Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué Alá eligió la lengua árabe?

Por Coral, publicado el 25/04/2017 Blog > Idiomas > Árabe > ¿Por Qué Razones el Dios de la Religión Musulmana nos Habla en Árabe?

“La lengua que Alá eligió es la lengua árabe. Hizo descender su precioso libro (el Córan) en árabe e hizo de esta la lengua del último de los profetas. Y por eso, es el deber de todos los que pueden aprender árabe aprenderlo, porque es la primera lengua”. Achafi’i (772-826).


En 2010, 1,6 mil millones de individuos sobre la faz de la Tierra eran musulmanes, lo que convierte al islam en la segunda religión más expandida del mundo después del cristianismo (2,4 mil millones de practicantes).

En la cronología de la historia, el islam fue la tercera religión monoteísta, surgida tras el judaísmo y el cristianismo.

Los musulmanes reconocen en su fe la existencia de un Dios único, que se impone a los humanos y a quien le deben todo: Alá (اللّه en lengua árabe).

Esta divinidad suprema sería indivisible (sin hijos), sin imagen y sería objeto de una total sumisión por parte de los creyentes del islam (الإسلام, islam significa «sumisión a Dios» en lengua árabe).

Establecida por el libro sagrado del Corán, la religión del islam habría sido revelada por el profeta Mahoma (hacia el 570-632), jefe político, religioso y militar originario de La Meca (Arabia Saudí), considerado por los musulmanes como el último de los profetas.

La exégesis, así como las búsquedas sobre los orígenes del islam, han dado lugar a una auténtica disciplina entre la comunidad musulmana, la ciencia coránica, que anima los debates de investigadores orientalistas desde el siglo XIX.

  • ¿Cuáles son las auténticas interpretaciones del Corán?
  • ¿Por qué el Santo Corán está redactado en lengua árabe?
  • ¿Aprender árabe coránico es más difícil que aprender otras lenguas extranjeras?

Superprof se interroga sobre las razones de la supremacía de la lengua árabe elegida por Alá para redactar el Corán.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Alá, una palabra árabe de origen semítico y multiconfesional

Alá es la palabra árabe que, como todos sabemos, designa la divinidad del islam.

La historia de este término es fecunda en enseñanza.

Los estudiantes que reciben clases de árabe coránico en la mezquita, o los alumnos que aprenden la traducción literaria de la escritura árabe, lo sabrán: en lengua árabe, la escritura de Dios se compone del artículo “al” – ال -, que significa «el », y de la palabra árabe «ilâh» – إِلَاه -, que significa dios.

Peregrinación a La Meca. En nuestros días, todavía vienen musulmanes desde los países magrebíes y el Cairo hasta La Meca, por amor al Corán.

Por aglutinación, los dos términos darían Allah (اللّٰه) que significa «el dios». El Corán insiste en la unicidad absoluta de un dios, un monoteísmo que se denomina el Tawhîd (el Dios único).

Por otro lado, si reservamos exclusivamente esta palabra árabe a la evocación de la religión musulmana, se trata en realidad de un contrasentido histórico.

¿Realmente?

Sí, la palabra “Alá” tiene su origen en la lengua semítica árabe y hebraica.

Existió mucho antes de la publicación del Corán en lengua árabe, y su uso es por tanto anterior al islam monoteísta.

Esta palabra ya era conocida por los pueblos preislámicos:

  • Los acadios utilizaban el término “ilu” para evocar a Dios, entre el 4000 y el 2000 antes de nuestra era,
  • En hebreo, los judíos nombran a Dios por “Elohim”. Aún hoy en día, algunos judíos de los países del Magreb o de Medio Oriente emplean el término Alá.
  • En la Biblia, los cristianos cuya lengua es el arameo (lengua materna de Jesucristo), nombran a su dios como “Allaha”,
  • Los cristianos árabes de Siria y de Arabia, perseguidos en el siglo III, empleaban también la palabra Alá.

Para más datos: los términos Alá y Elohim provienen de hecho de la misma raíz semítica.

En la Arabia preislámica -es decir, antes de la hégira de 622 y la fundación del islam por Mahoma-, Alá tenía divinidades asociadas que eran sus hijos e hijas.

El Santo Corán revela varias divinidades panárabes, veneradas en La Meca, en Alepo y el Palmira (Siria):

  • Al-Lât,
  • Houbal,
  • Manat,
  • Al-Ozzaâ.

Los primeros árabes del mundo musulmán eran por tanto politeístas, al igual que los romanos y los griegos durante la Antigüedad.

Una pequeña anécdota:

En 2009, la Corte Suprema de Malasia prohibió la utilización del término “Alá” a los malasios de obediencia cristiana. Un hecho jurídico que da fe de hasta qué punto nuestra época se ha confinado en reivindicaciones de identidad que podrían parecerles arcaicas a algunos.

La lengua árabe como instrumento de la expansión del islam

¿Existió realmente Alá? ¿Y si fuéramos a La Meca, cuna de la lengua árabe, tras los pasos del profeta Mahoma?

¿Por qué Alá habría elegido el árabe para promulgar sus leyes?

Es relativamente difícil encontrar fuentes y trabajos científicos fiables sobre este tema, sobre todo porque Alá no es un personaje que existiera realmente.

Solo podemos contar con hipótesis por tanto.

Sin embargo, es porque el Corán se redactó en lengua árabe, que el dios único se denomina “Alá”.

Esta exaltación y el reconocimiento de la unicidad (Tawhîd) -que condiciona la entrada de un fiel al islam- provienen de la necesidad de los predicadores del siglo VII de convertir al monoteísmo a los árabes politeístas de la península arábiga.

Es muy probablemente porque Mahoma era originario de Arabia Saudí y que el árabe era su lengua materna, que el Corán fue “revelado” y difundido en árabe.

Aprender a leer y hablar árabe -sobre todo el árabe coránico- para un musulmán practicante, permite comprender los versículos del Corán.

Es por tanto un modo de hacerse entender entre los creyentes del islam.

Según la cultura islámica, el islam se origina en 610, cuando Mahoma -entonces en retiro espiritual en el monte Hira-, recibió del arcángel Gabriel la revelación, la palabra sagrada de Dios.

De regreso a La Meca, Mahoma se presentó entonces como el enviado de Dios y se dedicó entonces a difundir la palabra santa.

Pero la tradición musulmana relata que el profeta Mahoma era analfabeto: la única forma de enseñar los versículos del Corán y propagar la lengua y la cultura islámica a través de la península arábiga, habría sido mediante su lengua natal.

Dios habría elegido el árabe para promulgar las leyes del islam -denominadas la sunna-, porque era la lengua más adecuada para esta finalidad.

Entenderemos por “finalidad” la necesidad de encontrar el máximo de personas proclives a adherir al nuevo dogma.

Entre 602 y 628, la Arabia preislámica estaba sumergida por la guerra con el imperio Bizantino al oeste mediterráneo y el imperio Persa al este (actual Irán).

Las pérdidas territoriales y la victoria de los árabes contra la Persia de los Sasánidas en 636 marcaron el principio de la expansión del islam entre los árabes de Oriente Próximo, tras la muerte de Mahoma en 632.

El árabe como lengua oficial del islam, para federar a los musulmanes

En la época preislámica de la hégira -cuando Mahoma parte de La Meca hacia Medina en 622-, los hablantes de árabe no eran todos monoteístas.

La oración es fundamental en el islam. Orar desde la infancia en la mezquita: ¡los pilares del islam no olvidan a nadie!

Algunos eran judíos, otros cristianos. Sin embargo, Mahoma fue el mensajero de una revelación, sus cofrades tenían que comprenderla bien.

Vamos a suponer aquí varias hipótesis de entre las que hemos encontrado en nuestras búsquedas documentales:

  • El islam y el Corán fueron creados en lengua árabe simplemente porque el último profeta (Mahoma), era árabe,
  • El Corán está escrito en lengua árabe porque se dirigía a los hablantes de árabe en el momento de su aparición,
  • Alá ha elegido un profeta hablante de árabe porque la ciudad de La Meca aún no había sido advertida de la existencia de Dios,
  • Se trataría de una llamada a la meditación y al razonamiento para los musulmanes,
  • El árabe habría sido elegido para lanzar un desafío de elocuencia y retórica a las poblaciones árabes.

Sea como fuere, la islamización de Arabia, la conversión progresiva a Alá y la difusión del islam a los países arabo-musulmanes y a todo el Medio Oriente, parece ser el resultado de las anexiones sucesivas de territorios de este a oeste a finales del siglo VII.

La sumisión a Alá -que significa islam en lengua árabe-, parece tener como objetivo erradicar las creencias politeístas e instaurar un dogma único que enfeudaría a todos los musulmanes.

Aprender la lengua árabe permite practicar el islam

“A través de la lengua árabe, comprendemos el Corán, y a través de ella, conocemos las reglas islámicas, el que ignora la lengua árabe, desconoce el islam”.


Cuando se abraza la confesión musulmana, la referencia es el Santo Corán.

El aprendizaje del árabe clásico se vuelve por tanto obligatorio para quien quira seguir los preceptos del profeta Mahoma.

Árabe clásico o literario versus árabe dialectal. Las clases en la mezquita para aprender a leer árabe, comprender el Corán y ser mejor… ¡Si creemos al profeta!

La lengua del mundo árabe tiene casi 2000 años de historia, y el Corán fue redactado en el siglo VII en una forma de árabe antiguo, en una versión que supuestamente pueden entender todos los hablantes de árabe: el árabe literario.

El árabe literario se diferencia del árabe dialectal, hablado según el dialecto de cada país. El Darija, por ejemplo, que es el árabe marroquí.

Una mayoría de nativos hablantes de árabe de los países del mundo musulmán aprenden el árabe literario estándar, la lengua árabe que fue modernizada en el siglo XX.

Sin embargo, para poder comprender los versículos y las suras o azoras del Corán, es importante aprender otro nivel de lengua cercano al árabe clásico antiguo: el árabe coránico.

Se trata del árabe literario tal y como se practica -aún hoy- en los textos sagrados y litúrgicos del islam.

Sin embargo, hay una característica muy importante que no se ha tenido en cuenta: el árabe es la lengua más fonética (fácil de pronunciar), porque solo existen cuatro vocales en este idioma.

Es una de las lenguas con menos vocales y con una pronunciación más fácil entre las lenguas del mundo.

La dificultad de la pronunciación de un idioma está directamente ligada al número de vocales en dicho idioma.

Como sabemos, en turco hay ocho vocales.

En inglés y en francés, hay más de 10 vocales.

En otras lenguas hay más de siete u ocho vocales.

Sin embargo, en árabe solo hay cuatro vocales (A, E, I, U), presentes en casi todas las lenguas y las más frecuentemente utilizadas.

Así, un árabe que quiere aprender otra lengua y hablarla bien debe aprender algunos sonidos que no están presentes en árabe y debe acostumbrarse.

Sin embargo, alguien que no sea árabe no tendrá ninguna dificultad en acostumbrarse a los sonidos de las vocales en árabe.

Teniendo en cuenta que incluso los musulmanes no árabes tienen que  recitar el Corán en su lengua original, entenderemos lo fácil que les resulta y por qué el islam es una lengua universal.

Asistir a clases de árabe coránico y árabe literario puede convertirse en una etapa fundamental para:

  • Mejorar la comunicación oral,
  • Conocer el origen de tu nombre en árabe,
  • Aprender el alfabeto árabe,
  • Aprender la gramática para escribir en árabe,
  • Extender tu conocimiento de vocabulario árabe,
  • Aprender la caligrafía árabe,
  • Descubrir Avicena y la poesía árabe,
  • Recibir una educación islámica de calidad,
  • Practicar el arte del tajwid -ser mejor mediante la recitación del Corán,
  • Comprender el Corán,
  • Aprender a leer en árabe.

Para eso, nada más fácil: basta con ir a la mezquita más cercana, a menudo se ofrecen clases de lengua árabe y de formación islámica.

¿La mezquita te queda demasiado lejos?

¡Opta por clases de árabe literario en línea!

 

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *