Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Todo lo que debes saber si te vas a estudiar a un país angloparlante

Por Eva, publicado el 10/05/2016 Blog > Idiomas > Inglés > ¿Cómo Aprender Inglés en el Extranjero?

El Reino Unido, Estados Unidos o Canadá acogen miles de estudiantes de España al año con el programa Erasmus, pero existen otras formas para ir a un país anglosajón a aprender inglés sin pasar necesariamente por este programa.

¿A qué esperas para aprender inglés viajando?

Regiones que fascinan

Si bien es verdad que Estados Unidos y Canadá fascinan y atraen más, siguen quedando limitados porque los visados de entrada en estos países no son fáciles de obtener. En cuanto a Reino unido, Irlanda, Escocia o Gales, la cosa cambia y, por supuesto, también forman parte de los mejores países para aprender inglés.

Aprender inglés en Escocia La Universidad de St. Andrews

Las razones son numerosas: en efecto, por su proximidad, es más fácil mantener el contacto con España y no alejarse demasiado de la familia para poder volver rápidamente en caso de necesidad.

Los estudiantes que desean irse a estos destinos se ven muy atraídos por las metrópolis como Londres, Manchester, Liverpool o incluso Southampton, pero también por Dublín, Edimburgo o Cardiff. Allí, la actividad estudiantil es muy elevada y existen numerosas ocasiones para salir y para irse de fiesta.

Los criterios para escoger un país anglosajón

Antes de irse a estudiar a un país anglosajón, existen diferentes criterios que hay que tener en cuenta.

Una cuestión de nivel

Nivel académico

Antes de nada, es importante que te asegures de que tienes los diplomas exigidos por el establecimiento que te interese.

Si quieres incorporarte a un programa « undergraduate » basta con que tengas el Bachillerato, pero si quieres acceder a la universidad para cursar 2° o 3er grado de « Bachelor » (equivalentes a los dos últimos años de grado universitario en España, respectivamente), las cosas se complican: tendrás que barajar las posibilidades que te ofrece el sistema de créditos ECTS, mundialmente reconocido en la actualidad.

El sistema de créditos ECTS es un sistema europeo de transferencia y acumulación de créditos, basado en la carga de trabajo que debe asumir el estudiante para alcanzar los objetivos de un programa universitario determinado.

Nivel lingüístico

Todo establecimiento anglosajón va a evaluar tus conocimientos en inglés para intentar saber si tienes bastantes bases para asistir a clases en inglés. Por eso es aconsejable realizar uno o varios exámenes que certifiquen tu nivel:

El TOEIC (Test Of English International Communication), el TOEFL (Test Of English as a Foreign Language, seguramente la prueba la más común actualmente, reconocida por 9000 establecimientos) o el IELTS (International English Language Testing System) forman parte de las pruebas más conocidas.

Para evitar la eliminación desde las primeras etapas de selección del programa universitario que desees cursar, es recomendable que hagas al menos una de estas pruebas internacionales.

Infórmate lo antes posible sobre el tipo de prueba exigida por el establecimiento que te interese, así como acerca de la puntuación mínima requerida. Así tendrás más tiempo para organizarte y prepararte.

Entrénate seriamente para estas pruebas, puesto que algunas universidades tienen requisitos bastante estrictos. Por ejemplo, algunas universidades estadounidenses requieren por lo menos 80 puntos en el TOEFL y el nivel 7 en el IELTS.

Sin embargo, si no alcanzas esta puntuación, no abandones: muchas otras universidades proponen formaciones especiales de refuerzo con cursos intensivos de inglés.

Otras competencias

Para estudiar en un país anglosajón, tus buenas notas y tus resultados escolares no siempre bastan: en efecto, tu expediente también debe realzar tus competencias.

En el Reino Unido y en Estados Unidos, sobre todo, las universidades tienen mucho en cuenta las cualidades y competencias de cada solicitante, ya sean deportivas, artísticas o, simplemente, humanas.

Si formas parte de una asociación, si diriges un movimiento estudiantil, si tienes responsabilidades a la cabeza de una institución como pueden ser los « Boy Scouts » o la delegación de estudiantes de tu facultad, si practicas un deporte en competición, si practicas actividades artísticas como el teatro, el cine, la música, las artes plásticas o si viajas muy frecuentemente no dudes en mencionarlo: esto podría marcar la diferencia con otro candidato.

Enfatizar las cualidades deportivas La importancia de las « soft skills » en los países anglosajones

Explica lo que extrajiste de estas experiencias y enfatiza tus puntos fuertes y tus aprendizajes. Lo importante para estudiar en el extranjero y, sobre todo, en el sistema universitario anglosajón, es mostrar motivación, apertura, dinamismo, tolerancia, talento y, sobre todo, versatilidad para adaptarse a un nuevo entorno.

Buenas razones para estudiar en un país anglosajón

Aprender y perfeccionar un idioma

Cuando se está en contacto las veinticuatro horas durante varios meses con un nuevo entorno lingüístico, el dominio del idioma mejora considerablemente.

Si estudias en un país anglosajón, entenderás inglés, lo hablarás, lo leerás, lo escucharás a través de los medios de comunicación todos los días (radio, TV, Internet), etc. En definitiva, te abrirás al bilingüismo.

Aprender una cultura

Ir a un país anglosajón es tener la posibilidad y la oportunidad de descubrir el país, una cultura diferente y de comprender esas diferencias.

Irse a estudiar fuera Es adquirir una experiencia única y ganar en madurez

Preparar tu futuro

Instalarse en un país anglosajón va a mejorar tu nivel de inglés. Esto te brindará la posibilidad de incrementar tus oportunidades de éxito en tus estudios y te permitirá mejorar las expectativas para tu futura vida profesional. Haber pasado algunos meses en el extranjero puede marcar la diferencia en un CV: es una ventaja incomparable, una inversión a largo plazo.

Ganar en autonomía

Desde luego, lejos de tu familia, de tus amigos, de tus puntos de referencia, vas a tener que adaptarte: es una oportunidad excelente de aprender a apañárselas, de saber reaccionar frente a la novedad y frente a las situaciones inesperadas.

Conocerse mejor

Irse a un país doonde se habla constantemente en inglés va permitirte conocerte mejor, aprender a saber quién eres realmente, cuáles son tus verdaderos valores y tus auténticos objetivos en la vida. Experimentar el desarraigo de este modo te empujará a hacer frente a tus responsabilidades y a poner a prueba tus motivaciones más profundas.

Consejos para irse a estudiar a un país anglosajón

No expatriarse demasiado pronto

A priori, nada te impide aprender inglés en Inglaterra o en Estados Unidos después del bachillerato para estudiar en la universidad anglosajona de tu elección.

No obstante, hay que saber que te acogerán mejor si ya cuentas con una pequeña experiencia en los estudios superiores, especialmente si ya tienes un Grado.

De esa forma, podrás acceder directamente a los niveles « postgraduate » (Máster y superior).

El programa Erasmus

Sin duda, es una de las mejores formas para salir a estudiar al extranjero.

Los estudiantes que están en un establecimiento con convenios Erasmus pueden ir a 30 países de Europa entre los que están el Reino unido, Irlanda o Gales. Por supuesto, siempre puedes ampliar tus horizontes y marcharte mucho más lejos a aprender inglés gracias al Working Visa Holiday.

Actualmente, el coste de inscripción en una universidad anglosajona se acerca a los 4.500 euros de media al año: Erasmus te ofrece la oportunidad de pagar únicamente la matrícula a la universidad española asociada.

Erasmus ofrece una beca durante todo el período de estudio en el país extranjero.

Una selección en función del nivel de idioma

Para ir a estudiar al extranjero, es esencial tener un cierto nivel del idioma.

Según la universidad en la que vas a estudiar, los criterios de admisión son diferentes: se hará una selección según tu nivel de idioma, especialmente en el marco del programa Erasmus. Algunas universidades exigen una entrevista oral. Para los estudios de Finanzas, podrán pedirte preparar el GMAT.

Irse por lo menos un año

Para progresar de forma notable en inglés, es muy aconsejable irse por lo menos un año y, si es posible, quedarse a continuación algunos meses suplementarios para efectuar un período de prácticas.
Durante los primeros meses tendrás que asimilar muchas novedades, hacer frente a lo desconocido y adaptarte. Empieza por reunir unas cuantas frases útiles en inglés para afrontarlo con mayor seguridad. Después, en cambio, podrás sacar provecho plenamente de tu estancia y sumergirte en la cultura y la lengua inglesas.

Informarse sobre las dobles titulaciones

Hay que saber que la universidad que va recibirte no está obligada a otorgarte la titulación que le es propia. Para obtenerlo, hay que cursar por lo menos 6 meses en ella.

Antes de acceder a una universidad anglosajona, infórmate sobre los acuerdos internacionales que la conciernen. Por último, los programas Erasmus Mundus permiten la obtención de una doble titulación.

Becas y ayudas

Ir estudiar a un país anglosajón representa un coste: entre el viaje, el alojamiento, la matrícula, etc., el presupuesto puede crecer rápidamente, sin olvidar la vida cotidiana (alimentación, desplazamientos, salidas, etc.). Hay algunas becas y ayudas que puedes solicitar si cumples determinadas condiciones.

Consulta con la universidad de tu elección, con la tuya y con la administración pública. La alternativa a estas becas puede ser un pequeño trabajo que, sin duda, te permitirá vivir una nueva experiencia y una inmersión total en el país. En Londres, estas prácticas son muy fáciles.

La cuestión del alojamiento

Antes de salir a estudiar al extranjero, plantéate la cuestión de la vivienda.

Si decides ir a una gran ciudad como Londres, Dublín o, incluso, Nueva York, los precios del alojamiento son muy elevados.

Precio del alquiler en Inglaterra El precio del alojamiento en Inglaterra es muy elevado

Lo importante es buscar alojamiento con antelación, informarse sobre los alquileres, sobre los barrios que hay que evitar, etc.

Por supuesto, si te mareas con tanta cifra, siempre puedes optar, por ejemplo, por aprender inglés viajando en Nueva Zelanda… Buena idea, ¿no?

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz