Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Es posible aprender francés de manera autodidacta?

Por Ana, publicado el 01/10/2016 Blog > Idiomas > Francés > Cómo Aprender Francés por tu Cuenta

Por una razón o por otra, te preguntas cómo aprender francés tú solo. ¿Quizás porque estés harto de las clases de francés? ¿O porque te gustaría ahorrar un poco?

En cualquier caso, seguramente estés al tanto de que se trata de una tarea más difícil de lo que parece. Efectivamente, aprender una lengua solo es un verdadero campo de batalla.

Aprender solo, como Crusoe. ¿Hay que ser como Robinson Crusoe para aprender el francés solo?

Ahora bien, no es algo imposible.

Además, si ya conoces otras lenguas (el castellano o el italiano pueden ser de gran ayuda), está probado que te resultará más fácil aprender otros idiomas.

Hazte con un diccionario, porque a continuación vamos a ofrecerte algunos trucos y consejos para aprender francés por tu cuenta.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Primera etapa para aprender francés tú solo: evalúa tu nivel

Antes de cualquier otra cosa, resulta esencial saber dónde te encuentras en lo que se refiere a tus conocimientos lingüísticos.

Si no sabes absolutamente nada de francés, te recomendamos que al menos vayas a alguna clase para principiantes para que entiendas cómo funciona la lengua.

¡Evalúa tu nivel sobre una escala de 10!

Lo ideal sería que ya hablases un poco de francés para poder hacer tándems con francófonos.

No pasa nada si cometes errores, si utilizas palabras de otros idiomas que conoces para terminar tus frases o si recurres a gestos o a la mímica para hacerte comprender. El objetivo es llegar a conversar con otras personas.

Segunda etapa para aprender francés tú solo: hazte con manuales adaptados

Una vez que conozcas tu nivel, te recomendamos que te hagas con los manuales necesarios para aprender el idioma. Encontrarás material de todos los niveles.

Un poco más arriba, te desaconsejábamos comenzar a aprender francés desde 0 sin profesor. Pero, si te has decidido a trabajar por tu cuenta, es cierto que existen libros que podrán ayudarte. Es fácil dar con los manuales escolares de todos los niveles.

Si tienes hijos o personas cercanas que también están estudiando francés, pídeles consejo. Incluso pueden prestarte sus libros y materiales para que aprendas el idioma.

Puedes consultar los libros que recomienda el Ministerio de Educación si necesitas ideas.

O pídele consejo a tu librero, que sabrá orientarte.

También deberías hacerte con un diccionario o descargarte una aplicación de traducción.

Tercera etapa para aprender francés tú solo: encuentra un nativo con el que escribirte

Si crees que para aprender francés por tu cuenta tienes que aislarte, estás equivocado.

Para aprender una lengua, es necesario practicar con otras personas que hablen bien el idioma.

Practica con francófonos. Nada mejor que practicar con nativos.

Puedes optar por otras personas que, como tú, también estén aprendiendo, pero te aconsejamos que tengas al menos a alguien francófono con el que poder hablar.

Para empezar, puedes escribirte con una persona que hable español y francés.

De esta manera, te podrá corregir y hacer que comprendas tus errores más fácilmente.

Otra opción es entrar en contacto con franceses que estén aprendiendo español.

Existen numerosas páginas y anuncios donde puedes encontrar a gente que quiera hacer un tándem. Si no tienes mucha confianza en tu oral, te aconsejamos que empieces por el escrito. A través del correo electrónico y los chats es muy fácil empezar a practicar. Y cuando estés convencido puedes pasar al oral, ya sea mediante encuentros físicos (en un bar, por ejemplo) o en línea (por Skype).

Intenta fijar con la otra persona citas diarias o semanales. En esos momentos, solo podrás hablar francés. Tu interlocutor podrás responderte en francés o en español, según lo que hayáis pactado.

Con este método te darás cuenta de que progresas rápidamente.

Cuarta etapa para aprender francés tú solo: utiliza Internet

Gracias a Internet, ahora tenemos la suerte de poder acceder a numerosas herramientas en línea.

Aprende francés en Internet. En Internet encontrarás muchas herramientas para aprender francés.

Gratuita o no, encontrarás mucha ayuda en la web.

Primera ayuda: los traductores en línea

Google Translate y Reverso son los más conocidos. Sin embargo, debes ser consciente de que no puedes tomarte siempre al pie de la letra las traducciones. Solo son herramientas que utilizan algoritmos. Es cierto que Google Translate ha mejorado mucho desde sus inicios, pero tienes que ser crítico con las traducciones. Dicho esto, se trata de tecnologías fabulosas que debes tener a mano por si te bloqueas con una palabra, una expresión o una frase.

Segunda ayuda: YouTube.

Esta célebre página web agrupa un gran número de videos dedicados al aprendizaje del francés en línea. Basta con escribir “aprender francés” en la barra de búsqueda para dar con ellos.

Además, podrás escuchar cómo se pronuncian las palabras y podrás practicar repitiéndolas.

Es un método excelente y muy sencillo para mejorar rápidamente.

Igualmente, en YouTube encontrarás muchas canciones subtituladas. Pon las canciones que más te gusten y diviértete traduciéndolas; es un ejercicio ideal para mejorar tu vocabulario.

Tercera ayuda: los ebooks gratis para aprender francés

Puedes encontrar manuales escolares gratuitos; perfectos si quieres ahorrar.

Cuarta ayuda: las páginas y aplicaciones para aprender francés 

Muchas personas se han dado cuenta de la importancia de conocer distintas lenguas.

Por ello, han desarrollado páginas y aplicaciones dedicadas especialmente al aprendizaje de los idiomas. Este tipo de aplicaciones (para iPad, tabletas y smartphones) pueden ser gratuitas o de pago.

Para los que sean de pago, infórmate bien antes de comprarlos o abonarte. En cualquier caso, estas páginas y aplicaciones te permiten aprender un idioma poco a poco, sin presionarte demasiado.

El objetivo es que practiques cada día un rato. Según tu nivel, encontrarás vídeos en francés con los que mejorar tu vocabulario, gramática, conjugación y pronunciación.

Elige tu herramienta: móvil o tableta.

Seguramente ya lo sabes: en Internet encuentras cosas buenas y menos buenas. Antes de seguir adelante, tómate el tiempo de elegir lo que de verdad te resulte útil. Consulta foros donde podrás encontrar este tipo de información.

Última etapa para aprender francés tú solo: viaja

Para aprender un idioma, es evidente que viajar es el mejor método.

Viaja para aprender francés. ¡Viaja a la conquista del francés!

Ojo, no hablamos de viajar como un turista, rodeado de españoles. No, nos referimos a estancias lingüísticas en las que tengas que integrarte con la gente nativa.

¿No quieres apuntarte a clases? No pasa nada; a través de diferentes organizaciones puedes encontrar familias de acogida.

¿Y por qué no compartir un piso con franceses?

Es una manera excelente de practicar francés todos los días. Aunque sean idiomas que se parezcan, deja de lado el español, podría frenar tu aprendizaje.

Lo mejor que puedes hacer es sumergirte de lleno en el país donde vayas. Intenta encontrar algún trabajo en el que puedas practicar la lengua. Por las tardes puedes ir a los bares, no dudes en hablar con nuevas personas.

En general, si hablas francés constantemente, independientemente de tu nivel, verás que progresas a pasos de gigante. En un plazo relativamente corto, comenzarás a sentirte más a gusto con la lengua. En seis meses, podrás hablar perfectamente. Para ello, es importante que no hables nada de español durante tu estancia.

Lo más importante para que aprendas francés tú solo es saber divertirte

¿Sabes por qué es más complicado aprender una lengua tú solo?

Porque se necesita una gran motivación para practicar todos los días.

Y es que el aprendizaje de una lengua debe pasar por ejercicios frecuentes, orales y escritos. En cualquier caso, debes practicar todos los días sin falta.

Con un profesor y clases fijas, tienes que practicar a la fuerza. Solo, resulta más complicado. Es como hacer deporte: los primeros meses estás motivado, pero después, basta con estar cansado un día para decir: “bueno, hoy no hago nada, no hay problema”. Sin embargo, si has dejado pasar un día, dejarás pasar dos y luego tres…

Así, para aprender francés, es importante que te lo pases bien.

Aprende y diviértete. No te quejes, aprender francés debe ser algo divertido.

Si te diviertes mientras aprendes francés, siempre tendrás ganas de ponerte a ello.

Tienes que pensar en lo que te gusta. Por ejemplo, puedes jugar a algún videojuego en francés, ver películas o escuchar música en francés, hablar con distintos temas con francófonos, etc.

Puedes incluso organizarte con amigos y divertiros practicando.

No nos cansamos de repetirlo: es difícil aprender francés por tu cuenta. Si no te gustan las clases colectivas, puedes también buscar un profesor particular solo para ti.

En cualquier caso, con todos los consejos que te hemos ofrecido puedes empezar desde ya con el francés. ¡A trabajar, se ha dicho!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *