Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

La Literatura española desde el siglo XVIII hasta nuestros días

Por Marisol, publicado el 02/09/2016 Blog > Apoyo escolar > Lengua > Temas de Literatura de Selectividad

¿Tienes los exámenes de Selectividad a la vuelta de la esquina? ¿Quieres un resumen de todos los temas de Literatura que pueden salir en el examen de Lengua Castellana y Literatura de la PAU? ¡Pues sigue leyendo!

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

La literatura del s. XVIII, ensayo y teatro

El siglo XVIII es en toda Europa el siglo de la Ilustración. Este movimiento, nacido en Francia, tenía como fin primordial divulgar el saber, fomentando el espíritu crítico y el culto a la razón. La luz será la metáfora de esta razón, que ilumina el saber y alumbra la senda del progreso. Por ello se le denomina Siglo de las Luces o Ilustración.

Las características principales de la literatura dieciochesca son las siguientes:

  • Utilitarismo: Predominio de la razón sobre el sentimiento o la imaginación. Se abandona la idea del arte por el arte: la literatura debe buscar la verdad, no la belleza.
  • Finalidad didáctica: se vuelve al principio clásico de “enseñar deleitando”. La literatura debe educar y ayudar a dar formación al pueblo.
  • Se estudia a los clásicos para determinar las reglas de los géneros literarios.
  • El artista debe buscar la claridad, la sencillez y el buen gusto.

Ensayo

La prosa ensayística trae consigo un nuevo estilo caracterizado por ser llano, directo, natural y preciso. No busca despertar la emoción del lector, sino que busca la reflexión.

Los principales ensayistas son: Benito Jerónimo Feijoo (Teatro crítico universal), Gaspar Melchor de Jovellanos (Memoria sobre espectáculos y diversiones públicas) y José Cadalso (Cartas marruecas y Noches lúgubres).

Teatro

Durante la primera mitad del siglo, se continúan las fórmulas del teatro de Calderón, con autores que repetían los temas y argumentos pero complicando la intriga y el montaje, con dramaturgos como Antonio Zamora o José de Cañizares.

En la segunda mitad el teatro se va a caracterizar por el respeto escrupuloso a la regla de las tres unidades (espacio, tiempo y acción), por su verosimilitud y por su intención didáctica. El principal autor fue Leandro Fernández de Moratín, que es el creador de la comedia moderna española. Sus obras más importantes son El barón, El viejo y la niña, El sí de las niñas y La comedia nueva o el café.

literatura pau Representación de El sí de las niñas

El Romanticismo literario del siglo XIX

En el ámbito cultural, junto con el liberalismo y los nacionalismos, nace el Romanticismo, movimiento literario, cultural y político.

Los rasgos más representativos del Romanticismo son el individualismo, el rechazo de la realidad mediante la evasión o la rebeldía, la defensa de la libertad, la importancia de la naturaleza y el nacionalismo.

Los géneros más cultivados son el dramático y el lírico.

El género dramático está caracterizado por la ruptura de las tres unidades clásicas, la mezcla de lo trágico y lo cómico, la combinación del verso y la prosa, así como por el gusto por la temática con destino trágico, la muerte y el amor apasionado. Destacan José Zorrilla (Don Juan Tenorio y A buen juez, mejor testigo); el duque de Rivas (Don Álvaro o la fuerza del sino); Martínez de la Rosa (La conjuración de Venecia); García Gutiérrez (El trovador) y Hartzenbusch (Los amantes de Teruel).

literatura pau Don Juan Tenorio

En lo relativo a los temas en el género lírico, la lírica gira en torno a los sentimientos y a la exaltación del amor, la libertad y la crítica social; además del importante marco de la naturaleza, que acentúa el efecto de la soledad y la melancolía. Se presentan dos tipos de poesía romántica: la lírica intimista, de Bécquer (Rimas y leyendas) y Rosalía de Castro (Cantares gallegos, Follas novas y En las orillas del Sar), y la poesía narrativa, de Espronceda (El estudiante de Salamanca y El diablo mundo).

La novela realista y naturalista del XIX

La novela realista puso freno a la fantasía. Los autores realistas pretendían narrar una historia posible ambientada en lugares conocidos y observados previamente. El objetivo del escritor era crear la ilusión de realidad mediante las descripciones minuciosas de lugares exteriores e interiores, la caracterización de los personajes  atendiendo a aspectos externos y psicológicos, y el decoro en el uso del lenguaje, esto es, el empleo de una lengua viva, acorde al personaje, con coloquialismos, voces populares o regionales  y hasta jergales.

Benito Pérez Galdós es autor de una extensa producción narrativa y teatral, de más de cien títulos, entre los que destaca Episodios nacionales, 46 novelas históricas que relatan hechos del pasado nacional reciente comprendidos entre los últimos años del reinado de Carlos IV y la Restauración.

Leopoldo Alas “Clarín”, ensayista y crítico literario, es el autor de la novela más importante del siglo XIX, La Regenta, novela que presenta el vasto panorama social de una ciudad de provincias, Vetusta (Oviedo), en la que está representada la sociedad española de la Restauración.

literatura pau La Regenta

La novela naturalista, impulsada principalmente por Émile Zola, proponía aplicar el método científico a la literatura (la descripción y análisis del comportamiento humano en función de los factores que lo determinan: el medio natural y social, el momento histórico y la herencia biológica). Sus autores principales son Emilia Pardo Bazán (La cuestión palpitante, Los pazos de Ulloa y su continuación La madre naturaleza) y Vicente Blasco Ibáñez (Cañas y barro, La barraca y Entre naranjos).

El Modernismo y la Generación del 98

Las características del Modernismo son las siguientes: el deseo de perfección formal, esmerada selección del léxico, culto a la belleza sensorial, gusto por los temas de la mitología griega, el exotismo oriental y las civilizaciones antiguas, actitud de malestar y rechazo hacia la sociedad y al modo de vivir capitalista, el cosmopolitismo, temas americanos, la búsqueda del “Arte por el Arte”. Rubén Darío (Prosas profanas y Cantos de vida y esperanza), Antonio Machado (Soledades, galerías y otros poemas y Campos de Castilla), Juan Ramón Jiménez (Platero y yo) y Manuel Machado son los autores más importantes.

Durante la Generación del 98, la decadencia de España motiva que se analice en profundidad el problema del país. La actitud crítica de estos escritores se aborda desde tres temas:

  • El paisaje: viajaron por España y la describieron; Castilla se erige como representante de la esencia española, de la decadencia del país.
  • La historia: se interesan por la historia del pueblo, de las personas que trabajan día a día, la de los hechos cotidianos, la del trabajo, la de las costumbres.
  • La literatura: los autores del 98 se interesan por los clásicos de nuestra literatura.

Aparte del problema de España, otros temas tratados son los existenciales (la fugacidad de la existencia, la muerte…) y la religión.

Unamuno, Baroja, Azorín y Valle-Inclán son los principales autores.

literatura pau Integrantes de la Generación del 98

Novecentismo y Vanguardias

En España, el grupo literario que sucede a los modernistas y noventayochistas recibe el nombre de Novecentismo o Generación del 14. Sus componentes se caracterizan por su orientación europeísta y por su concepción del arte como una actividad separada de lo social y lo político.

Durante las primeras décadas del siglo XX aparecen en Europa diversos movimientos artísticos, llamados vanguardismos, que rompen radicalmente con la temática y las técnicas expresivas del Romanticismo y el Realismo. Los novecentistas conectan fácilmente con los vanguardismos, ya que en ellos ven cumplida su apuesta por un arte producto de un acto lúdico y libre que ponga a prueba la capacidad intelectual y expresiva del artista.

Los rasgos más destacados de la lengua de los novecentistas son la precisión conceptual, que refleja su sólida formación intelectual, y la expresión de lo subjetivo, que refleja su vertiente creativa y se materializa, sobre todo, en la metáfora.

José Ortega y Gasset (La deshumanización del arte) y Gabriel Miró (El obispo leproso) son los autores más importantes.

literatura pau Ortega y Gasset

La poesía de la Generación del 27

La Generación del 27, llamada así por el homenaje en honor a Góngora que celebraron en 1927, es una de las generaciones literarias más importantes de la historia de la literatura española. Es sobre todo una generación de poetas, pues con excepción de Federico García Lorca que cultivó el teatro con gran brillantez, lo mejor de la obra del resto está en su poesía.

Poseen unos rasgos comunes, sobre todo apreciables en su primera etapa. Se pueden resumir como la síntesis de la modernidad y la tradición.

Tiene una primera etapa anterior a 1930 en la que se cultiva la vanguardia en sus distintas versiones: el ultraísmo y el creacionismo con Gerardo Diego, Manual de espumas; el futurismo en Cal y Canto de Alberti; el surrealismo de Pedro Salinas en Fábula y signo, de Lorca en Poeta en Nueva York, de Cernuda, Un río un amor o de Aleixandre, Espadas como labios.

Hacia 1928 (segunda etapa) se produce una rehumanización de la poesía. Existe una gran preocupación, compromiso con el hombre. Aparece la influencia del surrealismo y de Pablo Neruda, con su revista Caballo verde para la poesía.

Después de la guerra (tercera etapa), la trayectoria de estos poetas es muy diferente.  Aparecen, aun así, temas comunes, como la nostalgia de España, vista desde un punto de vista de angustia existencial. Lorca ha muerto; Alberti, Guillén, Cernuda y Salinas están en el exilio, donde continúan escribiendo una poesía alejada del entusiasmo de sus primeras horas. Para Guillén ha llegado la hora de Clamor, Salinas espera volver algún día en El contemplado, Alberti tiñe de melancolía Baladas y canciones del Paraná y a Cernuda le obsesiona el final en Desesperación de la quimera.

Dámaso Alonso pública en 1944 Hijos de la ira que, junto con Sombra del paraíso de Vicente Aleixandre, constituyen un punto de inflexión en la poesía de posguerra.

literatura pau Esquema de la Generación del 27

El teatro anterior al 39. Tendencias, autores y obras principales

Las distintas tendencias del teatro español del primer tercio del siglo pueden repartirse en dos frentes:

  • Teatro que triunfa, continuador del de la segunda mitad del XIX y sigue estas líneas:

Una comedia burguesa, con Benavente (Los intereses creados, Señora ama y La malquerida) y sus seguidores, con atisbos de crítica social. Los temas y personajes de la comedia burguesa se corresponden con los de las clases medias y altas de la sociedad de entonces y con los conflictos típicos de esos grupos sociales: amores insatisfechos, infidelidades, etc.

Un teatro en verso, neorromántico y con aportaciones formales del Modernismo, de orientación ideológica tradicionalista. Destacan Eduardo Marquina, Francisco Villaespesa y los hermanos Machado.

Un teatro cómico, con un costumbrismo muy tradicional. Entre sus autores, aparecen: los hermanos Álvarez Quintero y Carlos Arniches (Sainetes, La señorita de Trevélez)

  • Teatro que pretende innovar, o con nuevas formas o con nuevos enfoques ideológicos. Aquí se hallan:

En primer lugar, algunos noventayochistas (Unamuno, Azorín) y Jacinto Grau. Además, y por encima de todos, Valle-Inclán (Luces de Bohemia).

Más tarde, hubo nuevos impulsos renovadores de la mano de las vanguardias y de la Generación del 27. Entre los que lo cultivaron se encuentran Pedro Salinas, Rafael Alberti, Alejandro Casona (La dama del alba) y, por encima de todos, García Lorca (La casa de Bernarda Alba).

literatura pau Representación de La casa de Bernarda Alba

La novela española del 39 al 75. Tendencias, autores y obras principales

Los años de 1939-1942 (inmediata posguerra) son “años de convalecencia” en la novela. Hay censura y autocensura.

Década de los 40 – Novela existencial: literatura inquietante, cargada de angustia. Reflejo amargo de la vida cotidiana. Los grandes temas son la soledad, la inadaptación, la frustración, la muerte… en personajes marginales, desarraigados y angustiados.

Década de los 50 – Novela social: el vivir de la colectividad en estado de conflicto o de crisis que demanda una solución. Tímida liberalización. La colmena (1951) de Camilo J. Cela es la obra más representativa.

literatura pau La colmena

Década de los 60 – Novela estructural (o experimental): el conocimiento de la persona mediante la exploración de la estructura de su conciencia y, simultáneamente, de la estructura de todo su contexto social. Apertura al exterior e influencias de fuera: Proust, Joyce, Kafka, Faulkner y la nueva narrativa hispanoamericana.

A partir de 1975, hay pluralidad de tendencias: novelas policiales y de intriga, novelas históricas, novelas intimistas, novelas experimentales… Eduardo Mendoza y Antonio Muñoz Molina son dos de los autores más importantes.

El teatro español del 39 a nuestros días. Tendencias, autores y obras principales

Durante los 40 y parte de los 50, el panorama teatral de la España de la inmediata posguerra es bastante pobre. Hay limitaciones: autores desaparecidos o en el exilio y condicionamientos comerciales e ideológicos (censura).

a) Domina un tipo de alta comedia en la línea del teatro benaventino, donde predominan las comedias de salón o los dramas de tesis. Autores: José Mª Pemán, Juan Ignacio Luca de Tena, Claudio de la Torre, Joaquín Calvo Sotelo, José López Rubio y Víctor Ruíz Iriarte.

b) Teatro cómico. Humor intelectual, próximo a las comedias del absurdo. Autores: Enrique Jardiel Poncela, Miguel Mihura, Alfonso Paso.

c) Teatro existencial. Teatro “distinto”, inconformista y preocupado. Dos fechas: en 1949 se estrena Historia de una escalera de A. Buero Vallejo y en 1953 Escuadra hacia la muerte de Alfonso Sastre.

literatura pau Representación de Historia de una escalera

Mediados de los 50 – 60: teatro realista y social. Disconformidad con el sistema vigente, con dos formas distintas de entender la protesta: política, en el caso de Alfonso Sastre; social, en el caso de Antonio Buero Vallejo. Teatro poético de Alejandro Casona y, posteriormente, Antonio Gala.

Décadas de los 60 y 70: teatro experimental. Nueva vanguardia. Superación del realismo como sucede con otros géneros. Autores: José Ruibal, Francisco Nieva, Fernando Arrabal, Luis Riaza.

Décadas de los 70 y 80: teatro independiente. Grupos que viven al margen de las cadenas establecidas en el mundo del espectáculo, como los antiguos cómicos de la legua. Els Joglars, Los Goliardos, Aquelarre.

Últimos dramaturgos (décadas de los 80 y 90). José Sanchís Sinisterra, José Luis Alonso de Santos, Fermín Cabal, Fernando Fernán Gómez.

La poesía española del 39 al 75. Tendencias, autores y obras principales

Poesía de posguerra – “Generación del 36”. Los poetas que siguen en España se orientan por diversos caminos que Dámaso Alonso redujo a dos: una poesía arraigada y una poesía desarraigada. Poetas: Luis Rosales, Leopoldo Panero, Luis Felipe Vivanco, Dionisio Ridruejo, Rafael Morales, José García Nieto, etc.

Años 60: una nueva poética. Se consolida la poesía de la experiencia personal, cuya temática se caracteriza por un retorno a lo íntimo: el fluir del tiempo, la evocación nostálgica de la infancia, lo familiar, el amor y el erotismo, la amistad, el marco cotidiano. Autores: Ángel González, Jaime Gil de Biedma, José Agustín Goytisolo, Carlos Barral, José Ángel Valente.

Años 70: los “novísimos” y la poesía experimental. Exhibicionismo cultural y esteticismo. Una nueva vanguardia: vuelven la espalda al prosaísmo y a las formas tradicionales, se encuentran de nuevo con el Surrealismo. Autores: Pere Gimferrer, Antonio Martínez Sarrión, Manuel Vázquez Montalbán, Leopoldo Mª Panero, Guillermo Carnero.

Años 80: “Postnovísimos”. Dispersión de tendencias. Luis García Montero, Blanca Andreu, Felipe Benítez Reyes.

La novela y el cuento hispanoamericano de la 2ª mitad del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales.

La salida del Modernismo, cuya narrativa está dominada por el cuento fantástico (Rubén Darío, Leopoldo Lugones y Horacio Quiroga), se da de forma paulatina y conduce a la “Novela de la Tierra”. Se abandona la prosa de temas fantásticos para ceder el lugar a una “Narrativa de carácter social” que, o se centra en sucesos históricos del momento o en la marginación de los indígenas. Durante los años 60 se produce la difusión internacional de la narrativa hispanoamericana.

Gabriel García Márquez compaginó su actividad periodística con la escritura de cuentos y novelas cortas. En estos relatos se advierten las características de su narrativa: mezcla de lo real e imaginario, mitos, historia, etc. Su primera novela, La hojarasca, se desarrolla en Macondo, lugar imaginario donde también se desarrollan otras de sus novelas, entre las que destaca Cien años de soledad, obra cumbre de la literatura universal del siglo pasado.

literatura pau Cien años de soledad

Mario Vargas Llosa. Su primera novela inaugura el boom de la narrativa de los 60: La ciudad y los perros. Satiriza el mundo cerrado y violento de una institución militar. Otras obras son: Pantaleón y las visitadoras o Lituma en los Andes. Premio Nobel de Literatura en el 2010.

Por último incluimos una pequeña lista de otros autores actuales: Mario Benedetti, Isabel Allende, José Donoso, Guillermo Cabrera Infante.

La novela española del 75 a nuestros días. Tendencias, autores y obras principales

Es difícil establecer objetivos o propósitos comunes en los novelistas de las dos últimas décadas del siglo XX. Entre otras razones, debido a la proliferación de obras, la convivencia de diversas generaciones y tendencias y la falta de perspectiva histórica.

Señalamos a continuación brevemente las principales líneas de la novela a partir de 1975 hasta nuestros días, así como algunos de los autores y títulos más significativos:

a) Metanovela. Simbiosis entre la narración de la historia (creación) y el proceso seguido para la construcción de la misma (crítica). Autores: Juan Goytisolo (Juan sin Tierra) y su hermano Luis (La cólera de Aquiles), de José María Merino (La orilla oscura), entre otros.

b) Lirismo. La novela lírica o poemática centra su interés en un mundo más sugerente que concreto, con personaje-símbolo y una mayor tendencia al lenguaje poético. Autores: Francisco Umbral (Mortal y rosa), Julio Llamazares (La lluvia amarilla) y Javier Marías (Todas las almas, Corazón tan blanco).

literatura pau Corazón tan blanco

c) La novela histórica. Novelas ambientadas en el pasado, desde el más lejano (El maestro de esgrima, de Pérez Reverte) al más próximo: la Guerra Civil (Octubre, octubre, de José Luis Sampedro), los años de la dictadura franquista (El río de la luna, de José Mª Guelbanzu) y, la transición política (Los dioses de sí mismos, de Juan José Armas Marcelo)

d) La novela de intriga. Mezcla esquemas policíacos con aspectos políticos e históricos. La serie de novelas sobre el detective Carvalho o Galíndez (1990) convierten a Manuel Vázquez Montalbán en el escritor más representativo.

e) Enfoque realista. Tras el furor del experimentalismo, algunos autores han vuelto a recuperar para la novela el arte de narrar. Eso sí, desde una perspectiva mucho más amplia y abierta, que abarca también el mundo onírico, irracional o absurdo… En esta línea cabría mencionar a Luis Mateo Díez (La fuente de la edad) o a Luis Landero (Juegos de la edad tardía).

f) Novela culturalista. En los últimos años han aparecido una serie de autores jóvenes que hacen una novela que se ocupa de analizar y explicar diferentes aspectos de la cultura occidental desde unas posturas bastante eruditas. Eso es lo que hace Juan Manuel de Prada con Las máscaras del héroe o La tempestad.

g) Otra tendencia en la novela de los autores más jóvenes es la de hacer una novela que trata los problemas de la juventud urbana con una estética muy cercana a la contracultura (Historias del Kronen, de José Ángel Mañas, Ray Loriga con Héroes o Lucía Etxebarría en Sexo, prozac y dudas).

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 2,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *