Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Superprof, una comunidad de
1.421.871
profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Superprof, una comunidad de profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Orígenes y evolución del idioma de Cervantes

Por Marisol, publicado el 01/03/2017 Blog > Apoyo escolar > Lengua > Historia de la Lengua Castellana

Para aprender español, tanto si eres principiante como si quieres ser un reconocido escritor, es muy ventajoso conocer las riquezas de nuestra lengua.

Las clases de Lengua Castellana y Literatura, impartidas desde primaria, a veces no tienen en cuenta el bagaje cultural del idioma y no se pone especial interés en estudiar sus orígenes. Sin embargo, el español es muy rico culturalmente. Si quieres aprender español o hacer del idioma tu especialidad durante tus estudios y tu carrera profesional, ¡tienes que conocer su historia!

En este artículo, Superprof te cuenta la historia de la lengua castellana.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Una lengua indoeuropea

El indoeuropeo común se remonta a la Prehistoria e incluye muchos idiomas actuales.

En la antigüedad, no existían los diferentes idiomas que conocemos hoy en día, ya que los hombres se comunicaban entre sí a través de un lenguaje común basado en los gestos físicos.

Sin embargo, resulta imposible encontrar rastros escritos en este lenguaje. El indoeuropeo era un lenguaje oral, basado en la fonética, la pronunciación y la comunicación entre los pueblos. Esta característica ha complicado el trabajo de los investigadores, ya que sus fuentes son aproximadas, con lo que las investigaciones son solo hipótesis (aunque algunas han sido demostradas).

Origen de la lengua castellana ¡En la prehistoria, todos los idiomas estaban unidos en uno solo!

Esta herencia común se agrupaba en diez ramas distintas:

  • Las lenguas itálicas
  • Las lenguas indoiranias
  • Las lenguas célticas
  • Las lenguas germánicas
  • Las lenguas helénicas
  • Las lenguas baltoeslavas
  • Las lenguas anatolias (que ya no existen)
  • Las lenguas tocarias (que ya no existen)
  • El armenio
  • El albanés

No es hasta el siglo XVII que esta lengua antigua fuera descubierta por los investigadores especialistas en lingüística. Hay varias hipótesis sobre su origen: algunos investigadores dicen que la lengua indoeuropea vendría de una región de Rusia, pero no se ha demostrado.

La diversidad cultural de la Prehistoria permitió que cada pueblo desarrollara algunas variaciones, para que obtener finalmente tantos idiomas diferentes.

Gracias al estudio de la lengua indoeuropea, podemos hoy en día ampliar el campo de la lingüística comparada y entender las diferencias entre las lenguas europeas. Actualmente, este campo lo estudian académicos especializados en la historia principalmente, ya que el lenguaje común refleja los hábitos culturales de la época.

La herencia del latín

A partir del siglo III a. C., se produce la romanización de la Península, proceso que se alargará hasta finales del siglo I a. C. Este proceso afectará a muchos ámbitos de la vida peninsular, incluido el lingüístico. Las lenguas prerromanas (lenguas de los pueblos indígenas de la península: celtas, íberos, tartesios…) decaen en su uso y se limitan cada vez más a las áreas rurales.

Inicialmente, se da un extensivo bilingüismo en los principales centros de ocupación romanos, y posteriormente las lenguas indígenas quedan limitadas a las regiones más aisladas. Así en el uso público son sustituidas por el latín, que es la lengua administrativa del Imperio romano.

Evolución de la lengua castellana Además de la herencia lingüística, los romanos también nos dejaron un legado arquitectónico.

La base del español es el latín vulgar. Las lenguas romances no derivan del latín escrito en la literatura, sino del latín hablado en las calles y en las plazas. Y las diferencias entre una y otra variedad lingüística son importantes:

  • En el aspecto fónico, el latín literario diferenciaba diez vocales (cinco largas y cinco breves) y esa longitud de la vocal podía modificar el significado de una palabra. El latín oral reemplazó esa distinción por el acento de intensidad, que persiste como rasgo distintivo de nuestra lengua.
  • En el plano morfológico, los sustantivos y los adjetivos se declinaban, es decir, adoptaban una terminación diferente según cual fuera la función que desempeñaban en la oración. Esta característica del latín literario era reemplazada en el latín oral por un aumento en la cantidad de preposiciones, tal como sucede en el castellano actual.
  • En lo referente al aspecto sintáctico, el latín literario empleaba con frecuencia el hipérbaton mientras que el latín oral ordenaba la oración con una regularidad casi constante y similar a la de nuestra lengua.

Como consecuencia, alrededor de un 70 % de las palabras castellanas son de procedencia latina, si bien más del 85 % del vocabulario cotidiano del español tiene origen latino.

Por tanto, estudiar latín es muy beneficioso, sobre todo en las carreras de Letras, ya que este aprendizaje nos ayuda a conocer la lingüística de nuestro idioma.

El castellano medieval

Tras la caída del Imperio Romano de Occidente en el siglo V, el latín vulgar evoluciona progresivamente en toda la Europa latina diversificándose. En ese mismo siglo, se producen las invasiones bárbaras, lo cual va a permitir la incorporación al español de algunos vocablos germánicos.

Las sucesivas transformaciones fonológicas y gramaticales llevarían a la emergencia de las lenguas romances como lenguas con dificultades para la inteligibilidad mutua entre el siglo VI y IX d. C. Dicha evolución va a originar la aparición de las diversas lenguas romances.

En el siglo VIII, la expansión musulmana en la península ibérica pone a las lenguas romances peninsulares bajo una fuerte influencia léxica del árabe (más de 4000 vocablos en español). En el sur, bajo dominio árabe, hablaban mozárabe las comunidades hispanas que vivían en este territorio y conservaron su lengua heredada de épocas anteriores.

Más tarde, Alfonso X el Sabio (1252-1284) institucionalizó las Escuelas de traductores de Toledo, de las cuales surgió una forma estandarizada de castellano medieval. Alfonso X elevó el prestigio del uso del castellano escrito dentro de su corte y por todo el territorio en el que se hablaba castellano en lugares diversos de España. Además, emprendió numerosos proyectos, tales como la traducción de textos jurídicos al castellano y la normalización ortográfica del mismo, bajo la labor de eruditos y escribas eclesiásticos.

Castellano medieval Alfonso X el Sabio, gran impulsor del castellano.

El castellano medieval presentaba cierta variación dialectal y cambio sincrónico, aunque bajo el reinado de Alfonso X se extendió el uso del estándar literario toledano. Esta lengua escrita estándar se cree representativa de la lengua culta de la corte y la de otros escritores del siglo XIII.

El castellano moderno

La publicación de la primera gramática castellana de Antonio de Nebrija en 1492, fecha del descubrimiento de América y de la toma de Granada por los Reyes Católicos, establece la fecha inicial de la segunda gran etapa de conformación y consolidación del idioma.

A esta época pertenece el cambio de las consonantes que altera y consolida definitivamente el sistema fonológico del español.

Desde el punto de vista del léxico, adquirió una gran cantidad de neologismos, pues a estos momentos correspondió la expansión de Castilla por América y, por lo tanto, el contacto con otras culturas. Consiguió consolidarse como lengua dominante frente a otros dialectos peninsulares al llevarse a cabo la unidad política de Castilla y Aragón y ser el castellano la lengua de los documentos legales y de la política exterior.

En Francia, Italia e Inglaterra se editaban gramáticas y diccionarios para aprender español, que fue la lengua diplomática hasta la primera mitad del siglo XVIII. En esta etapa de la lengua, se llegó al esplendor literario que representan los autores del siglo de oro.

El léxico incorpora palabras originarias de tantas lenguas como contactos políticos tenía el imperio. Los americanismos, que comienzan a entrar en el siglo XVI, ofrecen una lista referida a las realidades que en Europa no se conocían (patata, tabaco, tomate…) y que son españolismos tomados por las lenguas europeas que proceden del quechua y el guaraní.

Del español contemporáneo hasta nuestros días

En el año 1713 se fundó la Real Academia Española. Su primera tarea fue la de fijar el idioma y sancionar los cambios que de su idioma habían hecho los hablantes a lo largo de los siglos. En esta época se había terminado el cambio fonético y morfológico y el sistema verbal de tiempos simples y compuestos era el mismo que ha estado vigente hasta la primera mitad del siglo XX.

Los pronombres átonos ya no se combinaban con las formas de participio y, gracias a la variación morfológica, los elementos de la oración se pueden ordenar de formas muy diversas con una gran variedad de los estilos literarios.

Hoy en día, el castellano es la lengua romance de mayor difusión en el mundo actual. Se habla en casi toda la península ibérica, en el sudoeste de Estados Unidos, en todo México, en toda América Central y América del Sur (a excepción de Brasil y Guayanas) y es la lengua de un grupo minoritario de hablantes de Filipinas.

Historia del castellano El español en el mundo.

Esta vasta difusión geográfica trae como consecuencia una gama importante de variantes dialectales, lo cual hace suponer que al cabo de los siglos inevitablemente el castellano debería seguir el destino del latín: fraccionarse en distintas lenguas nacionales. Sin embargo, aunque la lengua evoluciona inevitablemente, también debemos creer en la necesidad de mantener una unidad lingüística que permita la comunicación eficaz y fluida entre la mayoría de los hispanohablantes.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz