Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

La caligrafía nipona: un complejo sistema de escritura

Por Elvira, publicado el 06/07/2017 Blog > Idiomas > Japonés > Descubre la Caligrafía Japonesa

Aprender japonés va más allá de leer y escribir en esta lengua.

Durante tus clases de caligrafía nipona, además de aprender la lengua, tu profesor te enseñará autocontrol y respeto por la escritura.

En Japón, la caligrafía se asimila al arte, pues supone un acceso directo a la cultura japonesa, al igual que la pintura, la escultura o la danza.

No obstante, es cierto que, al principio, su aprendizaje suele ser abrumador, con tantos signos y técnicas artísticas. No te preocupes, si aprendes con un profesional, descubrirás todos los valores y métodos de este arte ancestral, y descubrirás el origen del sistema des escritura japonés.

Oirás comentarios como:

  • «La pronunciación japonesa es difícil»
  • «Escribir japonés es casi imposible»
  • «El vocabulario japonés es incomprensible»
  • «Las reglas de cortesía japonesa son muy complicadas».

Pero aquí está Superprof para ayudarte…

Aprende la caligrafía nipona, el arte de escribir La caligrafía (shodō: «manera de escribir») es el arte de escribir. Se suele enseñar en la escuela primaria, aunque también es una afición para muchos adultos

Además de lo que puedas aprender en este artículo, Superprof te ofrece cientos de perfiles de profesores que te enseñarán caligrafía japonesa.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Las primeras huellas de la caligrafía japonesa

Aprende este arte de la escritura japonesa La escritura nipona es un arte, que se transmite de generación en generación

Los japoneses tienen un método de aprendizaje particular, puesto que se transmite a través de signos y letras:

  • la caligrafía;
  • la riqueza, la profundidad y la complejidad de la cultura japonesa.

La caligrafía japonesa se denomina shodō, que significa «camino de escritura» y ha permitido que la lengua japonesa se exporte al resto del mundo.

Si continuamos hablando de este tema, tendrás que saber que la tradición de la caligrafía se inventó y desarrolló en China y se exportó a Japón en torno al año 710.

Después, la práctica de la caligrafía japonesa se extendió entre los letrados de la Corte Imperial. A partir del siglo X, en pleno Período Heian (794-1185), los calígrafos japoneses empezaron a inventarse un estilo propiamente japonés, basado en la caligrafía china.

Cada trazo se realiza de una vez, sin retocarlo.

Se trata del arte de formar bien los caracteres de escritura (kanji o kana) con un pincel de caligrafía y tinta negra.

Actualmente, la caligrafía sigue siendo muy popular en Japón, incluso entre los niños.

La caligrafía nipona y la lengua japonesa constituyen todo un arte. Los utensilios que necesitas para practicar el arte del shodō se denominan «los 4 tesoros del letrado».

Además de los instrumentos de caligrafía, tienes que conocer todas las reglas de trazado de caracteres, así como la postura corporal. Por ejemplo, un pequeño consejo que puedes aplicar en tus clases es que, cuando escribas, te mantengas derecho y apoyes la mano izquierda sobre el papel. Puesto que los caracteres (kanji y kana) se han creado para escribirse con la mano derecha, tendrás que utilizar la mano derecha.

Estética, emoción y disciplina a través de la caligrafía japonesa

La caligrafía japonesa ayuda a la mente a pesar de su dificultad El aprendizaje de la caligrafía japonesa puede ser difícil, pero proporciona bienestar mental

El shodō, que se enseña en las escuelas japonesas, aunque también en los cursos de japonés, es una disciplina de cumplimiento más que una simple técnica artística de escritura…

Si practicas la caligrafía japonesa y aprendes el idioma podrás:

  • liberarte;
  • controlar la respiración;
  • fusionarte con la naturaleza.

Todos estos objetivos permiten acceder a la perfección estética, fruto de la filosofía zen. La influencia del zen está omnipresente en esta disciplina y en el aprendizaje del idioma. El autocontrol es una idea fundamental en la caligrafía nipona y en el aprendizaje del idioma.

Por consiguiente, un profesor de japonés que te enseñe caligrafía, te transmitirá valores como la espiritualidad o la pasión, fundamentales a la hora de aprender japonés.

Asimismo, no te olvides de la gramática y la sintaxis japonesas

La caligrafía japonesa y el zen

Relájate con la caligrafía japonesa La caligrafía nipona contribuye a la relajación

Aquellos que conocen Japón saben que el país del sol naciente es todo un maestro en el arte del zen…

En Japón abundan costumbres y hábitos relacionados con el zen, desde la meditación hasta las artes marciales. Por lo tanto, es posible sentirse en plenitud en las primeras clases de japonés.

El alumno que se inicie en la lengua nipona deberá repetir los gestos hasta lograr hacer cada uno con el caracter correcto.

Más que la «paciencia», la primera virtud de la caligrafía y de la lengua japonesa es «adaptarse a su ritmo».

Con práctica, podrás visualizar tu estado de ánimo en el papel y los signos, durante los ejercicios de caligrafía en las clases de japonés. Si tienes cierta experiencia, puedes sentir cierta tensión en los trazos, indicio de la preocupación que generan. Puedes estar nervioso o tranquilo, en tensión o relajado, lo que importa es que seas consciente de tu estado espiritual.

Esta preparación te permitirá descubrir los recursos físicos y energéticos ocultos.

¿Cuáles son las diferencias entre la caligrafía japonesa, la china o la coreana?

Diferencias entre la caligrafía japonesa y la caligrafía china Existen trucos y consejos para distinguir la caligrafía japonesa de la china

Muchos hispanohablantes se pierden a la hora de diferenciar entre las caligrafías china, coreana o japonesa, lo que parece normal al tratarse de culturas tan lejanas.

No obstante, es más fácil de lo que puede parecer en un primer momento.

Sin entrar en consideraciones técnicas, existen ciertos «trucos y consejos» que tu profesor podrá darte.

Tomemos la frase «Me encanta la vanilla» como ejemplo.

En coreano, la oración se traduce como  난 바닐라 좋아, donde vemos que los caracteres tienen pocos trazos y están compuestos en su mayoría por cuadrados y círculos que se superponen de diversas formas, lo que le proporciona un aspecto muy «recto». El quinto caracter parece más complejo, ¿a qué se debe? A que gran parte del léxico de la lengua actual procede del chino.

Las escrituras coreanas y chinas modernas han adoptado el sentido de lectura occidental en la mayoría de textos, es decir, de izquierda a derecha y de arriba abajo, mientras que el japonés moderno se lee de derecha a izquierda y de arriba abajo.

En japonés, la oración se escribe así: 私はバニラのよう, donde los caracteres están compuestos en su mayoría por uno o dos trazos con un aspecto fluido. No obstante, encontramos una excepción en el primer caracter. Múltiples vocablos proceden del chino, los denominados kanjis, en oposición a los kanas.

En chino, la oración sería 我喜欢香草. Los sinogramas son más complejos y tienen un aspecto más cuadriculado. Representan ideas (de ahí que se denominen ideogramas), a diferencia de los caracteres japoneses y coreanos que transcriben los sonidos (fonogramas).

Tu profesor de japonés te enseñará otras diferencias entre los tres sistemas de caligrafía, ya que es importante para comprender y asimilar este arte tan complejo y refinado.

¿Quieres saber cómo la lengua japonesa se ha extendido a través de su cultura?

El shodō (o caligrafía) es el arte de escribir los caracteres chinos (kanji) y los dos silabarios japoneses (kana) a través de un pincel, tinta y papel. Este arte se introdujo por primera vez en Japón entre los siglos VI y VII.

Puesto que la escritura es la única manera de conservar los registros, el shodō se convirtió en una competencia esencial. Actualmente, no se emplea a efectos prácticos, pero sigue desempeñando un papel importante en la cultura japonesa, como en las ceremonias más destacables (bodas y funerales) o en las cartas durante el Año Nuevo.

Conoce más sobre la caligrafía japonesa La caligrafía japonesa (書 道 shodō) es una forma de caligrafía o escritura artística de la lengua japonesa

¿Cuál es el material de caligrafía?

  • Shitajiki: tapete negro y suave.
  • Bunchin: placa metálica que se coloca sobre el papel durante la escritura.
  • Hanshi: papel de caligrafía especial y fino.
  • Fude: caligráfico. Existe uno más grande para escribir los personajes principales y otro más pequeño para escribir el nombre del artista. No obstante, el pequeño también se puede utilizar para los personajes.
  • Suzuri: recipiente negro para la tinta.
  • Sumi: material negro sólido que se humedece en el suzuri para producir la tinta negra que se utilizará en la escritura. También existen botes de «tinta instantánea».

¿Dónde puedes aprender caligrafía japonesa en España?

Según la página nippon.com, cada vez es mayor el número de alumnos que estudian japonés. Las clases de japonés ofrecen la posibilidad de aprender el alfabeto, el vocabulario, la gramática y la pronunciación.

Debido a este auge, cada vez son más los establecimientos culturales que ofrecen cursos de caligrafía japonesa:

Círculo de Bellas Artes de Madrid

Este centro ofrece un curso de caligrafía japonesa en la calle Alcalá de Madrid. Dirigido por Madoka Kubota, se imparte los martes y tiene una duración de 20 horas. El precio del curso completo es 150 €, con descuentos para socios del Círculo o desempleados.

Casa Asia

Situada en Madrid, en la Carrera de San Jerónimo, ofrece varios cursos según el nivel del alumno. Los cursos se plantean en 10 lecciones eminentemente prácticas, donde tras una introducción a la caligrafía japonesa, los alumnos comenzarán a practicar de modo que el curso sea dinámico. Las clases son los martes y su precio es de 195 €, materiales japoneses incluidos.

Centro de Cultura Asiática

Este centro se localiza en la Avenida Andalucía de Málaga y está destinado a todas aquellas personas que quieran introducirse en el mundo del arte oriental a través de la pintura y la caligrafía japonesa. Se realizarán ejercicios introductorios a partir de los cuales se tomará conciencia de la postura corporal, la carga de tinta, la presión y posición del pincel, la velocidad del movimiento, etc. Su duración es de 8 horas y el precio asciende a 105 €, incluidos los materiales.

Siempre puedes consultar nuestra página de Superprof, donde encontrarás profesores particulares de caligrafía japonesa, y mucha información sobre el origen de la lengua de Murakami

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *