Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Mates para ganar al póker

Por Ana Cristina, publicado el 08/03/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > La Utilidad de las Matemáticas en el Póker

Las matemáticas son la solución a muchos de nuestros problemas. Su utilidad es tal que, incluso en el ocio, cumplen un papel importante. Es el caso del póker.

Un jugador que solo se guíe por su intuición puede ganar una partida, pero un buen conocimiento de las probabilidades no puede hacer más que mejorar su jugada y darle ventaja. La relación del póker con las mates es uno de los ejemplos más elocuentes y lúdicos de cómo esta disciplina con fama de difícil es útil en muchos aspectos de la vida.

El póker: un juego de combinaciones

El póker no es un juego de azar: hay que combinar cartas de un modo parecido al bridge. El Texas Hold’Em es uno de los estilos más conocidos y más jugados del mundo.

La suerte no es el factor predominante en el póker, sino la riqueza de combinaciones y el dominio perfecto de las emociones junto con una buena dosis de de estrategia y oportunismo.

¿Hay que saber matemáticas para jugar al póker?

Las matemáticas tienen diferentes aplicaciones en el póker. Al principio se trata básicamente de calcular la probabilidad de ganar el bote y preguntarse si tenemos posibilidades de ganar la mano. Es imposible eludir la cuestión de la probabilidad, pues esta conforma la base esencial para jugar bien al póker.

Aliar matemáticas y póker Las mates y el póker

Lo primero que hay que hacer es perder el miedo a las mates. Habrá jugadores, especialmente entre los más mayores, que intentarán convencerte de que el póker no se basa en las matemáticas, sino en la intuición. Si bien es cierto que no es necesario que ser un Einstein, no hay que creer a ciegas estas palabras. Es imposible que tu instinto adivine cuáles son tus probabilidades de completar tal proyecto o tal mano; es pura matemática.

Esto puede parecerle un poco abstracto a los que no jueguen al póker, pero lo esencial en este juego es conocer la frecuencia con la que completarás un proyecto según la ventaja que tengas.

Psicología y matemáticas en el póker

Si el póker no fuera más que un simple juego de azar, no le gustaría a tanta gente. Su dinámica está centrada principalmente en la estrategia, la cual depende de dos factores esenciales: las matemáticas y la psicología.

Qué relación hay entre las mates y el póker Domina mentalmente a tu adversario con un farol

Es cierto que los que son buenos en mates tienen una ligera ventaja sobre los otros jugadores. Entre los grandes “matemágicos del póker”, encontramos a Andy Block, Paul Magriel o Chris Ferguson. Sin embargo, seguramente sea el genio matemático y especialista en la teoría de juegos John Forbes Nash (interpretado por Russell Crowe en Una mente maravillosa), quien mejor ha sabido ver el indiscutible vínculo entre el póker y las matemáticas.

La utilidad de las mates en el póker

Los principios matemáticos aplicados al póker son bastante básicos y accesibles al gran público. Entre los más importantes, podemos quedarnos con los siguientes:

  • El contexto sobre el que reposan las probabilidades de juego en el póker: las cartas. Cada mazo tiene 52 cartas, con 4 palos que contienen 13 valores cada uno.
  • Las odds y las probabilidades. Son conceptos que hay que saber manejar sí o sí. Hay una regla de cálculo bastante simple que te permite hacerte una idea de las posibilidades que tienes de completar tu proyecto: tienes que multiplicar por cuatro el número de outs del flop, ayudándote de la cuarta y la quinta calle. El out es el número de cartas que necesita un jugador para mejorar su mano (las dos cartas de mano). Al conocer tus outs, podrás calcular tus oportunidades de obtener una de las cartas en juego que te dará la combinación ganadora.
  • El cálculo de la esperanza matemática (o valor esperado). Es la rentabilidad de una mano, lo que la apuesta puede aportarte. Puede ser negativa o positiva. Al calcular esta esperanza, puedes anticiparte a los cambios de situación y determinar las acciones y tu modo de jugar.

A modo de ejemplo: si tiras una moneda al suelo y apuestas un euro por la cara y un amigo apuesta la misma suma por la cruz, las odds serían de 1 contra 1. La esperanza matemática sería 0 ya que es totalmente imposible que obtengas ventaja o desventaja ya sea después de lanzar 2 o 200 veces la moneda.

¿Cómo se calcula la esperanza matemática? Tienes que restar la cantidad que has puesto en el bote a la probabilidad de ganar el bote. Si el resultado es positivo, tienes más probabilidades de ganar a largo plazo; si el resultado es negativo, aún puedes ganar la mano, pero cuanto más juegues, menos probabilidades tendrás de ganar a largo plazo.

Las mates no lo son todo en el póker

Ojo, las mates no son el único factor a tener en cuenta. No hay que olvidar que el póker es un juego en el que nunca se tiene toda la información necesaria para estar seguro de tus probabilidades de ganar.

Las matemáticas pueden resultar contraproducentes si destierras por completo tu experiencia y tu intuición. Basta con un pequeño error de hipótesis al principio y las mates ya no te servirán absolutamente para nada durante la partida.

Si hay que quedarse con una cosa sobre las mates en el póker, sería que estas no lo son todo en el juego, sino que deben quedarse en una ayuda para estimar la rentabilidad de asumir un riesgo a largo plazo.

Algunas nociones matemáticas útiles en el póker

Porcentajes y probabilidades

Un buen jugador de póker conoce los porcentajes y las probabilidades; por ejemplo, sabe que hay una probabilidad sobre ocho de obtener un trío si tiene un par entre sus manos y que tiene una probabilidad sobre tres de obtener color en el flop (el flop en el póker Texas Hold’Em y en el juego Omaha representa las tres primeras cartas comunitarias; este proyecto interviene tras la primera ronda).

Conocer los outs

Un jugador de póker eficaz conoce la importancia de los outs, el número de cartas que van a mejorar su mano.

¿Cómo se hace? Cuentas tus outs, multiplicas por dos, añades dos y obtienes el porcentaje de probabilidades de obtener una combinación interesante.

Las probabilidades en relación al bote (las pot odds)

Un jugador de póker bueno en mates calcula las pot odds. Estas son un factor esencial para tomar decisiones en el póker y se refieren a la relación entre el tamaño del bote y el tamaño de la apuesta. Por ejemplo, si hay 10 euros en el bote y has pagado 2 euros, la probabilidad en relación al bote es de 5 contra 1. Si has apostado 5 euros en el bote de 10 euros, entonces las pot odds son de 2 contra 1.

Esto puede parecer un poco complejo al principio, pero calcular las probabilidades en relación al bote es indispensable para jugar a medio y largo plazo. Pase lo que pase, siempre debes ser consciente del tamaño del bote.

Por qué unir las mates y el póker

No es obligatorio utilizar las mates al jugar al póker, pero se convierte en algo necesario si quieres progresar y durar en este juego, especialmente si juegas en línea (contra un ordenador). Esto no es algo sencillo, ya que debes conocer en tiempo real tus probabilidades de ganar o de perder en función de tus cartas, pero también de las que están sobre el tapete.

El jugador medio de póker no calcula por lo general nada y se deja de complicaciones haciendo un all-in (apuesta todas las fichas que le quedan sobre la mesa en cuanto tiene una buena mano). Sin embargo, hay ciertos datos que conviene memorizar: por ejemplo, como ya hemos dicho, si tienes un par, tus probabilidades de obtener un trío son de 1/8; debes saber cuánto vas a ganar si te sale y esa cantidad debe ser mayor que la suma de las otras siete apuestas.

La mayoría de estos cálculos son bastante fáciles, aunque no lo parezcan. No son necesarios si juegas contra oponentes que no tienen mucha idea, pero, si quieres convertirte en un buen jugador de póker, las mates y estas reglas de cálculo se vuelven obligatorias.

Cómo ganar al póker ¡Gana la partida!

Del mismo modo que no podemos escribir palabras y frases sin conocer las letras, es imposible jugar bien al póker sin comprender que es, por ejemplo, una pot odd. Si quieres ser un buen jugador, debes aprender a dominar ciertas nociones matemáticas, descubrir cómo se gestiona la bankroll (el fondo, la cantidad de dinero total de la que dispone un jugador en una sala de póker), y equilibrar tus cartas. Y, sobre todo, ¡te hará falta desarrollar tu cálculo mental!

La mayoría de los conceptos matemáticos relacionados con el póker pueden asimilarse mediante la memorización de tablas. Si bien en Internet existen calculadoras y otras herramientas útiles en este aspecto, tener reflejos de cálculo matemático te permitirá llevar ventaja y te ayudará a salir de cualquier situación. Debes analizar constantemente tu juego y determinar qué decisiones pueden mejorar o empeorar tus resultados.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz