Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿A qué edad son más eficaces las clases de apoyo?

Por Coral, publicado el 06/03/2017 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > ¿Cuándo Es Más Adecuado el Apoyo Escolar para Vuestro Hijo?

Algunos padres quieren ofrecer a sus hijos toda la ayuda necesaria para que logren tener éxito.

A veces de manera exagerada.

Pero ¿se lo podemos reprochar?

En efecto, si ya has tenido un hijo en riesgo de abandono escolar o si te has percatado de que las notas de tu hijo están bajando, seguro que has pensado en las clases particulares.

Ya sea en casa, mediante cursos intensivos o apoyo escolar en línea, tienes donde elegir.

Sin embargo, hay que plantearse la cuestión de la edad de tu hijo o hija.

¿Has escuchado ya que hace falta tener una cierta edad para que las clases particulares a domicilio ayuden al aprendizaje?

¿Verdadero o falso?

Nosotros te aclaramos las dudas.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

La primaria: ¿hay que optar por el apoyo escolar?

A algunos padres les entra el pánico cuando ven que sus hijos empiezan a desconectar en primaria.

Problemas y soluciones durante la educación primaria y secundaria. ¿Es necesario un seguimiento pedagógico complementario con los niños pequeños?

Les entendemos.

Si es tu caso, comienza por reunirte con su profesor.

En efecto, los profesores pueden identificar los problemas de los alumnos que tienen a su cargo.

Así, sabrán indicarte si es necesario aportarle un apoyo escolar a domicilio por las tardes después de clase.

Dicho esto, también es verdad que hay muchas escuelas en las que se ofrece ayuda con los deberes después de las clases.

Si vuelves tarde a casa, esta puede ser una solución interesante que favorecerá sin duda el éxito de tu hijo/a ante los diferentes controles que se efectúan a lo largo del año.

En efecto, el profesor que tiene una clase a su cargo, se ocupará de cada alumno con el fin de ayudarle con los deberes y las revisiones.

Ya sea con las matemáticas o con otras asignaturas, el profesor se asegurará de que haga los deberes (corrigiendo cada ejercicio con el alumno) y de que haya aprendido bien las lecciones.

Aunque esto supone una gran ayuda, hay que llevar cuidado con no recurrir de manera sistemática. El niño es todavía demasiado joven para eso y su éxito escolar pasa por su facultad para desarrollar métodos de aprendizaje con total autonomía.

En la escuela primaria (y en su vida escolar en general), aprenderá que no pasa nada por equivocarse.

El objetivo consiste en aprender de los errores. El fracaso escolar tiene lugar cuando el alumno comienza a desanimarse.

Por tanto, un acompañamiento personalizado con clases a domicilio durante esta etapa de la escolaridad, resulta algo precoz.

El colegio: el periodo oportuno para recibir clases de apoyo escolar

Mientras que en primaria, las revisiones a domicilio son más bien raras, en el colegio todo cambia.

En efecto, el sistema educativo impone a los jóvenes estudiantes de secundaria un gran número de asignaturas con clases de matemáticas, de física y química, de lengua, inglés, francés o clases de historia.

En resumen, todo un programa para estos estudiantes que se están formando.

Sacar buenas notas en la ESO. ¿Cómo superar con éxito tu escolaridad en el colegio?

Los pre-adolescentes tienen que aprender con rapidez a trabajar de forma eficaz para asegurarse el éxito escolar.

Empieza por hablarle de sus dificultades escolares a su profesor principal y no dudes en acudir también al resto de profesores o al consejero pedagógico del centro escolar.

Este último podrá decirte lo que le bloque y le impide progresar de forma eficaz.

Así, si te parece necesario, puede que sea el momento de acudir a un profesor particular con el fin de que le dé clases de las asignaturas que le plantean dificultades o para ayudarle a hacer los deberes en casa.

Si le pones remedio cuanto antes, podrás conseguir que alcance el nivel necesario en matemáticas, física o en lengua.

El instituto: un trabajo más sobre la metodología que sobre los conocimientos

Después de la ESO, rumbo al Bachiller.

Termina la infancia y los deberes fáciles.

En el instituto, la enseñanza gana en dificultad y después de segundo, viene la temida PAU para acceder a los estudios universitarios deseados.

No es el momento de relajarse, ya que además de adquirir nuevos conocimientos en las mismas asignaturas que en el colegio (matemáticas, lengua e inglés), tu adolescente tendrá que aprender también a trabajar con metodología y de manera totalmente autónoma.

Por lo general, esto se hace a medida que avanza su plan de estudios. En cualquier caso, si te parece que empieza a desvincularse, pídele ayuda a sus profesores. Te orientarán a determinados organismos o a profesores particulares experimentados.

También puedes buscar tú mismo un profesor particular.

Lo importante: que sea tan bueno en metodología y organización como en las asignaturas que imparte.

Así, en el instituto, el apoyo escolar en casa complementado con un acompañamiento pedagógico es recomendable para favorecer el éxito de los jóvenes y futuros adultos.

Clases particulares durante el Bachillerato. ¿Los estudiantes de Bachiller necesitan apoyo escolar?

Ya sea durante las vacaciones o en cursos pedagógicos a lo largo del año, te recomendamos que no esperes a que tu hijo repita para reaccionar.

Si te da la impresión de que a tu hijo le cuesta ponerse a trabajar, igual que en el caso de los colegiales, toma cita con sus profesores y pídeles consejo.

Mientras que en primaria y en el colegio, el acompañamiento escolar no es indispensable, en el instituto es otra cosa.

Así, las clases particulares permiten volver a revisar en casa, con la ayuda de un profesional en el acompañamiento educativo, las clases de física o de matemáticas, que a veces plantean graves dificultades.

También puedes optar por un apoyo escolar en lengua castellana o en inglés.

En cualquier caso, el refuerzo escolar es realmente necesario cuando se trata del Bachiller.

Sea cual sea la edad de tu hijo, elige un buen apoyo escolar

Dado que cada niño tiene sus propias dificultades, es importante que hables con tu hijo para ver qué le gusta y cuáles son sus necesidades.

Por ejemplo, si tiene problemas para concentrarse, puede que sea necesario recurrir a un profesional que sea experto en este ámbito.

En cualquier caso, independientemente del apoyo escolar que se solicite, implica a tu hijo en el proceso educativo y en las acciones que emprendas.

Un apoyo escolar con un niño que no quiera trabajar resulta inútil

Sobre todo en la adolescencia, un apoyo escolar no deseado será fuente de rechazo, incluso de agresividad hacia los padres.

Las clases particulares en casa sin motivación por parte de tu hijo tendrán una eficacia cercana a cero.

Lo que ocasiona a menudo todavía más discusiones en el seno de las familias. Un niño que no quiere estudiar da indicios de un problema subyacente que no está necesariamente vinculado con el aprendizaje de las lecciones.

Por eso es importante implicar a tu hijo/adolescente, así como al profesor (o al conjunto de profesores) en el éxito educativo y escolar de tu estudiante.

Una vez hecho esto, podrás pasar a la etapa de búsqueda del profesor o de asociaciones adaptadas.

Dar clases particulares no es pan comido, tómate el tiempo de elegir bien a la persona que aporte a tu hijo la pedagogía necesaria para mejorar su nota media.

Encontar al profesor particular adecuado para tu hijo. ¡Lo importante es elegir un buen apoyo escolar!

Esto se puede hacer mediante ejercicios interactivos y lúdicos que le devuelvan las ganas de interesarse en la asignatura que ha dejado de lado hasta ese momento.

O bien, mediante un acompañamiento personalizado a tu joven alumno con el fin de enseñarle métodos adecuados y ayudarle a entender mejor algunos puntos que no tenga claros.

¿Dónde encontrar un buen profesor particular?

Para encontrar un buen profesor, te invitamos a consultar los anuncios de clases particulares en línea o en los periódicos. Encontrarás numerosas páginas dedicadas a tal efecto, como Superprof.

Además, algunas asociaciones proponen un apoyo escolar gratuito ofrecido por voluntarios.

En cualquier caso, para empezar, no te comprometas a largo plazo con tu profesor a domicilio. El objetivo: poder ver si los resultados mejoran.

No dudes en fijarte objetivos precisos.

Por ejemplo, obtener al menos la nota media en los exámenes a la vista. O mejorar la nota en química en un mes.

Si se logra el objetivo, podrás parar o continuar en función de tu presupuesto y de las necesidades de tu hijo.

Para concluir nuestro artículo y responder de manera concisa a la cuestión planteada: nuestra recomendación es que ofrezcas clases de apoyo escolar a tu hijo a partir de la ESO.

En cualquier caso, si observas una bajada en los resultados escolares, pide cita de inmediato con sus profesores.

Actúa rápidamente para evitar que desconecte y, si fuera necesario, ofrécele un apoyo eficaz y duradero.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *