su carácter
  2. Error de proximidad o error tonto
  3. Error de progreso: aprender una regla nueva y olvidar la anterior
  4. Error poético: confusión de palabras similares (abscisa, abismo)

El papel de los padres también es importante a la hora de ayudar al niño a volver a tener confianza en sí mismo y en sus capacidades.

Una persona nula en matemáticas puede triunfar y tener un nivel respetable una vez los bloqueos en mates vuelen, y por lo tanto, continuar por la vía de las matemáticas (un bachillerato de ciencias y un grado en veterinaria, por ejemplo).

Algunos trucos para retomar con buen pie las mates:

  • Valorar siempre los puntos conseguidos
  • Resaltar las tentativas para llegar a ellas
  • No castigarse identificando al fracaso como falta de trabajo y de seriedad
  • Escuchar a los miedos y a las angustias
  • Hacer juegos y enigmas poniendo en escena preguntas matemáticas

Moraleja: ¡libera el lastre!

A la pregunta «¿por qué las mates gustan a algunos y son horribles para otros?» se puede contestar con multitud de respuestas.

Para los primeros, quizá hay una cuestión de aptitud natural, facilidad en la base del aprendizaje de las matemáticas, capacidad de abstracción.

Para los segundos, puede tratarse de un trauma en las clases reducidas (o a lo largo de la enseñanza), métodos que no están adaptados al funcionamiento cognitivo del niño (pensemos, por ejemplo, en los niños precoces o hiperactivos).

En todo caso, lo más importante es saber identificar las dificultades en matemáticas lo antes posible para proponer soluciones adaptadas, apoyo psicológico puntual para superar los bloqueos en mates, ¡pasando por las clases particulares impartidas por un SuperProf!

El papel de los profesores de matemáticas y los métodos de enseñanza no existen, en absoluto, con el fin de hacer amar o detestar las matemáticas.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *