Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué ir a clases particulares de lengua castellana?

Por Marisol, publicado el 12/05/2016 Blog > Apoyo escolar > Lengua > Razones Para Tomar Clases Particulares de Lengua Castellana

Ir a clases de lengua castellana es uno de los mejores métodos para mejorar tu nivel en la asignatura y obtener resultados positivos en los exámenes.

Un profesor particular desempeña un rol de mentor para con su alumno, provee un apoyo escolar adecuado y proporciona una ayuda personalizada, según las necesidades del alumno, sus dificultades y el nivel que quiere alcanzar.

Además de ayudarte a aprobar, tu profesor te aportará apoyo moral. La preparación para un examen es como una maratón: es un trabajo largo, con momentos de éxito y también de duda, en los que el profesor debe aumentar la confianza del alumno para evitar que caiga en el desánimo.

Hoy en día, aunque se siguen dando clases presenciales en las que el profesor va al domicilio del alumno, cada vez está más de moda que los profesores hagan sus clases a distancia, clases 2.0 por webcam, enviando documentos por email y corrigiendo los ejercicios en la nube.

La lección no se limita a una o dos horas, sino que se reparte por toda la semana para asegurar un trabajo en profundidad que dará sus frutos. Además, así ya no habrá limitaciones geográficas o incompatibilidad de horarios, ya que los profesores son más flexibles y pueden cuadrar mejor sus agendas.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Adquirir un método de trabajo

El fracaso de algunos estudiantes en lengua no proviene de una falta de comprensión de un texto ni de cultura literaria ni incluso de un nivel bajo de lengua castellana. El problema puede originarse en el método de trabajo. Un estudiante que se estresa y no sabe cómo abarcar un texto puede tener malas notas y dificultades de aprendizaje, aunque tenga buenas capacidades.

Mejorar en lengua Adquirir un método de trabajo

Un profesor particular de lengua va a identificar rápidamente los problemas del alumno y analizará con él sus puntos débiles. En función de su tipo de memoria (auditiva, visual o cognitiva), podrá proporcionarle distintos tipos de ejercicios y reforzar el trabajo con ejercicios corregidos y baterías de preguntas, para realizar una evaluación continua del alumno.

Trabajar de forma constante

Todo el mundo lo sabe: para aprobar un examen hay que trabajar duro constantemente. El profesor particular es como un entrenador que se adapta a las necesidades del alumno. Al principio, el alumno, lleno de esperanza, sentirá que la simple presencia del profesor le anima y le motiva, lo que hará mejorar progresivamente y cambiar radicalmente sus resultados.

El profesor podrá ayudar a los alumnos a mejorar en literatura y a no cometer faltas de ortografía, por ejemplo.

El ritmo de las lecciones debe ser continuo a lo largo de todo el año aunque las notas mejoren rápidamente; alumno y profesor deben trabajar codo con codo de forma constante según las necesidades del primero.

Antes de los exámenes, se pueden dar más clases para repasar en profundidad todos los contenidos y asegurarse así de sacar buenas notas.

Variar la propuesta pedagógica

Que un alumno apruebe o no una asignatura puede depender de la transmisión del saber por parte del profesor. La base del aprendizaje se da en el colegio, el instituto y la universidad, pero a veces puede que el profesor no sea compatible con un alumno por varias razones: carácter, método de enseñanza…

Los problemas de disciplina pueden afectar la relación entre el alumno y el profesor de la clase, que podrá calificarle de mal alumno, etiqueta que puede hacer que el alumno «haga las paces» con el profesor o, en cambio, que obtenga una reputación de «chico guay» con respecto a los demás alumnos.

Mejorar en clase de lengua Nuevos métodos de aprendizaje

En cambio, un profesor particular de lengua mira con buenos ojos al alumno y cree en sus capacidades. El estudiante no se ve perturbado por la atmósfera de la clase y la presión social que esta impone. Con nuevos métodos, el alumno puede cogerle el gusto a la lengua castellana y a la literatura en vez de cogerle manía.

Compensar las ausencias del profesor

El profesor de lengua del colegio o del instituto debe asegurarse de dar todo el temario durante un año concreto. Sin embargo, el año escolar puede estar lleno de ausencias del profesor: por enfermedad, baja por maternidad, cursos de formación…

Además, puede haber un periodo en el que no haya ningún profesor debido al retraso de la llegada de un profesor sustituto. Además, es posible que este último tenga una forma diferente de enseñar, lo que puede desestabilizar a los alumnos.

Con clases particulares de lengua, se puede compensar esta ausencia de profesor en clase. Por tanto, el alumno no tendrá que trabajar por su cuenta, ya que el profesor particular estructurará el aprendizaje según sus necesidades.

Asimismo, podrá volver a explicar las clases del profesor sustituto, para que el alumno no tenga ninguna laguna.

Devolverle la confianza a un alumno que tiene dificultades

El profesor particular de lengua abordará la asignatura con otro enfoque pedagógico, ya que adaptará su metodología de adquisición de conocimiento de forma personalizada hasta la asimilación completa de las nociones.

Por miedo a ser juzgado, el alumno no siempre se atreve a hacer preguntas en clase, porque cree que son tontas o que no tienen interés. Sin embargo, con un profesor particular, cuando ya hay una relación de confianza, el alumno ya no tendrá miedo de mostrar sus lagunas y, de esa manera, el profesor podrá volver a explicar un ejercicio tantas veces como sea necesario.

Mejorar en lengua Devolverle la confianza a un alumno

El profesor no es solo un pedagogo, sino que también hace de psicólogo para detectar los puntos débiles del alumno (faltas de ortografía en los dictados, faltas de gramática o fallos en la expresión escrita) sin hacerle perder la confianza. Además, para reforzar su confianza, el profesor puede practicar con el alumno ejercicios que controle.

Animar a un alumno brillante

Las clases de lengua no son solo para alumnos que sacan malas notas; los que tiene un buen nivel también pueden tomar clases particulares.

Las razones son muchas: motivar a un alumno que se aburre en clase, querer sacar un 10 en los exámenes o prepararse para entrar en alguna academia.

Mejorar en lengua Clases particulares para alumnos brillantes

El profesor puede dar temas más avanzados, de un nivel superior a los que se dan en el colegio o en el instituto. Es conveniente que estos alumnos que quieren trabajar sus clases y prepararse a la vez los exámenes, durante su tiempo libre, tengan un profesor particular.

Además, el profesor puede guiarles a elegir libros de lectura obligada.

Preparar un examen

Puede que algunos alumnos necesiten clases particulares de lengua para pasar la selectividad, ya que le programa es vasto y rico.

El profesor podrá entregarle al alumno ejemplos de exámenes de otros años para que se enfrente al examen y partir así con ventaja gracias a las clases particulares. Trabajará las secciones del examen que no se le den bien y reforzará las que controle.

Los ejercicios del examen varían según la Comunidad Autónoma, pero los comunes a todas son los siguientes:

  1. Comentario de texto

Aquí tienes algunos ejemplos de textos que habría que comentar:

El amor en los tiempos de cólera, Gabriel García Márquez; Don Catalino, hombre sabio, Miguel de Unamuno; La imaginación ética, Victoria Camps; El Aleph, Jorge Luis Borges; De claro en claro, Manuel Celaya; El hereje, Miguel Delibes; Las nanas infantiles, Federico García Lorca; La dignidad e igualdad de las lenguas, Juan Carlos Moreno; La señorita de Tacna, Mario Vargas Llosa; Historia de una escalera, Antonio Buero Vallejo; La verdad sobre el caso Savolta, Eduardo Mendoza; Nada, de Carmen Laforet; El sí de las niñas, Leandro Fernández de Moratín; Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes; La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela; textos periodísticos, etc.

  1. Análisis sintáctico

Tendrás que demostrar tus conocimientos sobre:

  • Morfología: relaciones morfológicas, formación de palabras por prefijación, prefijación y sufijación, el aspecto verbal…
  • Sintaxis: oraciones coordinadas, oraciones subordinadas de CD, de sujeto, causales, de relativo…
  • Léxico
  1. Literatura

Temas que pueden aparecer: la generación del 98, los movimientos estéticos de vanguardia, el teatro de postguerra, ensayo en el siglo XX, la poesía romántica, la Generación del 27, el Realismo, etc.

Como has podido ver, hay muchas razones para tomar clases de lengua castellana y literatura. Ya sea para mejorar tus puntos débiles, sacar mejores notas o prepararte un examen, ¡no dudes en buscarte a un buen profesor particular!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *