Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué aprender francés como lengua extranjera?

Por Raquel, publicado el 24/06/2017 Blog > Idiomas > Francés > Motivos para Aprender Francés en el Instituto

Al empezar el instituto, los alumnos tienen la oportunidad de elegir qué lenguas extranjeras les gustaría aprender.

Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en España, los idiomas extranjeros más estudiados son el inglés (77,9%), el francés (11%), el alemán (7,8%), el italiano (2,8%), el japonés (2,1%), el árabe (1,4%), el chino (1,1%) el ruso (1,1%), el rumano (0,4%) y el coreano (0,4%).

El francés sigue siendo el segundo idioma más estudiado. ¡Y es una opción estupenda! Al fin y al cabo, es una de las lenguas por excelencia de las organizaciones internacionales y cuenta con más de 274 millones de hablantes en todo el mundo.

En este artículo abordaremos algunos de los principales motivos por los que aprender francés en el instituto es una idea estupenda.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Escoger francés para aprenderlo lo antes posible

Está más que demostrado que, cuanto antes se aprende un idioma, mejor se asimila. El aprendizaje de un idioma extranjero requiere un trabajo regular. Lo mejor es ir aprendiendo poco a poco, día a día, despacito y con buena letra.

Así, si empezáis a aprender francés en el instituto, podréis adquirir una buena base para luego seguir avanzando con mayor facilidad y de una manera más natural. En las clases de francés aprenderéis vocabulario (palabras y expresiones cotidianas), pero también gramática (estructuras, tiempos verbales…), expresión oral, pronunciación… En definitiva: un poquito de todo.

Aprended francés con vuestros amigos. Disfrutad aprendiendo con vuestros compañeros de clase.

Los profesores de francés os dejarán tiempo para asimilar los conceptos poco a poco, sin necesidad de presionarse. Además, tendréis tiempo suficiente durante todos los años de instituto para seguir aprendiendo y mejorar vuestro nivel.

En los primeros cursos adquiriréis unas bases de lengua francesa: vocabulario, frases típicas, conjugación, sintaxis… Eso sí, tened claro que el francés no es tan fácil como parece, si bien es cierto que para un español, dado su origen romance, aprender francés resulta mucho más sencillo que aprender otro idioma más alejado como el coreano o el ruso.

Estudiar francés, un idioma internacional

¿Sabíais que el francés se habla en todo el mundo? Las colonias y conquistas francesas llevaron el idioma a todos los continentes, de modo que hoy en día encontramos francófonos por todo el planeta.

Aprender francés os servirá para descubrir nuevos países y culturas en Europa, América, África, Asia y Oceanía:

  • Bélgica
  • Luxemburgo
  • Canadá
  • Martinica
  • Reunión
  • Marruecos
  • Ruanda
  • Líbano
  • Vanuatu

Sin olvidar que en Estados Unidos la población francófona también supone una minoría. De hecho, el francés es el tercer idioma más hablado del país.

Hoy en día, el francés es la decimotercera lengua más hablada del mundo, con más de 274 millones de francófonos y sigue siendo la segunda lengua por excelencia (después del inglés) en los intercambios internacionales y en el seno de las principales organizaciones internacionales. Si domináis el español, el inglés y el francés, sabréis tres de las lenguas más influyentes del mundo.

¿No os gustaría conocer desde otra perspectiva tantos de los países de habla francesa? Aprender francés os servirá para conocer mejor paisajes increíbles como este en Canadá.

Si queréis descubrir el mundo, el francés os vendrá de perlas. Y si además habláis español e inglés, no tendréis ninguna barrera lingüística allá adonde vayáis. ¿No sería un sueño hecho realidad?

Elegir el español por sus similitudes con el francés

La lengua de Cervantes y la lengua de Molière comparten una misma raíz lingüística. Evidentemente, con el paso del tiempo sus caminos se han ido separando, pero no debemos olvidar que ambos idiomas provienen del latín, traído a nuestros territorios por los ejércitos romanos.

Hoy en día, si comparamos ambas lenguas (y el italiano también, por ejemplo) vemos que comparten una grandísima cantidad de elementos. Por eso se dice que el francés es mucho más fácil de aprender para un español (y viceversa) que otro idioma más alejado etimológicamente. Eso sí, no debéis pensar que eso significa que se trata de un idioma fácil de dominar.

¿Por qué? Pues porque el francés no es un idioma fácil. Si bien la sintaxis de las frases, algunas palabras y los tiempos verbales son muy parecidos, el francés es un idioma con tantas o más dificultades que el español. Por no olvidar de que los falsos amigos nos pueden jugar malas pasadas.

Si tenéis dificultades con las muchas excepciones del español, no penséis que las excepciones del francés serán distintas. Dicho esto, dado el parecido entre ambos idiomas, está claro que os resultará más fácil aprender la lengua de Molière que alemán o polaco. Basta con entender la lógica del idioma. A continuación, el acento y la pronunciación vendrán de manera natural.

Si queréis animaros a dominar bien una lengua extranjera, el francés es una opción estupenda.

Aprender francés en el instituto: la segunda lengua extranjera más estudiada después del inglés

Dada nuestra posición geográfica, España y Francia comparten unos fuertes vínculos comerciales. De hecho, Francia es uno de nuestros principales proveedores y clientes.

Si sabéis que os interesa el ámbito del comercio o del turismo, aprender francés puede ser la opción perfecta para vosotros. Ser bilingües de español y francés os permitirá desenvolveros con gran soltura en un sinfín de circunstancias. Si además domináis el inglés o el alemán, seréis auténticos diamantes en bruto y las empresas os rifarán.

Aprender francés tiene muchos beneficios. Así de bien os sentiréis cuando sepáis francés.

Si queréis tener un perfil único para encontrar el trabajo perfecto, poneos en contacto con un profesor de francés para empezar a aprenderlo lo antes posible. Pensad en el futuro a partir de ya y comenzad a estudiar una de las lenguas más valoradas en el panorama internacional.

Clases de francés para disfrutar de la cultura francesa

Durante la Guerra Civil y la época franquista (entre 1936 y 1975), muchos españoles decidieron emigrar a Francia. Por eso, hoy en día hay un gran número de familias de origen español establecidas en el país vecino.

Historias como estas demuestran que los pasados de ambos países están estrechamente relacionados, y aprender francés os puede servir para conocer un poco más no solo la historia y la cultura francesas, sino también las españolas. Una forma de lo más enriquecedora de descubrir nuestro pasado.

En las clases de historia, los profesores no tienen tiempo suficiente para sumergirse de lleno en la historia de Francia. Del mismo modo, la mayoría de las familias apenas tienen conocimientos suficientes para hablaros de nuestro país vecino. En estos casos, las clases de lengua francesa pueden suponer un complemento más para colmar esas lagunas de conocimiento y contaros todo lo que queráis saber sobre este país que ha vivido tantas transformaciones con el paso de los siglos. Romanos, francos, borgoñeses, normandos y bretones se fundieron con los galos para, con el paso del tiempo, crear lo que hoy conocemos como Francia; un territorio que fue gobernado por grandes nombres de la historia universal, como Carlos I, Luis XIV o Napoleón Bonaparte.

Para aprender un idioma en condiciones, no basta con estudiar gramática y listas eternas de vocabulario. Saber un idioma supone conocer a fondo su cultura, su historia y todo lo que ha permitido que, con el paso de los siglos, la lengua se conformase de esa manera.

Si tenéis la posibilidad de viajar a Francia (o cualquier otro país francófono), no os lo penséis dos veces. Es una ocasión maravillosa para convertiros en perfectos bilingües.

Aprender francés en el instituto para ir a clase con amigos

El último motivo (y no por ello el menos importante) para convenceros para aprender francés en el instituto es que lo más probable es que vuestros amigos escojan la misma asignatura.

¿No queréis conocer París con vuestros amigos? ¿No os gustaría disfrutar de una estancia lingüísitca en París con amigos?

Si pertenecéis a ese grupo de personas que no tienen muy claro si escoger francés como segunda lengua extranjera, puede que este último motivo os termine de convencer. De hecho, no hay nada que nos asuste más que perder a nuestros compañeros de clase por escoger una asignatura diferente. Bueno, seguro que haríais nuevos amigos enseguida, ¿pero por qué no seguir todos juntos?

Si vuestros padres también tienen sus dudas, quizás este argumento también les convenza. No debéis olvidar que, para aprender un idioma de manera efectiva, lo mejor es pasarlo bien. Así, seguramente aprender francés rodeados de vuestros mejores amigos haga la experiencia mucho más fructífera.

Por supuesto, la mejor manera de aprender francés en el instituto consiste, simplemente, en sentir auténtica pasión por el idioma. Si preferís aprender francés en lugar de alemán o italiano, adelante. No necesitáis más motivos que ese.

Dicho lo cual, creemos que ya tenéis razones más que suficientes para empezar a aprender francés cuanto antes, sea como primera o como segunda lengua extranjera. A continuación, no tendréis más que vivir un tiempo en un país francófono para perfeccionar los conocimientos adquiridos y llegar a ser completamente bilingües.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *