Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte
Compartir

Valida tu nivel de italiano con la Certificación de Italiano como Lengua Extranjera

Por Coral, publicado el 21/04/2017 Blog > Idiomas > Italiano > ¿Por qué Pasar el C.I.L.S.?

Obtener un diploma de tu nivel en italiano es un reconocimiento formal de tu aptitud y tu dominio del idioma. El C.I.L.S. es una herramienta útil a este fin.

El C.I.L.S. es una certificación de italiano como lengua extranjera, junto con el C.E.L.I., la certificación más extendida cuando se trata de comprobar el nivel de alguien en italiano. Es con frecuencia el diploma que piden las empresas italianas que contratan a extranjeros o a los estudiantes que quieren hacer uno o varios años de estudios en Italia.

Así que antes de ir a estudiar a Milán, a trabajar en la empresa de tus sueños a Turín o conseguir una estancia en Roma, obtener una certificación en italiano y en concreto el C.I.L.S., puede revelarse útil, incluso indispensable.

Este certificado de italiano está reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, como prueba de seriedad.

¿Qué es el CILS?

Evaluación para hablar y escribir en italiano. ¿Listo para volver a estudiar para aprender a hablar italiano?

El C.I.L.S. tiene como objetivo evaluar la aptitud de una persona no nativa para hablar y escribir en italiano.

Por consiguiente, esta certificación está destinada principalmente a aquellos que quieren estudiar o trabajar en una empresa italiana o que tienen intereses económicos en Italia.

No está dirigido a enseñar italiano, simplemente a evaluar el nivel lingüístico de cada uno.

Para tener derecho a pasar la certificación, no es necesario tener ningún diploma previo, solo hay que ser consciente del propio nivel de base en la lengua de Dante para poder pasar la certificación más apropiada. Veremos en detalle los diferentes niveles más bajos.

Desde 1993, alrededor de 100 000 personas han pasado el C.I.L.S. en Italia o en otras partes del mundo.

¿Conoces también el certificado de italiano DITALS?

Presentación de los 6 niveles del CILS

Examinarse de los niveles del Marco Común de Referencia Europeo. Sube los escalones del CILS uno a uno y a medida que avanzas en tus ejercicios de italiano.

Los diferentes niveles de certificación son coherentes con las directivas del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER).

Cada uno de los seis niveles que comporta el C.I.L.S. tiene sus propias competencias, sus propias exigencias y es autónomo con respecto a los otros cinco.

Al igual que otras pruebas de nivel de idioma, como el TOEFL en inglés, el C.I.L.S. clasifica sus niveles en función del nivel de lengua, yendo del A1 para elemental al C2 para alguien mucho más experimentado en italiano.

  • El primer nivel A1 (introducción y descubrimiento) se dirige a aquellos que entran en contacto con el italiano. La certificación A1 valida la comprensión y utilización de términos y expresiones de la vida cotidiana, en un italiano muy comprensivo (el interlocutor habla muy lentamente con una pronunciación muy clara). Así, hay que poder construir frases simples que respondan a necesidades o realidades concretas, como presentarse o preguntarle a alguien sobre su lugar de residencia, su nombre o el de sus hermanos y hermanas.
  • El nivel 2 (intermedio o de subsistencia) demuestra una competencia que sigue en fase de construcción, pero con un dominio de los fundamentos de la lengua italiana (vocabulario y gramática italiana de base). Este nivel de certificación demuestra la aptitud para comprender y dominar expresiones de uso frecuente o la capacidad de intercambiar informaciones simples en un contexto definido (pedir en un restaurante o preguntar una dirección a alguien en la calle).
  • Para alguien que pasa la certificación C.I.L.S. en nivel B1 (nivel umbral) es necesario poder comprender, en un lenguaje estándar, los puntos claves de una conversación sin necesariamente captar todas las sutilezas. Se trata de poder expresarse sobre cosas familiares como el ocio, el trabajo o la escuela o la universidad para los más jóvenes. El nivel B1 demuestra también la capacidad para contar una historia, algo que nos apetece o un objetivo con un lenguaje coherente aunque relativamente sencillo.
  • El nivel B2 (nivel avanzado o independiente) se dirige a personas que ya tengan bases sólidas en italiano. Este nivel de certificación demuestra la capacidad para entender informaciones en un ambiente más complejo (texto con abundante léxico o acento italiano más difícil de entender), pero igualmente la posibilidad de tener una conversación espontánea con un locutor nativo o dar nuestro punto de vista sobre temas de actualidad o expresar una opinión contraria a nuestro interlocutor.
  • La certificación de nivel C1 (nivel autónomo) demuestra un gran domino de la lengua así como de ciertas nociones de la cultura italiana. El individuo es capaz de captar una gran parte de las información en textos largos y complejos, al igual que es capaz de expresarse sin dar la impresión de buscar las palabras. También se puede comprobar el conocimiento de expresiones italianas. La evaluación no reposa únicamente en el nivel de vocabulario, sino también en aspectos no verbales, como el dominio de las tonalidades en un discurso o el control de la organización del discurso (para que este tenga una coherencia global).
  • Por último, el nivel C2 (nivel de dominio) se dirige a las personas que comprenden sin esfuerzo todo, o casi todo, lo que leen en italiano, estando capacitadas para comunicar y argumentar sobre temas precisos y complejos como la historia del arte en Italia y que tengan un nivel del idioma suficiente elevado para entender las sutilezas y matices de sentido sobre temas complejos en su conjunto.

De ahí la importancia de tener una idea previa del propio nivel, mediante un test de evaluación, por ejemplo. Para perfeccionarse y progresar rápidamente y pasar luego a un nivel más avanzado, es aconsejable asistir a clases de italiano.

¡Descubre también el PLIDA!

¿Cómo se desarrolla el examen del CILS?

Prepararte los exámenes oficiales de italiano. Una lección audio prepara para la prueba oral del CILS y te permite afinar tu vocabulario italiano.

Cada uno de los exámenes de nivel son independientes. Sin embargo, tienen la misma estructura e insisten en los mismos puntos: comprensión escrita y comprensión oral mediante diálogos.

Para cada uno de los 6 niveles, encontramos en efecto una prueba de escucha, un examen de lectura, un análisis de estructuras de la comunicación, una prueba escrita y un test oral. Por supuesto, las expectativas son más altas en función de los niveles que van del A1 al C2.

Para la certificación de nivel A1 y A2, la nota es sobre 60 puntos, mientras que para los niveles B1, B2, C1 y C2, es de 100 puntos.

Para validar la certificación, es indispensable obtener suficiente nota en cada una de las cinco pruebas.

La duración de las pruebas varía igualmente según los niveles:

Nivel Parte escrita Parte Oral
A1 1h45 a 2h15 10 min
A2 2h05 a 2h45 10 min
B1 3h40 10 min
B2 3h45 10 min
C1 4h40 15 min
C2 3h45 15 min

¿Cómo apuntarse al examen CILS?

Fin de semana en Italia. ¿Un finde en Florencia? La inmersión en la lengua en la mejor forma para progresar.

Para pasar el CILS, hay que dirigirse a los centros signatarios de una convención con la universidad de Siena. Es el caso de muchos centros culturales italianos.

Los precios son variables en función de los centros elegidos. Damos una idea aproximativa:

  • Para los niveles A1 y A2, los gastos de inscripción son de 50 €,
  • Para el nivel B1 100 €,
  • 110 € para el nivel B2,
  • 135 € para el nivel C1,
  • Y 160 € para el nivel C2,
  • En los centros escolares, la tarifa del nivel B1 es de 80 € en lugar de 100 €, el coste para los niveles A1 y A2 son invariables.

Se pueden volver a pasar únicamente ciertas partes del examen si la puntuación obtenida en una prueba no es suficiente para validar la certificación. Costará así 15 € para los niveles A1 y A2, 25 € para el nivel B1 (20 € par el B1 escolar), 27 € para el nivel B2 y 35 € para los niveles C1 y C 2.

Para apuntarse, es necesario enviar:

  • Un formulario de inscripción rellenado en letras mayúsculas (para aquellos que ya hayan pasado la certificación, el número de matrícula ya atribuido se requiere igualmente),
  • Una fotocopia de un documento de identidad oficial,
  • Así como un justificante de pago por el importe de los gastos de inscripción del nivel elegido.

Los candidatos recibirán un email de convocación al examen.

En resumen:

  • Antes de pasar la certificación del CILS, la primera etapa será la de ser coherente con respecto a nuestro nivel de italiano y objetivos. Es inútil pasar la certificación A2 si el italiano es tu lengua natal o pasar el nivel C2 para alguien que va algunos días a Italia para aprender el idioma.
  • Para preparar el examen, es posible practicar con antelación, mediante clases particulares, clases de italiano en línea o como autodidacta. Muchos organismos certificados proponen cursos más o menos intensivos y la certificación. Porque en efecto, aprender italiano es como aprender inglés, alemán, francés o chino, ¡no se improvisa!
  • Según el nivel que queramos obtener, las expectativas no serán las mismas. El domino de los verbos y los tiempos, los adjetivos, pronombres, adverbios y la coherencia en el discurso serán mucho más exigentes a medida que suba el nivel.

¡Descubre también el certificado de italiano CIC!

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz