Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

10 buenas razones para dar clases particulares

Por Eva, publicado el 03/05/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Por Qué Dar Clases Particulares?

¿Eres bilingüe, posees sólidos conocimientos informáticos o eres un apasionado de la música? ¿Por qué no dar clases particulares a aquellas personas que deseen aprender nuevas disciplinas?

En tu entorno o en tu ciudad hay cada día miles de individuos que quieren aprender a tocar el piano, perfeccionar una lengua extranjera o conocer diferentes técnicas de diseño para ejercer después en casa.

Si la idea ya se te ha pasado por la cabeza pero no has osado dar el paso, estas son 10 buenas razones para dar clases particulares que podrían hacer que esto cambie…

Dar clases particulares y compartir tus conocimientos tiene numerosas ventajas.

A través de tu disciplina, tendrás la posibilidad de:

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Construir una relación de confianza con tu alumno

Aunque tu futuro alumno sea universitario, estudiante o incluso asalariado, a veces puede mostrarse reacio ante la idea de asistir a clases particulares.

Sobre todo en el caso de los más jóvenes, los padres son a menudo los que solicitan estas clases con el objetivo principal de que su hijo vaya bien en la escuela.

Cara a un alumno que asiste con pocas ganas a tus clases o que se encuentra en gran dificultad escolar, hay que ser paciente e instaurar un clima de confianza y apoyo.

Sin duda, las clases particulares son un intercambio.

La comunicación con el alumno es importante El papel del profesor particular

En efecto, no eres su profesor habitual, no conoces ni su trayectoria escolar ni su entorno privado.

Está en tu mano hacerle salir de lo que vive habitualmente en la escuela o en casa y compartir con él un momento de aprendizaje agradable, en el que los juicios y las notas no tengan por qué estar presentes.

Alcanzar tu objetivo cara al éxito

¿Tu alumno ha conseguido aprobar su examen de matemáticas después de muchas horas de darle vueltas juntos?

¿Otro ha conseguido tocar su primera pieza de guitarra?

¿Ha superado con éxito el oral de inglés?

¡Ha llegado el momento de felicitarse en tanto que profesor/a! ¡Tú, que has creído en él y en sus capacidades, lo has logrado! Tus esfuerzos, así como los de tu alumno, se han visto recompensados como era de esperar…

Como tal vez sepas ya, dar clases particulares es muy importante.

Son clases que llevan a descubrir, aprender, profundizar en los conocimientos y en las competencias de las personas que desean avanzar y cuando se alcanza el éxito (escolar o no)… todo el mundo se ve recompensando y ambas partes alcanzan su objetivo.

Ganar dinero gracias a tus competencias

Si eres estudiantes y tienes un poco de tiempo libre, puedes ganar dinero dando clases particulares.

Sea cual sea la asignatura que deseas impartir (lingüística, informática, música, deporte…), además de ser gratificante, puede contribuir a aumentar tu presupuesto.

Ganar dinero con tu pasión ¡Tu pasión remunerada!

Hay numerosos alumnos que están esperando recibir clases particulares, ya sea a domicilio o a distancia, por videoconferencia o Skype.

Ver nuevas caras, compartir un interés común o ver que un alumno se siente al fin valorado: hay trabajos peores, ¿no?

Fija tú mismo la tarifa horaria de tu clase particular

Cuando propones clases particulares, eres tú el que fija la tarifa que deseas cobrar a tus futuros alumnos. Sin perder de vista tus necesidades financieras y tus objetivos, tendrás que optar por un precio razonable y al alcance de la mayoría.

Efectivamente, no todos los padres de alumnos se pueden permitir pagar 45€ la hora para ofrecer clases particulares a su querida progenitura.

Depende por lo tanto de ti que encuentres la justa medida para que no tengas la impresión de que regalas tus servicios: tus tarifas tienen que ser razonables.

En general, si tienes experiencia y un buen nivel en la asignatura que propones, tus tarifas pueden ser más elevadas que las de otros perfiles de principiantes menos experimentados.

El estudio anual de los precios de las clases particulares en España evalúa en 12 € el coste medio de la hora para el conjunto de asignaturas y profesores.

Gestionar tu horario según tu disponibilidad

La gestión de tu horario es ciertamente el argumento más atractivo cuando das clases particulares.

Cuando publicas tu anuncio en internet o en la panadería del barrio, eliges tú mismo tu horario de trabajo. ¿Tienes ya un trabajo a tiempo completo? ¿Estudias los martes, miércoles y viernes?­­­

Organízate como quieras Gestiona tu horario para dar clases

¿Solo estás disponible por las mañanas?

¡Ningún problema! Házselo saber a tu futuro alumno a través de tu anuncio. Claro que cuanto más disponible estés, más cursos podrás dar… ¡Es lógico!

Resulta bastante fácil organizarse para dar clases particulares.

Además, si quieres dar clases de inglés a alumnos de bachiller, por ejemplo, tendrás que adaptarte de alguna manera a la disponibilidad impuesta por el ritmo escolar. 

Elegir tus propios métodos de aprendizaje adaptados a tus cursos

Lo sabes por haberlo vivido durante tu escolaridad: los métodos de aprendizaje varían de un profesor a otro, de un alumno a otro. A veces funciona, a veces no. Todo es cuestión de enfoque, comprensión y diplomacia.

Cuando le das clases particulares a un alumno, estáis los dos a solas; tienes por lo tanto la opción de utilizar tus propios métodos de aprendizaje para compartir y transmitir tus competencias a un estudiante que será con toda seguridad diferente del anterior.

La edad, el carácter, el seguimiento educativo, la velocidad de comprensión, etc… varían de una persona a otra y está en tu mano adaptarte lo mejor posible.

En cuanto al modo de enseñar, por desgracia no hay ni milagros ni recetas mágicas. Depende de ti encontrar la manera más eficaz mediante la preparación del desarrollo de la clase particular.

Metodología para clases particulares ¡Prepara tu clase con antelación!

Puedes seguir algunos de estos consejos elementales para tener éxito en tu misión: ganarte la confianza de tu alumno, estar ahí para animarle cuando sea necesario, tomarse las cosas con humor y alternar los momentos de trabajo con las pausas.

Destaca tus cualificaciones gracias a las evaluaciones de tu trabajo

Los consejos y sugerencias no faltan hoy en día, sobre todo en plataformas de profesores particulares en las que se intercambian numerosas observaciones tanto de profesores como de alumnos.

Cuantos más comentarios positivos recibas, más se valorarán tus competencias.

A través de esas observaciones, podrás constituir una red importante, ganarás confianza y podrás servirte de tus cualificaciones cara a otros profesionales del sector en caso de que lo necesites.

Sentirse realizado en el trabajo

Transmitir tus competencias y conocimientos es muy enriquecedor para ti desde un punto de vista humano.

Gracias a las clases particulares, haces que tu alumno pueda progresar y aprender a su ritmo.

Y como el trabajo es evidentemente común y recíproco, su futuro éxito es igualmente el tuyo. Los esfuerzos y resultados que obtenga tu alumno serán un auténtico motivo de alegría y de realización personal.

¿Qué mayor motivo de alegría que ver a un alumno progresar con confianza y sintiéndose respaldado por su profesor?

Dar clases particulares de lo que más te gusta ¡Ayúdate ayudando a los demás!

En resumen: si aprecias las relaciones humanas, el diálogo y también los retos, ¿a qué esperas para ofrecer tus clases particulares?

Dar clases particulares cerca de tu domicilio

La ventaja de dar clases particulares es que puedes elegir, al igual que el precio de la hora, el lugar en el que dar las clases.

En general se imparten en el domicilio de un particular, por lo que puedes elegir la zona geográfica que más te convenga para evitar los gastos excesivos o la pérdida de tiempo en transportes.

Las diferentes herramientas numéricas a tu alcance te permiten igualmente enseñar a distancia si el alumno no encuentra inconveniente.

Depende solo de ti proponer algo novedoso si así lo deseas y dar la clase en una biblioteca, un café o, por qué no, por videoconferencia desde tu salón.

Expandir tu red profesional

Si decides formar parte de una red de profesores con fuerte presencia como SuperProf.es, existe la posibilidad de que te encuentres físicamente o por internet con otros colegas que ejercen el mismo trabajo que tú.

Este tipo de red profesional te permitirá no sólo entablar relaciones e intercambiar valiosas informaciones, sino también darte a conocer frente a otros profesionales.

Desarrollo de tu red profesional ¡Amplía tu red profesional!

Tener una extensa red profesional es muy positivo y puede abrirte algunas puertas, gracias al boca a boca, si eres estudiante o estás buscando un empleo en el sector.

¿Te han convencido estas diez buenas razones para dar clases particulares? ¿Tienes las ideas más claras en cuanto a tus ganas de enseñar?

Si es así, no tardes en inscribirte en nuestra plataforma en línea que está repleta de alumnos con ganas de aprender y que están cerca de tu domicilio: ¡estarán encantados de conocerte!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *