Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Convertirse en profesor particular y dar clases: la guía completa

Por Lara, publicado el 21/04/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Cómo Dar Clases Particulares?

La demanda de clases particulares está en alza, incluso teniendo en cuenta el contexto económico-social actual.

Muchas personas desean lanzarse a la aventura de las clases particulares y compartir sus conocimientos.

Vamos a intentar ofrecerte un análisis exhaustivo de las opciones que se brindan a los futuros profesores particulares. Las clases particulares pueden adoptar la forma de muchas asignaturas y disciplinas (desde las matemáticas a la guitarra, pasando por el yoga).

Ya seas estudiante, trabajador en activo o jubilado, es posible empezar rápidamente a dar clases particulares. Al mismo tiempo, es un medio de compartir conocimientos y de obtener ingresos extras. Y además, ser profesor es la profesión más bonita del mundo.

Tanto, que muchos profesores escogen dar clases particulares como actividad principal. Para terminar, los profesores de la enseñanza pública también están en derecho de dar clases particulares como complemento a su actividad docente.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Algunas cifras acerca de las clases particulares

Según un sondeo realizado por TNS-Sofrés, un alumno de secundaria de cada tres y un alumno de bachillerato de cada cinco recurre a las clases particulares a domicilio. El 43% de los padres que tienen hijos en edades comprendidas entre los 10 y los 16 años ya han recurrido a las clases de apoyo escolar, de las cuales, el 28% bajo la forma de clases particulares a domicilio.

De media, los alumnos que recurrieron a clases particulares gastaron 1.500 euros al año (y por familia/ antes de la deducción de impuestos). Por familia, esto representa 40 horas de clases privadas al año (Fuente: Archivo gubernamental sobre el apoyo escolar).

Dar clases particulares: Etapas a seguir

Identificar tus competencias

Antes de nada, es importante hacer un balance de las competencias con el fin de determinar qué tipo de clase puedes dar. De hecho, las opciones son diferentes, desde apoyo escolar, a la preparación de pruebas de acceso para determinados grados o universidades privadas.

Para hacerlo, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a identificar tus puntos fuertes:

  • Haz un balance de tu formación (bachillerato, universidad/máster/doctorado)
  • Estudia todas las experiencias que hayas tenido (profesionales o extraprofesionales)
  • Solicita la opinión de los más allegados para que puedas entender mejor tu perfil e identificar tus triunfos.

Desde este punto de vista, un estudiante de primer año de universidad se inclinará más hacia las clases de apoyo o ayudar con los deberes a estudiantes de primaria o de secundaria. Por el contrario, una persona con un doctorado podrá dar clases a alumnos de bachillerato o de universidad.

Bachillerato de ciencias o universidad. En cualquier caso, ¡ni hablar de ser baby-sitter!

La idea es hacer un balance de los conocimientos para definir tu área pedagógica.

En el plano pedagógico, la experiencia no es indispensable. El profesor debe tener una capacidad de escucha y de comprensión de las expectativas del estudiante. Si nunca has dado clases particulares: ¡Lánzate!

Encontrar alumnos para tus clases particulares

Quieres dar clases particulares y has hecho un balance de tus competencias. Solo te queda encontrar alumnos.

La demanda de clases de este tipo es alta, solo hay que llegar a captarla bien.

Alta demanda de clases particulares La demanda de clases particulares es muy elevada

Desde esta perspectiva, te vamos a presentar los diferentes canales de difusión de tu oferta:

El boca a boca: tu entorno próximo y tus contactos (amigos/profesionales/vecinos etc.) son bastante eficaces para encontrar alumnos que estén buscando clases particulares.

Sólo si quieres dar clases a varios alumnos, esta forma de comunicación puede resultar bastante limitada.

El típico anuncio en la panadería: seguramente ya habrás visto alguno por tu barrio. El matiz de este tipo de anuncio (un post-it en blanco y negro) es la falta de credibilidad. Los alumnos y los padres buscan profesores que inspiren confianza.

Crear un anuncio sobre clases particulares en plataformas de clases particulares: hoy en día, internet es el principal medio de comunicación. En SuperPROF.es dar clases particulares es gratuito. Solo hay que crear un anuncio que te permita estar en contacto con alumnos de tu zona. Rápido y eficaz, te aconsejamos encarecidamente que te inscribas.

Presentar tu candidatura en un organismo de apoyo escolar: es el proceso más pesado (contratación de profesores).Primero, tienes que enviar tu CV (online o por correo ordinario). Una vez enviado, serás contactado para una entrevista en función de las circunstancias. Si cumples con los requisitos (diplomas, expediente limpio, etc.) el organismo contactará contigo para que des clases de tu asignatura. La remuneración no es muy alta, teniendo en cuenta el hecho de que el organismo retiene sobre el 50% del precio por hora de la clase (sin contar que los profesores tienen que pagar los impuestos correspondientes a su remuneración). Trabajar como profesor para estos organismos no es muy placentero.
Dar clases en Superprof

El desarrollo de las clases particulares

Una vez que hayas escogido cómo entrar en contacto con alumnos, hay que pasar a la acción y transmitir tus conocimientos. Si has creado tu anuncio en una plataforma de clases particulares, los alumnos contactarán contigo.

La ventaja de pasar por una plataforma online y de aparecer en motores de búsqueda de clases particulares, es la de organizarse libremente con el alumno. El otro interés está en la posibilidad que se da al alumno y al profesor de escoger a su profesor y a su alumno, respectivamente.

Organizar las clases particulares El desarrollo de una clase particular

En los organismos de clases particulares los profesores se imponen a los alumnos y viceversa.

En la práctica, las clases particulares adoptan numerosas formas:

  • Clases de apoyo escolar a domicilio: El alumno y el profesor se ponen de acuerdo para quedar. Bien el profesor propone recibir al alumno en su casa, o se desplaza al domicilio del alumno. La ventaja del intercambio directo entre profesor – alumno es la de poder convenir la hora y el lugar de encuentro adecuados para ambos.
  • Clases a través de Webcam: Los cursos en línea permiten, tanto al alumno como al profesor, trabajar libremente. Las ataduras relativas a la distancia y al transporte desaparecen. Las clases a través de una webcam se convierten en mucho más que en una simple alternativa.
  • Clases colectivas: Muchos profesores proponen clases en grupos (mates, deporte, etc.). La ventaja es la de dar clases particulares colectivas considerando el hecho de que los profesores proponen un precio que se reduce en función del número de alumnos.
  • Cursos: Los cursos permiten al alumno formarse en una disciplina en un número de horas y en un periodo establecidos. El principal interés del curso es el de fijarse un objetivo, así como pagar las horas de las clases sobre la base de un precio fijo.

En este punto, tranquilízate en cuanto a la intervención del Ministerio de Educación. Las cualidades requeridas para la función pública no son las mismas que las necesarias para la enseñanza privada.

Por último, solo tus competencias y tu capacidad para enseñar convencerán al alumno de tus aptitudes educativas.

Organizarse para dar clases particulares

Saber cuándo dar clases particulares es una de las claves de esta profesión.

Si tienes la intención de ofrecer clases de matemáticas a estudiantes de Bachillerato de Ciencias durante la semana de 10h a 12h…

¡Hay pocas probabilidades de que encuentres alumnos disponibles en ese horario!

Se trata, por lo tanto, de adaptarse a las necesidades de la clientela.

Ser profesor, es por lo tanto, aprender a organizar las clases particulares.

Por ejemplo, un profe de guitarra puede dar clases particulares a directivos durante su pausa para comer. Esta práctica es muy habitual.

Del mismo modo, muchos profesores proponen cursos con el fin de preparar específicamente una prueba (la selectividad, por ejemplo).

Un curso de clases particulares, es, por lo tanto, un planning organizado que permite reforzar de forma rápida una asignatura.

Los alumnos y los profesores tienen una visión general del programa que se va a repasar.

¿Cómo ganar dinero dando clases particulares?

¿Quieres sacar un extra a final de mes dando algunas clases por aquí y por allá?

¿Quieres dar clases particulares para ahorrar dinero para tus próximas vacaciones?

O por el contrario, ¿Quieres dedicarte a este trabajo a tiempo completo y vivir de él?

Todas las opciones son posibles y factibles.

En todos los casos, podrás ganar dinero dando clases particulares.

Dar clases particulares te enriquece humanamente, y además, es una buena inversión, tanto financiera como de futuro.

El mercado de las clases particulares está en plena expansión.

En la práctica, en Superprof, hay más de 20.000 peticiones de clases diarias particulares. Los profesores que tienen las ofertas más atractivas reciben numerosas peticiones de alumnos.

¿Cómo fijar el precio de una clase particular?

Para fijar el precio por hora de la clase particular, no hay reglas preestablecidas. Se trata de ajustar el precio del mercado en función a tus competencias y experiencia

Aquí tienes los diferentes factores que pueden influir en el precio de una clase particular:

  • La asignatura que se enseña
  • La localización geográfica de las clases (dar clases en función de tu situación geográfica)
  • La experiencia del profesor (trabajo de estudiante/catedrático)
  • Los precios de profesores con un perfil similar
  • La duración de la clase particular
  • El nivel del alumno (primaria/secundaria/bachillerato/universidad)

Como regla general, los precios de las clases de apoyo escolar y de ayuda con los deberes (nivel de primaria/secundaria) son más bajos que las clases particulares de niveles superiores.

Del mismo modo, las clases particulares «específicas» como las clases de puesta a punto, son más caras que las clases dadas sobre asignaturas más tradicionales (ver tabla en la parte inferior).

Una visión general de las clases particulares según las ciudades

La redacción ha analizado los precios medios de las clases particulares (como mates o inglés) en diferentes ciudades en España.

Las diferencias son mínimas y globalmente los precios son más elevados en las grandes ciudades. Ciudades como Madrid, Barcelona y Zaragoza tienen tarifas más competitivas que Madrid, Málaga y Pontevedra.

Actualmente en España, el aprendizaje de idiomas está muy demandado, tanto por estudiantes de diferentes niveles, como por profesionales en activo. Esto hace que exista más competencia y que por lo tanto, también haya más profesores que ofrezcan este tipo de enseñanza a diferentes precios.

A modo estadístico e informativo, y sin intención de marcar una tarifa oficial, puedes ver en la siguiente tabla una media de precios por hora:

Precios de clases particulares de idiomas12-16 euros/hora
Precios de clases particulares de ciencias12-15 euros/hora
Precios de clases particulares de apoyo escolar (refuerzo en general para niños)11-14 euros/hora
Precios de clases particulares de informática y tecnología14-18 euros/hora
Precios de clases particulares de música16-20 euros/hora

Pero, ¿Cómo convertirse en profesor, y más concretamente, en profesor particular?

En este caso, no se trata de enseñanza pública, sino de enseñanza privada

¿Tengo que declarar mis horas de clases?

Las cifras de apoyo escolar son aproximadas, ya que con la creación del crédito de impuestos para los servicios a la persona, las cifras muestran que el 80% de las horas de clases no se declaran.

La conclusión es sorprendente, las clases particulares representan un verdadero mercado negro en donde cada uno es libre de hacer su elección. Evidentemente, esta situación de hecho (sin regular) no se aconseja para nada dar clases particulares fuera del marco legal previsto.

Sin embargo, nos parece esencial volver a estas cifras reveladoras de un mercado incluso dominado por el trabajo no declarado.

Tanto, que la nube de asignaturas es espesa: entrenamiento deportivo/ clases de mates/ ayuda con los deberes/ clases de química/clases de física/ clases de piano/clases de informática/preparación de exámenes, y….más.

El régimen fiscal y la exoneración de la actividad del profesor

En el marco del ejercicio de la actividad de profesor particular bajo forma individual (la más habitual) hay que darse de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Se trata de un impuesto que forma parte del sistema tributario español gestionado por los ayuntamientos.

Grava de forma directa la realización de cualquier tipo de actividad económica, tanto personas físicas como jurídicas. A diferencia de otros impuestos, su importe es constante independientemente del balance de la actividad. Es un impuesto directo, obligatorio, proporcional, real y de gestión compartida.

Este impuesto se paga en cada uno de los municipios donde se ejerce la actividad.

Sin embargo, el profesor particular, al tratarse de una persona física, están exento del pago del mencionado impuesto.

Por otro lado, si se tratara de una actividad regular o constituye tu fuente de ingresos habitual, entonces, tienes que darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), en el epígrafe de Formación No Reglada.

Las cantidades a ingresar a la Seguridad Social, llamadas cuotas, se calculan aplicando el tipo a la base de cotización.

¿En qué consiste la Base de Cotización?

La base de cotización en este Régimen Especial será la elegida por el trabajador entre las bases mínima y máxima que le corresponda.

Durante el año 2016 la base elegida se situará entre una base mínima de cotización de 893,10 euros mensuales y una base máxima de cotización de 3.642,00 euros mensuales.

Trabajadores menores de 47 años de edad y con 47 años

La base de cotización de los trabajadores autónomos que a 1 de enero de 2016, sean menores de 47 años de edad, será la elegida por éstos, dentro de los límites de las bases mínima y máxima.

Igual elección podrán efectuar los trabajadores autónomos que en esta fecha tengan una edad de 47 años y su base de cotización en el mes de diciembre de 2015 haya sido igual o superior a 1.945,80 euros mensuales, o causen alta en este Régimen Especial.

Los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2016, tengan 47 años de edad, si su base de cotización fuera inferior a 1.945,80 euros mensuales no podrán elegir una base de cuantía superior a 1.964,70 euros mensuales, salvo que ejerciten su opción en este sentido antes del 30 de junio de 2016, lo que producirá efectos a partir del 1 de julio del mismo año, o que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mimo y darse de alta en este Régimen Especial con 47 años de edad, en cuyo caso no existirá dicha limitación.

Trabajadores con 48 o más años de edad

La base de cotización de los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2016, tengan cumplida la edad de 48 o más años estará comprendida entre las cuantías de 963,30 y 1.964,70 euros mensuales, salvo que se trate del cónyuge supérstite de titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este Régimen Especial con 45 o más años de edad, en cuyo caso la elección de bases estará comprendida entre las cuantías de 893,10 y 1.964,70 euros mensuales.

Trabajadores con 48 ó 49 años de edad

Los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2011 tenían 48 ó 49 años de edad, y antes del 30 de junio de 2011, y con efectos de 1 de julio de 2011, hubieran optado por una base de cotización superior a 1.945,80 euros mensuales, podrán cotizar por una base comprendida entre 893,10 euros mensuales y el importe de aquélla incrementada en un 1 por 100, pudiendo optar, en caso de no alcanzarse, por una base de hasta 1.964,70 euros mensuales.

Trabajadores que con anterioridad a los 50 años hayan cotizado cinco o más años en cualquiera de los regímenes del sistema de la Seguridad Social

La base de cotización de estos trabajadores autónomos, tendrán las siguientes cuantías:

  • Si la última base de cotización acreditada hubiera sido igual o inferior a 1.945,80 euros mensuales, habrá de cotizar por una base comprendida entre 893,10 euros mensuales y 1.964,70 euros mensuales.
  • Si la última base de cotización acreditada hubiera sido superior a 1.945,80 euros mensuales, habrá de cotizar por una base comprendida entre 893,10 euros mensuales y el importe de aquélla incrementada en un 1 por 100, pudiendo optar, en caso de no alcanzarse, por una base de hasta 1.964,70 euros mensuales.

A estos efectos se considera como última base de cotización acreditada, la última base por la que haya cotizado el trabajador, cumplidos o no los 50 años de edad.

Para terminar, las clases particulares están exentas del IVA. Efectivamente, las clases o lecciones relacionadas con la enseñanza escolar, universitaria, profesional, artística o deportiva dadas por personas físicas son remuneradas directamente por el alumno, salvo que se entregue material, por ejemplo libros de texto, en este caso hay que desglosar la factura detallando separadamente los honorarios correspondientes a docencia y a material gravando este último con el correspondiente IVA en vigor.

Estatus de las clases particulares Régimen fiscal y clases particulares

Un profesor de la enseñanza pública ¿tiene derecho a dar clases particulares?

En España, todos los empleados públicos solo pueden trabajar para la administración, si se desea trabajar fuera de ella, se tiene que pedir permiso a dicha administración e informar sobre el horario para demostrar que es compatible con su trabajo como funcionario. Después, la administración le tiene que conceder esta autorización o por el contrario, se lo pueden denegar.

La ley que regula las incompatibilidades laborales de los funcionarios públicos en la “Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas”. En sus artículos 11 a 15 habla de la compatibilidad del trabajo para la administración con un trabajo en el ámbito privado. Tendría que leerse también el desarrollo legislativo que haya hecho su administración competente (comunidad autónoma donde resida porque todas tienen transferidas las políticas educativas) en materia de incompatibilidades del personal funcionario.

Está claro que tendrá que pedir autorización a la administración, en este caso educativa, de quien dependa orgánicamente, pero mientras no “se ejerzan actividades privadas … bajo la dependencia de … particulares que se relacionen directamente con las que ejerce … en su destino” (es decir no se dé clases particulares a alumnos o del propio centro educativo en el que el funcionario desarrolla su actividad) y que esta actividad privada no se desarrolle en su horario laboral, la autorización debería ser concedida.

Preguntas frecuentes antes de dar clases particulares

Llegar a ser profesor particular, ¿Es complicado?

En la práctica, los futuros profesores se hacen muchas preguntas. Nada raro hasta aquí.

Para responderlas, ponemos a tu disposición una guía para convertirte en profe particular.

Pero, seguramente tienes muchas preguntas:

  • ¿Cómo redactar un buen anuncio sobre clases particulares?
  • ¿Cómo encontrar alumnos para dar clases particulares?
  • ¿Por qué hay que ser reactivo ante las demandas de clases?
  • ¿Por qué ofrecer la primera hora de clase a los alumnos de forma gratuita?
  • Las clases particulares a través de webcam: ¿Cómo funciona?
  • El video-tutorial para inscribirse en Superprof
  • ¿Cómo pedir opinión y recomendaciones en Superprof?
  • Los últimos consejos para llegar a ser un Superprof
  • ¿Cómo preparar bien una clase particular?

 ¿Cuáles son las ventajas de dar clases particulares?

¿Por qué no dar clases, clases a personas deseosas de aprender nuevas disciplinas y de reforzar su nivel?

Si la idea ya se te ha pasado por la cabeza sin haberte atrevido a dar el paso, estas 10 buenas razones por las que dar clases particulares podrían cambiar la situación.

En resumen, las clases particulares te permitirán:

    • Construir una relación de confianza con tu alumno
    • Alcanzar tu objetivo respecto al éxito
    • Escoger tus propios métodos de aprendizaje adaptándolos a las clases
    • Hacer valer tus títulos gracias a la repercusión de tu trabajo
    • Satisfacer tu desarrollo personal en el trabajo
    • Dar clases particulares cerca de tu domicilio
    • Ampliar tu red de contactos profesionales

Publico mi anuncio gratis en Superprof para dar clases

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 4,60 sobre 5 entre 5 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *