El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Qué tipo de profesor de matemáticas debería seleccionar para mis hijos?

Por Raquel el 07/08/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > Cómo Elegir un Profesor de Matemáticas
Índice

En la actualidad, el mercado de las clases particulares en general y de las de matemáticas en concreto está en pleno auge. No deja de crecer. Por eso, los alumnos y los padres tienen un gran número de perfiles de profesores distintos entre los que elegir. Pero, ¿qué tipo de profesor puede ser el ideal para nuestros hijos? ¿Debería confiar en un profesor autodidacta? ¿Tendría que buscar alguno con una formación específica? ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de las clases particulares? ¿Debería buscar un profesor con una metodología concreta?

Elegir un buen profesor de matemáticas según su experiencia como profesor particular

Este año escolar ha sido especialmente complicado para vuestros hijos. Ya estén en primaria o el instituto, habéis visto que su rendimiento en matemáticas ha caído en picado.

No todos los profesores están preparados para dar clases particulares. No todos los profesores valen para dar clases particulares.

El problema está en que resulta peligroso arrastrar todas esas complicaciones en una asignatura tan importante. De hecho, el aprendizaje de las matemáticas en primaria y en el instituto tiene como fin enseñar a los más pequeños a comprender el mundo que les rodeas y las reglas que lo dictan. Los números les ayudan a entender su entorno, de ahí la importancia de las matemáticas.

Especialmente en los últimos años de la ESO y en el Bachillerato, esta asignatura adquiere una relevancia todavía mayor, ya que puede acabar por determinar la futura carrera profesional de cualquier alumno. Al fin y al cabo, la rama científica sigue siendo predominante entre el alumnado, ya que les permite acceder a un número muy amplio de estudios superiores y abarca una grandísima cantidad de salidas profesionales. En definitiva: ¡No se pueden dejar de lado las matemáticas!

Por eso, quizás sea buena idea contar con un profesor particular. Los profesores de matemáticas, ya den clases de refuerzo o cursos, suelen estar siempre presentes en los presupuestos de las familias. Y por suerte tienden a ser muy eficaces.

Aun así, hay que buscar siempre el más adecuado. Para ello, os aconsejamos que primero os informéis sobre su experiencia. Antes de comprometeros, es preferible que le preguntéis si está acostumbrado a dar clases en el mercado privado. Las clases particulares suponen a fin de cuentas un tipo de enseñanza peculiar.

A menudo estas tienen lugar en el domicilio del alumno, de manera presencial. Los profesores de matemáticas deben por tanto adaptar todas sus clases a un único alumno. Deben adaptarse a su forma de ser, colmar sus lagunas de conocimiento, localizar sus puntos fuertes, etc. En resumen: personalizar sus clases.

En algunas páginas web, como Superprof, los profesores de matemáticas (y de otras materias) disponen de unos espacios en los que pueden detallar su experiencia pedagógica, algo que les puede servir a los estudiantes (sean del curso que sean) a hacer la elección que más se ajuste a sus necesidades. Además, Superprof también brinda la oportunidad a los alumnos de dejar comentarios en los perfiles de los profesores con los que han trabajado. Una forma perfecta de verificar su eficacia y su método.

¿Deberíamos confiar en un profesor de matemáticas autodidacta?

Un ingeniero como profesor de matemáticas. ¿Por qué no confiar en un ingeniero para que os enseñe matemáticas?

La respuesta a esta pregunta depende de vosotros. Cuando busquéis profesores particulares, encontraréis muchos perfiles distintos. Hay profesores que se ofrecen para dar clases a niveles muy diferentes, pero también de áreas muy distintas:

  • Álgebra
  • Trigonometría
  • Geometría
  • Fracciones
  • Teoremas
  • Ecuaciones

Así, quizás vuestra elección dependa del área en la que se especializan los profesores, pero os aseguramos que ese no será el único criterio en el que os baséis. Es muy probable que encontréis profesores autodidactas, ya que esa es parte de la «magia» de las clases particulares: los perfiles no se ciñen a los propios de la Educación Nacional. Estamos ante un tipo de enseñanza mucho más personalizada y, por consiguiente, también más eficaz.

No penséis que os encontraréis siempre con un profesor con formación universitaria, un investigador o un docente acreditado. El mundo de las clases particulares está repleto de autodidactas con múltiples conocimientos (matemáticas, física, química, tecnología…) de los que se pueden beneficiar un gran número de alumnos. Este tipo de profesores pueden ser estudiantes que buscan la forma de pagar sus estudios (la Escuela de Ingeniería, la Politécnica…) o incluso ingenieros. Profesores improvisados con vastos conocimientos científicos.

Entonces, ¿podemos confiar la educación de nuestros hijos a profesores autodidactas? Por supuesto, esa decisión depende de vosotros, pero en Superprof creemos que sí. No hay nada mejor que aprender una materia desde dos enfoques diferentes.

Ventajas de los profesores particulares

Cuando decidís que queréis que vuestros hijos reciban unas clases de refuerzo de matemáticas, tenéis que poneros manos a la obra. Algunos profesores de los centros de educación nacional en seguida se dan cuenta de cuáles de sus alumnos necesitan cierto apoyo extraescolar y no dudan en hablar con sus padres para informarles. No obstante, dado que este no siempre es el caso, vosotros mismos debéis tener también la iniciativa de poneros en contacto con ellos para saber cómo progresan vuestros hijos. Si ambos llegáis a la conclusión de que no les vendrían mal unas clases particulares, solo os queda encontrar un buen profesor. Las clases particulares tienen una gran cantidad de ventajas.

La libertad del profesor particular

Los profesores de colegios e institutos tienen que, por lo general, estar pendiente de unos treinta alumnos en cada clase, por lo que no siempre son capaces de adaptar su método de enseñanza a cada estudiante. Esto hace que acaben adoptando una metodología más bien rígida que quizás no se ajusta a las necesidades de vuestros hijos.

Una pedagogía diferente que aporte otro enfoque a la enseñanza. Una pedagogía diferente que aporte otro enfoque a la enseñanza.

Si queréis que aprendan de una manera más personalizada, ¿por qué no contratáis a un profesor particular? Estos docentes tienen mucha más libertad a la hora de diseñar sus clases o aplicar su propia pedagogía, lo que resulta de gran utilidad, especialmente en una asignatura compleja como la de matemáticas.  Tienen la libertad de abordar temas complicados de una manera completamente distinta a como lo haría un profesor de instituto, ya que pueden recurrir a aplicaciones móviles, tabletas, ordenadores u otros dispositivos digitales de una forma mucho más controlada y con mayor facilidad.

Los profesores particulares de matemáticas pueden mostrarse más cercanos con sus alumnos para así crear un vínculo más personal y favorecer el aprendizaje, pero eso no hace que dejen de imponer cierta autoridad.

El único inconveniente de este método es que puede haber profesores que se tomen demasiadas libertades a la hora de diseñar sus clases y dejen completamente de lado el currículo académico del alumno.

El rigor de los docentes profesionales

Algunos padres, sin embargo, pueden preferir buscar a profesores que se ajusten mucho más al plan de Educación Nacional, sobre todo en época de exámenes importantes, como selectividad. En este caso, buscan la forma de hacer que sus hijos continúen con la metodología que ya conocen, lo que por supuesto también puede servir para obtener resultados excelentes.

El problema aquí reside en que vuestros hijos podrían acabar aburriéndose o saturándose y, al final, el resultado podría ser completamente opuesto al deseado. Al fin y al cabo, la educación es un tema delicado.

¿Qué preguntas podéis hacerle a vuestro futuro profesor de matemáticas?

En vuestra búsqueda del buen profesor de matemáticas ideal, haréis una primera selección de candidatos, ya estén especializados en la ayuda a los deberes, el apoyo escolar, las clases de matemáticas a domicilio, la física, la ingeniería, etc. Una vez que tengáis esa primera selección, deberéis plantearles una serie de preguntas para encontrar el candidato que más se ajuste a vuestras necesidades. Aquí tenéis algunos ejemplos de dudas que podríais preguntar:

  • ¿Cuánto hace que se dedica a las clases particulares ?
  • ¿Tiene alguna referencia?
  • ¿Qué tipo de formación ha recibido?
  • ¿Cuál es su tarifa?
  • ¿Cuáles son sus áreas favoritas en el ámbito de las matemáticas?
  • ¿Enseña otras materias?
  • ¿Tiene alguna pedagogía específica?
  • ¿Podría desplazarse hasta nuestro domicilio?
  • ¿Está dando clase a algún alumno con un perfil parecido al de nuestro hijo?
  • ¿Podría ayudarle a aumentar su nota o su media?

Preguntas para encontrar al profesor adecuado. No temáis hacer preguntas a vuestros candidatos para encontrar al profesor ideal

Es una buena idea que os reunáis con sus candidatos antes de contratarlos para así decidir entre una variedad de profesores muy competentes.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...
Raquel
Traductora de inglés, francés y español. Profesora entusiasta, devoradora compulsiva de series de televisión y apasionada del mundo Disney. "Aprende a enseñar y enseñando aprenderás".