El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Hay una edad mínima para empezar a aprender francés?

Por Coral el 23/09/2016 Blog > Idiomas > Francés > ¿A Partir de qué Edad Podemos Empezar a Aprender Francés?
Índice

El francés es una lengua importante en Europa. Puede ser interesante enseñar francés a tu hijo desde la infancia.

¿Pero a partir de cuándo empezar la transmisión de la lengua para aprender francés? ¿Existen teorías científicas que recomienden una edad mínima?

No hay un mínimo de edad para aprender francés

Muchos padres se preguntan sobre la enseñanza de una lengua extranjera a su hijo ¿Hay que lanzarse sin ser uno mismo bilingüe? Y en ese caso: ¿la enseñanza será adecuada y suficiente?

Además, muchos padres se interrogan sobre la dificultad que puede tener el niño para comenzar con dos lenguas que aprender. ¿Es demasiado? ¿Tendrá consecuencias para su nivel de español? ¿Distinguirá bien los dos idiomas?

Nos proponemos responder a todas estas preguntas, comenzando por un hecho establecido por los lingüistas: no, no hay mínimo de edad para aprender francés.

Cuanto antes aprende francés un niño, mejor lo habla. ¡Empieza pronto a enseñarle francés a tu hijo!

Los especialistas en la infancia y en la adquisición del lenguaje nunca han establecido una edad para iniciarse en la asimilación de una lengua extranjera. Todo lo contrario. Se recomienda más bien comenzar desde el nacimiento, en paralelo con el español, si ese es tu objetivo.

Puede que te resulte cansado hablarle siempre a tu hijo en francés durante sus primeros años, pero es el mejor regalo que le puedes hacer.

Durante los primeros años de su infancia precisamente, incluso aunque todavía no pueda hablar, se hará su oído. Es por tanto importante que se acostumbre al acento francófono.

Así podrá aprender francés partiendo de 0 e intentar ser bilingüe. El otro cónyuge podrá hablarle en español, para enseñarle las dos lenguas simultáneamente.

Así funcionan los padres bilingües…

El ejemplo de las familias bilingües

En efecto, puede que no tengas necesariamente un vínculo familiar con el francés, es importante tomar ejemplo de las familias bilingües.

Es propio de los humanos transmitir los conocimientos. Es por tanto lo que hacen a menudo las familias bilingües cuando nace un niño. El padre y la madre eligen expresarse cada uno en una de las lenguas para que el niño crezca en un entorno bilingüe.

Enseñanza de padres a hijos. La alegría de transmitir a nuestros hijos.

Algunos de nuestros amigos, hijos de inmigrantes, tienen una doble cultura. Los padres de algunos de ellos han tenido la buena idea de iniciarlos en el aprendizaje de una lengua extranjera desde su más tierna infancia.

El resultado de este « esfuerzo » resulta evidente, a partir de los 4 años según los expertos, que identifican ese momento como aquel en el que el niño va a diferenciar los dos idiomas.

¿Cómo?

Simplemente porque es la edad en la que empieza a sociabilizar, sobre todo en la escuela, y a hacerse amigos que hablan español. El castellano se identifica entonces como la lengua principal. Y el francés, como la segunda lengua materna.

¿Cuáles son las otras maneras de comenzar la enseñanza del francés a los niños?

El francés como lengua materna y el umbral de los 7 años

Hemos identificado 2 edades: primero el nacimiento. Los padres, si así lo desean, no deben dudar en expresarse en francés con su bebé. Por la sonoridad y el entorno lingüístico.

Después, hemos abordado el umbral de los 4 años, edad en la que el niño diferencia totalmente los 2 idiomas y deja de mezclarlos.

A partir de entonces, la última etapa para permitir a tu peque asimilar el francés como lengua nativa, es la edad de 7 años. Los lingüistas e investigadores identifican la edad de 7 años como el momento en el que el cerebro alcanza su umbral de madurez.

Después, evidentemente no es demasiado tarde, pero el aprendizaje de la lengua se hace de forma más lenta.

El niño ya no puede aprender francés de forma intuitiva. Abordamos este punto más adelante, en la famosa « hipótesis de periodo crítico ».

A partir de estas informaciones, ¿qué debéis concluir, queridos padres? Si podemos darte un consejo, es el siguiente: no esperéis que vuestro hijo aprenda el español y su sintaxis para empezar luego a hablarle francés. Si queréis darle un bagaje lingüístico sólido e intuitivo, lo mejor es consagrar nuestros esfuerzos durante los primeros años de su vida.

Iniciarse a una lengua extranjera a partir de los 3 años

Ya tenéis algunas pistas para empezar a enseñar francés a vuestro hijo. Te damos otra más…

En España hay multitud de centros de formación de idiomas. Se sitúan sobre todo en las ciudades, y aunque muchas se centran sobre todo en los estudiantes de ESO, de bachiller, universitarios y jubilados, cada vez son más los centros que se centran en los niños.

Aprender ídiomas en la infancia. Numerosas escuelas de idiomas proponen cursos de iniciación al francés a partir de los 3 años.

En casi todos los centros orientados a la infancia, se pueden seguir clases de francés (se trata más de una iniciación que de cursos propiamente dichos) a partir e los 3 años. Para los peques, se propone un aprendizaje de la lengua sobre todo lúdico, a través de canciones, dibujos, juegos, dibujos animados y soportes multimedia.

El niño adquiere entonces sus primeras palabras en francés, a una edad muy temprana.

Para los padres que no tienen las competencias o las ganas de hablar ellos mismos en francés a su hijo durante sus primeros años, esta es una alternativa totalmente viable y eficaz. Esto permite además casi 4 años de enseñanza para llegar al famoso umbral de madurez.

A partir de ese momento, ¿cuáles son las mejores estrategias para aprender francés?

¿Conoces la hipótesis del periodo crítico?

Recientemente, nos poníamos en el lugar de ciertas personas preguntándonos lo siguiente: « ¿Soy demasiado mayor para aprender francés? ». Un artículo que se sitúa en el extremo opuesto de este, aunque sean complementarios.

Y si lo son, es precisamente por el argumento que desarrollábamos para intentar comprender a partir de qué momento el aprendizaje del francés o de otro idioma resulta más complicado para una persona.

Más arriba, hablábamos del umbral de los 7 años. Pero al leer este artículo, descubrirás a qué se refiere la hipótesis del periodo crítico. Se trata de una noción desarrollada en torno a los años 60 y que estipula que existe en el hombre un periodo dado, un espacio de tiempo fuera del cual es complicado aprender una segunda lengua.

El trabajo del biolingüista Eric Lenneberg sobre la cuestión de la hipótesis del periodo crítico, demuestra incluso que el momento ideal para enseñar una 2ª lengua materna a nuestro hijo se sitúa entre los 2 años y el inicio de la pubertad.

Os invitamos a descubrir sus trabajos, sin perder de vista que esta noción de periodo crítico es objeto de debate.

Una ventaja notable a largo plazo

Hasta aquí, has podido descubrir varios argumentos a favor del aprendizaje precoz de la lengua francesa. Queda saber si quieres que se haga cargo un experto u ocuparte personalmente. Al final, sea cual sea el método, no hay que dudar en hacerlo, disfrutar de una 2ª lengua y de una 2ª cultura se entiende como una ventaja hoy en día.

En algunos años, puede que sea la norma. Te corresponde anticiparte y ofrecer a tu hijo esos conocimientos cada vez más esenciales en nuestra sociedad.

Ser bilingüe es un regalo. ¡Tu hijo te lo agradecerá!

Si decides enseñarle francés a tu hijo desde su más tierna infancia, le darás además la oportunidad de ser trilingüe a la edad adulta. Ya sabes sin duda que cada vez más gente domina el inglés en la actualidad.

Si España sufre un gran retraso en esta materia con respecto a otros países, poco a poco, esta diferencia se reduce. Es por tanto muy probable que en los próximos años, el perfil bilingüe hispano-inglés sea definitivamente la norma para todos. Profesional y socialmente.

El día de mañana puede que una tercera lengua sea una ventaja a nuestro favor cara a una entrevista de trabajo a para realizar ciertos estudios. Si se aprende francés desde la infancia, se podrá presentar con nivel « lengua materna », ¡incluso puede que sueñes en la lengua de Molière!

Después, durante la escolaridad, toda su atención se centrará en aprender inglés. Además, si a tu hijo le gustan los idiomas, podría incluso iniciarse en el aprendizaje de una 4ª lengua. El objetivo de continuar su aprendizaje hasta llegar a ser cuatrilingüe parece totalmente realizable.

 

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Coral
Soy traductora de textos y audiovisual de inglés y francés. Subtitulo series, películas y documentales para Netflix y en mi (poco) tiempo libre me encanta viajar y disfrutar de mi familia y amigos.