Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

El sistema educativo español frente a la cuestión de repetir curso

Por Marisol, publicado el 04/07/2017 Blog > Clases particulares > Recibir clases particulares > Las Cifras de la Repetición de Curso en España

¡Si no estudias, vas a repetir!

Esta frase la ha oído todo el mundo.

El debate sobre la eficacia de repetir curso en la lucha contra el abandono y el fracaso escolar sigue siendo un tema de discusión y divide tanto a profesores como a padres. Según los últimos datos de Eurostat, España sigue ocupando el puesto de cabeza en abandono escolar temprano, uno de los grandes problemas que arrastra nuestro sistema educativo y en el que más insiste la UE que es necesario atajar.

En esos casos, el apoyo escolar y las clases particulares resultan la mejor solución.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Repetir curso: una tendencia a la baja

A pesar de que en los últimos seis años ha ido disminuyendo la tasa de abandono (entendida como el porcentaje de alumnos que no continúa sus estudios más allá de la educación secundaria obligatoria), todavía se sitúa en un 21,9 %, lejos del 15 que fija como meta la Estrategia 2020.

Pero no solo eso, sino que, «de ese 21,9 %, el 70 % no tiene título de la ESO», advierte el director general de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Sánchez. «Ese es nuestro gran problema: un montón de alumnos sin la titulación básica necesaria para continuar cualquier otro tipo de aprendizaje. Abandonan a los 16, 17 o 18 años y no tienen oportunidades, carecen de un título para cursar una enseñanza reglada».

Directamente relacionado con el fracaso escolar está el hecho de que España esté también entre los puestos de cabeza de la UE en alumnos repetidores. A los 15 años, la llama tasa de idoneidad (el porcentaje de alumnos que está en el curso que le corresponde por su edad) se sitúa en poco más del 60 %. Es decir, casi el 40 % de los estudiantes españoles de 15 años han repetido al menos un curso a lo largo de su trayectoria escolar.

Tasa de repetición de curso Comparativa de alumnos repetidores entre 2000 y 2012.

Según el director general de Evaluación y Cooperación Territorial, hay una «correlación directa» entre la repetición de curso y dejar colgados los libros antes de tiempo, de modo que «los que repiten son precisamente quienes engrosan las filas del abandono temprano».

Aun así, el número de alumnos repetidores está descendiendo en España en los últimos años y un estudio detallado revela que los cursos que presentan mayores dificultades para los estudiantes siguen siendo primero de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y segundo de Bachillerato.

Dentro de la estadística global, durante el curso 2013-2014, los que peor parados salieron son los alumnos de primero de ESO, de los que solo pasaron de curso un 88 %, mientras que en segundo, tercero y cuarto se eleva hasta el 90 % el porcentaje de los que promocionaron hasta la siguiente etapa académica. En comparación con las cifras del curso académico 2013-2014, con los datos ofrecidos por el Ministerio de Educación, podemos comprobar cómo en el año 2011-2012 solamente pasaron de curso el 82 % de los alumnos de secundaria.

Por comunidades autónomas, destaca la elevada tasa de repetición en ESO, superior al 15 %, en algunos cursos de Secundaria en Castilla-La Mancha y Andalucía, mientras que en Canarias, Cataluña y País Vasco no se llega en el total de los cursos al 7 %, según datos del curso 2013-14.

Informe PISA de 2015

España se estanca en Ciencias y Matemáticas y mejora levemente en Lectura

El sistema educativo español sigue estancado en la parte baja de la tabla de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Los resultados del Informe Pisa 2015 vuelven a poner en evidencia «los problemas graves» de la Educación en España: pese a que los alumnos superan por primera vez la media de la OCDE en Lectura, siguen estancados en el vagón de cola de las Matemáticas y las Ciencias. Sin embargo, este acercamiento a la media de la OCDE ha sido porque este último promedio ha bajado considerablemente. Es decir, España sube a costa de un empeoramiento generalizado de todos los países.

Evitar fracaso escolar Comparativa de la tasa de repetición con los demás países.

Así lo refleja la última edición del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) que ha sido presentado este martes y que es el resultado de unas evaluaciones realizadas a más de medio millón de estudiantes de medio mundo. En España se examinaron 37 205 alumnos de, por primera vez, todas las comunidades autónomas. Algo que también ha servido para indicar las grandes diferencias de rendimiento entre los alumnos de las distintas regiones.

El informe español señala que uno de los problemas más graves que se observan en nuestro sistema educativo es el «extraordinario» porcentaje de alumnos repetidores: casi uno de cada tres estudiantes de 15 años en España (31 %) ha repetido alguna vez antes de finalizar la Educación Secundario Obligatoria.

Esta cifra es 19 puntos porcentuales más que el promedio de los países de la OCDE y 16 más que en el conjunto de alumnos de la Unión Europea. La situación, afirma el informe, es «preocupante» en todas las comunidades autónomas; desde el 21 % de Cataluña al 40% en Baleares. «Aunque se observa una ligera disminución” de estos porcentajes desde la edición de 2012 a la de 2015», matiza.

El bienestar de los estudiantes

Por otra parte, este año se ha publicado por primera vez el informe «El bienestar de los estudiantes», una instantánea de los alumnos desde el punto de vista físico, social, psicológico y cognitivo. Por esta vez, España puede presumir de estar por encima de la media de la OCDE: la satisfacción media de los estudiantes españoles de 15 años es de 7,4 (como Alemania, China y EEUU), mientras que la de la OCDE es de 7,3.

Otra buena noticia es que España es uno de los países desarrollados donde los niveles de bullying son más bajos, especialmente en lo que se refiere al abuso verbal.

Sin embargo, los adolescentes españoles sienten una gran ansiedad a la hora de realizar exámenes. Hasta un 48% de los alumnos experimentó tensión al estudiar (la media se encuentra en el 39%), y esto se produce incluso cuando se consideran bien preparados para los exámenes (55%).

En el ámbito social, aun con conocimientos idénticos, a los 15 años los hijos de familias con pocos recursos tienen una posibilidad hasta cinco veces mayor de haber repetido anteriormente que aquellos con una situación socioeconómica media-alta, según el último informe PISA. Entre las dos últimas ediciones de esta evaluación internacional la probabilidad ha aumentado de tres a cinco.

¿Qué hacen los demás países contra la repetición de curso?

Para luchar contra el abandono escolar, Italia ha establecido escuelas de verano para estudiantes con dificultades, para apoyarlos en su aprendizaje. Pasar al curso siguiente depende de aprobar un examen.

Según los expertos, este enfoque educativo sería particularmente apropiado para las clases de primaria. La implementación de clases con menos alumnos también parece ser una buena opción.

Otros países, como Alemania, han desarrollado un programa de formación similar. Al final del año escolar, los estudiantes que muestran deficiencias en ciertas asignaturas deben tomar cursos de recuperación para validar sus conocimientos y pasar al siguiente curso.

Cómo evitar el abandono escolar Para luchar contra el fracaso escolar, algunos países organizan clases de verano.

Más radicales, Japón y Noruega simplemente han prohibido la práctica de la repetición de curso. Esta medida es el resultado de una revolución educativa de sus sistemas escolares. Va acompañada de un seguimiento personalizado de los alumnos para facilitar su aprendizaje y la prevención del fracaso escolar.

Esta «promoción automática» también la pone en práctica una tercera parte de los países europeos en los primeros años de la escuela primaria: una manera de evitar la repetición temprana.

Ventajas e inconvenientes de repetir curso

Eficacidad cuestionada

Desde el punto de vista psicológico, la repetición de curso puede tener efectos adversos en un estudiante, especialmente en los adolescentes. Las principales críticas son la de favorecer el fracaso escolar, ya que los alumnos pierden la motivación y baja su autoestima.

A menudo vista como un castigo, la repetición de curso se suele considerar ineficaz, injusta e incluso contraproductiva en cuanto a las desigualdades sociales.

Para que la repetición tenga un efecto positivo, es necesario que el estudiante reciba medidas adicionales de refuerzo que le ayuden a paliar las dificultades que le impidieron la promoción. La pieza clave es un plan de apoyo individualizado.

La conveniencia o no de permanecer un año más en el mismo curso académico ha sido motivo de polémica frecuente entre los distintos participantes del ámbito educativo. Mientras el Gobierno y las administraciones autonómicas mantienen la repetición dentro de su normativa como una vía obligatoria para quienes no superen los requisitos curriculares de un ciclo o curso escolar, numerosas investigaciones en torno a esta medida evidencian que sus resultados no son eficaces.

Ventajas e inconvenientes de repetir curso ¿Es una medida eficaz la repetición de curso?

Una segunda oportunidad

La opinión sobre los efectos negativos de repetir curso no está generalizada. Varios sectores apuntan las siguientes ventajas de permanecer en un curso si no se alcanzan los objetivos:

  • Permite al alumno adquirir madurez y mejorar las destrezas básicas que evitarán el fracaso escolar posterior.
  • El estudiante tiene la oportunidad de conocer una situación de éxito escolar y, de esta forma, se evita el fracaso a largo plazo.
  • Promocionar de curso sin alcanzar el nivel suficiente incrementa las dificultades para seguir el ritmo de la clase, ya que supone pasar a una situación educativa para la que no está preparado.
  • Repetir en cursos superiores puede resultar de ayuda para que los alumnos sean más responsables de su trabajo académico.
  • Los alumnos argumentan que, al repetir, las clases les resultan más fáciles, adquieren conocimientos que no tenían, hacen nuevos amigos y el profesorado ayuda más en los estudios.

El apoyo escolar, las clases particulares o la ayuda con los deberes también son formas de ayudar a los alumnos a conseguir sus objetivos escolares.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *