Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Métodos para dar clases de lengua nipona

Por Coral, publicado el 13/07/2017 Blog > Idiomas > Japonés > ¿Cómo Organizar una Clase de Japonés?

Cada vez más españoles deciden lanzarse al aprendizaje del japonés, por diversas razones:

  • Irse a vivir y a trabajar en Japón,
  • Ver dibujos japoneses en VO,
  • Leer mangas,
  • Preparar un viaje al país del sol naciente, etc.

Como profesor particular de japonés, podrás encontrar muchos alumnos motivados.

Dar clases de japonés puede ser un excelente complemento de ingresos, además.

Aunque la lengua nipona la hablen mayoritariamente los nativos del país (más de 127 millones de personas, aun así), el japonés atrae y seduce cada vez más, sobre todo gracias a su cultura.

Se trata de un idioma complejo que solo está al alcance de los alumnos más motivados y asiduos. Alfabeto diferente, vocabulario distinto, gramática y sintaxis difíciles… Hace falta trabajar duro para aprender a hablar bien japonés.

¿Cómo enseñar le lengua cuando se es profesor de japonés?

Aquí tienes 5 estrategias para dar clases de lengua japonesa fácilmente… El programa incluye: organización, metodología y pedagogía.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Organización y metodología: palabras clave del profesor de japonés

Para ser un súper profesor de japonés, la regla de oro es ser organizado y metodológico.

La complejidad del aprendizaje de la lengua nipona obliga al profesor a preparar todas sus clases en función de los objetivos que quiera alcanzar según sus alumnos.

Los alumnos, cuando quieren ir a clases de apoyo escolar con un profesor particular, buscan un acompañamiento y un seguimiento por parte del docente.

Como profesor de japonés, tendrás que:

  • Identificar todos los objetivos según cada alumno,
  • Preparar todas las clases de japonés antes,
  • Explicar el desarrollo de cada sesión al alumno,
  • Iniciar al estudiante a la práctica (comprensión oral, ejercicios de japonés, etc.),
  • Realizar balances al final de cada sesión.

La organización y la metodología del profesor son importantes para todos los participantes de las clases de japonés.

El profesor podrá ofrecer una clase que ha preparado previamente. Será mucho más conciso y pedagógico. Las recopilaciones de cada clase le permitirán seguir con precisión la progresión y el aprendizaje de las nociones que realicen sus alumnos.

Para el estudiante, los resultados no se harán esperar.

Con una buena organización, ¡te garantizamos que tus clases de japonés se desarrollarán sin problemas!

Organizar tu programación de las clases de lengua japonesa

Organiza tu agenda con tus clases de lengua nipona. Los lunes toca raviolis. No… los lunes tienes clases de japonés.

Antes de dominar la lengua del país del sol naciente, tienes que asimilar muchos conocimientos. Para abarcar todo el programa lingüístico, tendrás que planificarte.

Para dar clases de japonés necesitas tener un buen nivel y organizarte para gestionar tus clases.

Tu programación, que podrás compartir con tus alumnos, te permitirá estructurar todo el programa de aprendizaje mediante un listado:

  • Clases de japonés que hay que estudiar,
  • Ejercicios para la práctica,
  • Objetivos semanales o mensuales,
  • Soportes que puedes utilizar, etc.

Para que los alumnos progresen rápida y fácilmente, es importante que el profesor varíe los temas que aborda para despertar la curiosidad.

Tienes que tomarte el tiempo de compartir tus conocimientos culturales y lingüísticos.

Si el japonés es tu lengua materna, tu cultura nipona será muy interesante para tus alumnos.

No dejes de lado este tipo de intercambio cultural y comparte con tus alumnos tus conocimientos.

Quién sabe, a lo mejor compartís las mismas aficiones (mangas, dibujos animados, gastronomía…).

Si, por el contrario, el japonés no es tu lengua materna, no hay problema, seguro que también puedes compartir muchos de tus conocimientos. Pero ¿por qué no aprovechar para irte directamente a Tokio para sumergirte en la cultura japonesa?

Proponer clases de japonés a medida de las expectativas de los alumnos

Desde los principiantes hasta lo más experimentados, los profesores de lengua japonesa tienen que saber adaptar sus clases en función de las necesidades de los alumnos.

¡Es así como podrás encontrar alumnos para tus clases de japonés!

Para entender mejor los objetivos de los alumnos, habrá que preguntarles por qué han decidido seguir clases particulares de japonés a domicilio.

Para:

  • Preparar un viaje a Japón,
  • Aprender las bases de la escritura japonesa: kanji, hiragana, katakana y romaji (es decir, la utilización del alfabeto latino en el último caso. ¡Cada vez más frecuente desde Tokio hasta Osaka!),
  • Profundizar sus conocimientos sobre la historia de Japón,
  • Irse a estudiar a Japón,
  • Reforzar su japonés profesional para negociar con clientes (¿sabías que las reglas de educación locales constituyen en sí mismas casi un idioma?),
  • Mantener una conversación sin demasiadas dificultades durante una estancia lingüística en Japón,
  • Descubrir la caligrafía japonesa…

Caligrafía del idioma japonés. Hay tantos signos en la escritura japonesa como en la china: ¡más de 5 000!

El profesor tendrá que proponer a sus alumnos una clase de japonés a medida y personalizada:

  • Trabajar la pronunciación y la expresión oral para un estudiante que quiere comunicarse fácilmente con nativos japoneses. ¿Sabías por ejemplo que cada sílaba no se pronuncia de una sola manera?
  • Reforzar las nociones de base para los alumnos que necesitan ponerse al día (conjugación, ortografía, gramática japonesa, etc.)
  • Centrarse en la práctica con los alumnos que quieren pasar un determinado examen
  • Trabajar el aprendizaje de la escritura japonesa. El japonés cuenta con más de 5 000 símbolos diferentes utilizados en distintos ámbitos.

Además de las expectativas de sus alumnos, el profesor tendrá que tener también en cuenta sus edades.

Un criterio importante que tendrá una incidencia directa en los soportes que se utilicen.

En la era numérica, los soportes de aprendizaje de idiomas no cesan de avanzar, sería una pena no aprovechar estas herramientas que te facilitarán la vida y tu forma de enseñar japonés.

¿Por qué no utilizar aplicaciones móviles y Tablet para trabajar el japonés?

Aprender a gestionar el tiempo de clase

Ya sea en el ámbito de la enseñanza escolar o en las clases particulares, la gestión del tiempo es primordial.

Como profesor particular de japonés, tendrás que poder compaginar las lecciones, los ejercicios y la práctica en un tiempo limitado.

Según las expectativas de tus alumnos, vas a calcular previamente el número de clases necesarias. ¿El estudiante necesita una hora de clase a la semana durante 6 meses, dos horas durante un año…?

Por supuesto, cada estudiante aprende a su ritmo y algunos tendrán más facilidades para dominar la lengua nipona.

No dudes en cronometrar tu clase particular. La lengua japonesa es muy rica, para gestionar tu tiempo de aprendizaje, define una duración para cada parte de la clase:

  1. 20 minutos para revisar las nociones previas,
  2. 20 minutos para la clase del día,
  3. 20 minutos para practicas y dudas.

Practicar y aprender idiomas. Revisa tus clases de japonés con ejercicios y lecturas.

Con el fin de ganar tiempo en tus próximas clases de japonés, incita a tus alumnos a ir más allá y no conformarse solo con las clases. Puedes mandarles deberes:

  • lectura de haikus, esos pequeños poemas japoneses,
  • lectura de mangas,
  • ejercicios de traducción y de escritura de kanji en aplicaciones hispano-japonesas…

Preparar las clases de lengua japonesa antes

Has preparado la programación de las clases: una planificación de aprendizaje a medida para cada uno de tus alumnos y sabes gestionar el tiempo de tus clases de forma rigurosa. Está muy bien, pero todavía te falta algo para optimizar aún mejor tus lecciones de japonés: preparar tus clases con antelación.

Anticipar la preparación de tus clases de japonés te hará ganar tiempo. ¿Por qué no aprovecharlo para encontrar otros alumnos?

Esta etapa interviene una vez definidas las ambiciones del alumno. Se trata de saber los diferentes soportes y contenidos a estudiar a largo plazo.

No olvides que, multiplicando los ejercicios, los soportes diferentes (mangas, manuales japoneses, películas en VO, vídeos de aprendizaje) y variando las lecciones, tus alumnos progresarán con mayor rapidez.

  • Si tu alumno es joven, opta por ejercicios divertidos e interactivos.
  • Si el estudiante desea trabajar ante todo su comprensión oral, mira en Internet para descubrir los múltiples soportes gratuitos, como YouTube, por ejemplo.
  • Si acompañas a un estudiante en la preparación de un examen, tendrás que ser más “académico” y preparar clases de gramática japonesa, de conjugación y de vocabulario.

Leer mangas, ver pelis japonesas y descubrir la culura de Japón. Como profesor particular de japonés, tendrás que hacer tus clases interesantes y dinámicas.

Para aprender japonés, no hay recetas milagrosas. Hace falta trabajo y práctica.

Para que tus alumnos no abandonen antes de hora, distánciate de la enseñanza clásica, muchas veces aburrida y poco estimulante.

Tus clases deben ser dinámicas y creativas, además de pedagógicas.

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *