El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

Cómo ser un buen profesor particular

Por Marisol el 30/11/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Qué Cualidades Hay que Tener para Dar Clases Particulares?
Índice

Más allá de las competencias puramente técnicas de la materia, dar clases particulares requiere de otras cualidades que tienen que ver más con el saber estar que con las habilidades.

Obviamente, no te ofrecerías para dar clases particulares de matemáticas si no tienes ni idea de lo que es una integral o una derivada. Sin embargo, sería injusto considerar que solo las competencias técnicas, aunque imprescindibles, sean suficientes para convertirse en un buen profesor particular.

Varias investigaciones han demostrado que un «mal profesor» podría impactar duramente en éxito escolar de un estudiante.

Las tres competencias básicas que un profesor debe poner en práctica

  1. Crear un buen ambiente de trabajo

  2. Tener habilidades para la enseñanza

  3. Analizar y ajustar sus clases en función del alumno

En este artículo, vamos a ver todas las cualidades esenciales que debe tener un buen profesor particular para que sus clases se desarrollen adecuadamente. Las habilidades para la enseñanza, la comprensión y la metodología serán el centro de nuestras preocupaciones.

Ya impartas clases de inglés, de violín, de matemáticas o de física y química, ¡sabrás cómo convertirte en el mejor profesor particular! Con estos consejos, mejorarás como profesor y encontrarás más alumnos para tus clases particulares.

Saber organizar una clase particular o un apoyo escolar

Organización Saber organizarse es el primer paso para dar clases de calidad.

Después de ofrecerte como profesor particular y encontrar alumnos, ¡toca impartir clase!

Tener una metodología establecida de antemano parece ser algo positivo, siempre y cuando no sea inamovible por completo y la adaptes según los objetivos, las expectativas y las necesidades del alumno. De esto dependerá tanto su progreso como tu propio éxito como profesor particular.

La metodología es, más o menos, la misma según la materia que impartas. Tanto si das clases de contabilidad, de informática, de francés, de alemán, de biología, de historia y geografía, de canto o de piano, lo importante es saber cómo ser capaz de transmitir tu mensaje.

Tu organización como buen profesor particular o de apoyo escolar también se mide por tu inversión personal y tu seriedad en la preparación de las clases. Es inadmisible improvisar ejercicios con el alumno y descubrir lo que hace en clase. La preparación es una garantía de tu inversión y de tu rigor, e influye mucho en tu reputación como profesor.

Por último, si tienes un estudiante al que le impartes clases particulares a domicilio y clases de apoyo escolar en un lugar diferente, intenta mantener el mismo enfoque y no ser más permisivo al preparar las clases a domicilio. Una vez más, tu reputación y seriedad se ven comprometidas.

Enfoque psicológico: imprescindible para sobrellevar los bloqueos y el estrés

Al entender a tus alumnos ya habrás hecho gran parte del trabajo. Para ello, la primera clase, en la que se observan las expectativas del alumno y presentas tu metodología de trabajo, puede ser una herramienta importante del enfoque psicológico.

Establecer un objetivo concreto con el alumno deja clara tu misión y puede ser una herramienta poderosa tanto para ti como para tus alumnos. Los objetivos pueden ser:

  • obtener una buena nota en un examen
  • aprobar una recuperación
  • comprender una materia más profundamente
  • aprobar una prueba de acceso
  • etc.

No dudes en hacerle preguntas a tu alumno sobre de sus dificultades para entender cómo le puede bloquear un ejercicio de matemáticas o cómo le puede estresar una tesis filosófica. En otras palabras, identificar cómo funcionan tus alumnos te permitirá, como profesor particular, entender los recursos que tendrás que utilizar para incentivar su desarrollo y su progreso.

Mantente siempre positivo con tus alumnos, anímales cuando lo hagan bien y céntrate en los puntos específicos donde crees que han progresado. Del mismo modo, no pases por alto los errores, pero intenta presentarlos siempre desde un ángulo positivo y constructivo. En este sentido, presentarlos como «aspectos a mejorar» es más positivo que listar los mismos elementos llamándolos «errores» o «puntos negativos».

Lo más importante es que el alumno al que le das clase se sienta cómodo. Mantén la calma y la sonrisa para que tu alumno esté más relajado durante las clases. Una pequeña dosis de humor puede también ayudarte a transmitir más fácilmente tus conocimientos.

Dar clases particulares también implica crear un programa a medida

ser un buen profesor particular Haz malabares con los puntos fuertes y débiles de tus alumnos para prepararles unas clases adaptadas a sus necesidades.

El programa de tus clases dependerá de varias cosas:

  • El nivel de estudios del alumno: efectivamente, dar clases particulares o proporcionar apoyo escolar a domicilio a un alumno de 2º de Bachillerato que tiene que aprobar la selectividad (o a partir de ahora, la reválida) a final de año no es para nada lo mismo que proporcionar un seguimiento regular a un estudiante de una escuela superior, de universidad o uno que se prepara unas oposiciones. El programa no es el mismo, y la metodología de enfoque también debe ser distinta.
  • Adaptar tu programa a la personalidad del alumno: como hemos dicho, una metodología clara solo tiene sentido si se adapta a la personalidad de los alumnos a los que les impartes clase. A medida que avance el curso, también debes ser capaz de hacer evolucionar la metodología y proponer cosas nuevas.
  • Adaptar el ritmo de tus clases en función de las circunstancias: la metodología de trabajo debe ser diferente y adaptable para un estudiante que tiene que aprobar un examen en breve, por ejemplo. Para preparar un examen, hacer exámenes de años anteriores o ejercicios similares parece ser bastante coherente y eficaz.

Solo hay que combinar las fases de aprendizaje que le proporcionan la base de los conocimientos y las fases de repaso que hay que hacer antes de un examen. La anticipación y la comunicación con el alumno serán tus aliados clave para encontrar el equilibrio adecuado.

Da clases a largo plazo y mide los frutos del trabajo del alumno

Ser un buen profesor particular Haz un resumen y mide los frutos de tu trabajo y del trabajo de tu alumno.

Que el mismo estudiante tenga el mismo profesor durante todo el proceso obviamente parece ser la mejor solución.

Además, que las clases sean regulares (una por semana, por ejemplo) parece ser más eficaz que dar clases muy seguidas y luego muy separadas. La regularidad permite retener en la mente los conceptos aprendidos durante la semana anterior y no perder demasiado tiempo en recordar lo que se vio la clase anterior. A veces la regularidad, desgraciadamente, puede no depender de ti (porque no puedan el estudiante o los padres, por ejemplo), pero es importante programar las clases con la máxima regularidad posible.

Como hemos dicho antes, durante la primera clase es ideal evaluar los puntos fuertes y débiles del alumno, pero sobre todo sus expectativas.

Puedes volver a utilizar este método a medida que vayas dándole clase y entregarle «informes de progreso» varias veces al año (tras varios meses o tras una serie de clases, por ejemplo). Con este tipo de iniciativas los estudiantes se dan cuenta de su evolución y pueden medir de manera concreta su progreso para recuperar la confianza en su trabajo.

El gran desafío de la independencia y la autonomía

Ser un buen profesor particular El trabajo del profesor particular también es darles independencia a sus alumnos.

Un profesor particular no tiene intención de impartir clase a un mismo alumno indefinidamente. La finalidad de la misión del profesor particular es darles autonomía a sus alumnos.

Este proceso llevará más o menos tiempo en función de los alumnos, pero debe ser siempre el propósito de tus clases. Ten en cuenta que haces de intermediario para permitir que tus alumnos encuentren el camino correcto.

En este sentido, es importante que tú, como profesor particular, no solo les hagas entender los principios y los conocimientos de la materia que impartes, sino además asegurarte de que tus estudiantes «aprenden a aprender».

Esta es la distinción más clara que se puede hacer entre un alumno dependiente que piensa que el profesor es el responsable de su enseñanza y el alumno independiente. Este esquema es muy importante, ya que los alumnos pueden ponerlo en práctica con las demás asignaturas.

Por tanto, debes enseñar y transmitir tus conocimientos, y también poner en práctica un método. Una vez más, debe ser claro y los alumnos tienen que poder hacerlo suyo. De este modo ganará en autonomía.

En resumen:

  • Un buen profesor es alguien particularmente serio, metódico, con habilidades para la enseñanza y observador.
  • Tiene que saber identificar las dificultades del alumno y debe ser capaz de adaptar su método de trabajo según la personalidad de sus alumnos.
  • El seguimiento del alumno debe impulsarse mediante un deseo sincero de hacerle progresar para asegurar su autonomía.
  • Un profesor particular de calidad debe ser capaz de soltarle la mano a su alumno progresivamente hasta que sea totalmente capaz de mejorar y aprender por sí mismo.

Por tanto, un profesor debe tener:

  1. Una buena capacidad de comunicación

  2. Entusiasmo y pasión por la enseñanza

  3. Sentido del humor y capacidad de reírse con los alumnos

  4. Tiempo para escuchar a los alumnos

  5. Respeto de alumnos y otros profesores.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Marisol
Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz