Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo entrenar y realizar actividad física en el trabajo?

Por Lara, publicado el 31/05/2016 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > ¿Sabías que Puedes Hacer Deporte en la Oficina?

Entre el trabajo, la vida familiar y las múltiples y variadas actividades, no siempre es fácil encontrar tiempo para uno mismo, sobre todo para hacer deporte.

Más del 42% de los españoles admite no tener tiempo para practicar deporte debido al intenso ritmo diario y al aumento del tiempo que pasamos en los medios de transporte, ya sea en coche o en un transporte público.

Pero entonces, cuando se trabaja entre 7 y 8 horas diarias, incluso más, ¿cómo podemos entrenar a pesar de todo?

Existen varias soluciones:

  • Puedes aprender a organizarte en función de tus horarios y llegar primero o terminar más tarde en la oficina para poder hacer deporte en una infraestructura de la empresa (si esta tiene los medios económicos necesarios para ello).
  • Puedes hacer que un entrenador personal se desplace a tu propio lugar de trabajo.
  • Puedes hacer ejercicios sencillos en tu oficina, a salvo de miradas: se trata de pequeños movimientos que se pueden realizar cada día y que proporcionan un verdadero beneficio a tu forma física.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Cómo se puede hacer deporte en el lugar de trabajo?

Según la OMS, se aconseja hacer un mínimo de 30 minutos de ejercicio físico al día pero esta cifra es difícil de alcanzar cuando se pasa todo el día en la oficina, ¿no es así?

Sin embargo, una alternativa interesante podría surgir en el ámbito profesional.

De hecho, cada vez más la oficina se convierte en el lugar para practicar una actividad física o deportiva regular.

Apenas el 13% de las personas que practican un deporte lo hacen en su lugar de trabajo.

Todo depende de la política de la empresa en la cual trabajes, pero también de sus infraestructuras y de los medios de los que disponga.

Actualmente, el mundo laboral ya no es lo que era y cada vez más los trabajadores aspiran a una cierta flexibilidad en el horario con el fin de tener tiempo para ellos mismos, dedicarse algunas horas y hacer deporte.

Estirar en la oficina ¡Anima a tus compañeros de trabajo a que se unan a tu entrenamiento en la oficina!

Y sí, es posible hacer deporte en el ámbito laboral, los esfuerzos para lograrlo ya se están realizando, pero de forma prudente.

Nos damos cuenta de que la cuestión de la práctica de deporte en el lugar de trabajo es una apuesta importante para los poderes públicos, pero sobre todo para las empresas que tienen la posibilidad de conservar a sus empleados, responder a sus expectativas y proporcionar una mejora en el plano profesional.

Ejercicios físicos para hacer en la oficina

A falta de poder practicar deporte en un gimnasio digno de este nombre, puedes continuar entrenándote en tu lugar de trabajo o en tu oficina mientras pasas desapercibido.

Aquí tienes algunos simples métodos para practicar de forma segura y recomendados por varios entrenadores personales.

Trabajar los abdominales

Todo lo que necesitas es tu silla de oficina.

Mantente bien recto en tu silla y estando situado detrás de la pantalla del ordenador, respira profunda y tranquilamente llenando tu estómago de aire, mantén esta inspiración durante algunos segundos, después suelta el aire, expulsándolo por la boca lentamente. Poco a poco, tu estómago va a volver a su estado original y los músculos transversales de los abdominales se van a contraer.

Aprovecha los huecos para estirarte Sesión de estiramientos entre dos citas profesionales

Reforzar las pantorrilas

Este ejercicio puedes realizarlo cuando estés de pie, por ejemplo cuando hablas por teléfono o durante tu pausa mientras tomas el café.

Mete el estómago, estira todo tu cuerpo como si quisieras elevarte gracias a un hilo que tirara por encima de la cabeza y ponte de puntillas durante 10 segundos.

Repite estos ejercicios varias veces al día y verás como las pantorrillas se volverán rápidamente más firmes.

Flexibilizar los brazos

Para relajar los brazos y los hombros, siéntate en tu silla, mantén el pecho recto y levanta el brazo por encima de la cabeza mientras mantienes las manos cruzadas y las palmas hacia el techo.

Inspira y expira lentamente mientras presionas las palmas de las manos durante 5 segundos.

Después, inclínate sobre el lado derecho y relájate, la pelvis debe permanecer inmóvil.

Esto te va a ayudar a relajar los músculos.

Conserva un buen estado físico Mantén un buen estado físico para conservar el liderazgo

Reforzar la zona abdominal

Otro ejercicio para tus abdominales y muy sencillo de realizar es el siguiente: bien sentado en la silla, con los hombros y la espalda rectos.

Levanta las piernas unos 5cm del suelo y mantén la posición durante 10 segundos mientras contraes los abdominales, después vuelve a la posición inicial.

Desarrolla los abductores

Aquí tienes un ejercicio extremadamente sencillo que podrás hacer durante una entrevista o una reunión que esté siendo un poco aburrida.

Para trabajar los abductores – los músculos internos de los muslos – tienes que permanecer sentado, mantener los pies juntos uno contra otro, imaginando que tienes una hoja sobre las rodillas.

Aprieta las piernas durante 20 segundo y después relájalas.

Hazlo tres veces al día y los muslos serán como cemento.

En esta ficha encontrarás más ejercicios que podrás hacer en la oficina:

Realiza simples ejericios en la oficina Ejemplos de ejercicios ideales para la oficina

Practicar deporte en el trabajo a la hora de comer con un entrenador personal titulado

Cuando el deporte se practica en el lugar de trabajo, proporciona numerosos beneficios:

  • Reducción de problemas músculo-esqueléticos y otras patologías inflamatorias. Los empleados y responsables tienen menos dolores de espalda y menos tendinitis.
  • Mayor agudeza mental: de hecho, el deporte permite liberar una proteína llamada neurotrofina que estimula la memoria y hace aumentar la concentración.
  • Mejora de la capacidad de reacción: el deporte interviene en el aspecto cognitivo, es decir tu rapidez intelectual aumentará, lo que te permitirá encontrar soluciones de forma más rápida sin importar la situación.
  • El deporte en la empresa favorece la unidad de equipo y la convivencia: practicar una actividad física con compañeros de trabajo puede ser un excelente complemento que va a estimular la creatividad y el compromiso de todos. También para transmitir fuertes valores de apoyo, de unión, de superación de uno mismo en la oficina, como los que se pueden encontrar en los cursos de team building.

Puesto que todas las empresas no tienen las estructuras necesarias para ofrecer servicios deportivos como un entrenamiento en la empresa, siempre se puede recurrir a un entrenador personal.

Entrenamiento personal Consulta al Comité de Empresa para saber si existen instalaciones deportivas a tu disposición

Este se desplaza durante tu pausa para comer para realizar tu sesión deportiva.

En función del Comité de Empresa de la organización, según su tamaño y su política, será posible que un profesional se desplace directamente a las instalaciones de la empresa para una sesión de entrenamiento deportivo personalizado.

Normalmente, las empresas que respetan las normas dan preferencia a huecos de poca actividad para realizar deporte, como por la mañana de 7h a 9h, la pausa para comer, principalmente (entre las 13h y las 15h) y la tarde a partir de las 17h.

El entrenamiento deportivo en empresas favorece los cambios

Disminución del absentismo laboral, mejora del bienestar…

Las virtudes del deporte en el trabajo son tan numerosas como que su desarrollo es limitado, señalemos el CASO en su último estudio.

Según Philippe Joffard, presidente del Comité Deportivo del Medef (Movimiento Deportivo de las Empresas de Francia):

«La cuestión del bienestar en el trabajo puede, para algunos directivos de empresa, parecer algo accesorio o incluso irrelevante. Sin embargo su impacto positivo en el rendimiento general de la empresa, en la salud y en la seguridad en el trabajo, no debe subestimarse. Por otro lado, la normativa laboral impone a los directivos tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad y proteger la salud de sus empleados».

 Los aspectos positivos son numerosos:

  • El entrenamiento profesional favorece el trabajo en equipo
  • El entrenamiento en la empresa ayuda a que se produzcan cambios
  • Un entrenamiento para los responsables de la empresa puede ayudar a alcanzar los objetivos de la misma
  • El capital humano es el centro de atención del entrenamiento en la empresa
  • Para terminar, el deporte reduce el estrés en el trabajo evitando conflictos y mejorando la confianza de los empleados.

Ventajas de que un entrenador personal se desplace a tu trabajo durante la pausa para comer

  • La flexibilidad: el entrenador personal se adapta a tu horario y se desplaza cuando tú quieras. Cuanto más tiempo pierdas en medios de transporte, más malabares tendrás que hacer con el horario.
  • La motivación: sea cual sea tu nivel, el entrenador personal actúa según tu perfil y gracias a su experiencia y a su saber hacer, establecerá un balance de competencias, de rendimientos y de necesidades, y te preparará una sesión personalizada completa, siendo a la vez variada y divertida.

Practicar deporte a la hora de comer ¿Un poco de esgrima durante tu pausa para comer?

  • Tu entrenador personal sabrá sacar lo mejor de ti y volverás al despacho revitalizado y estimulado al 100%, tanto por dentro como por fuera.
  • El bienestar: en la oficina, el estrés siempre está presente y de repente, esta clase de entrenamiento deportivo en mitad del día es como a una válvula de escape con la que te liberarás de toda esta presión.

Apuesta por los desplazamientos a pie y por las escaleras

Para continuar con tus esfuerzos en el lugar de trabajo, hay que aprovechar cada oportunidad como una ocasión de entrenar.

Con frecuencia, se aconseja apostar por los desplazamientos a pie cuando te diriges a tu lugar de trabajo y una vez allí, utilizar las escaleras.

Subir las escaleras varias veces al día representa una buena parte de los 30 minutos reglamentarios de deporte diario.

Estos escalones que subes y que bajas son un excelente medio para luchar contra la obesidad, la diabetes, la hipertensión o incluso las enfermedades cardiovasculares.

Subir las escaleras en el trabajo Son muchas las ventajas de subir las escaleras en el trabajo, ¿no crees?

Hay varias ventajas de utilizar las escaleras en el lugar de trabajo, ¿no crees?

Y para seguir, ¿por qué no aumentar la dificultad y subir los escalones de dos en dos?

Este simple ejercicio que parece poca cosa, es muy eficaz para ejercitar el corazón así como las pantorrillas y los muslos, sin olvidar el trabajo de la respiración.

Para un mejor bienestar en el trabajo y en tu vida diaria, es importante poner énfasis en los desplazamientos que implican una actividad física.

Por supuesto, andar es una opción muy interesante, entonces ¿por qué no bajar una o dos paradas de bus o de metro antes de llegar a tu destino habitual y continuar el resto a pie?

¿Cómo hacer deporte fuera del horario de trabajo?

Encontrar el buen momento para hacer deporte no siempre es fácil. Sin embargo, hacer deporte fuera del horario laboral es posible, pero es importante que sea acorde a tus horarios y a tu ritmo.

A menudo, se considera que hacer deporte por la mañana es el mejor método para estar en forma, mientras que otros prefieren entrenar por la tarde-noche después del trabajo para liberar el estrés acumulado durante el día.

Puedes practicar deporte en cada momento del día y fuera del horario de trabajo, ya sea yendo a un gimnasio, o con un entrenador personal a domicilio que podrás encontrar, sobre todo en Internet, o incluso este puede desplazarse a tu lugar de trabajo durante la pausa para comer.

Practicar deporte por la mañana antes de ir a trabajar te hará sentirte con energía durante todo el día.

En cuanto a la hora de comer – bastante recomendada por las grandes empresas y las start-ups – dividirá tu jornada en dos, cambiando tu perspectiva de las cosas y haciéndote rendir más.

En lo que respecta a la tarde-noche, es la vía más utilizada, sobre todo si estás acostumbrado a entrenar en un gimnasio o en un club deportivo, a ir a una piscina o a correr durante una hora.

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *