Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
45

¿Cuáles son los objetivos de las clases de piano?

Por Marisol, publicado el 03/06/2016 Blog > Música > Piano > Los Objetivos de las Clases de Piano

Está claro que si tomas clases de piano es para aprender a tocarlo. Al principio, los objetivos de las clases de piano no suponen ningún problema y están claramente definidos. Sin embargo, en la práctica, los objetivos pueden variar ligeramente de una persona a otra, ya que un principiante no tendrá los mismos objetivos que un pianista más experimentado, por ejemplo. Algunos quieren aprender solfeo y composición, mientras que otros simplemente quieren tocar su pieza favorita. Vamos a resumir los principales objetivos que se persiguen durante las clases de piano.

Objetivos piano ¿Cuáles son tus objetivos?

Pero antes de eso, y a modo de introducción, vamos a recordar que hay varios tipos de clases de piano. Grosso modo, podemos distinguir dos tipos: las clases de piano en un establecimiento (academia de música, conservatorio…) y las clases de piano con un profesor particular. Los objetivos de estos dos tipos de clases son diferentes.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

La gran diversidad de las clases de piano

Las clases de piano impartidas en un establecimiento, ya sea en una academia de música o en un conservatorio, tienen cosas en común que las distinguen de las clases particulares. En una academia de música o en un conservatorio, generalmente se sigue un programa de estudio, que varía en función de la edad de los alumnos y de su nivel. A veces tienen un enfoque «académico», sobre todo en los conservatorios: un plan de estudio con varias materias (solfeo, piano propiamente dicho, escritura, etc.), audiciones, exámenes, certificados, etc.

Objetivos piano Aprender piano en un conservatorio

Si eliges aprender piano en una academia de música o en un conservatorio, podrás adquirir una visión global de la música y del instrumento, a veces en detrimento del aspecto lúdico del piano. Por tanto, si quieres aprender piano por placer, puede que estos establecimientos no estén hechos para ti.

No obstante, algunas academias de música tienen una mente más libre, más abierta y menos «académica». Podrás aprender piano con pianistas apasionados, sin tener que estudiar diferentes materias. Los establecimientos de música tienen la ventaja, sobre las clases particulares, de ofrecer clases colectivas. Por tanto, si quieres aprender piano en grupo, las academias de música están hechas para ti. Sin embargo, el precio de las clases será más elevado.

Objetivos piano Aprender piano con un profesor particular

Las clases de piano con un profesor particular pueden tener objetivos diferentes, en función del profesor y de tu nivel. Las clases particulares se dirigen tanto a principiantes como a pianistas más experimentados. La ventaja es que podrás establecer una relación de larga duración con el profesor de piano, lo que permite a tu profesor conocerte mejor y determinar tus puntos fuertes y débiles para orientar junto a ti el desarrollo y el funcionamiento de las clases. Son las clases de piano más individualizadas.

Si quieres aprender piano para divertirte, sin comprometerte demasiado y sin muchas ambiciones, o bien quieres perfeccionar un aspecto concreto, las clases de piano con un profesor particular son sin duda la mejor solución. Para ello, tendrás que encontrar a un buen profesor, pero esa es otra historia.

Por tanto, vemos que los objetivos de las clases de piano varían en función del modo de aprendizaje:

Si quieres aprender a tocar en grupo, aprender solfeo y la técnica pianística e iniciarte en estilos de música concretos, una academia de música o un conservatorio pueden ser la solución eficaz.

Si, por el contrario, prefieres un aprendizaje más flexible, tienes que elegir las clases particulares. Pero, como hemos dicho, esto es un poco exagerado: algunas academias de música ofrecen un enfoque más lúdico y orientado al disfrute, mientras que algunos profesores de piano son muy exigentes. Es más, los grandes compositores aprendieron piano con profesores particulares, a menudo muy severos.

Clases de piano: objetivos que varían según el nivel

Este es otro punto sobre el que hay que insistir: los objetivos de las clases de piano están estrechamente relacionados con tu nivel. Si eres un principiante, los principales objetivos que tienes que conseguir son: aprender solfeo, el ritmo, la lectura de partituras, la agilidad en los dedos y la independencia de ambas manos. También es importante la postura del cuerpo y las manos para tocar el piano.

En cambio, si ya tienes más experiencia, las clases de piano pueden tener estos dos objetivos distintos pero complementarios:

  • Consolidar tus nociones prácticas y teóricas (solfeo). Se dice que tocar el piano es como montar en bici: nunca se olvida. Esto tiene parte de verdad, pero a veces es conveniente consolidar los conocimientos si se quiere volver a estudiar o practicar piano. Si aprendiste a tocar de niño o adolescente y lo dejaste, antes de retomar la práctica sería conveniente tomar varias clases de piano para repasar conceptos. Así podrás recordar todo lo que aprendiste y ganar tiempo. El profesor podrá aconsejarte sobre la mejor manera de optimizar tu aprendizaje.
  • Perfeccionar algunas técnicas y conocimientos. Las clases de piano te vendrán bien si quieres tocar más rápido, ganar fluidez, tocar piezas más complejas, aprender a improvisar, en resumen, si quieres progresar. Tomar clases será más eficaz que practicar por tu cuenta arriesgándote a adoptar malos hábitos de trabajo.

Consejo: elige a un profesor de piano en función de tu nivel. Algunos solo enseñan a principiantes o a alumnos de nivel intermedio. Antes de elegir a tu profesor, pregúntale si sus clases serán adecuadas para tu nivel y tus objetivos.

Como vemos, los objetivos pueden variar considerablemente en función de tu nivel, pero este no es el único elemento diferenciador.

Las clases de piano: ¿placer o trabajo?

Hay muchas formas de enfocar el aprendizaje del piano en función de los objetivos que se marquen. Algunos quieren poder tocar transcripciones de los últimos éxitos musicales delante de sus amigos y otros sueñan con aprender a tocar la sonata Appassionata de Beethoven; a algunos les fascina la improvisación y quieren aprender a improvisar como Michel Petrucciani y otros simplemente quieren tocar el piano para relajarse tras una dura jornada de trabajo; algunos, que son muy creativos, quieren aprender a componer y otros quieren reunir un pequeño repertorio de piezas para ambientar las noches.

Objetivos piano Disfrutar tocando el piano

En resumen, cada uno persigue un objetivo diferente, que variará en función de las ganas de aprender, del plan y de las ambiciones del alumno. En última instancia, es el alumno quien determina los objetivos de las clases de piano. Dependiendo de los objetivos, variarán el método de aprendizaje, la cantidad de trabajo y el tiempo que se va a dedicar a los ejercicios y a la práctica.

Estudiar la armonía y aprender a improvisar con clases de piano

Algunos de los que toman clases de piano también quieren estudiar la armonía musical. No es el caso de la mayoría de la gente, ya que la mayor parte no se interesa para nada sobre la armonía y la teoría musical en general, y las ignoran igual que el solfeo.

Sin embargo, otros quieren averiguar el secreto de la música: ¿qué es una tonalidad? ¿Qué relación hay entre ellas? ¿Cuáles son los principales acordes de una escala? ¿Por qué un acorde suena bien y otro es insoportable de oír? ¿Cuáles son los acordes consonantes y los disonantes? ¿Cuáles son las reglas de encadenamiento entre los acordes? ¿Cómo se puede aprender a improvisar?

Solo a los que quieren aprender a componer y a improvisar les interesan las respuestas a estas preguntas. Históricamente, dicho sea de paso, componer e improvisar han sido dos actividades inseparables. Al contrario de lo que se piensa, no ha hecho falta aprender jazz para que los músicos se centraran en la improvisación. Los músicos clásicos eran sobre todo grandes improvisadores.

Lo importante es saber que la mayoría de las clases de piano se dedica principalmente al aprendizaje de la técnica pianística y, al principio, del solfeo, ya que este último sirve para la lectura de las partituras y una vez aprendido, ya no se le dedica más tiempo.

Si quieres estudiar la armonía y las reglas de composición e improvisación, tendrás que encontrar a un profesor capaz de enseñarte estas disciplinas. Algunos de ellos conocen perfectamente la teoría musical y podrán satisfacer todas tus necesidades, mientras que otros te decepcionarán. Por eso, hay que recordar siempre la importancia de elegir bien a tu profesor de piano. Si lo eliges bien, es la mejor manera de progresar rápidamente y de transformar tus clases de piano en auténticos momentos de placer.

En la plataforma Superprof, en la que están inscritos decenas de profesores de piano, podrás encontrar clases de piano que encajen con lo que buscas.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *