El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¡Contrata a un entrenador personal para mantenerte en forma!

Por Coral el 14/11/2016 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > Empezar a Prepararse Físicamente con un Entrenador Deportivo
Índice

¿Acabas de apuntarte al maratón, media maratón, triatlón o Iron Man de tu ciudad?

Es en ese momento que te das cuenta de que corres dos veces al mes, y que a ese ritmo, nunca vas a atravesar la meta?

Es el momento de comenzar a pensar a retomar el ritmo. ¿Pero cómo? Hay que estar motivado, sin duda, pero sobre todo, hay que fijarse un ritmo regular, en función de tu estado físico.

Los entrenadores personales especializados en la preparación física están ahí para ayudarte, sea cual sea la disciplina que quiere practicar.

Disciplinas que requieren prepararse físicamente con un entrenador

Muchos deportes requieren una preparación física, pero no todos la exigen. En efectos, existen tres familias de disciplinas en las que se recomienda una preparación previa:

  • Los deportes individuales: maratón, trail, carreras, deportes de combate, tennis…
  • Los deportes colectivos: baloncesto, balonmano, fútbol, rugby…
  • Los deportes extremos: esquí fuera de pista, caída libre, mountain bike…

Entrenador y disciplinas deportivas. Son numerosos los deportes y competiciones necesitan que requieren un entrenador…

Incluso si crees que un entrenador personal no puede ayudarte, sobre todo en el caso de deportes extremos, te equivocas: ¡el entrenador deportivo te ayudará a aprender todos los ejercicios y actuaciones relacionadas!

Es importante elegir un entrenador físico según el deporte que practicas. Evidentemente, los entrenadores tienen sus especialidades…

Los tipos de preparación física

¿Deseas mejorar tus capacidades atléticas y tu nivel de rendimiento físico?

El deporte requiere un fuerte compromiso y aquellos que se preparan con asiduidad tendrán un mejor rendimiento. Se pueden distinguir dos tipos de rendimiento:

La preparación física general (PFG)

Es la base del entrenamiento. Esta preparación es necesaria y común a todos los deportes y reposa en 3 elementos clave que tu entrenador físico debe inculcarte:

  1. La resistencia: basta con aumentar la duración de tus sesiones deportivas. Sé consecuente y no aumentes de forma consecutiva el tiempo de una sesión a otra, sino poco a poco. Tu entrenador físico te orienta gracias a un programa de resistencia, y toma en cuenta tus necesidades y tu estado físico. Debe aumentar la duración de las sesiones de forma progresiva.
  2. El refuerzo muscular: trabajar los músculos (pectorales, brazos, tríceps, bíceps, hombros, muslos, abdominales, glúteos…) y reforzar las articulaciones y tendones gracias a ejercicios como los abdominales, las flexiones, las sentadillas… Tantos ejercicios necesarios para una mejor forma física, base del trabajo de tu entrenador personal.
  3. El trabajo de fuerza: este permite aumentar tu fuerza en los ejercicios de base de musculación, como por ejemplo, el press de banca, las sentadillas con pesas o el peso muerto. Inherente a tu programa, el trabajo de fuerza va unido al refuerzo muscular y permite un mejor desarrollo físico.

La preparación física específica (PFE)

Es ahora cuando va en serio… La preparación se intensifica y tu entrenador personal va a perfeccionar los entrenamientos para la próxima competición o encuentro deportivo.

Un buen entrenador físico tiene que proporcionarte métodos y ejercicios útiles para tu disciplina. Resulta bastante frecuente ver a deportistas mal entrenados, o demasiado entrenados, por eso, el entrenamiento tiene que ser específico del deporte que practiques.

Trabajo físico específico y personalizado. ¡Una preparación eficaz con un entrenador personal para ganar masa muscular!

Estos dos aspectos tienen que ser tratados por tu profesor de deporte, ahora ya conoces la importancia del trabajo físico sobre el rendimiento; sabes también que tus entrenamientos están adaptados a tu deporte, y que no todos los ejercicios son buenos.

Interviene entonces el trabajo específico personal: tu entrenador es quien tendrá que encontrar ejercicios para perfeccionarte, según tus puntos débiles y fuertes.

Los objetivos de una preparación física con un entrenador personal

Sea cual sea tu disciplina y tu nivel, el entrenador físico tiene un único objetivo: hacerte progresar.

Después de una evaluación de tus necesidades, debéis establecer juntos los objetivos a realizar para alcanzar tu meta deportiva (maratón, partido, torneo…).

Estos últimos pueden evolucionar e incluso ser distintos según los deportes, pero aquí tienes 4 líneas directivas que seguir, en todos los casos:

  1. Mejorar tu rendimiento
  2. Aumentar tus posibilidades de éxito
  3. Mejorar tu rapidez
  4. Atenuar los riesgos de lesiones

Tu entrenador físico te ayudará a alcanzar tus metas. Es más fácil mejor el rendimiento deportivo junto a un entrenador personal.

¿Qué preparador físico elegir?

Los entrenamientos difieren según los deportes, ¡hay por tanto tantos entrenadores como deportes! Inútil subrayar que tendrás que elegir por tanto a tu entrenador personal en función de la disciplina que ejerces.

  • ¿Qué tipo de entrenador personal?

El trabajo de entrenador personal se ha desarrollado en gran medida en los últimos años, y hoy en día, es muy fácil encontrar un profesor de entrenamiento físico. Según tus necesidades, objetivos, horario y presupuesto, puedes elegir entre: entrenador en un gimnasio, entrenador a domicilio, entrenador en línea…

En un caso como el de la preparación física y el entrenamiento para una competición deportiva, se recomienda en efecto elegir un entrenador personal en gimnasio o a domicilio, más que virtual. Tienes que tener una enorme motivación y un seguimiento a largo plazo, mano a mano con tu entrenador.

  • ¿Qué diplomas hacen falta para ser entrenador personal?

Como para cualquier otro trabajo, para ser entrenador hay que contar con una titulación.

El tuyo, tendrá que disponer:

  • Ya sea de un grado o un máster en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
  • O de una titulación como Técnico Deportivo de grado medio o superior.

Hay otras formaciones para completar las competencias de un entrenador personal, sobre todo en el caso de una especialización en preparación física, que exige tener grandes conocimientos en el ámbito del deporte y la salud.

  • ¿Cuáles son las competencias que debe tener mi profesor de deporte?

Evidentemente, tu entrenador personal tiene que ser un atleta y debe conocer todos los ejercicios relacionados con tu disciplina. Su objetivo es hacerte progresar mediante objetivos para alcanzar tu cita deportiva respetando un horario estricto. Tanto en el plano deportivo como en el alimenticio, pondrá en marcha un programa específico a seguir.

Tu entrenador personal también tiene que ser una fuente de motivación. En tu caso, has acudido a él para una competición o una preparación física específica. Le corresponde motivarte física y mentalmente. El entrenamiento mental es importante en tu evolución y permite un seguimiento y un desarrollo a largo plazo.

Además, gracias a su formación, tu entrenador te hará trabajar sin correr ningún riesgo. Sabe evitar los riesgos y lesiones y te inculca buenos métodos y posturas a adoptar para un resultado seguro, con total confianza.

Por último, tu entrenador tiene que estar dotado de grandes cualidades: ha de ser paciente, pedagogo, comprensivo y bien intencionado.

El desarrollo de las sesiones

Coach y éxito asegurado. ¿Entrenador personal = éxito garantizado?

3 grandes líneas directrices a seguir durante el desarrollo de las sesiones:

  1. Fase de evaluación: tu entrenador personal identifica cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Establece entonces un diagnóstico en función de tus objetivos y de tus antecedentes deportivos.
  2. Fase de planificación: gracias a la fase de evaluación, el entrenador físico te enseña mejor y te propone un plan de acción que corresponde por completo a tus necesidades.
  3. Fase de entrenamiento: las sesiones se adaptan en función de las cualidades requeridas para tu práctica deportiva: ciertas disciplinas van a requerir ejercicios con frecuencia regular mientras que en otras son más espaciados en el tiempo.

Los ejercicios se adaptan también a ti y a tu condición física. Tu entrenador personal es capaz de comprender tu cuerpo para no dañarlo y no correr riesgos.

Sea cual sea el deporte que practicas, te hará trabajar y desarrollar tu fuerza, tu resistencia, agilidad, coordinación, flexibilidad… Tantos aspectos útiles en el deporte, pero también en tu vida diaria.

El entrenador personal también puede revisar tu programa: al principio y al final de cada sesión, tiene que hacer una evaluación de tu evolución y tus competencias. El interés es realizar con éxito tu sesión deportiva, puede por tanto que aumente o espacie las sesiones de entrenamiento.

Por último, es muy posible que complete las sesiones de entrenamiento con ejercicios a realizar en casa, a diario. No olvidemos que tu entrenador personal se adapta a ti y a tus necesidades; te puede pedir por lo tanto que utilices las escaleras y no el ascensor, que evites coger el coche para hacer trayectos cortos o que hagas algunas decenas de abdominales y ejercicios de glúteos cada día.

¡Tu entrenador quiere lo mejor para ti! Respeta sus condiciones, pon todo de tu lado: ¡ahora solo depende de ti lograr tu objetivo!

 

 

 

 

 

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Coral
Soy traductora y profesora de idiomas. Me encanta viajar, leer, ver series y documentales.