Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cambiar tus cuerdas en 5 etapas

Por Coral, publicado el 11/07/2016 Blog > Música > Guitarra > ¿Cómo Cambiar las Cuerdas de la Guitarra?

Ser músico, es tener siempre un buen sonido, el sonido justo, el que deseamos obtener.

Por supuesto, hace falta trabajo para conseguir tener ese sonido de forma permanente y regular, pero eso no es todo: es necesario que tu material esté en condiciones, comenzando por las cuerdas de la guitarra.

¿Cuándo hay que cambiarlas? ¿Cómo reconocer una cuerda usada?

¿Existen tutoriales de guitarra para realizar esta operación?

¿Cómo cambiar todo un juego de cuerdas de la guitarra?

Tantas preguntas que contestaremos de inmediato.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Elegir las cuerdas de tu guitarra

Evidentemente, cuando las cuerdas están a punto de ceder, cuando están demasiado gastadas, que se aflojan hasta el punto de que comienzas a rasgar la guitarra, es el momento de hacer algo con tu juego de cuerdas.

Mantenimiento de la guitarra Cambiar las cuerdas para lograr tener un buen sonido.

¿Pero sabes de qué está compuesta una cuerda de guitarra?

¿Cuáles son los diferentes tipos de cuerda de guitarra?

¿Sabes cuál elegir en función de tu tipo de guitarra?

El tipo de entorchado

Una cuerda se caracteriza por su entorchado, es decir, la manera en que la cerda está enroscada sobre sí misma.

Existen 3 tipos de entorchado:

  • En redondo: es el tipo de cuerdas más popular actualmente, ofrece un sonido brillante y presenta una textura dentada y suave al tacto.
  • Rectificado: este tipo de cuerdas, también llamadas “en semiplano”, tienen un tacto más suave y presentan un sonido muy cálido.
  • En plano: estas cuerdas tienen una superficie muy lisa y presentan un sonido ahogado, vintage. Son cuerdas muy apreciadas por los amantes del jazz y la música suave.

El material de las cuerdas

En efecto, a cada tipo de guitarra le corresponde un tipo de cuerdas: no vas a utilizar cuerdas de nailon, por lo general dedicadas a la guitarra clásica, en un guitarra eléctrica y a la inversa, no se te ocurriría poner cuerdas metálicas en una guitarra clásica. Es la base para cualquier guitarrista que desee tocar, seguir una clase de guitarra o dar a los alumnos clases particulares.

Afinar las cuerdas. Ajustar bien las cuerdas para tocar la guitarra.

Si quieres saber todo sobre la guitarra, tienes que saber que existen diferentes tipos de cuerdas según el material y su uso:

  • Cuerdas de acero inoxidable: denominadas “Stainless Steel”, estas cuerdas ofrecen una gran presencia y son muy precisas. Atención porque desgastan más rápidamente los trastes del diapasón.
  • Las cuerdas de acero chapadas en níquel: el sonido es casi el mismo que el de las cuerdas en acero inoxidable pero es menos brillante y más redondo.
  • Cuerdas de níquel: es un metal que no es muy resistente, por lo que se mezcla por lo general con acero para crear una aleación sólida. El sonido es cálido y redondo pero menos preciso que el de una cuerda de acero.
  • Las cuerdas de nailon: utilizadas específicamente en guitarra clásica. Cada fabricante tiene su propia receta para elaborar sus cuerdas de nailon.
  • Cuerdas de seda y acero: especialmente para las guitarras folk, estas cuerdas ofrecen un sonido dulce y cálido con ataques bastante blandos y un excelente resultado armónico.
  • Cuerdas de bronce: para las guitarras folk y electro-acústicas. El sonido es más cálido, amplio y bastante equilibrado. ¡Terminados los arpegios sin fin!

El calibre de las cuerdas

El calibre d una cuerda corresponde a su espesor en pulgadas, a su diámetro para ser más exactos.

Se expresa en cifras y contiene por lo general 2 pares de cifras como “10-46” u “11-57”, que representan el diámetro de la cuerda más fina a la más espesa.

El calibre da una indicación sobre el tipo de sonido y de estabilidad que puedes obtener.

Los juegos tradicionales van del calibre extra light al “heavy” y aunque la diferencia de calibre pueda parecer ínfima a un neófito, puede sin embargo transformar la tocabilidad.

Cuanto más alto sea el calibre, más espesa será la cuerda, y cuanto más espesa sea, más tensión habrá al afinar la cuerda.

En resumen, con un calibre alto te harás daño en los dedos, será más difícil tocar, sobre todo para los principiantes, pero será muy resistente.

Un calibre bajo hace menos daño, es más fácil tocar (perfecto para los enamorados del bend), pero será más quebradizo para enlazar acordes.

Se aconseja en general elegir un calibre bajo para comenzar a trabajar los dedos y tocar diferentes estilos musicales.

Los factores de desgaste de las cuerdas

¿Cuándo hay que cambiar las cuerdas de la guitarra? ¿Cómo detectar el desgaste de las cuerdas?

He aquí los diferentes factores de desgaste:

  • Una cuerda se ha roto: evidentemente, en esta situación es imperativo cambiar la cuerda para seguir tocando la guitarra. No es grave si se ha roto porque hay un desgaste natural, pero si el problema comienza a ser recurrente, habría que pensar en posibles fallos mecánicos. Hay que saber que la rigidez o la flexibilidad excesiva de la púa sobre las cuerdas las puede fragilizar y tener un impacto en la frecuencia de las rupturas.
  • Una cuerda está oxidada: la oxidación aparece en las cuerdas metálicas, incluso en el entorchado de las cuerdas graves de una guitarra clásica. Un exceso de sudoración acentúa la oxidación de las cuerdas en ocasiones.
  • El sonido no sigue siendo el mismo: a menudo una cuerda nueva presenta una sonoridad brillante y una claridad sonora que desaparece con rapidez. Con el paso del tiempo, el sonido se vuelve más grave y las notas son ahogadas, vibran mucho menos. Es una señal de que hay que cambiar las cuerdas.
  • La guitarra suena mal: ya puedes haber hecho todos los ajustes como corresponde, has afinado todas las cuerdas y sin embargo el sonido no es junto. Con el tiempo, la cuerdas se aflojan de forma irregular, por lo que ciertas notas suenan falsas mientras que otras son justas.
  • Las cuerdas son de mala calidad: es un problema recurrente en las guitarras nuevas y no solamente en las de gama baja. Numerosos fabricantes utilizan cuerdas de origen de ínfima calidad para reducir el coste de sus guitarras. Un consejo: cambia lo antes posible las cuerdas de origen por cuerdas de mejor calidad con el fin de tener una sonoridad y una rítmica mejores.
  • ¿Tu lectura de las tablaturas de guitarra es mala debido al sonido que produce tu guitarra?
Como vemos, las razones para cambiar las cuerdas de la guitarra son variadas y según las guitarras y los guitarristas, la frecuencia de cambio puede duplicarse.
No te preocupes de saber cuándo cambiar tu juego de cuerdas: mientras que ciertos guitarristas las cambian cada mes, otros las conservan todo un año antes de cambiarlas.

Cambiar las cuerdas de la guitarra en la práctica (paso a paso)

Cambiar las cuerdas de una guitarra no tiene nada de complicado, pero curiosamente, parece una tarea intimidante, sobre todo para guitarristas principiantes.

En el momento de comprar la primera guitarra y sus accesorios, todo guitarrista debe tener al menos esta competencia.

¡Es una técnica útil para cualquier guitarrista regular!

Herramientas necesarias para cambiar el juego de cuerdas. Tener siempre todos los utensilios para cambiar las cuerdas de la guitarra.

Estas son las principales etapas para cambiar las cuerdas de una guitarra.

Retirar las cuerdas y las clavijas

Dos métodos se oponen y se prestan a debate: ¿hay que quitar las cuerdas una después de otra o retirar el conjunto con el fin de remplazarlas al mismo tiempo?

Sea cual sea tu método, no hay ningún peligro para tu guitarra.

¡Bastará con un poco de motivación!

De todos modos, al retirar todas las cuerdas al mismo tiempo, esto te da la oportunidad de limpiar la guitarra, sobre todo los trastes que acumulan una mezcla de sudor, polvo y escamas.

1/ Retirar las cuerdas

Comienza por aflojar totalmente la o las cuerdas hasta que no estén nada tensas haciendo girar la llave en el sentido inverso de las agujas del reloj.

Después, puedes cortarlas con la ayuda de una pinza o soltarlas enteramente con la ayuda de las llaves y retirarlas a mano a través de los agujeros de las clavijas.

2/ Retirar las clavijas

Las clavijas tienen conectores que parecen pequeños botones negros o blancos que permiten a las cuerdas sujetarse en el interior de la guitarra.

Utiliza, si es posible, un utensilio para quitar las clavijas y límpialas.

3/ Limpiar la guitarra

Es el momento de limpiar la guitarra a fondo: esto implica limpiar la caja, por supuesto, el mástil, la cabeza de la guitarra, los trastes.

No utilices nunca cera ni limpiacristales porque terminarían por dañar tu guitarra.

Una simple gamuza o un trapo de algodón (de microfibra) ligeramente humedecido es más que suficiente.

Cambiar las cuerdas

4/ Preparar las cuerdas

Ciertas cuerdas tienen un código de color en su extremo para indicar la nota que está previsto que reproduzcan y que les corresponde.

5/ Poner las cuerdas nuevas

El método más popular es comenzar por la cuerda más fina y luego la más gruesa para luego ir alternando: esto da 1-6-2-5-3-4.

Haciéndolo así, se conserva una tensión regular y constante.

Camgiar el juego de cuerdas y estirar las nuevas. Aprende a ajustar la tensión de las cuerdas de tu guitarra.

Comienza por introducir la punta de la cuerda por el agujero de la clavija y vuelve a colocar la clavija acto seguido.

Es importante sostener la cuerda durante esta operación.

Haz sonar los diferentes acordes de guitarra.

Después, tensa cada cuerda y estira de la que quieras instalar hasta la clavija correspondiente e inserta el conector en el agujero de la clavija.

Atención, una cuerda se tensa siempre hacia la derecha, en el sentido de las agujas del reloj.

Pasa la cuerda por el agujero y estira, déjala un poco floja para poder enroscar el sobrante de la cuerda alrededor de las clavijas.

No tenses nunca la cuerda hasta su tonalidad habitual, sino más bien un tono por debajo, todavía no es el momento de afinar tu guitarra.

Repite este proceso para cada cuerda y finalmente afina tu guitarra.

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *