Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuáles son las características de la cultura alemana?

Por Marisol, publicado el 28/07/2016 Blog > Idiomas > Alemán > La Cultura Alemana

Tanto si quieres trabajar en Alemania, ir a estudiar al país de Beethoven o simplemente aprender alemán, tienes que conocer las características específicas de la cultura alemana.

El país de Angela Merkel a veces soporta muchos estereotipos. Se puede creer que la población alemana es fría y rígida, como su idioma, tan diferente del nuestro. Sin embargo, la sociedad alemana y su historia cultural merecen ser descubiertas. ¡Seguro que su cultura y sus tradiciones te sorprenden!

La gastronomía alemana

La gastronomía es una parte muy importante de la cultura de un país. ¿Qué español no ha pensado con nostalgia en una buena paella cuando está en el extranjero?

¡Y Alemania no es una excepción! ¿Quieres descubrir el idioma de Goethe? Para empezar, ¡saborea la cocina de su país!

La cocina alemana

Muchos platos alemanes son el deleite de los turistas extranjeros durante su estancia en el país germano.

En primer lugar, hay que destacar algo sorprendente: ¡el pan! De hecho, aunque no es de esperar, Alemania es el país con el mayor número de variedades de pan de todo el mundo (aproximadamente 300). Por lo tanto, los alemanes son grandes consumidores de pan y las panaderías surgen por todas las esquinas de las ciudades alemanas. Aunque cada región tiene su propia especialidad, a todos les gusta por unanimidad el pan artesanal.

Cultura alemana ¡La gastronomía en Alemania es rica y variada!

La salchicha, por su parte, es fiel a su reputación: es el plato estrella de Alemania. Hay no menos de 1500 tipos de salchichas alemanas. Los alemanes las saborean a la parrilla, en sándwich, hervidas, asadas y especialmente con el famoso chucrut. Que todos los que están a punto de viajar a Alemania se preparen: se puede comer salchichas en cada comida (sí, incluso en el desayuno).

Considerado como el símbolo alemán, el bretzel es una pequeña galleta muy salada hecha de masa de harina de trigo con levadura, leche y mantequilla y moldeada en forma de lazo. El bretzel se puede encontrar en cualquier panadería alemana y es muy típico en todas las fiestas tradicionales y eventos de Alemania. La famosa Oktoberfest de Múnich es conocida por vender 100 000 bretzels al día.

¿Se puede hablar de la gastronomía alemana sin mencionar la cerveza? ¡Eso sería como hablar de España sin mencionar el jamón serrano!

Los alemanes y la cerveza

La cerveza en Alemania no es una leyenda, ¡es una institución! Incluso se puede decir que es la bebida nacional. Hay más de 5000 cervezas alemanas y no menos de 1200 fábricas de cerveza. Cada gran ciudad tiene una, pero Múnich bate todos los récords.

Cultura alemana El Oktoberfest de Múnich es una tradición ancestral en Alemania.

Múnich es la ciudad que tiene el mayor número de fábricas locales, lo que explica que cada año se celebre en ella el famoso Oktoberfest. Durante dos semanas (por lo general entre finales de septiembre y principios de octubre), entre 5 y 6 millones de personas van a Múnich para celebrar la mayor fiesta popular del mundo.

Se instalan carpas con los colores de las 14 fábricas de cerveza y los amantes de la cerveza pueden tener la oportunidad de degustar la gastronomía local. La ciudad vive al ritmo de este festival, que puede presumir de más de 200 años de existencia. Se organizan desfiles, ferias, conciertos de música alemana, etc. Es una muy buena forma de descubrir la cultura alemana y sus tradiciones.

La familia en Alemania

Son las personas las que conforman un país. Por tanto, cada individuo participa a su manera en la cultura alemana y se convierten en el portavoz de la nación con cada interacción con un turista extranjero.

Cuando se trata de abordar los aspectos culturales de un país, hay que entender la vida cotidiana de sus habitantes para que la percepción sea global. La familia y, sobre todo, la educación tienen una gran influencia en las características culturales.

Cultura alemana La educación en Alemania es una preocupación importante de los alemanes.

En una Alemania multicultural, la familia es una preocupación central para la mayoría de la población. El establecimiento y el desarrollo de los niños alemanes son muy importantes.

En Alemania se critica mucho la rabenmutter o la madre cuervo, que confía sus hijos al Estado o a las instituciones privadas en vez de ocuparse de ellos. A las mujeres que vuelven al trabajo poco después del nacimiento de su hijo se les ve con muy malos ojos.

Sin embargo, aunque había muy pocas instalaciones para los niños pequeños en Alemania, la política alemana trata de conciliar familia y trabajo. Se han tomado medidas, incluyendo en 2013 el derecho de los niños de un año de tener acceso a los centros de educación infantil. Las cosas se mueven sin prisa pero sin pausa.

La gente que va a trabajar o a estudiar a Alemania considera que los niños alemanes son como reyes. Se les ve como ruidosos e indisciplinados. En los colegios alemanes, los niños pueden ir a donde quieran y está totalmente aceptado que un niño salga de las instalaciones del colegio para ir a comprarse el almuerzo.

Si vas a Alemania para aprender alemán, ¡no te asustes y acostúmbrate! Berlín es una ciudad donde la gente es abierta, hay muchos artistas ¡y la diferencia no está tan marcada!

Los alemanes en el mundo laboral

Si vas a trabajar en Alemania o tu empresa te envía a una ciudad alemana, tienes que conocer los detalles de la vida laboral de los alemanes.

Cultura alemana Un trabajador alemán en el taller de un conocido fabricante de Alemania.

A la hora de entrar en el mercado laboral, los alemanes le dan más importancia a la experiencia que a los títulos: no le rinden culto a los estudios.

Son famosos por ir directos al grano y no les gustan las reuniones que se prolongan en las que se habla demasiado y no se actúa. Los alemanes son más francos y directos en el trabajo, pero se les puede reprochar la falta de delicadeza y humor.

Si tienes una relación profesional con un alemán, sé honesto y exprésate de manera directa. Sobre todo, no le interrumpas mientras habla, ya que se podría ofender.

La sociedad alemana: orden y ecología

Alemania y el respeto de las normas

Cuando pongas un pie en Alemania, lo primero que te saltará a la vista es el orden que reina. Los alemanes no son conocidos por su mala educación. ¿Tirar un papel al suelo o cruzar la calle cuando el semáforo está en rojo? ¡Es impensable para la mayoría de ellos!

Cultura alemana El partido ecologista alemán en auge.

Las ciudades alemanas están controladas gracias a un servicio de orden público (Ordnungsämster), que se encarga de poner de multas, por ejemplo, a los que tiran colillas al suelo. Las bicicletas que no van por los carriles adecuados también pueden tener multa.

Si los españoles nos solemos quejar de la pesadez de los procedimientos administrativos, ¡Alemania no tiene nada que envidiarle a España en ese aspecto! De hecho, esta cultura del orden se ve, por ejemplo, a la hora de cambiar la matrícula del coche o de inscribirse en el ayuntamiento: tanta reglamentación es un engorro.

Dicen que los alemanes tienen una personalidad más «cuadrada» que los españoles, que tenemos un carácter más latino. Aunque para algunos este estereotipo puede parecer peyorativo, tiene, sin embargo, algo de verdad. Por ejemplo, si tienes una cita con un alemán, puedes estar bastante seguro de que no va a llegar tarde.

Los alemanes, una conciencia «verde»

Esta cultura del orden propia de la República Federal de Alemania también se observa en la relación de los alemanes con la política medioambiental. De hecho, en Alemania, la separación de los desechos es un asunto de todos. Esta política de gestión de residuos es ejemplar a nivel europeo.

Cultura alemana ¿La ecología es importante para los alemanes?

Siguiendo con el tema del medio ambiente, los alemanes consumen muchos más productos orgánicos. Según el equipo de trabajo Arbeitskreises Biomarkt, la industria de productos orgánicos ha incrementado casi un 5% durante el 2015.

El idioma y la cultura están relacionados entre sí. Por tanto, para hablar alemán, tienes que saber lo que caracteriza al país, pero no caigas en los prejuicios y los estereotipos. ¡Cada persona es única! Aunque la sociedad influye en el comportamiento, no se puede generalizar con ninguna, incluyendo la alemana.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 4,50 sobre 5 entre 2 votos)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz