Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
8

Presentación de los distintos métodos para aprender piano

Por Marisol, publicado el 02/06/2016 Blog > Música > Piano > ¿Cuáles Son los Métodos para Aprender Piano?

Hay muchos métodos para aprender piano. Solo en Internet, hay un montón, que nos hacen creer que son métodos perfectos y milagrosos para aprender piano en 10 días. Pero dudamos que se pueda conseguir…

Para resumir, podemos agrupar los diferentes métodos para aprender piano en tres categorías, cada uno con sus objetivos particulares.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

El método tradicional para aprender piano

Tanto si aprendes piano por tu cuenta, en una academia de música o con un profesor particular, hay tres métodos principales para aprender a tocar el piano.

El primero es el método clásico, el tradicional. Podemos dividir este método en tres partes: aprender solfeo, aprender el ritmo y, por último, la práctica musical con la ayuda de partituras y ejercicios.

Aprender solfeo para tocar el piano

El solfeo es el estudio el lenguaje universal. La música se puede comparar a una lengua, con sus propias reglas (las de la armonía) y sus propios caracteres (las notas musicales).

Aprender solfeo implica aprender a leer las notas «a la vista», sin tocar. En la mayoría de métodos para principiantes, se proponen ejercicios de lectura de notas.

Para que su aprendizaje sea lo más eficaz posible, hay que practicar el solfeo con música para impregnarse bien de la sonoridad de las notas de la partitura.

Piano Aprender solfeo

No sirve de nada saber que tal nota se encuentra en tal interlínea de la clave de sol si no se sabe al mismo tiempo cuál es el sonido producido por esa nota, o incluso a qué nota corresponde. Aunque el aprendizaje del solfeo es bastante teórico, no debemos olvidar que la música es una cuestión de sonido, de oído, de escuchar.

Aprender el ritmo para tocar el piano

Tendrás que estudiar el ritmo al mismo tiempo que estudias solfeo.

Es preferible empezar a estudiar el ritmo fuera de todo contexto musical, simplemente utilizando tu cuerpo (golpeando las manos para producir el ritmo).

Aprender piano Aprender el ritmo

Después, podrás aprender la manera en la que el ritmo se transcribe por escrito, en una partitura, la manera en la que «cobra vida» en las notas.

Aprenderás los diferentes tiempos: la redonda, la blanca, la negra, la corchea, la semicorchea, el tresillo, etc. Lo importante es saber las relaciones que existen entre los diferentes tiempos: por ejemplo, una negra se corresponde con dos corcheas. Una vez que estos elementos se hayan asimilado, puedes realizar un buen ejercicio que consiste en encadenar diferentes ritmos, en el mismo tempo, y después trabajar el ritmo al mismo tiempo que el solfeo.

La práctica musical del piano

Evidentemente, la finalidad de estos ejercicios preliminares es aprender a tocar el piano.

La tercera parte del método tradicional abarca la práctica musical, el aprendizaje de piezas musicales y también la práctica de ejercicios técnicos.

Aunque hoy en día las escalas no son una parte central en la enseñanza de la música, son un buen ejercicio para mejorar la práctica del piano. Todos los métodos de piano para principiantes incluyen ejercicios técnicos y partituras muy fáciles de tocar y después la dificultad de las partituras aumenta de manera progresiva.

Ten en cuenta que estas tres partes no son tres etapas sucesivas. En la práctica, aunque algunos aconsejan aprender solfeo previamente sin ninguna práctica musical, se recomienda trabajar al mismo tiempo el solfeo, el ritmo y la práctica del piano propiamente dicha.

Además, al tocar a la primera las partituras de piano, harás grandes progresos en solfeo y en ritmo. De manera inversa, al trabajar el solfeo de manera continuada, cada vez te será más fácil tocar a la primera las partituras.

El método simplificado para aprender piano

El método tradicional supone mucho trabajo y un aprendizaje a veces duro y difícil al principio. Es sobre todo un método lento que implica varios años de aprendizaje, pero es la única solución verdaderamente eficaz si tu objetivo es aprender piezas de grandes compositores.

Pero si lo que quieres es simplemente aprender a tocar piezas que te gustan, que has oído por aquí y por allá, hay métodos simplificados para aprender piano en menos tiempo.

Estos métodos simplificados son los que pululan por Internet. Seguro que ya has visto vídeos en YouTube o Dailymoon en los que te cuentan que es posible aprender a tocar el piano en 24 horas. Estos vídeos te hacen pensar a menudo en los anuncios embaucadores que te prometen ganar 15 000 euros al mes desde casa y, por tanto, hay motivos para dudar de estos métodos «milagrosos», que están llenos de promesas de marketing un poco exageradas.

Aprender piano Vídeo para aprender a tocar el piano

Sin embargo, hay algo de verdad es estos métodos milagrosos: se puede aprender a tocar piezas de piano con bastante rapidez sin saber solfeo y de una manera bastante intuitiva. El principio consiste en imitar a otra persona mientras toca. Es imposible aprender piezas complejas con este método, pero, en cambio, podrás aprender a tocar piezas con acordes simultáneos, piezas de música popular, por ejemplo, o incluso transcripciones simplificadas de piezas musicales, ya que te será difícil tocar la partitura original con este método. Puede ser un método muy eficaz, pero requiere una buena concentración y una buena memoria.

Aprender a improvisar

Otros métodos milagrosos ofrecen aprender a improvisar con el piano en algunos días. Aunque sea un poco exagerado, también hay algo de verdad en esta afirmación. La música se compone de acordes y los acordes se encadenan entre ellos siguiendo cierta lógica.

En una escala (en do mayor, por ejemplo), cada nota y cada acorde construido sobre esa nota tienen una función concreta. En do mayor, el acorde de do tiene una función tónica.

El acorde de sol, en grado V, tiene una función dominante: es el segundo acorde más importante después del acorde en función tónica.

Luego está el acorde subdominante, que va justo debajo del acorde dominante, como su propio nombre indica. En do mayor, es el acorde de fa.

Estos tres acordes (tónico, dominante y subdominante) permiten improvisar piezas sin mucha dificultad. La idea es encadenar estos tres acordes (I, IV, V, I por ejemplo) con la mano izquierda e improvisar melodías con la mano derecha, utilizando todas las notas de la escala. Progresivamente, aprenderás nuevas escalas para diversificar los acordes y realizar modulaciones.

No hay métodos buenos o malos, todo depende de tus objetivos

Si quieres aprender piano de una manera seria, entender la música en profundidad y tocar piezas complejas (ya sean clásicas o no), este método se te quedará pequeño enseguida, ya que solo será productivo si tus objetivos son modestos.

Te lo repetimos: no hay métodos buenos o malos, todo depende de tus objetivos. Además, los métodos no son contradictorios entre ellos. Se puede perfectamente aprender con los métodos simplificados e intuitivos mientras se aprende solfeo (con un profesor de Superprof, por ejemplo).

Los métodos especializados para aprender piano

Como todos sabemos, hay varios estilos de música. En piano, podemos aprender a tocar música clásica, jazz, blues o piezas de música popular.

Tanto si estudias música clásica como piezas de música popular o improvisas jazz, te enfrentarás a las mismas notas, a los mismos acordes, incluso casi a las mismas reglas. Por tanto, se puede pasar de una manera relativamente fácil de un estilo a otro, aprender tanto piezas de música popular como de música clásica.

A pesar de todo, es aconsejable elegir un método de aprendizaje del piano que se corresponda con tus aspiraciones. En el jazz, por ejemplo, el sistema de numeración de los acordes es el sistema americano. Pero sobre todo, el jazz es esencialmente un arte de improvisación.

Cuando se estudia música clásica no se aprende necesariamente a improvisar. Aprender a tocar jazz con el piano requiere una pedagogía específica, un método concreto de aprendizaje centrado en la improvisación y, por tanto, en la armonía. Algunos músicos clásicos tienen muy pocos conocimientos en armonía tonal, mientras que es inconcebible aprender jazz sin trabajar la armonía. Por su parte, la música clásica tiene también una técnica particular, etc.

El método para aprender a tocar el piano que elijas dependerá de tus objetivos y del tipo de piezas que quieres aprender a tocar. En función de tu estilo de música, será más o menos difícil el aprendizaje.

Aprender a tocar una pieza de música popular es más sencillo que aprender una pieza de música clásica, por el hecho de la predominancia de sucesiones de acordes simultáneos con la mano izquierda, por ejemplo. Tampoco queremos generalizar: algunas piezas clásicas son muy fáciles de tocar y algunas piezas de música popular son muy complejas.

Todos los métodos requieren motivación para aprender a tocar el piano

Puedes aprender todos los estilos musicales por tu cuenta, trabajando tú solo en casa.

Hay métodos para cada estilo: métodos tradicionales de música clásica, métodos de jazz, métodos de música popular…

Pero para mantenerte motivado, no tirar la toalla y superar las dificultades que inevitablemente te encuentres, practicar con un profesor particular con clases de piano es la mejor solución.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 4,57 sobre 5 entre 7 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *