Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Información útil para empezar a tocar la guitarra

Por Marisol, publicado el 29/06/2016 Blog > Música > Guitarra > Información Útil para Empezar a Tocar la Guitarra

Aprender a tocar la guitarra es una fantástica aventura, porque te abrirá nuevos horizontes en el plano musical.

Sin embargo, te puede venir a la mente la siguiente pregunta: ¿cuándo es el mejor momento para aprender a tocar la guitarra? ¿Soy demasiado viejo para empezar? ¿Mi hijo es muy joven? ¿Mi hija de diez años puede tocar la guitarra aunque no sepa solfeo?

Tocar la guitarra ¿Estás motivado para aprender a tocar la guitarra?

No importa el estilo que quieras aprender a tocar con la guitarra, ya sea blues, clásica, rock, funk; no importa si quieres aprender a tocar solo, con un cursillo, en una academia de música, en un conservatorio o en talleres de asociaciones. La respuesta siempre es la misma: no importa la edad que tengas para tocar la guitarra.

Ya tengas 8, 12, 20, 45 o 60 años, podrás aprender a tocar la guitarra cuando quieras.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Saber cómo aprender a tocar la guitarra

Ya que has decidido aprender a tocar la guitarra, conviene saber con qué método vas a adquirir todos los conocimientos tanto teóricos (solfeo, lectura de notas, de partituras, de tablaturas) como prácticos (técnicas de la mano izquierda y de la mano derecha, picking, tapping, tocar con la púa, etc.).

Dónde aprender a tocar la guitarra

Según tu personalidad, te inclinarás más por una opción que por otra. Hay muchas maneras de aprender este instrumento hoy en día y, dependiendo de tu nivel, tu disponibilidad y tu presupuesto, tendrás que elegir entre los diferentes establecimientos para aprender a tocar la guitarra.

El conservatorio para una práctica académica de la guitarra

Uno de los establecimientos más prestigiosos es el conservatorio: ingresar en uno puede ser un poco difícil, ya que a menudo hay que hacer exámenes de nivel, pero los precios se ajustan a todos los bolsillos.

La práctica de la guitarra es muy académica y podrás adquirir las nociones básicas de la música que te llevarán a un nivel profesional, si lo deseas.

Es recomendable empezar el conservatorio desde joven, ya que las etapas de aprendizaje se extienden durante varios años.

Una academia de música para aprender a tocar la guitarra

Otro establecimiento para aprender guitarra son las academias de música: hay públicas y privadas y son aptas tanto para niños y adolescentes como para adultos.

Tocar la guitarra Aprender en una academia

La enseñanza se realiza según una metodología preestablecida y es impartida por un profesor titulado. Podrás elegir el horario que más te convenga y aprender tanto la teoría (solfeo) como la práctica del instrumento.

Las asociaciones para tocar y descubrir la guitarra

Para los que quieran evitar el solfeo, las asociaciones, los centros culturales y los centros comunitarios ofrecen clases de guitarra, talleres e incluso cursillos intensivos.

Con un profesor, tendrás la oportunidad de aprender las nociones básicas de la guitarra o mejorar tu técnica si ya tienes más experiencia con la práctica del instrumento.

La ventaja de este tipo de enseñanza es que, por un lado, evitas tener que aprender solfeo (aunque sí deberás aprender a leer tablaturas y repentizar las partituras para saber los ritmos) y, por otro, que tienes la libertad de elegir el aprendizaje.

Tocar la guitarra Aprender con un profesor

El profesor se adaptará a tus necesidades y a tus deseos y podrás especializarte en un estilo musical concreto: tendrás la oportunidad de aprender los fundamentos básicos del rock o del pop, gracias a un profesor especializado que te acompañará durante todo el año.

Si tocaste la guitarra durante una época y lo dejaste, este tipo de establecimientos son perfectos para volver a pillar el hilo fácilmente, ya que la guitarra es fácil, o al menos más fácil que aprender otros instrumentos.

Los profesores particulares para aprender a tocar la guitarra

Otra solución es tomar clases particulares con un profesor. Así podrás aprender a tocar la guitarra en casa y estar acompañado por un profesional que se adaptará a tus necesidades y a tu nivel.

Una de las ventajas de este tipo de aprendizaje es la relación que se establece con el profesor: no solo pondrá atención a tu progreso tanto en el plano técnico como en la práctica misma del instrumento, sino que te hará descubrir sonidos que ni habías imaginado. Será una relación auténtica en la que compartiréis vuestra pasión la música y, más concretamente, por la guitarra.

Por último, otro método es aprender a tocar la guitarra por ti mismo: utilizando métodos en papel, viendo vídeos en Internet o tomando clases en línea desde casa, puedes empezar a partir de ya a adentrarte en el mundo de la guitarra y aprender las nociones básicas (colocación de los dedos en el mástil, los acordes básicos, etc.).

Las partes del cuerpo: músculos, nervios y cerebro

Evidentemente, se puede tocar la guitarra con cualquier edad, si se sigue un aprendizaje en unas condiciones óptimas.

Uno de los obstáculos para tocar la guitarra es el físico. Para tocar la guitarra tienes que conseguir que los dedos y las manos realicen unos movimientos que no han hecho nunca antes y que los asimilen para que surjan de manera natural. Los movimientos deben ser fluidos, eficaces, rápidos y precisos.

Todo el cuerpo participa, sobre todo las manos, los brazos, los hombros y los codos.

Al aprender a tocar la guitarra, tienes que ser consciente de que tendrás que trabajar con el cuerpo, con los músculos, los nervios y el cerebro.

Guitarra Colocar bien el cuerpo al tocar

Debes practicar cada movimiento de la guitarra con mucha concentración y una atención particular, pero al mismo tiempo, los músculos deben estar lo más relajados posible para un manejo fluido de la guitarra. Si no prestas atención a esto y estás tenso cuando tocas, no podrás aprender debidamente a tocar la guitarra.

Este fenómeno es bastante corriente, sobre todo en los principiantes que son adultos o mayores, ya que acumulan la tensión del trabajo, de su vida personal, etc.

Liberar las tensiones musculares

Para convertirte en un gran guitarrista y tocar piezas que te gusten, para desarrollar un estilo particular como el blues o el rock o para incluso aprender técnicas singulares como el tapping o encadenar arpegios, tienes que aprender a liberarte de todas las tensiones de las manos, los brazos y los hombros.

Tras elegir el método de aprendizaje que más te convenga, presta atención a esto: al contrario de la práctica del violín o del piano, que exigen una colocación del cuerpo impecable para tocar correctamente, no es necesario o por lo menos no es imprescindible a la hora de tocar la guitarra.

Tocar la guitarra puede ser muy agradable y nada doloroso, pero antes hay que entrenar las muñecas, las manos y los dedos para realizar movimientos nuevos.

Cuanto más practiques, más disminuirán tus tensiones musculares y cada sesión de aprendizaje será un verdadero placer. Una vez que ya tengas cierto nivel, podrás aprender a improvisar.

Aprender a tocar la guitarra: una cuestión de motivación

Aunque tendemos a pensar que cuanto más joven se es, más fácil es aprender a tocar la guitarra, no siempre es cierto.

Es verdad que los niños tienen una mejor capacidad de memorización que los adultos, pero ellos no siempre tienen la madurez intelectual o física necesaria para aprender a tocar la guitarra correctamente.

Un deseo personal

Aunque hay guitarras que se adaptan a la edad del niño, es importante que el deseo de tocar la guitarra provenga del niño y no de los padres: es él quien va a decidir si siente interés por el instrumento o no.

Guitarra Aprender a tocar la guitarra: una cuestión de motivación

A partir de ese momento, un profesional de la música como es un profesor de guitarra pondrá en práctica el mejor método y contribuirá al descubrimiento de la música por parte del alumno si es pequeño, ya sea tomando clases particulares y en una academia de música.

No hace falta tener unos padres melómanos para empezar a tocar la guitarra, ni tener conocimientos supertécnicos en música. Simplemente es necesario estar motivado.

Una inversión personal

La guitarra requiere un mínimo de disciplina y de seriedad y una práctica regular: hay que tener esto en cuenta antes de tomar una decisión.

Guitarra Invertir tu tiempo

¿Estás dispuesto a dedicar 20 minutos como mínimo al día a tocar la guitarra? Si la respuesta es positiva, no lo pienses más. No hay restricciones para aprender a tocar la guitarra: si estás motivado y dispuesto a invertir tu tiempo en ello, aprenderás rápidamente.

Lo importante es que te guste tocar este instrumento y que compartas esta pasión con tu profesor y con tu familia.

Si estás motivado y realmente tienes ganas de invertir en la práctica de la guitarra, las tendrás todas contigo para conseguirlo.

Es importante que puedas expresar todo lo que eres y todo lo que guardas dentro de ti a través de la guitarra.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *