El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

Un niño que quiere tocar el piano: una oportunidad que hay que aprovechar

Por Marisol el 04/06/2016 Blog > Música > Piano > Consejos Para que Los Más Pequeños Aprendan Piano
Índice

Si vuestro hijo quiere aprender a tocar el piano, es una buena noticia. Es raro que un niño quiera aprender piano y les pida a sus padres querer aprenderlo. En la mayoría de las ocasiones, son los padres los que empujan a sus hijos a estudiar piano, guitarra, violín o cualquier otro instrumento. No es algo que normalmente quieran los niños.

Pero ¿qué hay que hacer si vuestro hijo quiere iniciarse en el piano? En este artículo, encontrarás algunos consejos útiles para ayudarte a encontrar la respuesta.

Aprender piano niños ¿Cómo hay que enseñar piano a los más jóvenes?

La cuestión que surge con más frecuencia es la siguiente: ¿qué puedo hacer para que mi hijo quiera aprender piano? ¿Cómo le puedo motivar? ¿Cómo puedo hacer que le guste? Hay muchas soluciones a estas preguntas: darle buenas razones para tocar el piano, encontrar a un buen profesor o abandonar si el niño manifiesta una repulsión particularmente fuerte.

Pero ese no es el tema de este artículo, sino que vamos a hablar sobre lo que se debe hacer si vuestro hijo quiere aprender a tocar el piano. Esta cuestión es importante, puesto que muchos niños que quieren tocar el piano acaban por querer dejarlo al cabo de algunos meses o años de aprendizaje.

En la mayoría de los casos, el niño se da cuenta de que aprender piano es menos divertido de lo que pensaba y, sobre todo, que requiere mucho trabajo y paciencia. Para que vuestro hijo no cambie de opinión (y esto puede pasar bastante rápido), debéis encontrar una solución que se adapte a él. El reto será mantener su entusiasmo por el piano a largo plazo.

El aprendizaje del piano para los niños

Si vuestro hijo expresa su deseo de aprender piano, sus posibilidades de éxito son mayores a priori. Pero en función de la edad, el aprendizaje no será el mismo, no tomará la misma forma.

Razones tocar piano niños ¡No importa la edad para empezar a aprender piano!

Se cree que es posible empezar a aprender piano a la edad de 3 años o 3 años y medio. Antes de esa edad es muy pronto: las capacidades intelectuales y la morfología no se han desarrollado lo suficiente. Si vuestro hijo empieza a tocar el piano a los 3 años, las clases de piano estarán dedicadas sobre todo a iniciarse en la música: a desarrollar el oído y la sensibilidad musical del niño. Hay que esperar hasta los 4 o 5 años para poder empezar de verdad a aprender a tocar el piano propiamente dicho. A esa edad ya se puede aprender solfeo y a tocar partituras.

En general, es a esta edad también cuando algunos niños empiezan a expresar su deseo por aprender piano. El profesor podrá, siguiendo un método para principiantes, enseñarle las nociones básicas de la práctica del piano y del solfeo.

Para resumir:

  • Si vuestro hijo tiene entre 3 y 4 años y quiere aprender música, las clases de piano no son la mejor idea, sino que son preferibles los talleres para iniciarse en la música.
  • Si vuestro hijo tiene 4 años o más, podéis inscribirlo a clases particulares de piano, prestando atención en elegir a un profesor adecuado, pedagogo y acostumbrado a trabajar con niños.

Pero tened en cuenta que estas franjas de edad varían de un niño a otro: algunos niños no adquieren la independencia de las dos manos hasta la edad de 5 años, por ejemplo. Un error frecuente que cometen los padres es querer precipitar las cosas. Si vuestro hijo no está listo para empezar a tocar el piano, encontrará muchas dificultades durante su aprendizaje que acabarán por desanimarle. No hay que empezar la casa por el tejado.

El placer: la palabra clave en el aprendizaje del piano

Los niños que quieren aprender piano están siempre buscando placer y diversión. Consideran que tocar el piano es, y tienen razón, una actividad lúdica, una especie de juego.

Aprender piano niños El placer de tocar el piano

«Mi hijo quiere aprender piano, ¿qué debo hacer?» Una primera solución sería tomar consciencia de esa dimensión lúdica. Tenéis que encontrar la forma adecuada de aprender piano para vuestro hijo, que le proporcione placer y diversión. Por tanto, para que el aprendizaje se adapte a él, tiene que ser lúdico y divertido. Si su profesor es autoritario y no tiene experiencia con niños, hay muchas posibilidades de que vuestro hijo cambie de opinión y acabe por querer dejar de tocar el piano. Las clases de piano tienen que ser lo contrario a un trabajo duro.

A pesar de todo, hay que reconocer que aprender cualquier cosa siempre requiere esfuerzo y trabajo. Aunque el aprendizaje del piano para los niños tiene que basarse en la diversión, esto no significa que no se le exija ningún esfuerzo. Para que el niño acepte esta otra cara del aprendizaje, es muy importante que le motivéis, le animéis y le felicitéis a medida que progresa. Además, para que acepte esta parte de trabajo y esfuerzo que requiere el piano, vuestro hijo tendrá que tener cierta madurez.

Actividades para iniciarse en la música

Vosotros mismos podéis iniciar a vuestro hijo en la música desde muy pequeño, en un contexto puramente familiar, con la ayuda de discos, de DVD de comedias musicales o bien de conciertos de música para niños. Podéis enseñarle a vuestro hijo los diferentes estilos musicales: música clásica, jazz, música típica de diferentes países, música para niños, etc. y también la diversidad de los instrumentos mediante un libro que trate el tema o bien visitando una tienda de instrumentos.

Otra opción sería comprarle un instrumento pequeño, como una armónica o una pandereta, por ejemplo. Así podréis iniciar a vuestro hijo en la práctica musical. Hay juegos de mesa para iniciarse en la música, como el bingo musical, que gusta mucho a los niños. El juego consiste en adivinar los instrumentos que se oyen durante los extractos sonoros.

Aprender piano niños Iniciarse en la música: ¡un buen comienzo para los jóvenes pianistas!

También podéis inscribir a vuestro hijo en talleres para que el niño aprenda, en grupo con otros niños, lo que es la música, el ritmo, las melodías, los instrumentos y el solfeo. Estos talleres se centran en el desarrollo de los sentidos y de la sensibilidad musical. Son muy divertidos y constituyen una oportunidad para sociabilizarse.

Inscribir a vuestro hijo a clases particulares de piano

Las clases particulares de piano (a domicilio o en casa del profesor) son sin duda la vía rápida. Si vuestro hijo quiere aprender a tocar el piano, a condición de que tenga al menos 4 años, la mejor solución consiste en encontrar para él un buen profesor de piano.

Pero hay que tener en cuenta que no vale cualquier profesor. Buscad bien (en Superprof, por ejemplo) y elegid a un profesor de piano que esté acostumbrado a trabajar con niños, que sea capaz de combinar el esfuerzo con la diversión, que tenga sentido del humor, que sea buen pedagogo, etc. La pedagogía del profesor debe adaptarse a la edad del alumno. No todos los profesores de piano son capaces de manejarse con niños de corta edad.

Es importante que vuestro hijo trabaje con la ayuda de un método de piano adecuado, lúdico, bien diseñado, ilustrado, etc. Puede que el profesor que elijáis conozca un método en concreto que él prefiera poner en práctica, pero vosotros también podéis elegir un método con vuestro hijo, visitando una tienda de partituras.

Inscribir a vuestro hijo en un conservatorio

Los profesores de conservatorios están titulados y son muy competentes. Hay un número relativamente importante te conservatorios municipales, sobre todo en las ciudades grandes. Se podrá acceder a la edad mínima de ocho años y en algunos centros, por razones de masificación, se realiza una prueba de aptitud.

Ese es el mayor problema para encontrar plaza: la masificación. Por eso algunas plazas son caras. Tendréis que reservarla con bastante antelación.

También tenéis la posibilidad de inscribirlo en una academia privada de música, pero el precio será mayor. Las academias aceptan a niños de todas las edades.

La ventaja de estos establecimientos, tanto de los conservatorios como de las academias, es que se pueden aprender varios instrumentos y sobre todo tocarlos en grupo (a partir de cierto nivel). Tened en cuenta también que en las academias de música la calidad de los profesores es muy aleatoria.

 

En conclusión, hay muchas soluciones para vuestro hijo en función de la edad, principalmente. Para los pequeños, iniciarse en la música, y para los más mayores, clases particulares, conservatorios y academias de música. Lo más importante es que vuestro hijo disfrute durante su aprendizaje.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...
Marisol
Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.