Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
1

¿Cuál es la edad ideal para empezar a tocar el piano?

Por Ana, publicado el 22/06/2016 Blog > Música > Piano > ¿Con Cuántos Años se Puede Comenzar a Tocar el Piano?

La respuesta puede parecer banal, pero no por ello deja de ser verdad: no hay edad para empezar a tocar el piano. Algunos pianistas profesionales comenzaron a tocarlo cuando ya eran adultos, incluso tras haberse jubilado. Las claves del éxito son la motivación y la dedicación, hayamos empezado con cinco o con cincuenta años.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Comenzar a tocar el piano desde pequeños (niños entre 6 y 7 años)

¿Existe una edad mínima para empezar a tocar el piano? No hay una respuesta definitiva al respecto. Algunos niños empiezan a tocarlo con 3 y 4 años. La mayoría de los grandes compositores de música comenzaron desde muy pronto. En general, se estima que empezar antes de los tres años y medio no es muy efectivo: el niño es todavía muy pequeño para lanzarse a aprender algo tan complicado como tocar el piano.

Do, re, mi, fa, sol, la, si Los niños necesitan aprender a través de juegos.

Las clases de piano que se imparten a niños son muy diferentes de las destinadas a adolescentes y adultos. Se trata de clases de iniciación a la música, a las sensaciones rítmicas y las melodías. Lo más importante en este proceso de aprendizaje es que los niños disfruten: las actividades que se realicen en estas clases deben ser lúdicas. El niño perderá todo interés si, desde el principio, le forzáis a aprender fragmentos de canciones: no prestará atención a lo que le digáis y se negará a recibir clases de piano. Si lo ve como una obligación en lugar de una diversión, lo único que conseguiréis es que lo aborrezca y que no tenga motivación alguna por continuar.

Como cualquier adulto, un niño se interesa por aquello que le motiva. Sin algo que estimule su curiosidad, no podréis hacer que progrese de ninguna forma. Tenéis que encontrar actividades, juegos y cosas que les gusten y que entiendan. Lúdico no es sinónimo de inútil, ¡al contrario! A través de actividades divertidas, el niño puede desarrollar su oído, una gran sensibilidad hacia la música y una relación con el piano que le serán de gran utilidad en el futuro. Los cursos de iniciación a la música y a este instrumento irán, poco a poco, convirtiéndose en verdaderas clases de técnica pianística según el niño vaya creciendo. Los progresos serán lentos al principio, pero lo principal es desarrollar en el niño el gusto por la música y por este instrumento.

Un buen consejo para incentivar a vuestros hijos es presentarles la actividad como una recompensa: “Si te portas bien, te apunto a clases de piano”. Es necesario que el niño valore la oportunidad que sus padres le están ofreciendo, que se crea afortunado por poder aprender a tocar el piano.

Ahora que ya sabemos que aprender a tocar el piano antes de los 6 años es perfectamente posible, aquí os dejamos algunos consejos que os ayudarán a motivar a vuestros hijos:

  • Animadlos y felicitadlos a menudo por sus progresos, incluso si estos son lentos y no muy grandes.
  • Escoged un profesor particular paciente, que sepa adaptarse a la edad del niño y que tenga buen sentido del humor. Cuanto más lúdicas sean las clases, el niño estará más dispuesto a aprender los aspectos más laboriosos y complicados de tocar el piano.
  • Escoged un método adaptado a niños pequeños; es decir, uno fácil, lúdico, con colores, dibujos, pequeñas historias y cuentos, juegos musicales, etc. También podéis elegirlo con vuestros hijos: dadles a elegir entre varias posibilidades y acompañadles a una tienda de instrumentos musicales.

Comenzar a tocar el piano en la adolescencia

Como ya hemos visto más arriba, se puede empezar a tocar el piano a cualquier edad: podemos comenzar con tres años y también con trece. En lo que respecta a la técnica pianística, podremos avanzar mucho más rápido cuando somos adolescentes que cuando somos tan pequeños. Los músculos de nuestros dedos ya están perfectamente formados y nuestra capacidad intelectual, mucho más desarrollada.

Es muy importante encontrar un buen profesor cuando el alumno está en la adolescencia y quiere aprender a tocar el piano (o sus padres le obligan). Algunos adolescentes odian el piano por culpa de un mal profesor; o, mejor dicho, de uno que no les convenía. Y todo lo contrario: una buena relación entre un adolescente y su profesor favorece el gusto por aprender y por el instrumento. La relación que se establezca entre alumno y profesor será determinante.

Un buen profesor de música para un adolescente es aquel que se adapta a los gustos de sus alumnos. A veces, los adolescentes ven de forma negativa el piano, que se considera un instrumento reservado para la música clásica y para niños pijos; esto está en claro contraste con la idea que tienen de la guitarra, que está más asociada con la cultura popular y que se utiliza en música más moderna y “guay”. Es importante que el profesor les ayude a dejar de lado estos prejuicios para que los adolescentes tengan ganas de aprender a tocar el piano: por ejemplo, podemos proponerles canciones de películas o de videojuegos que les gusten. El piano es un instrumento que se presta a todos los estilos de música y con el cual podemos tocar todo tipo de piezas, no como con otros instrumentos que son mucho más limitados (como el violín o la guitarra, en cierta medida).

En conclusión: si el profesor no es el más conveniente, no dudéis en cambiarlo. La motivación, como ya hemos dicho, es el motor principal y la fuente de progreso del alumno, incluso desde la más tierna infancia. Para los adolescentes, podemos añadir otras dos fuentes de progreso necesarias en la misma medida que la motivación:

  • Dar una buena imagen del piano, ayudar a que al alumno le guste y recordarle el potencial que tiene este este instrumento.
  • Encontrar un buen profesor particular.

Comenzar a tocar el piano en la edad adulta

Hay muchos adultos que descartan empezar a tocar el piano porque piensan que serán incapaces: esta idea está muy expandida y no puede ser más errónea. Sin embargo, como ocurre con toda idea preconcebida, hay un poquito de verdad detrás del asunto. Sí, efectivamente, cuanto más jóvenes somos, mejores son nuestras capacidades de aprendizaje y formación, que juegan un papel muy importante a la hora de aprender a tocar el piano. Los niños también aprenden los idiomas con mayor facilidad que los adultos, es un hecho; así que esto no solo se aplica al piano: es más fácil aprender cualquier cosa de niños que de adultos.

Tocar el piano en la vejez. Nunca es demasiado tarde para aprender a tocar el piano.

Pero esto no significa que, por ser adultos, aprender cosas nuevas sea imposible. Afortunadamente, podemos. El mundo sería un lugar muy triste si tuviéramos que abandonar todos nuestros proyectos de estudio, en el sentido amplio de la palabra, una vez que llegásemos a la edad adulta. Así que nada nos impide empezar a tocar el piano a los 30, los 40 o los 60 años. Una vez más, algunos de los mejores pianistas comenzaron a tocar el piano bastante tarde. El hecho de que los dedos estén más rígidos cuando somos mayores no es algo demasiado convincente: precisamente, los ejercicios de piano son para agilizar el movimiento de los dedos. Además, la rigidez no es una fatalidad y no debe desanimaros si realmente queréis aprender a tocar el piano.

Un niño, a diferencia de un adulto, todavía no tiene los dedos completamente formados, desde el punto de vista muscular. Con ejercicios, sus dedos se transforman y adquieren una fuerza que no tenían. En cuanto al esfuerzo, niños y adultos deben realizar los mismos. En realidad, solo existen dos factores que complican a los adultos el aprendizaje de cualquier cosa: la motivación y el tiempo.

Dos factores esenciales: la motivación y el tiempo

Primero, la motivación. Ya hemos visto en qué medida es esencial para aprender a tocar el piano y, sobre todo, para progresar. Sin embargo, la motivación es muy a menudo lo que les falta a los adultos. A diferencia de los niños, saben que deberán trabajar mucho para conseguir su objetivo: tocar bien el piano. La perspectiva de este proceso largo, repetitivo y costoso es una fuente de desmotivación muy potente. Es difícil enumerar aquí todas las buenas razones para encontrar la motivación necesaria. Pero aquí os dejamos una: un adulto altamente motivado tiene una capacidad de aprendizaje muy superior a la de un niño. Si la motivación está ahí, el progreso puede ser impresionante.

En segundo lugar, la falta de tiempo. La mayoría de adultos tienen trabajo, hijos, pareja, amigos… Lo que no les permite tener demasiado tiempo para ellos mismos. Además, hemos dicho que es necesario practicar de forma regular para poder progresar realmente. ¿Cómo encontrar el tiempo necesario para tocar el piano? La falta de tiempo es un freno evidente a la hora de progresar y no podemos hacer mucho por evitarlo: hay que aprender a convivir con ello.

Sin embargo, un español medio ve la televisión alrededor de dos horas al día. Todo el mundo tiene algo de tiempo libre, ya sea a lo largo del día o de la semana. Así que, salvo en algunos casos excepcionales, siempre podemos encontrar algún huequecillo. La falta de tiempo, casi siempre, es más una excusa que otra cosa. Examinad la manera que tenéis de organizaros día a día y ved si no podríais sacar una hora cada tres días para tocar el piano. Comprobaréis que, seguramente, podéis encontrar ese tiempo que siempre os decís que os falta. También es necesario verlo como algo relajante y que nos gusta. Si empezamos a pensar en ello como una obligación o como algo tedioso, nunca nos parecerá el momento adecuado.

Como podéis ver, no hay edad para aprender a tocar el piano, aunque en cada etapa de nuestra vida pueda haber diferentes dificultades. ¡Si estás decididos y encontráis una fuente de motivación, todo es posible!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 3,75 sobre 5 entre 4 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *